• Diana Zeyneb Alhindawi: "Fue como vivir un cuento de hadas"
  • Sergi Cámara: "Quería mostrar la problemática de los refugiados sin caer ...
Con texto fotográfico

"La función primera y más necesaria de este tipo de fotos es la de comunicar" Chema Conesa

3
Foto: Chema Conesa (El Mundo)
14
ENE 2016
Declaraciones obtenidas por Ivan Sánchez

El ambiente oscuro de un claustro con una cruz de fondo, niebla artificial proveniente de una máquina de humo y una iluminación lateral muy simple. Y Gonzalo Torrente Ballester. Personaje y contexto para recrear su novela “Los gozos y las sombras”. Con estos sencillos ingredientes cocinó Chema Conesa uno de los retratos más notables para el especial que La Revista (del periódico El Mundo) publicó en 1996 como homenaje a la literatura española.

Chema Conesa

Esta foto la hice en el año 96 con motivo de un especial del semanario de El Mundo -entonces se llamaba La Revista de El Mundo- como homenaje a la literatura. Con un escritor intentábamos recrear de alguna forma la atmósfera de una de sus obras, en este caso 'Los gozos y las sombras', de Gonzalo Torrente Ballester.

Hablamos con él y nos citamos en Salamanca. Yo fui antes para buscar un claustro con esa connotación de umbría y que de alguna forma diese la sensación de Galicia mágica, y encontré el Claustro de los Dominicos. Pedimos permiso y no nos dieron ningún problema, así que allí nos plantamos con él.

La foto era muy sencilla de hacer, pero nosotros queríamos añadirle un poquito de ambiente gallego, que es esa especie de neblina que hicimos artificialmente con una máquina de humo. Yo viajaba solamente con un ayudante, y ninguno de los dos habíamos trabajado jamás con una máquina de ese tipo, así que al principio tuvimos algún problema porque empezó a salir muchísimo humo, algo incontrolable, y llegaron los dominicos preguntando qué pasaba, que parecía que allí hubiera un incendio y que si tenían que llamar a los bomberos. Fue una sesión un poco accidentada.

"Para este tipo de fotografías se tarda más en conseguir todos los elementos necesarios que en hacer la propia fotografía"

Realmente la foto se hizo en muy poco tiempo. Unas cuantas poses, porque la idea era clara. Hay al fondo una cruceta de una ventana que es una cruz, y se le añade todo eso de lo que queríamos hablar: la magia y la umbría gallega y todo el tema de la oscuridad y el misterio que él aporta en 'Los gozos y las sombras'.

Para este tipo de fotografías se tarda más en conseguir todos los elementos necesarios que en hacer la propia fotografía. Entre llegar al sitio, poner la máquina, poner la luz y hacer las fotos, [la sesión] duró como una hora. Para el hecho en sí de disparar yo no suelo tardar más de un cuarto de hora o 20 minutos, porque entiendo que los personajes tienen sus prisas y sus condicionantes.

Gonzalo estuvo paciente, apoyándose en su cayado porque ya era una persona mayor, aunque era un hombre tremendamente jovial: para nada aparentaba la edad que tenía, ni a nivel físico ni psíquico. Era un hombre muy marchoso. Siempre lo fue. Le gustaba cantar tangos y mezclarse con la gente joven. De hecho la cantidad de hijos que tuvo le hizo ser como era: un hombre tremendamente vitalista y amable.

En una reunión con el director de redacción elegimos los personajes -los literatos- y escogimos las obras que, aparte de ser las más conocidas, aportasen también un aire que facilitase la comunicación. Y de las muchas obras que ha escrito Torrente Ballester escogimos 'Los gozos y las sombras'. Por ejemplo, de Camilo José Cela escogimos 'Viaje a la Alcarria'. En fin, todos los que salieron en ese número dedicado a la literatura española tenían ese leitmotiv.

Esto son fotografías para publicar en medios de comunicación, así que su función primera y más necesaria es la de comunicar. Y esa comunicación hay que facilitarla dando claves sobre el personaje al espectador mediante guiños que hagan referencia a algo. Todas estas fotografías tienen esta función.

En cualquier caso, en todos estos retratos los personajes son aquiescentes: han dado su permiso, hemos quedado en un sitio y se dejan hacer la foto. No hay ninguna foto robada, en el sentido de que incluso a veces les explico cómo me gustaría fotografiarlos. A la gente, cuando se les explica el porqué de una foto y tienen un sentido periodístico y comunicador, cuánto más sabios y más expertos son en sus respectivas áreas, más lo entienden y se prestan a ello.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

Fuentes y más información
Artículos relacionados (2)
Agenda fotográfica
06 / MAY 2014
3
Comentarios
Cargando comentarios