Foto: Cristina Cañete (Quesabesde)
Crónica

La industria de los drones despliega sus alas en Zaragoza

1
28
SEP 2015
Alberto Ballestín | Zaragoza

Es de una justicia casi poética que el destino haya querido que la primera feria internacional de drones civiles de España tuviera lugar en la ciudad donde nació el viento. Con la polvareda de la IFA disipándose lentamente y el CES de Las Vegas todavía demasiado lejos para vislumbrarse en el horizonte, la actualidad tecnológica giró su cabeza hacia Zaragoza estos pasados días 24 y 25 con motivo de Expodrónica, un evento novel pero con un futuro que se anticipa prometedor.

Casi de forma natural, tras los excesos de una IFA cada vez más abotagada, los ojos de la prensa giran para dirigirse al cielo casi como si pidieran clemencia ante tanto teléfono y lavadora inteligente (en verdad, inteligentes por el cacumen necesario para configurarlos y hacerlos funcionar a la primera). El panorama es ciertamente distinto. Refrescante, incluso.

Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)
Operadores y centros de formación para pilotos fueron dos de los negocios con mayor representación en Expodrónica.

Pocas son las ferias de tecnología donde modernos con barbas de leñador y pantalones pesqueros posturean (networking, como se suele decir) con ejecutivos de grandes firmas de ingeniería sin necesidad de acudir a un reservado ni explicar que esa señorita con top ombliguero y californianas no es una azafata, sino su socia.

Lo sorprendente de Expodrónica, en cualquier caso, no es la juventud de algunos de sus asistentes, sino la forma en la que dibuja una industria que despega con un rumbo todavía por definir.

Pequeños talleres de drones casi artesanales dirigidos por chicos que se dirían recién salidos de la facultad comparten espacio con marcas de la talla de DJI o Parrot, ofreciendo una pluralidad de servicios que van desde maletines y escuelas de aviación (probablemente el negocio estrella en la feria, más que los propios drones) a aparatos de hasta diez rotores armados con avanzados sistemas ópticos para realizar labores de cartografía y mantenimiento de puentes.

drones expodrónica expodrónica 2015
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)
drones expodrónica expodrónica 2015
Foto: Cristina Cañete (Quesabesde)

El caso de INDA es paradigmático. Instalado en Zaragoza, este fabricante de drones se ha hecho un hueco apostando no por los omnipresentes cuadricópteros, que han llegado a desplazar casi completamente a otros tipos de aparatos, sino por helicópteros a radiocontrol de diseño más bien convencional y en ocasiones alimentados mediante combustible en lugar de baterías.

Sus clientes son variopintos: desde estamentos públicos a grandes empresas, pasando por agricultores. Un vasto radio de acción y una capacidad de carga sin rivales capacitan a los aparatos de INDA para transportar cámaras de gran tamaño o pequeñas mercancías.

Con un alcance de varios kilómetros y potentes sistemas de transmisión, INDA se ha hecho con varios contratos con las autoridades de los que "no pueden hablar" (sirva como referencia que uno de sus aparatos tiene el emblema de la Guardia Civil), pero que evidencian que en España existe una incipiente industria autóctona.

drones expodrónica expodrónica 2015
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)
drones expodrónica expodrónica 2015
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

En términos similares se encuentra la empresa belga Sky-Hero, que presentó un drone de alta resistencia específicamente diseñado para policía y bomberos, mientras que firmas de mayor reconocimiento como DJI llevaban la voz cantante entre una miríada de drones para fotógrafos y compañías de producción de vídeo. No estaban solas. La también la china Typhoon viene pisando fuerte, armada con drones profesionales equipados con gimbales para cámaras de óptica intercambiable e incluso sus propios módulos 4K.

Su modelo Q500 tiene una estación de transmisión de 800 metros con control de cámara independiente, y tal es la confianza de la firma en sus módulos de cámara que incluso ofrece una empuñadura opcional de tipo pistola que permite utilizarlos como si fueran videocámaras independientes. Todo ello a un precio más asequible que los drones equivalentes de DJI: 1.250 euros.

