COMPARTIR
  • Nokia 808 PureView y Pentax 645D: 40 megapíxeles frente a frente
  • Panasonic HC-X900: análisis
LAS MáS FUERTES

Canon D20, Fuji XP170, Nikon AW100, Olympus TG-1, Panasonic FT4, Pentax WG-2 y Sony TX20: comparativa

 
2
AGO 2012

En realidad son cámaras tan atemporales como los deportes y las aventuras para las que han sido diseñadas. No obstante es cierto que el verano, la playa y las ganas de ponerse a remojo son una buena excusa para reunir las compactas más resistentes del momento. Nada menos que siete modelos con los que hemos pasado unos cuantos días no sólo poniendo a prueba sus cualidades fotográficas, sino también su capacidad para aguantar nuestras perrerías. Al fin y al cabo sacar fotos decentes no tiene gran mérito; la gracia es poder sobrevivir a unos cuantos golpes y chapuzones.

En líneas generales son capaces de sumergirse bajo el agua unos 10 metros, son inmunes al frío, al polvo y la arena y presumen de soportar caídas desde 1,5 o 2 metros de altura. Además, claro, hacen fotos, aunque lo cierto es que en este segmento la resistencia es casi tan importante como las virtudes fotográficas, que tampoco suelen ser como para lanzar cohetes.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Las siete cámaras que compiten por llevarse el título a la más resistente del verano: en la fila superior, y de izquierda a derecha, la Nikon AW100, la Fujifilm XP170, la Panasonic FT4 y la Sony TX20; en la segunda fila, la Pentax WG-2 y la Sony TX20; más abajo, la Olympus TG-1.

Aunque hasta hace poco eran una rareza en el escaparate, a día de hoy la oferta ha crecido exponencialmente y la mayoría de firmas fotográficas disponen de algún modelo perteneciente a esta tipología de las llamadas compactas todoterreno. En nuestro particular "ring" resulta imposible hacer sitio para todas, así que hemos optado por los siete modelos más potentes y representativos. Se trata (en orden alfabético) de la Canon PowerShot D20, la Fujifilm FinePix XP170, la Nikon Coolpix AW100, la Olympus TG-1, la Panasonic Lumix DMC-FT4, la Pentax Optio WG-2 y la Sony Cyber-shot DSC-TX20.

Son las cámaras más completas y caras de esta gama, pero en realidad las opciones son más amplias. Pentax, por ejemplo, ofrece una versión de la WG-2 con GPS; la familia Tough de Olympus es casi tan veterana como variada, y por debajo de la XP170 de Fujifilm también hay modelos algo más asequibles que sacrifican algunas prestaciones.

Deporte, playa, niños

Pese a que de entrada podría pensarse que este tipo de cámaras están orientadas únicamente a los usuarios que quieren combinar deportes de aventura con fotografía, lo cierto es que el espectro es bastante más amplio.

Empezando por quienes quieran iniciarse tímidamente en la fotografía bajo el agua y no puedan o quieran invertir en una carcasa submarina, un accesorio bastante caro. También para quienes vayan a la playa y detestan tenerse que preocupar constantemente por la arena. Y en general para aquellos usuarios que hayan pasado ya por una mala experiencia con su cámara "no irrompible" y quieran estar tranquilos.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Las siete compactas pasaron más de una hora sumergidas en agua y hielo.

Además, no podemos olvidarnos de otro nicho de mercado que descubrimos hace ya muchos años cuando dejamos una Olympus µ 770 SW en manos de un niño de un año. Seguro que a muchos padres les gustará saber que pueden dejar estos modelos al alcance de sus retoños sin peligro.

Así que ahora que la saga GoPro -y otros modelos similares surgidos a su sombra- ha acaparado buena parte del segmento aventurero sobre todo en el terreno de vídeo, no está de más intentar buscar nuevos usos para estas resistentes compactas que, al menos en lo que respecta a fotografía, tienen mucho que decir. Al suelo, al hielo, al agua

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto de familia tras pasar más de una hora enterradas en el hielo y sumergidas.

Efectivamente, la primera tentación al tener uno de estos modelos entre las manos es dejarlo caer al suelo para ver la cara de susto de quien ande por allí. Pasado el chiste inicial y puesto que repetirlo siete veces hace que pierda parte de la gracia, hemos ideado un método de tortura un poco más sistematizado.

Aunque decirlo en plena canícula estival suene a risa, estas cámaras son resistentes a temperaturas en torno a los 10 grados centígrados bajo cero. Para comprobar que es así hemos cubierto los siete modelos con un par de kilos de hielo. Y aprovechando que también son sumergibles, hemos dejado que éste se derritiera hasta permanecer sumergidas en agua prácticamente helada.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Probablemente la prueba más dura: caída libre desde 1,5 metros de altura para impactar en el borde de la piscina y caer luego al agua.

El proceso se ha alargado 60 minutos, que es la duración recomendada en cada caso sobre el tiempo máximo de inmersión. Todas han aprobado sin problemas: no sólo han seguido funcionando bajo el agua, sino que tras esa hora de baño helado no han mostrado el mínimo problema.

Siguiente prueba: resistencia al peso. Aunque tampoco es muy probable que nos dediquemos a pisar las cámaras, ya que lo soportan queríamos comprobarlo. Y lo hemos hecho ni más ni menos que pasándoles por encima en repetidas ocasiones montados en una bicicleta.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Salvando a las contendientes de morir ahogadas en la piscina.

Pese a que -como puede verse en el vídeo que hemos grabado con esta sesión de malos tratos- más de una acabó volando por los aires al paso del neumático, de nuevo no detectamos problema alguno ni ningún tipo de marca en la carcasa de las sufridas compactas.

Y para terminar, doble salto mortal: caída al suelo desde metro y medio de altura -aproximadamente- contra el borde de una piscina y de rebote un chapuzón. De nuevo las posibilidades de que algo así ocurra son mínimas, pero el plan era poner las cámaras al límite de su resistencia. Y mucho nos tememos que en algún caso lo hemos conseguido.

Las víctimas

Porque si con el hielo, el peso, el agua y las caídas por separado no ha habido ningún problema, parece que hay un detalle que merece la pena tener en cuenta: las cámaras son resistentes a los golpes y el agua, pero por separado.

Pentax Optio WG-2
Pentax Optio WG-2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax Optio WG-2
Pentax Optio WG-2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Nuestra idea del salto mortal a la piscina acabó con la Pentax Optio WG-2 inundada y nos tememos que inservible para siempre. La dramática secuencia es muy simple: al caer al suelo el cierre de la tapa que protege las conexiones se abrió, con lo que la inmersión directa en la piscina no le sentó demasiado bien a la pobre cámara.

Pentax Optio WG-2
Pentax Optio WG-2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No sólo la prueba es inusual y tal vez más bestia de lo debido, sino que desde la firma nos explican que el modelo probado no era uno de los finales que se comercializan, sino que se trata de una de las primeras unidades que salen de fábrica y que -en teoría- no están rematadas al 100%.

En cualquier caso confiemos en que las Optio WG-2 finales refuercen esta zona para que, en el improbable caso de que algo así ocurra, no acabemos con la cámara en la UCI.

Panasonic Lumix DMC-FT4
Panasonic Lumix DMC-FT4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-FT4
Panasonic Lumix DMC-FT4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Y el resto de modelos? La buena noticia es que no ha habido que lamentar más bajas, aunque la Lumix DMC-FT4 de Panasonic nos dio un buen susto: la tapa lateral del compartimento donde están alojadas la tarjeta y la batería también se abrió tras esta última caída, aunque con la fortuna de que la cámara no cayó luego a la piscina.

Nikon Coolpix AW100
Nikon Coolpix AW100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon Coolpix AW100
Nikon Coolpix AW100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Es al ver esto cuando entendemos el empeño de algunas firmas por colocar cierres de seguridad bastante aparatosos a estas cámaras. El de la Nikon Coolpix AW100 en forma de rueda con seguro nos ha parecido el más firme, por mucho que afecte a la ergonomía del equipo.

Sony Cyber-shot DSC-TX20
Sony Cyber-shot DSC-TX20
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En el resto de casos sólo hay que hablar de heridas superficiales en la carcasa, aunque en general nada muy visible pese a la dureza del golpe contra un suelo de piedra desde esa altura. Incluso la pequeña y aparentemente frágil TX20 de Sony aguantó sin problemas ni demasiados rasguños en su pintura.

El manejo

Si la cámara es resistente, que lo parezca. Ésa parece ser la filosofía de la mayoría de las cámaras probadas, casi todas con líneas y volúmenes contundentes. En algunos casos a base de metal y peso (el tacto de la Olympus TG-1 entre las manos es excelente) y en otros con goma y una apariencia que nos hace pensar en algo así como la cámara de Batman (véase la malograda Pentax WG-2).

Olympus TG-1
Olympus TG-1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus TG-1
Olympus TG-1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Canon ha abandonado aquel singular diseño de la PowerShot D10 y apuesta ahora por unas líneas más convencionales con la D20, que sigue recurriendo a las curvas y una carcasa de color metálico que no le sienta nada mal. La recubierta lateral la convierte en una de las más inmunes a las marcas de los golpes, si bien la zona de anclaje para accesorios parece propensa a las abolladuras.

Olympus TG-1
Olympus TG-1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En el otro extremo está la TX20, la única que parece querer ocultar su condición de todoterreno: pantalla táctil (que no funciona bajo el agua, por cierto), diseño ultrafino... pero la misma resistencia de la que presumen sus compañeras.

Canon PowerShot D20
Canon PowerShot D20
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon PowerShot D20
Canon PowerShot D20
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El problema es que en este caso los mandos no están adaptados a un uso más aventurero o para realizar inmersiones en el agua. No sólo la pantalla táctil, sino también el minúsculo control del zoom situado en una de las esquinas de la cámara.

Sony Cyber-shot DSC-TX20
Sony Cyber-shot DSC-TX20
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Cyber-shot DSC-TX20
Sony Cyber-shot DSC-TX20
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El resto han hecho un poco mejor los deberes, con botones de disparo sobredimensionados (sobre todo la Fujifilm, la Nikon y la Canon, algo más duro de la cuenta este último) y un zoom más fácil de manejar. De todos modos, con guantes o bajo el agua cambiar la focal no es tan fácil como debería en ninguna de ellas. Las que mejor resuelven la papeleta son la XP170 y la D20 de Canon, con unos botones algo más grandes.

Fujifilm FinePix XP170
Fujifilm FinePix XP170
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Fujifilm FinePix XP170
Fujifilm FinePix XP170
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Muy importante es también la visibilidad de la pantalla, puesto que estamos hablando de cámaras pensadas sobre todo para trabajar en exteriores o sumergidas. Excepto la FT4 de Panasonic y la Fujifilm XP170 (sus paneles de 2,7 pulgadas y 230.000 puntos las sitúan en la teoría y la práctica por debajo de la media), el resto apuestan por monitores de 3 pulgadas.

Olympus TG-1
Olympus TG-1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Los mejores? El de la Olympus, cuya tecnología OLED le confiere un contraste y una visibilidad excelentes, y el de la Sony, que hace valer sus 920.000 puntos de resolución, el doble o triple que el resto. Sin embargo, el formato panorámico de la Cyber-shot hace que a la hora de tomar fotos nos haya gustado más el monitor de la Nikon AW100, con unas cifras que se sitúan en la media pero un buen rendimiento.

Otro detalle a tener en cuenta son los accesorios disponibles. Más allá de la clásica correa o de alguna más deportiva como la que acompaña a la Fujifilm XP170 o la Pentax WG-2, la AW100 se impone con claridad en este punto. Según nos explican desde Finicon, importadora de Nikon en España, las cámaras que distribuyen vienen acompañadas de una cinta para casco, una muñequera insumergible y un arnés de pecho.

Fotos y vídeo

Pero no perdamos de vista que estamos hablando de cámaras de fotos. Así que, lupa en mano, veamos cuál de ellas consigue jugar mejor sus cartas. Estamos básicamente ante modelos que emplean un sensor CMOS de 1/2,33 pulgadas y 12, 14 o 16 megapíxeles; un zoom de entre 4 y 5 aumentos de tipo telescópico (no sobresale de la cámara y sus resultados suelen ser bastante discretos); un angular interesante, y un sinfín de automatismos.

Muestras: zoom
Las fotografías se han realizado con una Canon PowerShot D20, una Fujifilm FinePix XP170, una Nikon Coolpix AW100, una Olympus TG-1, una Panasonic Lumix DMC-FT4, una Pentax Optio WG-2 y una Sony Cyber-shot DSC-TX20.
las fotografías se han realizado con una canon powershot d20, una fujifilm finepix xp170, una nikon coolpix aw100, una olympus tg-1, una panasonic lumix dmc-ft4, una pentax optio wg-2 y una sony cyber-shot dsc-tx20.
D20
las fotografías se han realizado con una canon powershot d20, una fujifilm finepix xp170, una nikon coolpix aw100, una olympus tg-1, una panasonic lumix dmc-ft4, una pentax optio wg-2 y una sony cyber-shot dsc-tx20.
D20
las fotografías se han realizado con una canon powershot d20, una fujifilm finepix xp170, una nikon coolpix aw100, una olympus tg-1, una panasonic lumix dmc-ft4, una pentax optio wg-2 y una sony cyber-shot dsc-tx20.
XP170
las fotografías se han realizado con una canon powershot d20, una fujifilm finepix xp170, una nikon coolpix aw100, una olympus tg-1, una panasonic lumix dmc-ft4, una pentax optio wg-2 y una sony cyber-shot dsc-tx20.
XP170
las fotografías se han realizado con una canon powershot d20, una fujifilm finepix xp170, una nikon coolpix aw100, una olympus tg-1, una panasonic lumix dmc-ft4, una pentax optio wg-2 y una sony cyber-shot dsc-tx20.
AW100
las fotografías se han realizado con una canon powershot d20, una fujifilm finepix xp170, una nikon coolpix aw100, una olympus tg-1, una panasonic lumix dmc-ft4, una pentax optio wg-2 y una sony cyber-shot dsc-tx20.
AW100
las fotografías se han realizado con una canon powershot d20, una fujifilm finepix xp170, una nikon coolpix aw100, una olympus tg-1, una panasonic lumix dmc-ft4, una pentax optio wg-2 y una sony cyber-shot dsc-tx20.
WG-2
las fotografías se han realizado con una canon powershot d20, una fujifilm finepix xp170, una nikon coolpix aw100, una olympus tg-1, una panasonic lumix dmc-ft4, una pentax optio wg-2 y una sony cyber-shot dsc-tx20.
WG-2
las fotografías se han realizado con una canon powershot d20, una fujifilm finepix xp170, una nikon coolpix aw100, una olympus tg-1, una panasonic lumix dmc-ft4, una pentax optio wg-2 y una sony cyber-shot dsc-tx20.
TG-1
las fotografías se han realizado con una canon powershot d20, una fujifilm finepix xp170, una nikon coolpix aw100, una olympus tg-1, una panasonic lumix dmc-ft4, una pentax optio wg-2 y una sony cyber-shot dsc-tx20.
TG-1
las fotografías se han realizado con una canon powershot d20, una fujifilm finepix xp170, una nikon coolpix aw100, una olympus tg-1, una panasonic lumix dmc-ft4, una pentax optio wg-2 y una sony cyber-shot dsc-tx20.
TG-1
las fotografías se han realizado con una canon powershot d20, una fujifilm finepix xp170, una nikon coolpix aw100, una olympus tg-1, una panasonic lumix dmc-ft4, una pentax optio wg-2 y una sony cyber-shot dsc-tx20.
FT-4
las fotografías se han realizado con una canon powershot d20, una fujifilm finepix xp170, una nikon coolpix aw100, una olympus tg-1, una panasonic lumix dmc-ft4, una pentax optio wg-2 y una sony cyber-shot dsc-tx20.
FT-4
las fotografías se han realizado con una canon powershot d20, una fujifilm finepix xp170, una nikon coolpix aw100, una olympus tg-1, una panasonic lumix dmc-ft4, una pentax optio wg-2 y una sony cyber-shot dsc-tx20.
FT-4
las fotografías se han realizado con una canon powershot d20, una fujifilm finepix xp170, una nikon coolpix aw100, una olympus tg-1, una panasonic lumix dmc-ft4, una pentax optio wg-2 y una sony cyber-shot dsc-tx20.
TX20
las fotografías se han realizado con una canon powershot d20, una fujifilm finepix xp170, una nikon coolpix aw100, una olympus tg-1, una panasonic lumix dmc-ft4, una pentax optio wg-2 y una sony cyber-shot dsc-tx20.
TX20
las fotografías se han realizado con una canon powershot d20, una fujifilm finepix xp170, una nikon coolpix aw100, una olympus tg-1, una panasonic lumix dmc-ft4, una pentax optio wg-2 y una sony cyber-shot dsc-tx20.
TX20

De hecho, puestas las especificaciones de las cámaras una junta a la otra, puede dar la sensación de que estamos ante un buen surtido de modelos casi clónicos con diferentes carcasas y colores.

Foto: Quesabesde
Foto: Quesabesde
Recortes realizados a partir de las fotografías hechas con las siete cámaras de la comparativa en idénticas condiciones y similar exposición (automática, compensada en +2 EV). Haz clic en la imagen para ver el cuadro a tamaño real.

Empezando por el zoom, las focales de 28-140 milímetros son mayoritarias (XP170, AW100, D20 y WG-2). La FT4 de Panasonic se queda un poco más corta (28-128 milímetros), mientras que la Olympus TG-1 y la Sony TX20 apuestan por un zoom de 25-100 milímetros. Puestos a elegir nos quedamos siempre con algo más de angular, sobre todo si pensamos en las escenas a las que se enfrentarán este tipo de cámaras.

Muestras: Canon PowerShot D20
Las fotografías se han realizado con una Canon PowerShot D20.
las fotografías se han realizado con una canon powershot d20.
las fotografías se han realizado con una canon powershot d20.
las fotografías se han realizado con una canon powershot d20.
las fotografías se han realizado con una canon powershot d20.
las fotografías se han realizado con una canon powershot d20.
las fotografías se han realizado con una canon powershot d20.

Así que, definitivamente, la medalla de oro en este caso va para la Olympus TG-1 y la Sony TX20, que además rematan su focal más larga con un sistema de zoom "inteligente" capaz de llegar a los 200 milímetros sin que se aprecie pérdida de calidad. Los resultados son visiblemente mejores en el caso de la Sony, pero hay que reconocer que el diafragma de f2 de la TG-1 bien justifica un puesto en el podio. En cámaras que no se llevan demasiado bien con la oscuridad o con sensibilidades medias (basta echar un vistazo a la comparativa a 800 ISO) ese f2 puede ser de gran ayuda.

Muestras: Fujifilm FinePix XP170
Las fotografías se han realizado con una Fujifilm FinePix XP170.
las fotografías se han realizado con una fujifilm finepix xp170.
las fotografías se han realizado con una fujifilm finepix xp170.
las fotografías se han realizado con una fujifilm finepix xp170.
las fotografías se han realizado con una fujifilm finepix xp170.
las fotografías se han realizado con una fujifilm finepix xp170.
las fotografías se han realizado con una fujifilm finepix xp170.

Con unos resultados que no pasan de ser correctos y en los que el procesamiento de la imagen es muy fuerte incluso con buena luz, si nos fijamos en el color y el detalle hay algunas cámaras que consiguen destacar. La Panasonic, la Nikon, la Canon y la Sony al menos son capaces de aprovechar ese tratamiento de la imagen para ofrecer una nitidez y un detalle por encima de la media.

Muestras: Nikon Coolpix AW100
Las fotografías se han realizado con una Nikon Coolpix AW100.
las fotografías se han realizado con una nikon coolpix aw100.
las fotografías se han realizado con una nikon coolpix aw100.
las fotografías se han realizado con una nikon coolpix aw100.
las fotografías se han realizado con una nikon coolpix aw100.
las fotografías se han realizado con una nikon coolpix aw100.
las fotografías se han realizado con una nikon coolpix aw100.

A 800 ISO el panorama es bastante desolador. Sólo la TG-1 merecería un aprobado. Las imágenes un poco suaves que ofrece de serie aquí se convierten en un punto positivo respecto al resto. La AW100 se defiende como puede, y también la FT4, aunque en este caso las aberraciones cromáticas nos han asustado un poco.

Muestras: Olympus TG-1
Las fotografías se han realizado con una Olympus TG-1.
las fotografías se han realizado con una olympus tg-1.
las fotografías se han realizado con una olympus tg-1.
las fotografías se han realizado con una olympus tg-1.
las fotografías se han realizado con una olympus tg-1.
las fotografías se han realizado con una olympus tg-1.
las fotografías se han realizado con una olympus tg-1.

Fuera del estudio y sin lupa los resultados se igualan bastante, aunque vuelven a destacar las mismas: la Panasonic, la Nikon, la Olympus y la Sony.

Muestras: Panasonic Lumix DMC-FT4
Las fotografías se han realizado con una Panasonic Lumix DMC-FT4.
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-ft4.
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-ft4.
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-ft4.
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-ft4.
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-ft4.
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-ft4.

¿Y bajo el agua? Hemos sumergido un carrete gigante de Velvia en homenaje a los viejos tiempos y hemos intentado realizar siete tomas lo más parecidas posibles. Como era de esperar, la historia se repite: la Sony, la Panasonic, la Nikon y la Olympus (en ese orden) son las que mejor resuelven esta escena acuática, en la que por cierto tampoco había demasiada luz ambiente que se filtrara a través del agua.

Muestras: Pentax Optio WG-2
Las fotografías se han realizado con una Pentax Optio WG-2.
las fotografías se han realizado con una pentax optio wg-2.
las fotografías se han realizado con una pentax optio wg-2.
las fotografías se han realizado con una pentax optio wg-2.
las fotografías se han realizado con una pentax optio wg-2.
las fotografías se han realizado con una pentax optio wg-2.
las fotografías se han realizado con una pentax optio wg-2.
Muestras: Sony Cyber-shot DSC-TX20
Las fotografías se han realizado con una Sony Cyber-shot DSC-TX20.
las fotografías se han realizado con una sony cyber-shot dsc-tx20.
las fotografías se han realizado con una sony cyber-shot dsc-tx20.
las fotografías se han realizado con una sony cyber-shot dsc-tx20.
las fotografías se han realizado con una sony cyber-shot dsc-tx20.
las fotografías se han realizado con una sony cyber-shot dsc-tx20.
las fotografías se han realizado con una sony cyber-shot dsc-tx20.

Tampoco nos hemos encontrado con muchas sorpresas a la hora de revisar los vídeos Full HD que graban todas ellas: la Sony TX20 y la Panasonic FT4 hacen valer la experiencia de sendas compañías y el eficiente códec AVCHD para imponerse al resto. Canon tampoco lo hace nada mal, la Nikon AW100 se conforma con unos resultados correctos y la Olympus TG-1 apuesta por un excesivo contraste que, si bien se traduce en secuencias bastante aparentes, en realidad conlleva una notable pérdida de detalle.

GPS, Wi-Fi y demás

Excepto la Fujifilm XP170, la Sony TX20 y la Optio WG-2 (existe otra versión que sí lo incorpora), el resto de cámaras cuenta entre sus prestaciones con un GPS. Más allá del funcionamiento habitual (grabar las coordenadas de la toma) también es posible registrar el recorrido y las rutas incluso cuando la cámara está apagada y ver en pantalla información del lugar. La brújula digital, el altímetro o el manómetro seguro que también resultarán útiles a los fotógrafos más aventureros.

Nikon Coolpix AW100
Nikon Coolpix AW100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Especial protagonismo tiene el GPS en la Nikon AW100, con un botón lateral dedicado a esta función. Al pulsarlo aparece en pantalla un mapa indicando nuestra posición en ese momento (siempre que haya recepción de GPS), con una capacidad de zoom sobre el mapa de hasta 40 metros. No es Google Maps, pero puede ser útil si estamos de turismo.

Nikon Coolpix AW100
Nikon Coolpix AW100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon Coolpix AW100
Nikon Coolpix AW100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Ese mismo pulsador lateral alberga otra función bastante peculiar: el control por gestos o Action Control, que permite activar diversas funciones (empezar a grabar un vídeo o revisar las fotos, por ejemplo) presionando este botón y agitando la cámara. Un truco útil para aquellos momentos en los que no sea posible ponerse a navegar por los menús de pantalla.

Hablando de funciones extra, la XP170 de Fujifilm es la primera cámara de este tipo que incluye conexión Wi-Fi para transferir las imágenes. Para ello habrá que instalar en el teléfono o tablet (iOS o Android) la aplicación Fujifilm PhotoReceiver, enlazar ambos dispositivos (proceso más complejo de lo que hubiésemos deseado) y enviar las fotos desde la cámara al terminal.

Fujifilm FinePix XP170
Fujifilm FinePix XP170
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Fujifilm FinePix XP170
Fujifilm FinePix XP170
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Según hemos podido comprobar, las tomas no se van guardando automáticamente según se realizan, sino que es a la hora de revisarlas cuando se puede acceder a esta opción de transferencia. Sin duda una excelente idea que habrá que pulir un poco más para agilizar su manejo.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Todas las cámaras de la comparativa, excepto la Sony TX20, cuentan con un iluminador LED. La Pentax WG-2 (en la imagen superior) incorpora varios puntos de luz alrededor de la óptica. Debajo, la FinePix XP170.

Más detalles a destacar: el iluminador LED que incluyen todas excepto la Sony TX20 (en la Pentax está situado en el frontal de la óptica, un añadido interesante para realizar tomas macro), la larga lista de filtros artísticos de la Olympus TG-1, el ya clásico barrido panorámico que no falta en los menús de la citada Cyber-shot TX20 o las ráfagas de hasta 10 fotos por segundo que gracias al sensor CMOS ofrecen muchas de ellas y que en fotografía deportiva pueden ser de gran ayuda.

Las mejores

Nos lo hemos pasado tan bien poniendo en aprietos a estas siete compactas que resulta difícil quedarse sólo con una. Por resistencia y más allá del problema descrito con la Pentax, todas parecen ser capaces de aguantar situaciones bastante más duras que las que cualquier usuario "normal" vaya a provocar a la hora de la verdad.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El rango de precios se mueve alrededor de los 300 euros, aunque el de la Lumix FT4 de Panasonic está un poco por encima y la Olympus TG-1 se acerca a los 400 euros. Una pena, porque aunque su construcción nos encanta y el objetivo de f2 es un buen argumento, sobre el terreno y a la vista de los resultados esos 100 euros de más no están justificados.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Las propuestas de Olympus (en la imagen superior) y Panasonic son las más caras, aunque todos los modelos probados se mueven en un rango de precios situado en torno a los 300 euros.

¿Cuáles son las más interesantes? Si se trata de buscar una cámara más familiar y playera que aventurera o acuática ("sólo" hasta 5 metros de profundidad), la elección está bastante clara: la Sony Cyber-shot DSC-TX20. Sus resultados fotográficos son de los más correctos, el diseño es discreto y muy vistoso, y pese a ser la más pequeña y liviana de todas, aguanta como el resto.

Sony Cyber-shot DSC-TX20
Sony Cyber-shot DSC-TX20
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Ya entre las todoterreno más ortodoxas, la Panasonic Lumix DMC-FT4 es una buena opción para combinar buenos resultados en foto y vídeo. Pero más allá del susto con la tapa, su precio es algo más elevado que el del resto de modelos. Una buena excusa para volver la vista hacia la Nikon AW100.

Nikon Coolpix AW100
Nikon Coolpix AW100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pese a ser la primera todoterreno de la firma, se defiende sin problemas en construcción y resultados, y el plus de los accesorios descritos puede ser el motivo que faltaba para inclinar la balanza a su favor.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar