Actualidad

Sigma, Sanyo y Panasonic se embarcan en el sistema Cuatro Tercios

 
16
FEB 2004

Una vez en alta mar, el navío Cuatro Tercios botado por Fujifilm, Kodak y Olympus acaba de recibir nuevos pasajeros. Con la intención, a buen seguro, de poner sus motores a toda máquina, Olympus ha hecho público en el concluido salón PMA 2004 la incorporación de Sigma, Sanyo y Panasonic a este estándar de fotografía réflex digital.

Capitaneados por la compañía Olympus, el sistema Cuatro Tercios continúa en su empeño por hacerse un hueco en el complicado mundo de la fotografía digital. Después de poco más de un año de andaduras, tres nuevas compañías han llamado a su puerta: Sigma, Sanyo y Panasonic. Tres nuevas incorporaciones de las que estos últimos días se ha hecho eco Olympus en el salón PMA 2004, que ha tenido lugar entre el 12 y el 15 de febrero.

De los nuevos fichajes, el de Sigma es sin duda el que más llama la atención. Esta compañía lleva años fabricando lentes para otras monturas de terceros fabricantes, de una calidad reconocida y a un precio generalmente competitivo.

Por este motivo, es de esperar que tanto Sigma como Olympus renueven sus ansias de triunfo con un nuevo abanico de ópticas, apoyándose sobre todo en la reputación de la primera. Hasta la fecha, los objetivos del sistema Cuatro Tercios aparecidos al mercado llevan la firma Zuiko, cuya popularidad no alcanza -ni mucho menos- cotas tan altas.

La génesis de un futurible estándar
El sistema Cuatro Tercios nació con la esperanza de convertirse en un nuevo estándar en el mercado de las réflex digitales. Por ahora, y a excepción hecha de Olympus, ninguna marca cuenta con un abanico completo de ópticas especialmente pensado para sus modelos digitales.

La principal baza del sistema Cuatro Tercios, en este sentido, se asienta sobre la necesidad de crear un universo de ópticas específicas. Ópticas que pueden crear varios fabricantes en base a unos sensores de imagen de reducido tamaño, resultando todo ello en un diseño compacto y de gran portabilidad. A ello cabe sumarle la dotación de unos diafragmas de gran tamaño difíciles de encontrar en objetivos convencionales.

A día de hoy, Olympus es la compañía que más fuerte ha apostado por este sistema -por lo menos de cara al publico-, presentando la E-1 y un completo surtido de ópticas y accesorios. Sin embargo, las reticencias del público profesional ante este nuevo sistema han sido muchas, y no son pocos los que auguran un negro futuro a la E-1 y sus descendientes.

Este rechazo se debe, más que por su calidad, por la poca predisposición del público a tirarse de cabeza a un mundo nuevo de incipiente rodaje, teniendo a su alcance toda una gama de material plenamente asentado -léase, por ejemplo, Nikon y Canon. Ahora, con la llegada de estos tres nuevos 'gigantes' fotográficos y de la electrónica de consumo, el Cuatro Tercios parece recibir una bocanada de aire fresco.

Aunque aún es demasiado pronto para hacer valoraciones, no hay duda de que una compañía como Sigma, que asoma su cabeza en varios frentes con sus objetivos, no ha querido dejar escapar la oportunidad que puede esconderse tras el sistema Cuatro Tercios.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar