Actualidad

Una ciudad cobrará 50 dólares a los fotógrafos profesionales por realizar sesiones en sus parques

10

La nueva norma de Overland Park (Kansas) afecta a los más de 80 parques públicos de esta localidad estadounidense y obligará a los fotógrafos profesionales a conseguir un permiso

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Una turista saca fotos en el Park Güell, uno de los parques públicos de Barcelona con mayor afluencia de visitantes (y cámaras).
16
ENE 2014

Si hasta ahora los recintos cerrados eran el escenario habitual de la eterna discusión en torno a la posibilidad de hacer fotos con el móvil pero no con una cámara de aspecto profesional, un nuevo precedente en Estados Unidos sitúa a los parques como próximo espacio vetado para ciertos fotógrafos. O al menos sin que antes éstos pasen por caja.

El origen de este nuevo caso se encuentra en Overland Park, una ciudad del condado de Johnson, en el estado Kansas, donde la próxima semana entrará en vigor una norma que obligará a los profesionales a pagar a la administración local antes de poder sacar fotos en sus parques públicos.

La normativa, que acaba de ser aprobada por las autoridades, afecta a los 83 parques públicos de esta ciudad estadounidense y obligará a los fotógrafos a conseguir un permiso si desean realizar una sesión en alguno de estos lugares. Una solicitud que no sólo tendrá que ser aprobada, sino que supondrá un desembolso de cerca de 50 dólares.

Esta tasa, eso sí, sólo se aplicará para la fotografía de personas y animales, y estarán exentos de ella quienes –independientemente de si usan la cámara del móvil o un cuerpo de gama alta- se limiten a fotografiar la naturaleza, explican en el canal de noticias 41 Action News.

Según las autoridades, no se trata de una medida para recaudar dinero, sino de una forma de controlar las actividades que se realizan en los parques, donde además están prohibidos los rodajes publicitarios. En este sentido, los responsables de este área especifican que la medida afectará únicamente a quienes se estén lucrando por esas sesiones de fotos. Lógicamente, algunos de ellos ya han apuntado que la solución pasa por trasladar sus reportajes a los parques de alguna ciudad próxima.

No es la primera vez que una medida de este tipo salta a los titulares, si bien hasta ahora se había hecho hincapié en la cámara usada más que en el tipo de fotografía que se realizaba. A finales de 2011, por ejemplo, un museo de Londres prohibió expresamente la fotografía con cámaras réflex, dejando vía libre al resto de modelos. Más curioso es el caso –posteriormente desmentido- de Kuwait, donde un medio aseguró que se había prohibido el uso de cámaras réflex en calles y lugares públicos.

10
Comentarios
Cargando comentarios