• Cinco tutoriales y diez grandes fotos
  • Nosotros, los retratados
CLH
LO MáS DESTACADO DE JULIO

Un mosaico de estilos y procedencias

 
1
AGO 2012

Por "Cómo la hice" se han dejado ver durante el mes de julio imágenes de muy variada naturaleza y fotógrafos venidos de distintos rincones del planeta. Desde los intimistas retratos de Sam Harris en Australia hasta el estudio del hawaiano Aaron Nace en Chicago, el blog ha visitado la friolera de quince países distintos.

A esta particular vuelta al mundo fotográfica en 31 días hay que sumarle los ya habituales tutoriales matutinos de los sábados. Con ellos hemos aprendido a escalar según el contenido, a trastear con los ajustes preestablecidos en Aperture, a trabajar con el filtro licuar sin que el ordenador se resienta por ello y a crear un efecto Polaroid en nuestras capturas digitales con una acción de Photoshop descargable y totalmente gratuita.

Postales desde mi casa. Intimista y familiar. Así es la serie fotográfica en la que Sam Harris trabaja desde 2008, cuando junto a su familia se fue a vivir a Australia. Su cometido es simple: captar todo aquello que le rodea e inmortalizar su vida a través del objetivo de cualquier cámara que tenga a mano.

Foto: Sam Harris

Atropellado por un camello. Abdulmajeed Aljuhani nos muestra lo peligrosa que puede ser la carrera de camellos que se celebra anualmente en el pueblo de Yanbu Albahr, en Arabia Saudí. El hombre de la imagen debía apartarse con el pistoletazo de salida pero el tiempo y los camellos se le echaron encima.

Foto: Abdulmajeed Aljuhani

Luces de tormenta. Para hacer buenas fotos no hace falta viajar hasta el fin del mundo. Enrique Mariscal Labrador es de los que prefieren quedarse cerca de casa y aprovechar las vistas que regala el Pirineo catalán a aquellos que saben apreciarlas y capturarlas en una sola imagen.

Foto: Enrique Mariscal Labrador

Abandonado. Mediante el uso de varias fotografías y de un excelente dominio de la edición y manipulación digital, Richard Allenby-Pratt consiguió crear una impresionante serie en la que muestra un Dubai en ruinas abandonado por hombres y mujeres y poblado únicamente por animales.

Foto: Richard-Allenby-Pratt

El duro invierno. Estando en el lugar adecuado y en el momento oportuno. Así se consiguen muchas instantáneas memorables y así obtuvo la suya el fotógrafo Mikael Sundberg. Una impresionante estampa de un pequeño pájaro intentado sobrevivir al frío invierno de Suecia.

Foto: Mikael Sundberg

Posesión material. La jovencísima Lissy Elle llevó a cabo una de sus fotografías más celebradas en el sótano de su casa con el vestido de novia de su madre. Una interesante metáfora acerca del consumismo desbocado que embriaga a la sociedad actual.

Foto: Lissy Elle

En la pradera. La fascinación por la mirada y las pecas de una modelo fueron el detonante de una sesión de fotos de la que nacería este cándido retrato. A falta de un equipo a la última, la fotógrafa Daria Pitak utilizó una lámina de metal como reflector y una vieja Olympus OM-10 que había comprado por poco más de 20 euros en un viaje a Inglaterra.

Foto: Daria Pitak

El otro cielo. Colores saturados, referencias a la Biblia y un giro de 180 grados convierten la acuática y veraniega foto de Irving Lubis en un auténtico regalo para la vista. Este autor indonesio nos deleita con otras dos imágenes igual de vistosas.

Foto: Irving Lubis

The Line. Con un estilo directo y minimalista que sorprende por su compleja simplicidad, el fotógrafo madrileño Palíndromo Mészáros documentó la catástrofe que tuvo lugar hace dos años en la fábrica de aluminio MAL, en Hungría. El millón de metros cúbicos de lodo rojo liberado inundó varios pueblos y provocó la muerte de diez personas. Aviso para incrédulos: no hay Photoshop en sus imágenes.

Foto: Palíndromo Mészáros

La isla de Morel. Consciente de la importancia que tienen una buena iluminación y todos los pequeños detalles que conforman una imagen, el hawaiano Aaron Nace construyó junto a su equipo un escenario para recrear el cautivador instante en el que un grupo de sirenas devoran el alma de un niño. Fueron necesarias un sinfín de máscaras de capa para clonar a la misma modelo hasta cuatro veces.

Foto: Aaron Nace

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar