Crónica
PMA 2009: CRóNICA

¡1.500 euros!

 
4
MAR 2009
Iker Morán   |  Las Vegas

Teniendo en cuenta que por esta tierra los cafés no sólo son imbebibles sino que se sirven de litro en litro, no es de extrañar que las conversaciones de sobremesa den para mucho.

Aunque normalmente la cosa acaba desbarrando sobre lo divino, lo humano y algún que otro chiste de esos de humor sectorial ("¿Sabías que ahora Canon también apuesta por las cámaras Micro Cuatro Tercios? Como va perdiendo los espejos..."), el tema de conversación por excelencia en la jornada inaugural de la PMA ha sido la Lumix DMC-GH1 de Panasonic.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La GH1 de Panasonic (arriba) y el nuevo sistema NX de Samsung están acaparando buena parte de la atención en esta PMA 2009.

No tanto por sus prometedoras prestaciones en cuanto al vídeo, sino por esos 1.500 euros que nos han dejado a todos un poco helados. Y eso que, echando cuentas, ya contábamos que con la Lumix DMC-G1 a 800 euros, la GH1 tendría que superar la barrera de los 1.000 euros.

Los 1.500 euros que Panasonic pide por la GH1 nos han dejado helados, pero para algunos videógrafos será una ganga

"Por ese precio hay réflex semiprofesionales", se escuchaba hoy por los pasillos de la feria (comprenderán que ahí fuera la gente tiene cosas más interesantes que hacer o sobre las que hablar) con cierto tono de indignación.

Menos mal que nuestro compañero Álvaro, que de esto de videocámaras sabe más que los pesados que estamos todo el día dando la lata con el escaparate de fotografía, nos ha asesorado justo antes de que improvisáramos una manifestación de protesta en el stand de Panasonic.

Resulta que ese precio es bastante moderado teniendo en cuenta que igual no hay que ver la GH1 como una competidora de las réflex tradicionales, sino de las videocámaras de consumo de gama alta. Y si hace lo que promete hacer, para algunos usuarios puede que sea una ganga.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No sé si este cambio de perspectiva tranquilizará las aún asustadas carteras, pero en todo caso, la pregunta del millón es si esta idea cuajará en los escaparates. A fin de cuentas, que nos guste más o menos a los que estamos por aquí -el modelo de color champán es digno de Las Vegas- es lo de menos si luego no triunfa a nivel comercial.

¿Se debe la falta de novedades de Nikon y Canon a que hay crisis o a que se toman las cosas con calma?

El caso es que entre esta Lumix, las Samsung NX (que pueden hacer mucho daño a las recién nacidas Micro Cuatro Tercios si la firma surcoreana decide invertir tiempo y recursos en el proyecto) y Olympus, que ya ha situado su estreno en este segmento para el próximo mes de junio, ya tenemos el tema estrella de la jornada (y posiblemente de la PMA 2009).

Ya lo intuíamos mientras cruzábamos los dedos embargados para que las compactas de zoom largo (con todo el respeto a la interesante Cyber-shot DSC-HX1 de Sony) no acabaran siendo lo más interesante de esta cita anual.

¿Reaccionarán los grandes nombres del sector al ver que cuando el pastor se distrae las ovejas montan su fiesta paralela? ¿Se debe la falta de novedades de Nikon y Canon a que hay crisis, a que ambas pasan olímpicamente de las ferias o a que han decidido tomarse las cosas con calma?

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La Olympus E-3, preparada para viajar al espacio.

Aunque, para ser sinceros, sí ha habido una nueva réflex asomándose a esta PMA, aunque tras unas semanas de vida ya parece relegada a un segundo plano: la Olympus E-620. Precisamente con ella compartimos anoche mesa en lo alto del hotel Palms.

Nos enteramos de que la Olympus E-3 se va a ir de paseo al espacio de la mano de un astronauta japonés

A falta de grandes novedades, nos enteramos de algunas de esas anécdotas que -para explicar dentro de unos meses- valen más que cualquier detección de sonrisas. La Olympus E-3 se va a ir de paseo al espacio de la mano de un astronauta japonés que viajará a la Estación Espacial Internacional.

En las instalaciones de Olympus en la PMA se puede ver esta versión espacial de la E-3, que aunque a simple vista no parece ir más allá de unos retoques estéticos, tiene su cosa. Por ejemplo, ¿ven esas tapas transparentes para la bayoneta y la óptica?

Resulta que, dada la probabilidad de que los vidrios se resquebrajen y teniendo en cuenta el peligroso espectáculo que podrían liar miles de cristales flotando sin gravedad, esas cubiertas permiten ver si hay algo roto para ahorrarse así tener que coger después la escoba espacial. Elemental, pero curioso.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y entre anécdotas, vanos intentos por sacar algo de información de la futura Micro Cuatro Tercios de Olympus y un excelente vino blanco de California, la cosa acaba con una foto de recuerdo con Elvis -¡por fin podremos demostrar que hemos estado en Las Vegas!- y una visita al club Playboy del hotel tras el estrepitoso fracaso del año pasado.

Bastante decepcionante, por cierto. A la altura de las novedades de esta edición de la PMA.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar