• Miedo fotográfico a Internet
  • El que no sabe y el que no quiere saber
OpiniónEnfoque diferencial

Colorín colorado, este mundo se ha acabado

 
9
FEB 2009

Hace unos días estuve en la exposición "60 años de la catástrofe palestina". Cuando me dirigía hacia ahí, un compañero me preguntó si iba a contemplar o a trabajar, y se extrañó cuando le dije que iba a trabajar. Su argumento: "La exposición es de fotógrafos poco conocidos, está en una librería de un barrio no precisamente glamuroso de Madrid y no ha sido anunciada en ningún medio. Huele a fracaso." (No es textual, pero se acerca.)

Que las fotos se presenten en la galería Álvaro Alcázar o en el Reina Sofía debería ser lo de menos

Resultó que fui, y sí, la exposición estaba en una librería no especialmente lujosa. No había gente VIP ni famosos ni políticos. Sólo había un par de mesas y un proyector conectado a un portátil, y algo más: fotografías de calidad, buenas instantáneas que daban que pensar. Fotoperiodismo de primer nivel; el marco era lo de menos.

Lo de más son las fotos; que se presenten en la galería Álvaro Alcázar, en el Reina Sofía o en casa de Pepito Pérez debería ser lo de menos. Lo de más son las fotos; que las haya hecho Helmut Newton, Chema Madoz u Ouka Lele debería ser lo de menos. Lo de más son las fotos; que las presente el ministro de Cultura, Elsa Pataky o el Gallo Claudio debería ser lo de menos. Pero no lo es.

El talento fotográfico en este país -y supongo que en este mundo- se supedita la mayoría de las veces a la fama y la repercusión mediática del fotógrafo o el fotografiado. No pocas veces hemos visto exposiciones fotográficas de actores, directores, modelos o músicos en algunas de las paredes más importantes; exposiciones de calidad inversamente proporcional a la repercusión mediática de la muestra.

¿Se imaginan a Paris Hilton cámara en ristre? Las galerías se la rifarían y sería otra vez reina de portadas

Creo que esta circunstancia sólo se da en fotografía, y posiblemente también en ilustración, pero pare usted de contar.

Si un actor escribe un mal libro, lo fusilan. Si hace una mala escultura, lo lapidan. Si lanza un pésimo disco, lo destierran. Pero, ah, si hace fotografía... arte seguro. ¿Se imaginan a Paris Hilton cámara en ristre? Las galerías se la rifarían y sería -otra vez- reina de portadas. ¿Mérito fotográfico?

Debería ser asignatura obligatoria en las escuelas de fotografía aprender a distinguir lo bueno de lo que nos dicen que es bueno, aprender que muchas veces en las pequeñas galerías o centros culturales están los mejores trabajos, aquellos que se hacen con pocos medios y muchas ganas. Porque cuando la foto es buena, es buena, pero si además se hace con el corazón y no con el bolsillo, es aún mejor.

Un compañero me decía una vez que si a él le dieran dos guías, un intérprete, porteadores, dinero en abundancia y tiempo -como los que National Geographic le proporcionó a Steve McCurry-, también haría una foto histórica.

La fotografía se parece a la tele: importa poco la calidad y mucho el famoseo y el qué dirán

Tal vez mi colega exagerase un poco, pero lo que es invariablemente cierto es que si alguien quiere repercusión mediática y proyección profesional, lo mejor es tener un buen padrino -en todos los sentidos.

Ejemplos los hay a patadas, pero me quedo con el de Michel Comte y su desnudo de Carla Bruni. ¿Alguien duda de que el caché de Comte, independientemente de su calidad como fotógrafo, no ha subido como la espuma en los últimos meses?

Voy a decir algo que pensé que nunca iba a decir, y es que la fotografía se parece a la tele. No importa -o importa muy poco- la calidad y sí importan las referencias, el famoseo, los escándalos y el qué dirán.

Qué más da que estés fotografiando cómo el mundo se autodestruye o cómo el hambre acaba con la infancia en algún recóndito lugar. Qué más da, si nadie va a ir a verlo. Y luego compruebo, tras echar un vistazo a las estadísticas de mi página web, que las fotos más vistas son las de las fiestas Playboy, y entiendo por qué el mundo se va al carajo.

La columna de opinión Enfoque diferencial se publica normalmente el segundo y cuarto lunes de cada mes.

Artículos relacionados (1)
Agenda fotográfica
06 / FEB 2009
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar