Actualidad

World Press Photo desestima las acusaciones contra uno de los ganadores de haber preparado las fotos

3

El alcalde de Charleroi aseguraba que el reportaje de Giovanni Troilo había distorsionado la realidad de la ciudad belga y sus habitantes

Foto: Giovanni Troilo (Luz Photo)
2
MAR 2015

No hay ninguna base para dudar de la integridad del fotógrafo. Esa es la conclusión a la que ha llegado la organización de la última edición de los premios World Press Photo tras investigar el reportaje "The Dark Heart of Europe" firmado por Giovanni Troilo y galardonado con el primer premio para reportajes en la categoría de "Contemporary Issues".

De este modo la organización del World Press Photo ha confirmado este galardón, desestimando las acusaciones que el alcalde de la ciudad belga de Charleroi, Paul Magnette, había realizado sobre la preparación de algunas de las fotografías y la imagen distorsionada e irreal de esta localidad que pretendía transmitir -según él- el fotógrafo italiano.

Según el comunicado publicado por la organización de los premios, se ha llevado a cabo una investigación para comprobar si el fotógrafo había respetado los principios éticos del periodismo o había falseado el contexto en que se basa la historia. Una historia que -de ahí la polémica- pintaba Charleroi como un lugar deprimente tras el cierre de sus principales industrias y la consiguiente degradación económica y social.

Troilo también ha ofrecido su punto de vista sobre las acusaciones hechas contra su trabajo, recordando que conoce perfectamente la ciudad de la que habla puesto que su familia ha vivido allí durante 65 años.

Además de asegurar que durante su trabajo se documentó y confirmó que todo lo retratado se correspondía con la realidad, también se apunta que aquellas fotos que sí tenían cierta dosis de preparación -como la de la pareja manteniendo relaciones sexuales dentro de un coche- iban acompañadas de una advertencia al respecto tanto en el pie de foto como en la documentación suministrada junto al reportaje.

Todas las imágenes fueron realizadas con corrección y transparencia, defiende Troilo. En algunos casos, los sucesos simplemente ocurrieron delante de la cámara; en otros, como en los retratos, la presencia de la cámara era evidente para los protagonistas.

3
Comentarios
Cargando comentarios