Actualidad

Chris Hondros: el fotógrafo que entendió la guerra a través de una melodía

1
Foto: Scout Tufankjian
30
ABR 2014

El 20 de abril de 2011 dos fotógrafos morían en Misrata, en Libia, durante un bombardeo de las fuerzas leales a Gadafi. Se trataba del británico Tim Hetherington y el estadounidense Chris Hondros. Algunas de las mejores fotografías de este último podemos verlas ahora en un libro que acaba de ser publicado por powerHouse Books y Getty Images, la agencia para la que trabajaba. Su título es toda una declaración de intenciones: “Testament”. Todo un homenaje póstumo a este reportero gráfico nominado dos veces al premio Pulitzer.

Las fotos que aparecen en sus páginas fueron realizadas en Kosovo, Afganistán, Cisjordania, Iraq, Liberia, Egipto y Libia. Abarcan un periodo que va desde la década de 1990 hasta su fallecimiento. El proceso de recopilación de todo este material ha sido arduo, pues se ha tenido que revisar meticulosamente el inmenso fichero fotográfico que Hondros -neoyorquino de ascendencia griega y alemana- había alimentado con el paso de los años. Una tarea no exenta de problemas técnicos.

Foto: Ramón Peco (Quesabesde)
Editado por powerHouse Books y con un total de 160 páginas, "Testament" vio la luz hace unos días.

Para hacernos comprender lo que estaba sucediendo en los escenarios de conflicto Hondros casi siempre se centraba en las personas. De hecho, cuando repasamos sus fotos descubrimos que es casi imposible encontrar una que no tenga un claro protagonista. Algo que se ve tanto en las imágenes tomadas en plena batalla como en aquellas en las que nos muestra las consecuencias de los conflictos.

De hecho, un género que Hondros cultivó con intensidad fue precisamente el retrato. Quizá porque entendía que la única forma de explicar una guerra es intentar que nos olvidemos de las cifras. Y para lograr eso no hay mejor forma que mostrar las caras de todos aquellos personajes anónimos que sufren y alimentan un conflicto.

testament
Foto: Chris Hondros (Getty Images)
testament
Un paramilitar de las fuerzas progubernamentales del gobierno de Liberia, exultante tras disparar su lanzagranadas. En la imagen inferior, niños soldado de la milicia leal al régimen liberiano. Ambas imágenes fueron realizadas en 2003 en Monrovia. | Foto: Chris Hondros (Getty Images)

Su serie fotográfica más conocida es de 2005. En ella aparece la foto de un niña salpicada por la sangre de sus padres, que acababan de morir abatidos por soldados estadounidenses. Una imagen estremecedora tomada en Tal Afar, en Iraq, que dio la vuelta al mundo.

La historia de ésa y de otras fotos que componen la serie no terminó con su publicación. Su impacto en la opinión pública logró que uno de los niños de la familia, que recibió un impacto de bala que le dañó la columna vertebral, fuese enviado a Boston para ser curado. Aunque la historia no tuvo final feliz: el joven murió al volver a su país en 2008 víctima de la ola de violencia que en él imperaba.

La foto de una niña en Iraq salpicada por la sangre de sus padres, abatidos por los soldados estadounidenses, sacudió la opinión pública. Un niño de la familia, herido de bala, fue trasladado a Boston para ser curado

Las fotos recogidas en "Testament" fueron realizadas en Kosovo, Afganistán, Iraq, Cisjordania, Liberia, Egipto y Libia desde la década de 1990

Hondros también experimentó con el lenguaje fotográfico. Lo demuestra su serie fotográfica “Una ventana en Bagdad". En ella el fotógrafo nos muestra la ciudad y a sus habitantes a través de la ventana de los vehículos militares en los que solía recorrerla con los soldados estadounidenses. Algunas de estas fotos fueron utilizadas para crear un vídeo cuya banda sonora fue interpretada ex profeso por varios músicos.

En la escritura halló Hondros otra forma de relatar al mundo sus vivencias, aunque sus textos no son de naturaleza periodística. Se trata de ensayos en los que reflexionaba sobre temas que van desde la propia naturaleza humana hasta la música, una de sus grandes pasiones.

testament
Foto: Chris Hondros (Getty Images)
testament
Dos momentos de la historia reciente de Iraq: un soldado estadounidense retira una foto de Saddam Hussein en una escuela en 2003 y un niño pega un cartel en Bagdad durante la campaña electoral de 2005. | Foto: Chris Hondros (Getty Images)

En uno de estos escritos titulado “Música para Iraq” escribía estas palabras: “En un remoto desierto de la provincia de Ambar dormía a la intemperie tumbado en la arena con mi chaleco antibalas como almohada. La luna ya se había ocultado y reinaba la oscuridad y la tranquilidad. Estaba escuchando la Cavatina de Beethoven y me quedé mirando fijamente al oscuro mar, que brillaba libremente bajo la luz del cosmos. Y por un breve momento, llegué a comprender las razones por las que estaba allí y el verdadero significado de todo aquello.”

testament
Foto: Chris Hondros (Getty Images)
testament
Dos niñas observan a un soldado estadounidense en su casa de Bagdad, en junio de 2007. En otro hogar de Faluya, un hombre es detenido durante una incursión nocturna en 2005. | Foto: Chris Hondros (Getty Images)

Es precisamente esa cita la que acompaña a la última fotografía de “Testament”. En ella se ve a un marine recostado en una silla en una habitación llena de escombros. Aunque Hondros nos dejó muchas imágenes marcadas por el frenesí que brindan los conflictos armados, son escenas pausadas, como la de ese marine descansando, las que parecen definir mejor que ninguna otra su estilo. Con ellas este fotógrafo parecía marcar un punto y aparte, sintetizar el caos de ese monstruo que terminó arrebatándole la vida a él mismo.

Fuentes y más información
1
Comentarios
Cargando comentarios