Actualidad

Corel presenta en Madrid un Paint Shop Pro Photo XI para todos los públicos

 
15
SEP 2006
Eduardo Parra   |  Madrid

Destinado tanto al fotógrafo aficionado como al profesional y con un precio que rondará los 100 euros. Así presentó Corel ayer en Madrid su renovado programa de retoque fotográfico Paint Shop Pro Photo XI, que hace apenas dos días desvelaba internacionalmente. La facilidad de manejo y el precio son los pilares que pretenden sustentar esta remozada herramienta.

Más que una presentación de prensa a la vieja usanza, Corel optó ayer por una demostración en toda regla de lo que su nuevo Paint Shop Pro es capaz de hacer. Guiados por Tony Expósito, miembro del staff técnico de la compañía, los periodistas que asistieron a la presentación de Madrid pudieron comprobar in situ todas las prestaciones que Corel propone con esta nueva versión de su programa de retoque digital.

Concebido como un paquete de herramientas, el nuevo Paint Shop Pro Photo XI cuenta con una variada gama de funciones concebidas para el fotógrafo profesional, aunque intenta asimismo atraer la atención del más aficionado.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Así, no sólo se han potenciado los aspectos más avanzados, como las curvas o el recorte, sino que también se han añadido pequeñas aplicaciones para que los menos expertos puedan manipular sus fotos.

Entre las novedades de la versión XI, Corel destaca, por ejemplo, la herramienta para el cambio de color, que aparte de realizar sustituciones detecta las variaciones de brillo para ofrecer el mismo efecto en el color sustituido. Esta herramienta es muy útil -explican desde Corel- para cambiar el color de una prenda de ropa completa sin necesidad de ir zona por zona o de usar el pincel.

Procesos antiguos y RAW
Otra de las prestaciones añadidas en esta versión es la posibilidad de aplicar efectos a las imágenes para simular que han sido reveladas mediante procesos químicos antiguos, tales como el daguerrotipo o la albúmina. También es posible ajustar los niveles y colores de la fotografía para simular los acabados que una película química determinada era capaz de ofrecer.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Entre las mejoras del programa se encuentran asimismo la gestión y organización de los archivos o la compatibilidad con el formato RAW. En este sentido, los representantes de Corel aseguraron ayer que se ha potenciado esta función, ampliando la compatibilidad de esta versión con "las cámaras digitales más conocidas", aunque no especificaron cuáles.

A modo de una pequeña suite, el Paint Shop Photo Pro XI incluye un sencillo software denominado Snapfire, destinado a la edición de vídeos y la presentación de diapositivas con contenidos multimedia.

Según Corel, la nueva aplicación estará disponible próximamente. Su precio rondará los 100 euros para la versión completa y los 70 -aproximadamente- cuando se trate de una actualización.

Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar