• 10 consejos para fotografiar alimentos
  • 10 libros de teoría y técnica fotográfica que no pueden faltar en tu ...
Nueve más uno

10 consejos para realizar buenos fotorreportajes de boda

4
Foto: El Marco Rojo
13
ABR 2011

Considerado por muchos como una especie de género menor, en la fotografía de boda y los reportajes sociales también hay espacio para salirse de los cánones marcados y ofrecer trabajos de calidad. Cofundador junto a Antonio Trigo y Fátima Sancho de El Marco Rojo, Víctor Marti constituye un claro ejemplo de ello. Reconocido como uno de los diez mejores del mundo en esta especialidad por la Wedding Photojournalist Association (distinción extensible al resto de fotógrafos que componen este estudio español), el enfoque fotoperiodístico de sus trabajos es toda una declaración de intenciones. Nadie mejor que él para poner sobre la mesa un pequeño decálogo de consejos para quienes se planteen afrontar un reportaje de este tipo.

Una boda es el acto social con más cámaras por metro cuadrado, así que no hay otro remedio que sorprender a los novios cuando vean nuestras fotos. Desde el maquillaje de la novia hasta el baile de la pareja, el trabajo de campo nos puede llevar entre 10 y 12 horas, y si lo que estamos haciendo no nos apasiona, seremos incapaces de transmitir nada nuevo.

Foto: El Marco Rojo

Tener contacto con los novios antes de la boda es fundamental. Aunque es muy posible que la pareja ya haya revisado nuestros anteriores trabajos -es imprescindible tener una web en condiciones, por supuesto- y conozca nuestro estilo, debemos crear un clima de confianza para que, llegado el día, nadie se sienta extraño. Es en ese encuentro previo cuando se planifica la parte fotográfica de la boda para evitar tener que improvisar durante el reportaje.

Foto: El Marco Rojo

Si estamos convencidos y a gusto con el tipo de fotografía que hacemos, hay que intentar transmitir esta idea a los novios. No hay cosa peor que una pareja imponiendo el tipo de fotos que uno debe hacer. Marcar y defender nuestro propio estilo es la única forma de diferenciarnos de los demás.

Foto: El Marco Rojo

Aunque pueda sonar a tópico desgastado, los que nos dedicamos a esto hemos podido comprobar a lo largo de muchos años que normalmente es la novia la que muestra más interés por el reportaje fotográfico. Por tanto, no está de más aportar cierta visión femenina en el reportaje, intentando plasmar la historia desde el punto de vista de ella.

Foto: El Marco Rojo

La técnica es básica, pero a veces nos obsesiona hasta el punto de perdernos muchos momentos. Si nos planteamos el trabajo como fotoperiodistas de bodas, no podemos dejar pasar ninguno de estos instantes. En cualquier caso, huelga decir que es conveniente trabajar en formato RAW: las posibilidades de retoque en posproducción son enormes.

Foto: El Marco Rojo

Debemos buscar y estar atentos a los momentos emotivos. Muchas veces hay un estereotipo de fotos que el mismo fotógrafo se impone como obligatorias, como la firma de los testigos. Sin embargo, ese momento es perfecto para hacer fotos de los padres felicitando a sus hijos. Eso sí, es importante avisar antes a los novios y pactar con ellos que habrá que sacrificar algunos momentos por otros que podemos considerar más importantes.

Foto: El Marco Rojo

Todos conocemos la máxima: la fotografía es luz. Ante la imposibilidad de acarrear un complejo equipo de iluminación para cada escena, tendremos que estar muy atentos a las posibilidades que nos ofrece la luz del sol durante el reportaje.

Foto: El Marco Rojo

Es una cuestión de gusto, pero para evitar el uso del flash en la iglesia o el recinto en el que se celebre la boda (una buena forma de pasar más desapercibidos y capturar la iluminación ambiental) es imprescindible disparar con diafragmas muy abiertos. Evidentemente, el tipo de ópticas que lo permiten no son baratas, pero invertir en buenos objetivos es necesario para dedicarse a este tipo de fotografía.

Foto: El Marco Rojo

Hay que practicar y preparar las situaciones más complicadas. Todos los fotógrafos tenemos alguna escena o un tipo de iluminación que siempre nos da problemas. El día e la boda no es el mejor momento para practicar ni experimentar, así que lo mejor será realizar ejercicios previos con nuestra cámara, ensayando para esos momentos.

Foto: El Marco Rojo

Aunque no sean las fotos que más nos guste hacer, las instantáneas de grupo (los novios junto a los invitados) también son muy importantes dentro del reportaje. Por tanto, hay que intentar ser lo más creativos posible también con estas tomas.

Foto: El Marco Rojo
Fuentes y más información
4
Comentarios
Cargando comentarios