Más lúdicas son las creaciones de Sentinel, que se llevó a Expodrónica el que asegura que es el drone más pequeño del mundo. A simple vista una versión remarcada del Axis Aerius, este divertidísimo juguete (porque no es otra cosa) cabe en la palma de la mano, se guarda dentro del propio mando a distancia y es capaz de volar a una velocidad endiablada en relación a su tamaño.

drones expodrónica expodrónica 2015
Foto: Cristina Cañete (Quesabesde)
drones expodrónica expodrónica 2015
Foto: Cristina Cañete (Quesabesde)

Carece de cámaras y de un sistema de estabilización que permita una capacidad de flotación estática, pero por los 35 euros que cuesta hará las delicias de más de un tecnófilo. Bautizado con el nombre School, saldrá a la venta dentro de dos semanas a través de los centros Alcampo.

A otro nivel se sitúa el GT120 de Nano Racing. Primicia de Expodrónica, este diminuto aparato es el drone de competición más pequeño del mundo. Porque sí, hasta los drones tienen su Fórmula 1, como quedó patente en la zona de exhibiciones de la feria. Fabricado por Nano Racing con motores Parrot y haciendo uso de una carcasa impresa en 3D, el GT120 se desplaza a la velocidad del rayo entre aros y banderines, usando como guía un peculiar sistema de cámara.

Sus creadores aseguran que los sistemas digitales incorporan un cierto retraso que dificulta el manejo del aparato a gran velocidad, por lo que han preferido usar un sensor de bajo coste como el de algunas cámaras de vigilancia. Nano Racing piensa venderlo por solo 200 euros junto a un monitor de control (la compañía espera poder utilizar el teléfono móvil más adelante) y un mando a distancia, por lo que se trata de un aparato bastante asequible.

drones expodrónica expodrónica 2015
Foto: Cristina Cañete (Quesabesde)
drones expodrónica expodrónica 2015
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

Pero lo cierto es que Expodrónica no es una feria de grandes novedades. Los productos presentados en primicia durante el evento han sido pocos, haciendo de su simposio un lugar para tomar el pulso a la industria y hacer patente la inseguridad legal en la que se mueve.

Manuel Oñate, presidente de la Asociación Española de RPAS (AERPAS) y lobista de la industria de los drones en España, y Salvador Bellver, máximo responsable de la Asociación Española de Drones y Afines (AEDRON), coinciden en que la legislación actual es una bestia de mil cabezas elaborada a salto de mata para regular una industria que se mueve más rápidamente que los legisladores.

Con todo, ambos se muestran esperanzados ante la proximidad de un real decreto que servirá para poner orden a una industria sin ley, donde pilotos sin titulación ofrecen sus servicios de forma ilegal y numerosos emprendedores todavía se lanzan a la piscina con los ojos vendados.

yuneec tornado h920
Yuneec Tornado H920
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)
yuneec tornado h920
Yuneec Tornado H920
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)
El Tornado H920 de Yuneec puede equipar un módulo específico con sensor Panasonic o cámaras convencionales usando una montura especial.

El de Expodrónica es un universo nuevo y excitante, pero también desconocido para el gran público y de un impacto todavía pequeño en España. Apunta maneras, en cualquier caso. El balance final del evento habla de 71 expositores y 6.500 visitantes (5.000 de ellos profesionales), y hay intención de aumentar en una jornada más la edición 2016, que ya se encuentra en fase de planificación.

Lo cierto es que la ausencia de neones y llamativos puestos decorados con no menos exuberantes azafatas hacen que, en comparación con las grandes ferias de electrónica de consumo, la pequeña feria zaragozana tenga un aire casi provincial, propio después de todo de una industria todavía joven y -sobre todo- extraordinariamente profesional.

Quizás sea esta otra forma de decir que todavía no ha sido contaminada por ese marketing de perro-come-perro tan habitual en las principales ferias de electrónica, a veces más obsesionadas consigo mismas que con el producto.

drones expodrónica expodrónica 2015
Foto: Cristina Cañete (Quesabesde)
nano racing gt120
Nano Racing GT120
Foto: Cristina Cañete (Quesabesde)

1
Comentarios
Cargando comentarios