Actualidad

Cuatro frentes que Microsoft abandona con sus recortes

 
18
JUL 2014

Microsoft llevará a cabo a lo largo de los próximos meses el mayor recorte de personal en su historia. Aproximadamente 18.000 empleados perderán su puesto de trabajo, pero la firma de Redmond también soltará lastre cancelando varios productos de escaso éxito, conflictivos o que simplemente no encajan en su estrategia. De teléfonos a series de televisión, estos recortes ilustran la forma en la que Satya Nadella, sucesor de Steve Ballmer al frente de la compañía, piensa encaminar la nueva estrategia de una Microsoft centrada en sus productos más rentables.

Nokia S40 y Asha

Nokia Asha 502
Nokia Asha 502
Foto: Microsoft

Las plataformas que seguían dando vida a los teléfonos menos inteligentes de Nokia dejarán de existir en breve tras el anuncio de que la división Mobile Phones entrará en modo de mantenimiento, o lo que es lo mismo, que dejará de diseñar y fabricar nuevos terminales para limitarse a proporcionar servicio técnico a los móviles ya comercializados.

Microsoft no ve mucho futuro en un segmento que lleva ya varios años en barrena y cuyos beneficios son cada vez más reducidos, lo que ha terminado por dar la puntilla a unos terminales que, pese a todo, siguen gozando de cierta popularidad en países emergentes como la India, donde la gama Asha ha disfrutado de un éxito notable.

S40 estaba ya virtualmente desaparecido en combate -de hecho, el virtualmente abandonado S40 terminó por convertirse en Asha con su última evolución, por lo que puede considerarse parte de una misma plataforma-, pero las últimas versiones de Asha Platform aún lograron sorprender a algunos usuarios con importantes mejoras a nivel de rendimiento e interfaz. Con los recortes, ambos sistemas operativos llegan a su fin.

Nokia X

Nokia X2
Nokia X2
Foto: Microsoft

Ya parecía extraño que Microsoft tuviera el mínimo interés en comercializar teléfonos basados en Android, pero las explicaciones que la compañía dio durante el Mobile World Congress acerca del supuesto papel de Nokia X como plataforma de acceso a Windows Phone resultaron medianamente convincentes. Al final, se han quedado en palabras vacías.

Nokia desarrolló su fork de Android bajo la presunción de que su acuerdo para volcarse en el desarrollo de teléfonos con Windows Phone podía salirle por la culata, pero la compra de la división de dispositivos por parte de Microsoft terminó por convertirlo en una plataforma marginal y ahora sin futuro.

A diferencia de los móviles Asha, que siempre fueron responsabilidad de la división Mobile Phones y no eran clasificados como smartphones a pesar de sus funciones avanzadas, Nokia X se solapaba con la familia Lumia formando una segunda línea de teléfonos inteligentes.

Microsoft aseguraba hasta hoy que Nokia X era una forma de enganchar a sus clientes con teléfonos baratos para que en el futuro los renovaran con terminales Windows Phone más caros y avanzados. Ahora, sin embargo, parece claro que Nokia X estaba destinado a desaparecer.

MixRadio

MixRadio
MixRadio
Foto: Microsoft

Desarrollado por Nokia y concebido como alternativa a plataformas de streaming como Spotify, MixRadio logró hacerse un importante hueco en el ecosistema de Windows Phone gracias a su preinstalación en los terminales Lumia.

El programa posee algunas opciones interesantes y una interfaz bastante atractiva, pero compite directamente con Xbox Music de Microsoft, dando pie a una situación de conflicto interno. Por este motivo Microsoft ha decidido congelar el desarrollo de MixRadio y pasarla a "modo de mantenimiento", separando el servicio como una compañía independiente mientras le busca una salida digna.

Aparentemente Microsoft ha recibido ofertas interesantes y podría terminar vendiendo MixRadio a una tercera compañía dispuesta a rescatarla. Sea como sea, MixRadio ya no tiene futuro en el seno de Microsoft.

Xbox Entertainment Studios

Halo
Halo
Foto: Microsoft
La serie de televisión de Halo recuperará la premisa de la película cancelada en 2007.

Hasta aquí llegó la aventura televisiva de Microsoft. Técnicamente Xbox Entertainment Studios no es un producto en sí mismo, sino una iniciativa mediante la cual Microsoft pretendía crear un canal de distribución de contenido multimedia original para Xbox One, produciendo series y documentales propios que serían distribuidos a través de sus videoconsolas siguiendo una fórmula similar a la de servicios de streaming como Netflix.

Al final todo se ha quedado en una idea. Los rumores sobre los graves problemas de liderazgo del estudio han sido continuos prácticamente desde su fundación, lo que unido al elevado coste de crear sus propias series ha terminado por hacer que Microsoft baje la persiana de forma abrupta.

De acuerdo con Satya Nadella, máximo responsable de Microsoft, este tipo de contenidos son poco menos que una distracción para la compañía. Las consolas Xbox seguirán teniendo un hueco en el seno de la compañía, pero el principal medio de entretenimiento serán los videojuegos, y no series o películas.

A pesar del cierre, los programas que ya se encuentran en producción serán finalizados. De esta forma, la serie de televisión de Halo y el documental sobre el ascenso y la caída de Atari en el que estaba trabajando Microsoft no llegarán a estrenarse. Xbox Entertainment Studios cuenta con 200 empleados.

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar