• LG Living Box HR500: análisis
  • Nokia X6 16 GB: análisis
Prueba de producto
GUERRA GPS ENTRE NOKIA Y ANDROID

Ovi Maps versus Google Maps Navegador: frente a frente

 
30
JUN 2010

Cada vez nos lo ponen más fácil para usar el móvil como navegador GPS. Especialmente en el caso de Nokia, que a principios de año apostó fuerte al hacer completamente gratuito su servicio Ovi Maps. En Android ya habían movido ficha unos meses antes con Google Maps Navigation en Estados Unidos, no del todo gratuito al requerir siempre una conexión de datos. Ahora, por fin ambas alternativas están disponibles en España (la segunda de ellas con la apostilla "Navegador"), y la situación exige retarlas a duelo en una comparativa.

Los smartphones viven asaltados hoy día por muy diverso software GPS: CoPilot, Garmin, Route66, TomTom... Pero hay dos nombres propios que destacan por encima del resto debido al modelo que proponen. Son gratuitos (o casi) y están adscritos a una flota concreta de terminales. Hablamos de Ovi Maps, disponible en varios Nokia con sistema operativo Symbian, y Google Maps Navegador, para dispositivos de cualquier marca con Android (en su versión 1.6 o superior).

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Aunque compiten en distintas latitudes de un mismo mercado, el Nokia X6 16 GB y el HTC Desire nos han servido para comparar los servicios de navegación GPS de la firma finesa (Ovi Maps) y del sistema Android (Google Maps Navegador).

Precisamente son éstos los softwares de navegación GPS que emplean, respectivamente, el Nokia X6 16 GB y el HTC Desire, los dos smartphones en los que nos hemos apoyado para realizar esta comparativa. No es una pareja completamente equilibrada, pues el modelo de HTC sobresale de forma notoria en el tamaño de la pantalla y otras especificaciones. Pero nos sirven perfectamente para evaluar punto por punto el rendimiento de cada plataforma.

Ubicación: unos metros aquí o allá
Lo primero es comprobar qué tal nos localizan en el mapa las dos alternativas. Y en ambos casos la exactitud es bastante buena, con un margen de error de pocos metros. Google Maps Navegador tiene el detalle de mostrar en todo momento hacia qué dirección está orientado el teléfono, aunque esto es algo que Ovi Maps también hace una vez que iniciamos una ruta (transformándose el círculo rojo que marca nuestra posición en una flecha roja, muy similar a la flecha azul del GPS de Google).

Ahora bien, a Ovi Maps le cuesta notoriamente más trabajo completar el proceso de localización. Especialmente si recurrimos al modo fuera de línea. Y es que el GPS de Nokia puede renunciar a la conexión de datos y limitarse a acceder a los mapas almacenados en la memoria del teléfono, mientras que su rival necesita estar permanentemente conectado por Internet a los servidores de Google.

Foto: Quesabesde
Ovi Maps (izquierda) y Google Maps localizando nuestra posición en el mapa con un círculo rojo y una flecha azul, respectivamente. En ambos casos, nuestro entrañable mono corporativo marca la localización real.

No sabemos hasta qué punto influye el hardware empleado en cada teléfono, pero al menos en nuestras pruebas el GPS asistido on-line del Desire es ligeramente más rápido y fiable que el del X6. Y éste pega un bajón considerable en off-line, hasta el punto de que es muy aconsejable salir momentáneamente del vehículo para recibir la señal del satélite con la menor cantidad de obstáculos posible.

Una vez que nos ha localizado, la señal de Ovi Maps queda perfectamente enlazada y podemos meternos tranquilamente otra vez en el coche. El mayor problema es que entremos en un túnel y perdamos el rastro del satélite, pues luego la localización tiene que comenzar desde cero, y en algunos casos tendremos que esperar varios minutos para que se recupere.

En cualquier caso, no conviene olvidar que el modo fuera de línea de Ovi Maps es completamente gratuito, sin la necesidad de contratar ningún plan de datos con nuestro operador. En igualdad de condiciones (pagando religiosamente nuestras conexiones a Internet), la diferencia entre las alternativas de Nokia y Google es muy nimia, produciéndose un empate técnico entre ambas.

Estableciendo rutas
Nos hemos llevado una sorpresa con la navegación pensada para peatones. Teniendo en cuenta que Google Maps introdujo rutas a pie hace ya bastante tiempo, se podría esperar que su navegador GPS para móviles pudiese importarlas. Pero no. Abrir Google Maps Navegador significa trabajar siempre con rutas para coche. Sin abrirlo, sí que se pueden visualizar trazados para peatones en el mapa, con nuestra localización e indicaciones de texto complementarias, pero esto no es nada nuevo.

Es decir, se trata de una función ya disponible en Google Maps desde hace tiempo, y que no incluye indicaciones de voz ni modos automáticos para registrar continuamente nuestra posición o recalcular las rutas, entre otros aspectos previsibles en todo software GPS que se precie. Ovi Maps, en cambio, sí que puede trabajar con rutas para viandantes manteniendo todas las funcionalidades.

Ambas alternativas permiten buscar lugares de destino mediante texto (con un teclado QWERTY virtual mucho más cómodo en el caso de Google), recurriendo al historial y a lugares favoritos guardados o eligiendo una ubicación directamente desde el mapa. La filosofía del navegador de Google Maps resulta algo más dinámica, pues puede modificar más criterios sobre la marcha. Pero mejor veamos cada software GPS por separado.

En Ovi Maps, algunos criterios para trazar las rutas (como el evitar autopistas y peajes) deben ser elegidos antes de iniciar la navegación en el menú de ajustes. Luego, se elige entre los modos "Conducir" o "Caminar" en función de cómo vayamos a desplazarnos. O también podemos buscar nuestro destino en el mapa y hacer doble clic sobre él (muchas veces el teléfono interpretará el gesto aplicando un zoom, eso sí) para luego elegir entre "Ir andando" o "Ir en coche".

Foto: Quesabesde
La pantalla de inicio de Ovi Maps, a la izquierda en modo en línea y a la derecha en modo fuera de línea (desaparecen la aplicación de información meteorológica y las tres dedicadas a buscar cierto tipo de lugares).

Además de esto, Ovi Maps tiene algunas aplicaciones en su interior para buscar emplazamientos históricos, restaurantes, gasolineras... y trazar la ruta correspondiente para llegar a ellos. Hablamos de tres elementos: "Eventos" (nos recomienda cines, teatros, etcétera), Lonely Planet (monumentos y museos, por ejemplo) y Guía Michelín (para restaurantes, hoteles y otros). Eso sí, sólo están disponibles en el modo en línea, por lo que sin conexión de datos de por medio, directamente desaparecerán de la pantalla de inicio de Ovi Maps.

A Google Maps Navegador hay dos modos distintos de acceder. El primero es pinchando directamente en su aplicación (identificada con una flecha azul), acción con la que aparece un sencillo menú para buscar el destino por texto o elegir entre las direcciones asignadas a los contactos de nuestra agenda, los que hayamos guardado en destacados o los que han quedado registrados en el historial. El segundo consiste en abrir la aplicación de Google Maps y elegir o buscar un lugar.

Al hacer esto, accedemos a una ficha que incluye opciones como acceder a Street View, buscar negocios cercanos y, por supuesto, trazar una ruta (sólo para coches) monitorizada por el navegador GPS. Dicha opción viene identificada con el rótulo "Navegar" (no confundirla con "Cómo llegar", que sí que tiene un modo peatonal pero sólo a base de indicaciones de texto). Una vez en el navegador, se pueden modificar algunos parámetros sobre la marcha, como evitar autopistas y peajes, o sencillamente trazar una ruta alternativa entre los puntos de origen y destino.

El cálculo de rutas (y su recálculo cuando nos salimos del trazado) es algo más rápido en Google que en Ovi. La diferencia no es demasiada, aunque sí se hace notar cuando usamos Ovi Maps en modo fuera de línea. Curiosamente, el navegador GPS de Nokia suele invertir bastante menos tiempo para calcular las rutas peatonales que las de coche, independientemente de la distancia del punto de destino.

Foto: Quesabesde
En la ficha de cada dirección en Google Maps hay un icono (un rombo con una flecha hacia la derecha en su interior) para establecerla como destino en una ruta con el navegador GPS (opción Navegar).

Velocidad aparte, Google Maps Navegador se destaca por trazar las rutas de forma más inteligente. Para empezar, si simplemente queremos llegar a una calle concreta, el navegador GPS de Android nos lleva hasta el punto más cercano en el que nos crucemos con ella. Ovi Maps, por contra, siempre nos llevará al primer número de la calle, por lo que es capaz de hacernos dar rodeos innecesarios.

Foto: Quesabesde
Resultados de la búsqueda "bar" en un área de Sevilla con Google Maps Navegador.

Por decirlo de una forma sencilla, a Ovi Maps tenemos que darle todo lo más mascadito posible. La misma búsqueda de lugares por texto, sin ir más lejos, requiere a menudo que indiquemos el nombre de la calle, el número y al menos el código postal o la ciudad, o de lo contrario es posible que no encontremos ningún resultado. Google Maps Navegador no sólo necesita menos datos, sino que encuentra negocios y cierto tipo de lugares sólo con recurrir a palabras clave (en Ovi Maps, no nos queda otra que saber de antemano las direcciones o usar las guías de Lonely Planet o Michelín).

Por último, cabe destacar que este tipo de búsquedas se pueden realizar por voz en Google Maps Navegador. Lástima que no hayamos podido probarlas, pues como ya explicamos en el análisis del HTC Desire, dicha opción no está disponible aún de forma oficial para este modelo.

Los mapas paso a paso, por favor
En ambos casos podemos visualizar los mapas en 2D y 3D, pero con una perspectiva algo más elevada en este último caso cuando usamos Google Maps Navegador. Y también podemos alternar entre modos para ver un sencillo callejero o el aspecto real del terreno. Con una excepción: una vez en ruta, Ovi Maps sólo puede emplear la vista satelital en modo peatón, siempre y cuando lo veamos todo en 2D. Si estamos conduciendo, sólo veremos el clásico mapa (en 2D o 3D) con algunas localizaciones históricas recreadas en 3D.

Foto: Quesabesde
La vista 3D en Google Maps Navegador (derecha) parece tomarse a más metros de altura.

Por carretera, el GPS de Android siempre puede mantener las imágenes del satélite. E incluso puede acceder a las panorámicas de Google Street View. Teniendo en cuenta esto, parece hasta un pecado que no tenga navegación en modo peatonal. Puede que el gigante de Internet se lo esté reservando para más adelante.

Foto: Quesabesde
Ovi Maps y Google Maps Navegador, respectivamente, mostrando una ruta completa para coche.

En cualquier momento, ambas alternativas nos permiten previsualizar toda la ruta a vista de pájaro, es decir, mostrando en un solo pantallazo los puntos de partida y llegada y el trazado entre ambos. Y también avanzar o retroceder por los puntos intermedios, independientemente de en qué punto del trayecto nos hallemos, aunque el catálogo de posibilidades con el GPS de Android es mayor.

Foto: Quesabesde
Ovi Maps mostrando una ruta completa para peatón.

En el modo para conducción, Ovi Maps tiene un método de visualización para mostrar toda la ruta, acompañada de una barra de pulsadores a la izquierda para movernos entre los puntos intermedios. En el modo peatón, en cambio, el GPS de Nokia prefiere simplemente permitirnos avanzar por el mapa a golpe de dedo, para adelantarnos rápidamente a los futuros pasos de la ruta antes de que lleguemos a ellos.

Foto: Quesabesde
A la izquierda, Ovi Maps muestra un trazado para peatón con vista satelital y la posibilidad de arrastrar el dedo para explorar poco a poco toda la ruta. A la derecha, Google Maps Navegador reproduce una lista desde la que podemos acceder a los puntos intermedios de una ruta para coche.

Google Maps Navegador combina ambas posibilidades (aunque sólo aplicables a rutas para coche, como ya hemos apuntado). Y además de eso, también puede recurrir a una lista vertical de indicaciones de texto, en las que se describen los cambios de dirección o los cruces con otras vías, enlazando a su imagen correspondiente en el mapa.

Foto: Quesabesde

El último detalle lo encontramos al llegar a nuestro destino. Sencillamente, mientras que Ovi Maps sigue manteniendo el mapa visible, Google Maps Navegador recurre a Street View para mostrarnos la imagen correspondiente con la dirección indicada.

Indicaciones de voz y más
A juzgar por las pruebas que hemos realizado durante un trayecto en coche con los dos navegadores en marcha simultáneamente, la frecuencia de las indicaciones de voz es mayor en Ovi Maps (y además las frases parecen algo menos "enlatadas").

Las de Google Maps Navegador, eso sí, siempre nos indican la calle que vamos a tomar en cada cambio de dirección. Es decir, donde el GPS de Nokia simplemente dice "gire a la derecha", el de Android matiza con un "en la calle tal".

Foto: Quesabesde
Uno de los modos de visualización en ruta de Ovi Maps, sencillo a más no poder.

Como pasa en todo software GPS que se precie, estas indicaciones de voz vienen complementadas por otras de texto (nombres de las calles, distancia para el próximo giro...) e icónicas, como las flechas de giro que vemos en las esquinas de ambos navegadores (Ovi Maps puede recurrir a un sencillísimo modo de visualización en el que se prescinde del mapa y sólo vemos dichas flechas a toda pantalla junto a indicaciones de texto).

Foto: Quesabesde
Menú de capas en Google Maps Navegador.

Como dijimos anteriormente, donde más destaca Google Maps Navegador es en su capacidad para cambiar cosas sobre la marcha, sin necesidad de detener la navegación. Y la historia se repite en las indicaciones, gracias a las distintas capas que podemos activar y desactivar en cualquier momento, para mostrar o no iconos identificativos en gasolineras, restaurantes o aparcamientos. Ovi Maps siempre "marca" este tipo de ubicaciones, aunque no tiene ni de lejos tantas registradas como Google.

Foto: Quesabesde
En la parte inferior, Ovi Maps indica el carril adecuado para tomar la próxima salida de la autopista.

A favor de Ovi Maps hay que destacar que es el único de los dos que incluye indicador de carril para trayectos por autopista o carretera. El ejemplo superior es algo sencillo, pero uno siempre puede saltarse una salida de la autopista o errar en una bifurcación por diversos motivos: desconocimiento del tramo, despiste al fijarse en un cartel, un promontorio que no nos deja ver que el carril se cierra en pocos metros... todos ellos muy evitables si siempre sabemos en qué carril tenemos que estar.

Atacando donde más duele
Si sólo nos fijamos en la experiencia de usuario, estos dos navegadores GPS apuestan por potenciar aspectos muy distintos. Ovi Maps se apunta el tanto de la navegación peatonal, mientras que Google Maps Navegador vence en la lógica de las rutas, su visualización y la posibilidad de improvisar sobre la marcha. Pero con todo, si algo supone una ruptura entre ambos, eso es la navegación gratuita.

"Pirateos" aparte, sólo terminales como el Nokia N97 o el 5800 XpressMusic tienen a su disposición un GPS real y completamente independiente de los planes de datos de las operadoras de telefonía. Y Nokia no suele hacer nada por casualidad. El uso de Internet en el móvil va creciendo, pero también hay muchos propietarios de smartphones que nunca se conectan. O si acaso lo hacen por Wi-Fi.

Según un estudio de Pew Internet Research, sólo el 37% de los jóvenes estadounidenses tiene un plan de datos asociado a su teléfono. Extrapolable o no a otros ámbitos territoriales y de edad, el dato encaja perfectamente con la estrategia de Nokia para vender más smartphones debido a una prestación única. Aunque luego el modo fuera de línea de Ovi Maps pierda algo de soltura y posibilidades.

La baza de Google no es en este aspecto tan popular, pero lo que este navegador sabe hacer, lo hace mejor que Ovi Maps (exceptuando el indicador de carril). Está claro que quien tenga un Android con plan de datos no se cambiaría a un Nokia debido sólo al software de navegación, pero la opción finlandesa seguro que la usa ya más de uno que nunca se había planteado siquiera aprovechar el GPS del móvil.

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar