Actualidad

Las firmas niponas prevén una caída de las ventas de cámaras en 2009 y una recuperación en 2010

 
29
ENE 2009

Pese al arranque de optimismo y cierta sorpresa que puede producir comprobar que las exportaciones japonesas de cámaras fotográficas crecieron casi un 20% durante 2008, las previsiones para este año son bastante menos efusivas. Según indica la asociación de fabricantes japoneses CIPA, durante este año se prevé una leve caída del 0,7% (que no será superior debido al empuje de las SLR). Habrá que esperar a 2010 ó 2011 para notar los primeros síntomas de recuperación, auguran.

En un contexto repleto de planes de reestructuración, recortes de personal y caída de los beneficios, la asociación CIPA, que engloba a los principales productores japoneses de la industria fotográfica, ha puesto sobre la mesa los datos de exportaciones del pasado año y las previsiones para los próximos meses.

Unas cifras que certifican lo que ya casi todo el mundo sabía: en otoño de 2008 el mercado sufrió un punto de inflexión del que tardará meses en recuperarse.

Así, frente al fuerte crecimiento experimentado durante 2008 (con un aumento de exportaciones de más del 19%), las previsiones para este ejercicio son bastante peores.

De hecho, la CIPA ya habla de un ligero deterioro del 0,7%, fruto de la caída del 1,3% de las cámaras compactas, pero compensado por la tasa al alza del 6,8% que experimentarán las réflex.

Recuperación en 2010
Menos pesimista de lo que podría esperarse, la asociación incluso se atreve a poner fecha a los primeros síntomas de recuperación económica del sector.

Será a lo largo de 2010 ó 2011 cuando las exportaciones de material fotográfico desde Japón comiencen a recobrar su salud, con un crecimiento estimado del 2,4% para las cámaras compactas y más del 8% para las réflex, que de nuevo asumen un papel protagonista.

Hay que tener en cuenta, eso sí, que los datos presentados se centran en el número de unidades exportadas, dejando al margen dos de los principales problemas citados por muchas empresas del sector como detonantes de la delicada situación que se vive: la caída en el precio medio del producto y la depreciación del yen.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar