Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Crónica

CES 2016: el futuro es ahora (pero se parece bastante al pasado)

1
11
ENE 2016
Iker Morán | Las Vegas

Carteles de Polaroid en la entrada, bolsas de Nikon en manos de todos los asistentes y una Kodak convertida en uno de los productos más comentados. Si cerramos plano y no miramos el calendario, podría dar la sensación de que hemos vuelto a 2006 y esto es la PMA. ¿Alguien se acuerda de aquella feria fotográfica de cuando usábamos cámaras y no el móvil?

Pero da igual, porque es 2016. Y si abrimos un poco más el angular descubriremos que esto está lleno de drones, de coches conectados que sueñan con no necesitar conductor y de la constatación de que empezamos a ser los abuelos cebolleta de la sala de prensa. Yo estuve en el hotel Sahara antes de que lo cerrarán, y tal. Claro, claro, me responden los youtubers. Tómate la pastillita, anda.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

No hace falta ninguna excusa para volver a Las Vegas, pero sin duda este ha sido un buen año para pasarse por el CES. La fotografía ya no es lo que era, pero la imagen ha sido una de las protagonistas de esta edición. Y no solo porque Nikon ha venido dispuesta a dar mucha guerra con sus nuevas D5 y D500 y a demostrar a todos esos jovenzuelos que todavía saben moverse en una feria como esta y que, si se ponen tontos, no hay móvil que resista un buen golpe con la D5.

¿Acaso los drones no son una nueva generación de cámaras a las que les han salido hélices?, reflexionamos mientras pasamos por el estand de DJI y no podemos evitar el escalofrío al pensar que el 10% de Hasselblad ya es de ellos. Los hay para todos los gustos y presupuestos, incluso uno de forma redondeada y acolchada que promete ser el más seguro del mundo y –suponemos- no dar sustos a esquiadores. Pero sin duda nuestro favorito es ese que parece concebido en el mismísimo centro de Bilbao. Nada de llevar una cámara o paquetes de Amazon: el drone Ehang 184 lleva directamente a una persona.

ces 2016
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
ehang 184
Ehang 184
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Siempre son divertidos estos guiños de futuro entre las clásicas frases que prometen que ya estamos viviendo en ese futuro prometido. Puede ser, pero el caso es que entre el nuevo reproductor de vinilo de Sony y la Super 8 de Kodak más bien parece que hemos retrocedido unas décadas. ¿Qué será lo próximo? ¿Cintas de casete en 2017? Pues cuidado con la broma, que en alguna que otra tienda hipster de Las Vegas ya nos hemos cruzado con una estantería dedicada a las cintas, aunque no sabemos si se trata de un ejercicio de sarcasmo o de lo próximo que vendrá.

Mientas Nikon se ha presentado en el CES dándolo todo, Canon ha optado por un perfil más bajo. Al menos en novedades, con unas IXUS y PowerShot de zoom largo que solo provocan una pregunta: ¿pero todavía existen? Lo mismo nos pasa al descubrir videocámaras en algún que otro estand en el que –nótese la paradoja- alguien está rodando con una parafernalia digna de Star Wars, solo que en el centro de estabilizadores, focos, micros y demás hay un iPhone como cámara.

ces 2016
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
ces 2016
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Sony saca pecho con sus A7 y vuelve a dar muestras de un divertido caso de personalidad bipolar al criticar las réflex a un lado de su estand y tener unas cuantas SLT –que sí, que no es lo mismo- justo al otro lado. Eso y por supuesto el clásico despliegue con todo su arsenal de ópticas para que no vayamos luego diciendo por ahí que el sistema está muy bien pero que faltan objetivos.

En Samsung las cámaras ni están ni se las espera. Las cámaras NX, se entiende, porque cámaras también tienen los Galaxy S6 –y bastante buena, por cierto- e incluso sus nuevas neveras para poder saber qué tenemos dentro sin abrir la puerta. El futuro era eso, amigos.

ces 2016
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
ces 2016
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

O poder imprimir en 3D y con madera, como propone Polaroid, cuya gama de productos no deja de crecer, entre cámaras digitales bastante olvidables y cámaras instantáneas y de acción que nos gustan mucho más. Solo les falta tener bombillas LED como sus primos de Kodak y venderlas en un packaging retro.

Cámaras de acción, otro de los segmentos que más fuerte están pegando últimamente. Y eso se nota en el CES, claro. GoPro también se ha presentado con un estand de esos de lucirse mucho, para dejar claro que aunque sus acciones en bolsa estén por los suelos, ellos son los que pilotan este sector. Esperábamos ver ese prometido drone que se presentará este año, pero inexplicablemente siguen haciéndose los remolones.

ces 2016
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
ricoh theta
Ricoh Theta
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Justo a su lado, Nikon también quiere apuntarse a la moda con esa peculiar KeyMission 360 que no veremos en acción –nunca mejor dicho- hasta primavera. Promete revolucionar el mercado, aunque bastaba dar un paseo por el CES para ver que ya hay unas cuantas cámaras que prometen exactamente lo mismo: contar nuestra apasionante vida llena de aventuras trepidantes en 360 grados.

Incluida la Ricoh Theta, con tanto afán de protagonismo que ni siquiera ha dejado espacio en el estand de la firma para la Pentax de formato completo que también está programada para 2016. Con calma, ¿eh?, no os estreséis.

ces 2016
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
ces 2016
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Aunque, pensándolo bien, lo que vemos es que prefieren hacer una larga cola por probar unas gafas de realidad virtual, otra de esas tendencias que llevan años flotando en el ambiente y poco a poco empiezan a materializarse. Aunque vistos los precios de las Oculus, existe un claro riesgo de que la dichosa VR aburra y asuste a todo el mundo antes de ser algo real y útil.

Igual la clave es hacer como Zeiss y apuntarse a todo. ¿Gafas de realidad virtual? Venga. ¿Accesorios ópticos para móviles? Claro. Visto el panorama en la larga lista de preguntas sin responder con la que nos venimos de Las Vegas, reservamos un capítulo especial para adivinar el futuro de las grandes de la fotografía dentro de unos años.

ces 2016
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

¿Estaremos hablando en el CES 2018 de los drones de Nikon o de los móviles de Canon con grabación 8K y óptica intercambiable? ¿Pentax será un fabricante de cámaras de acción y Fujifilm habrá dejado ese rollo del digital y se habrá volcado en la producción de película para competir con Kodak, que habrá comprado GoPro y triunfará con sus Brownie del siglo XXI? Igual ese último cóctel no fue buena idea.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
1
Comentarios
Cargando comentarios