Crónica

Colonia en 3D

 
22
SEP 2010
Iker Morán   |  Colonia

Salimos de la feria IFA de Berlín hace un par de semanas huyendo de la avalancha 3D y resulta que ese universo tridimensional también nos aguardaba en Photokina.

¿3D en una feria de fotografía? Pues sí. La moda ha llegado también a este sector, y la experiencia nos dice que no se trata de algo pasajero, sino de una tendencia de futuro que, guste o no, poco a poco irá recalando en todos los escalones de este mercado.

Basta con echar un vistazo al panorama de hace dos años y compararlo con lo que ahora mismo puede verse en los pabellones de esta edición. En 2008, Fujifilm sorprendió a propios y extraños con un cuadriculado prototipo de lo que después sería la primera cámara digital 3D del mercado.

Fujifilm FinePix Real 3D W3
Fujifilm FinePix Real 3D W3
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Estaban solos, y aquello bien podría haberse quedado en una mera anécdota. Un experimento que, por cierto, acabó convertido en la FinePix Real 3D W1, que según nos cuentan los portavoces de la compañía tuvo unas ventas nada despreciables de casi 1.000 unidades en España.

Ahora las dichosas gafas tridimensionales ya acechan en los stands de Panasonic y Sony. En realidad, es algo lógico. Ambas firmas están empeñadas en colar en nuestro salón una pantalla de televisión lo más grande posible, y por supuesto con tecnología 3D.

Así que el siguiente paso es llenar ese monitor con contenidos en 3D. Y nada mejor que las fotografías que desde ya mismo se pueden sacar con la nueva óptica Lumix G 12,5 mm f12, que es capaz de convertir en una cámara 3D las Lumix DMC-G2 y GH2. Y en el caso de las NEX de Sony, véanse también sus barridos panorámicos tridimensionales.

La moda del 3D ha llegado también a la fotografía, y la experiencia nos dice que no se trata de algo pasajero

Fujifilm también se ha subido a este carro de la visualización en el televisor 3D, que de hecho se perfila como uno de los mejores frentes para ir introduciendo este tipo de cámaras.

La nueva FinePix Real 3D W3 sigue luciendo una pantalla lenticular que reproduce esta sensación de profundidad de las imágenes sin necesidad de gafas y con unos resultados muy decentes. Aun así, una de sus mejoras más interesantes es, precisamente, conectarla al televisor y ver en 3D las fotografías y los vídeos HD.

Los datos de esta nueva categoría son, lógicamente, muy modestos. En Japón, según las cifras manejadas por Fujifilm, las cámaras 3D representan un 0,9% de las ventas totales. Pocas, sí, pero posiblemente muchas más de las que la mayoría pensaríamos a priori.

Más allá de las diferentes aproximaciones de Sony, Panasonic y Fujifilm, ¿ningún otro fabricante se anima a unirse a la fiesta? Contra todo pronóstico (incluidas algunas previsiones que se manejaban dentro del sector), parece que no, más allá de la propuesta de la Minox PX3D. Y de la cámara de la Nintendo 3DS, claro.

Samsung era el mejor situado en esta carrera, sobre todo después de que a principios de año mostrara un prototipo de cámara 3D que parecía ya bastante desarrollado. Ni rastro de él en Photokina, y según hemos podido saber afilando un poco el oído, parece que por ahora los planes de la firma surcoreana están congelados en esta vertiente. Con toda la carne puesta en el sistema NX, tal vez sea que no queda combustible fotográfico para otra barbacoa.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tarde más o tarde menos, seguro que la fotografía 3D acaba haciéndose un hueco o al menos convirtiéndose en una función más que se asumirá dentro de la larga lista de prestaciones que incluso las compactas más sencillas incorporan.

Dentro de dos años lo comprobaremos. Por ahora, intentar huir de la incipiente presencia de la fotografía 3D en Photokina es posible, pero peligroso. Si uno se descuida, puede acabar dándose de morros con algún ejemplo de ese efecto HDR que propugnan -en versión pasada de rosca- las últimas compactas de Casio. Los efectos sobre las retinas más sensibles pueden ser demoledores.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar