• 10 funciones de tu cámara que deberías conocer (y usar)
  • 10 clamorosos desastres perpetrados con Photoshop
Nueve más uno

10 directores de cine que también han destacado como fotógrafos

2
Foto: David Lynch
10
OCT 2011

Afirmar que la fotografía y el cine son dos artes estrechamente relacionados es poco más que una soberbia perogrullada. La similitud entre los recursos estéticos y técnicos que emplean ambas disciplinas y su similar origen técnico han ocasionado que muchos cineastas se hayan pasado de un terreno al otro obteniendo en ambos excelentes resultados. He aquí diez ejemplos de los muchos cineastas que también han puesto su talento al servicio de la fotografía. ¿O quizás es al revés?

Stanley Kubrick

Foto: Stanley Kubrick

Polémico y perfeccionista, Stanley Kubrick es uno de los cineastas norteamericanos más importantes de la segunda mitad del siglo XX. Mucho antes de debutar en la gran pantalla con "Fear and Desire" y de revolucionar el séptimo arte con obras maestras como "2001: Una odisea del espacio" y "La naranja mecánica", Kubrick trabajó unos años como reportero gráfico para la revista Look, dejando una interesante colección de instantáneas.

En sus fotografías podemos reconocer algunas de las constantes del inconfundible estilo que marcaría luego su obra cinematográfica, como el gusto por las perspectivas y las líneas de fuga y su excelente gusto a la hora de componer imágenes en perfecto equilibrio y con contrastados claroscuros.

David Lynch

Foto: David Lynch

Onírica, sensual y profundamente perturbadora son algunos de los adjetivos que suelen definir la fascinante filmografía de David Lynch, el visionario director de "Carretera perdida", "Mulholland Drive" o "El hombre elefante". Al igual que ocurre en sus producciones cinematográficas, Lynch cultiva en sus instantáneas el gusto por la oscuridad, el sexo y los entornos opresivos y amenazantes.

Dennis Hopper

Foto: Dennis Hopper

Auténtico enfant terrible de la industria cinematográfica de Hollywood y director y protagonista de la seminal "Easy Rider", Dennis Hopper fue durante toda su vida un apasionado fotógrafo. En su extensa producción fotográfica brillan con luz propia los estupendos retratos de algunos de sus compañeros de profesión, así como los de otros personajes anónimos que pululaban por la América contracultural de los años 60 y 70.

Wim Wenders

Foto: Wim Wenders

Nacido en Düsseldorf en 1945 y fan declarado de las cámaras Leica -marca con la que incluso ha colaborado en alguna ocasión-, Wim Wenders es un apasionado y activo fotógrafo. Gran parte de su extensa obra en esta disciplina se centra en los retratos que realizaba en los descansos de los rodajes de sus propias y veneradas películas, como "París, Texas", "El Cielo sobre Berlín" o el documental "Buena Vista Social Club".

Lejos del universo cinematográfico destacan sus fotografías de extensos paisajes urbanos en los que la presencia humana es prácticamente inexistente.

Anton Corbijn

Foto: Anton Corbijn

Más conocido como director de videoclips de bandas como Depeche Mode, Nirvana o U2, el holandés Anton Corbijn debutó en el cine en 2006 con "Control", un biopic sobre la tortuosa vida de Ian Curtis, el malogrado vocalista de Joy Division.

Mucha más prolífica es su carrera fotográfica, que ha estado estrechamente ligada a la industria musical y a revistas de prestigio como Vogue o Rolling Stone. Sus estupendos retratos se caracterizan por mostrar a los músicos en momentos en los que impera la paz, la soledad y el sosiego, lejos del glamour y de sus actuaciones musicales.

Carlos Saura

Foto: Carlos Saura

Autor de algunas de las películas más importantes y laureadas del cine español como "La caza", "Cría cuervos" o "Carmen", Carlos Saura es un habitual en las salas de exposiciones gracias a su atractivo y extenso catálogo de instantáneas. Incluso han podido verse en alguna ocasión las máquinas fotográficas que él mismo construye y bautiza con nombres como Saurcam.

Muchos de los clichés de su filmografía aparecen también en su obra fotográfica: la fascinación por la muerte, su pasión por las mujeres y el gusto por las escenas costumbristas, aunque sin dejar nunca de lado una marcada influencia surrealista.

John Waters

Foto: John Waters

Películas tremendamente transgresoras e independientes como "Pink Flamingos" o "Hairspray" han convertido a John Waters en uno de los directores más representativos del llamado cine undreground o de culto.

Profesor de cine y subcultura en la European Graduate School, la carrera de Waters siempre ha estado ligada al mundo de la fotografía. "Pecker", una de sus películas más accesibles, trata sobre un joven fotógrafo amateur que logra atraer la atención de una importante marchante de arte de Nueva york a base de retratar compulsivamente a los excéntricos habitantes de su pueblo.

Abbas Kiarostami

Foto: Abbas Kiarostami

Abbas Kiarostami es uno de los cineastas más influyentes y laureados del Irán posrevolucionario, y sin duda el que goza de mayor aceptación por parte del público internacional y por ende disfruta de una mayor presencia en las salas de todo el mundo.

La sencillez y el sosiego que desprenden reputados filmes como "El sabor de las cerezas" o "El viento nos llevará" están presentes en muchas de las instantáneas en las que captura los vastos espacios abiertos de su Teherán natal.

Larry Clark

Foto: Larry Clark

Hasta que Harmony Korine se cruzó en su camino con el guion de "Kids" bajo el brazo, Larry Clark dedicaba todo su tiempo a la fotografía, disciplina en la que ha cosechado mejores resultados que en su posterior andadura cinematográfica.

De hecho sus películas son una evidente prolongación de su actividad fotográfica. En ellas predomina un estilo crudo, directo y sin artificios para retratar el lado más sórdido de de la juventud norteamericana.

Leni Riefenstahl

Foto: Leni Riefenstahl

Tristemente célebre por sus producciones propagandísticas al servicio de la Alemania nazi, el talento de Leni Riefenstahl tras las cámaras le ha proporcionado un merecido lugar en la historia del cine. Tras ser exculpada por Francia y perder la mayor parte de sus bienes, inició en la década de los 50 una prolífica etapa como fotógrafa.

Su trabajo más conocido en esta disciplina se trata, sin duda, de su hermosa serie de retratos a los nuba, una tribu indígena del sudeste de África. En ella, la controvertida cineasta explora con sensibilidad la vida cotidiana del poblado fascinada por la belleza y perfección de los cuerpos desnudos de sus habitantes.

2
Comentarios
Cargando comentarios