• La mirada de un luchador
  • Acción congelada
CLH
LO MáS DESTACADO DE JULIO

Lugares conocidos, nuevas perspectivas

 
31
JUL 2013

Los viajes a destinos archiconocidos no necesariamente deben saldarse con las mismas instantáneas de siempre. Lo han demostrado algunos de los autores del mes de julio en "Cómo la hice" con sus interesantes capturas de una lluvia tropical en Cuba, un famoso muelle en una playa de California, un hombre entre las sombras de Estambul y un pescador en una serena escena con el Golden Gate de San Francisco como telón de fondo.

El mes de julio también nos ha traído, como de costumbre, varios tutoriales de Photoshop. Con ellos hemos puesto en práctica la función de corrección de lente por lote y hemos visto cuáles son las diez teclas de acceso directo en Photoshop que hay que conocer. También hemos aprendido a repetir de una forma directa y simple el último filtro que hayamos utilizado, y de paso hemos echado un buen vistazo a la galería de filtros que incorpora el programa de Adobe.

Corriendo bajo la lluvia. Un viaje a Cuba hace un par de años, la típica lluvia tropical y un pequeño recorrido en taxi, todo ello combinado con un par de chicos corriendo fueron los ingredientes que permitieron a Atakan Sevgi volver a casa con una escena realmente cautivadora. El movimiento que transmite la imagen es lo que más le gusta a su autor.

Foto: Atakan Sevgi

Solaris. El hombre del tiempo había anunciado lluvia para aquel día, pero eso no evitó que Manuel Savariz Santos saliera con su cámara colgando del cuello. Al final, resultó que no hubo lluvia, apenas unas pocas nubes, y que el día y el cielo ofrecían un espectáculo visual que su cámara no podía dejar escapar.

Foto: Manuel Savariz Santos

El bosque. Hayas trasmochas. Así se llaman los árboles que Oskar Zapirain capturó hace unos meses con su cámara y que los carboneros de hace muchos años podaban para usarlos luego en la industria naval. Este bosque de aspecto mágico se encuentra en el parque natural de Aiako Harria, en Guipúzcoa.

Foto: Oskar Zapirain

El viejo muelle. Pese a que ha sido fotografiado hasta la saciedad, Neil Kremer estaba convencido de que todavía podían ofrecerse nuevos ángulos y perspectivas del famoso muelle de la playa Manhattan de Los Ángeles. Viviendo a apenas un par de kilómetros de esta ubicación, el autor estuvo tres meses haciendo la misma foto cada día hasta dar con la imagen que le resultó plenamente satisfactoria.

Foto: Neil Kremer

Estambul. Los amigos de Michael Golovanis le habían hablado de las bondades de Estambul en varias ocasiones: sus monumentos, su comida, su cultura, su gente, sus infinitas calles. Todo parecía estar dispuesto para que se fuera hacia la capital turca con su cámara y sintiera el batir del corazón de tan colorista urbe. Dicho y hecho.

Foto: Michael Golovanis

Concierto silencioso. Ben Benowski tenía muy clara la historia que quería contar con su imagen y el resto que conforman esta serie. Lo preparó todo hasta el más mínimo detalle y consiguió que una pequeña habitación pareciera mucho más grande de lo que realmente es. Explica el autor que combinar la luz natural con la luz de los flashes no fue tarea fácil.

Foto: Ben Benowski

Un descanso en el camino. Hasta Daliang Shan, una remota región de la China, tuvo que viajar Yubai Li para captar una buena escena de descanso y alto en el camino. Explica el autor que en aquel lugar se vive en auténtica armonía con la tierra y que sus gentes son simples y naturales.

Foto: Yubai Li

Momento. Fue trabajando como asistente de dos artistas videográficos cuando a Esther Mathis se le presentó la oportunidad de hacer una de sus fotos más enigmáticas e hipnotizantes. Para ello utilizó una pantalla enorme y mucha luz natural. La instantánea le sirvió a la autora para un proyecto en el que estaba trabajando sobre la gente que desaparece en la oscuridad del agua.

Foto: Esther Mathis

El pescador solitario. Si hiciéramos una lista con los tres puentes más fotografiados de la historia, el famoso Golden Gate de San Francisco probablemente estaría en ella. Pero eso no frenó a Dino Kuznik, que armado con una Ricoh GR1s consiguió captar una pacífica y entrañable escena que parece sacada de otra época.

Foto: Dino Kuznik

El carnicero. Hecha en el jardín de su protagonista, la foto de Hilde van Hove es parte de una serie que habla sobre lo que la gente considera importante en su vida. En este caso, nos encontramos con un carnicero y su determinación por ofrecer siempre la mejor calidad en sus productos.

Foto: Hilde van Hove

Etiquetas
Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar