Actualidad

Cuando las autoridades indemnizan a los fotógrafos detenidos

 

Compensados con cuantiosas sumas reporteros de Los Ángeles y un periódico de Ohio tras varias detenciones ilegales

9
MAR 2015

Aunque impunidad es la palabra que más suena cuando se habla de agresiones a fotógrafos y periodistas por parte de la fuerzas de seguridad, no siempre es así. Al menos no en Estados Unidos, donde estos últimos días las autoridades han compensado económicamente en dos casos distintos a varios reporteros que fueron detenidos o agredidos mientras hacían su trabajo.

Así, la ciudad de Los Ángeles ha indemnizado con 50.000 dólares a tres fotógrafos que en 2011 fueron detenidos por agentes de la autoridad cuando estaban haciendo fotos en lugares públicos. La organización en defensa de las libertades ACLU Foundation de California se encargó de llevar ese año ante los tribunales la situación de Shawn Nee (detenido por fotografiar policías), Greggory Moore (detenido y acusado de actividad sospechosa por retratar conductores) y Shane Quentin (retenido en un coche policial por estar fotografiando refinerías de petróleo).

Además de la compensación dineraria, el acuerdo alcanzado por ambas partes y fundamentado en los derechos recogidos en la Primera y la Cuarta Enmienda, también contempla que la ciudad de Los Ángeles imparta un curso a los oficiales de policía en el trato con la prensa para que comprendan que hacer fotos en un lugar público no es delito.

Más rápido se ha resuelto el caso del periódico Toledo Blade de Ohio, que también denunció a las autoridades después de que en marzo de 2014 una fotógrafa y un periodista del medio fueran detenidos, ella fuera supuestamente amenazada con recibir agresiones y sus cámaras fueran requisadas para borrar las imágenes almacenadas.

Los dos periodistas estaban realizando una visita a una fábrica de Ford en la que también se producen tanques y fueron detenidos por militares tras acercarse al lugar, aunque siempre sin llegar a traspasar ninguna zona restringida. El gobierno de Estados Unidos ha zanjado el caso acordando un pago de 18.000 dólares al medio como compensación, lo que ha llevado a la retirada de la denuncia.

Ya a este lado del Atlántico, recientemente un policía fue condenado a dos años de cárcel y una multa de 8.000 euros por agresiones a dos fotógrafos en Bilbao.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar