• Samsung Galaxy Xcover 2: análisis
  • Vanguard Abeo Pro 283CGH: análisis
Prueba de producto
VELOCIDAD ANTE TODO

Casio Exilim ZR1000: análisis

 
14
AGO 2013

En un mercado saturado de cámaras compactas dotadas de vertiginosos zooms y multitud de prestaciones, el potencial comprador tiene que armarse de paciencia y tomarse su tiempo a la hora de elegir cuál es la mejor opción. En el segmento de las compactas avanzadas, donde la variable del precio cobra una mayor importancia, encontramos un puñado de modelos interesantes entre los cuales se incluye la Exilim EX-ZR1000, actual buque insignia de Casio. Esta cámara de 16 megapíxeles -que ya lleva un tiempo en el mercado- ha pasado varios días en nuestras manos, durante los cuales hemos comprobado qué se puede esperar de ella y qué es mejor no pedirle.

Siguiendo a pies juntillas la apuesta por la velocidad de su inmediata predecesora, la Casio Exilim EX-ZR1000 llegó dispuesta a tomar el testigo de la Exilim EX-ZR200 en el escalón más alto del catálogo de la firma japonesa. A la vista del cuadro de especificaciones podría parece que las novedades toca buscarlas con lupa, puesto que ambas comparten la gran mayoría de sus prestaciones: rango focal, luminosidad, tamaño de sensor, sensibilidad...

Casio Exilim EX-ZR1000
Casio Exilim EX-ZR1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Casio Exilim EX-ZR1000
Casio Exilim EX-ZR1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sin embargo, un rápido vistazo a la cámara permite comprobar que la ZR1000 estrena pantalla articulada y un interesante anillo de control frontal. No menos importante que esto es también la opción, además de los controles manuales que ya ofrecía la generación anterior, de la posibilidad de disparar en formato RAW. No está nada mal como carta de presentación de una compacta que ahora, casi un año después de su presentación, puede encontrarse por unos 250 euros.

Rapidez de respuesta

En un cuerpo pequeño, relativamente ligero y elegante, la ZR1000 cumple de entrada con el punto al que Casio parece dar más importancia a la hora de hablar de esta compacta: la velocidad de respuesta ante situaciones que exigen buenos reflejos, tanto del fotógrafo como de la propia cámara.

Casio Exilim EX-ZR1000
Casio Exilim EX-ZR1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Casio Exilim EX-ZR1000
Casio Exilim EX-ZR1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y no se puede negar que desde el principio se cumplen las expectativas: la puesta en marcha es ágil -aunque hay modelos de la competencia que la superan con creces-, como también lo es el procesamiento de las imágenes en los modos de trabajo menos comprometidos. En cuanto recurrimos a los modos que exigen un procesamiento más sofisticado (como el llamado HDR-Art, por ejemplo) se eleva notablemente el tiempo de espera entre disparo y disparo.

Casio Exilim EX-ZR1000
Casio Exilim EX-ZR1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque sus 30 fotogramas por segundo en la máxima resolución ya no sorprenden por ser una de las apuestas de Casio desde hace tiempo, es ésta una cifra que no hay que olvidar a la hora de enfrentar esta compacta a otras. Eso sí, contar con una tarjeta de memoria de alta velocidad resulta imprescindible si se quiere aprovechar su potencial.

Casio Exilim EX-ZR1000
Casio Exilim EX-ZR1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Casio Exilim EX-ZR1000
Casio Exilim EX-ZR1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Muy buena nota también para el enfoque, que más allá de las cifras oficiales (0,26 segundos de reacción) ha demostrado ser rápido y preciso, con pocas dudas y escasos errores en la inmensa mayoría de las situaciones.

Casio Exilim EX-ZR1000
Casio Exilim EX-ZR1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Ahora bien, la palanca del zoom peca precisamente de un exceso de agilidad en su respuesta, dificultando el encuadre preciso al tener que avanzar y retroceder para ajustarlo a nuestros deseos. En este sentido, puede que haya quien prefiera configurar el anillo mecánico para utilizarlo como zoom, aunque en tal caso el rango de focales a las que podrá acceder no son continuas, sino que están dispuestas en tramos más o menos lógicos.

Ergonomía

Pese a sus reducidas dimensiones, pocas quejas podemos tener de la ergonomía de la ZR1000. La cámara puede sujetarse con comodidad y firmeza, y eso siempre resulta útil para evitar trepidaciones indeseadas a la hora de disparar con velocidades bajas.

Casio Exilim EX-ZR1000
Casio Exilim EX-ZR1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Casio Exilim EX-ZR1000
Casio Exilim EX-ZR1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El usuario cuenta con la opción de configurar tres accesos más o menos directos: el ya mencionado anillo y el dial trasero, que puede utilizarse tanto de manera rotatoria (por ejemplo, para compensar la exposición) como pulsando a izquierda y derecha (por ejemplo, para modificar el modo de enfoque).

Aparte de estas opciones, los botones de acceso directo brillan por su ausencia, y se hace necesario navegar por los procelosos menús de la cámara, ralentizando el momento de la toma. Un hándicap indeseado si tenemos en cuenta que la ZR1000 es la cámara estrella de Casio y va dirigida a un usuario más bien exigente.

Casio Exilim EX-ZR1000
Casio Exilim EX-ZR1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Cabe agradecer, eso sí, que los escasísimos botones se encuentren alojados todos en una misma zona accesible al pulgar, con lo cual nos ahorramos tener que hacer juegos malabares para evitar que la cámara salga volando por los aires.

Zoom moderado, control manual limitado

Tanto el rango focal de la cámara (24-300 milímetros en paso universal, suficiente para la mayoría de situaciones corrientes que puede encontrarse cualquier fotógrafo) como su luminosidad (f3-5.9) son correctos. Sin más. Cierto que ya hay en mercado modelos con un zoom mucho más potente que este de 12,5 aumentos, pero estamos de acuerdo en que esas focales permiten abarcarlo casi todo sin sacrificar el tamaño del conjunto.

Casio Exilim EX-ZR1000
Casio Exilim EX-ZR1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Casio Exilim EX-ZR1000
Casio Exilim EX-ZR1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pese a que los ajustes manuales son uno de los datos atractivos de esta cámara (no son del todo habituales en esta gama), nos topamos con la decepción de siempre: el control del diafragma es sumamente limitado al permitir sólo dos posiciones a plena y media apertura.

Malas noticias también para quienes estuvieran pensando en el RAW: se trata de una opción restringida a un tipo de escena -no fue fácil encontrar la opción, por cierto- y por tanto incompatible con los ajustes manuales.

Casio Exilim EX-ZR1000
Casio Exilim EX-ZR1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El alcance del enfoque macro, por su parte, es algo pobre, obligándonos a alejarnos demasiado del sujeto para fotografiar con la máxima focal. El modo de enfoque denominado "supermacro" nos brinda mayores opciones de aproximación, pero sólo se puede utilizar con la mínima focal, reduciendo drásticamente nuestra libertad a la hora de componer.

Casio Exilim EX-ZR1000
Casio Exilim EX-ZR1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Casio Exilim EX-ZR1000
Casio Exilim EX-ZR1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La pantalla táctil y abatible hasta 180 grados -aunque sólo hacia arriba- es, junto al anillo frontal, uno de los rasgos más característicos de esta Exilim. La idea es facilitar los autorretratos, para lo cual, además de esta pantalla, la ZR1000 dispone de varios modos que muestran una cuenta atrás en el monitor. Otro detalle curioso: una especie de soporte integrado nos permite apoyar e inclinar la cámara. La estabilidad que proporciona este invento no es ninguna maravilla, pero entre esto y nada reconocemos que nos gusta la idea.

Casio Exilim EX-ZR1000
Casio Exilim EX-ZR1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Casio Exilim EX-ZR1000
Casio Exilim EX-ZR1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Entre sus funciones tampoco falta la grabación de vídeo Full HD (1920 x 1080 puntos a 30 fotogramas por segundo), con un botón dedicado que permite iniciar la grabación en cualquier momento.

Hay que tener en cuenta, eso sí, que la autonomía de la cámara no es ninguna maravilla, así que si pretendemos grabar muchas secuencias -que pasan factura a la batería- o no queremos tener que pasar por el cargador demasiado pronto, lo más recomendable será activar el denominado modo Eco, que reduce el brillo de la pantalla y optimiza el consumo energético.

Como viene siendo cada vez más habitual en las cámaras compactas, la carga se realiza a través del puerto USB. Una idea que nos ahorra tener que llevar encima un cargador extra -del cable dedicado no nos libramos, eso sí-, pero que no nos acaba de convencer, puesto que no podemos poner a cargar otra batería mientras estamos trabajando con la cámara.

¿Y los resultados?

La calidad de la imagen que brinda la ZR1000 es correcta, siempre dentro de lo previsible en una cámara de sensor pequeño. Un CMOS retroiluminado de 1/2,3 de pulgada y 16 megapíxeles de resolución, para más señas. El tratamiento de las imágenes es bastante agresivo, generando unos archivos JPEG algo "lavados" y con un nivel de detalle que se resiente, especialmente en tomas realizadas con sensibilidades elevadas.

Casio Exilim EX-ZR1000
Casio Exilim EX-ZR1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En cuanto a color y tonos, esta Exilim proporciona unas imágenes equilibradas y de aspecto natural. Para aproximar el resultado de la imagen a nuestras preferencias personales contamos con muchas opciones de configuración de los parámetros de contraste, nitidez y saturación, aunque con los valores a cero, insistimos, los resultados son buenos.

Muestras: zoom
Las fotografías se han realizado con una Casio Exilim EX-ZR1000
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-zr1000
24 mm
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-zr1000
300 mm

En el extremo angular del zoom, la caída de la resolución en los bordes es bastante dramática, mientras que la distorsión de barril se mantiene dentro de un orden. El rendimiento del teleobjetivo extremo es correcto, al menos si no sacamos la lupa y nos ponemos muy exigentes.

Muestras: 16 MP
Las fotografías se han realizado con una Casio Exilim EX-ZR1000
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-zr1000
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-zr1000
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-zr1000
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-zr1000
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-zr1000
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-zr1000

La medición de la temperatura del color por parte de la cámara en escenas con iluminaciones conflictivas, en cambio, es muy desconcertante: a última hora de la tarde las tomas presentan una dominante magenta exagerada, mientras que fracasa estrepitosamente en las de 3,200 grados Kelvin, con una tonalidad anaranjada fuera de lugar.

Muestras: 16 MP
Las fotografías se han realizado con una Casio Exilim EX-ZR1000
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-zr1000
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-zr1000
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-zr1000
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-zr1000
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-zr1000
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-zr1000

En cuanto al siempre delicado campo de la sensibilidad, la ZR1000 proporciona una generosa horquilla que va desde unos óptimos 80 ISO hasta unos optimistas 3.200 ISO, si bien con algunos modos específicos este valor máximo puede llegar a alcanzar los 25.600 ISO.

Muestras: RAW
Las fotografías se han realizado con una Casio Exilim EX-ZR1000

En cualquier caso, mejor olvidarse de ello teniendo en cuenta que los resultados demuestran que pasar de 800 ISO no es una buena idea. Algo, por otro lado, habitual en esta gama de compactas, así que no podemos decir que nos haya pillado por sorpresa.

Una compacta que quiere ser diferente

Después de pasar unos días con la Casio Exilim EX-ZR1000 estamos convencidos de que se trata de una de esas compactas que no acaban de definir muy bien sus ambiciones. Y eso, en un mercado tan saturado y repleto de alternativas, puede ser un problema.

Sobre el papel la idea nos gusta: una compacta que por unos 250 euros ofrece un polivalente zoom de 24-300 milímetros, un anillo de control que mejora mucho el manejo respecto a generaciones anteriores, controles manuales y formato RAW.

Sin embargo, la práctica nos obliga a reubicar la cámara. Pese a ser el buque insignia de Casio, la ZR1000 no aspira a ser una compacta avanzada ni uno de esos modelos viajeros al uso, sino que la velocidad vuelve a ser su mejor baza.

Casio Exilim EX-ZR1000
Casio Exilim EX-ZR1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Velocidad de encendido, de disparo, de enfoque... sólo el hecho de que la cámara prácticamente se apague y repliegue su zoom en el momento de revisar las fotos -con la consiguiente espera para poder volver a la acción- le quita algún punto en este terreno. De hecho no es casualidad que la firma haya puesto el acento en estas prestaciones e incluso suministre junto a la cámara un software de análisis del movimiento y usos deportivos.

Nos gusta también la pantalla abatible, y es cierto que las opciones que se esconden -muchas relacionadas con la captura a alta velocidad- tras su interminable menú de escenas hacen que sea una de esas compactas con las que no es fácil aburrirse. Por no hablar, claro, del modo HDR-Art, del que no somos especialmente amigos pero que seguro que tendrá también sus adeptos.

Pese a todo, sigue faltando algo para que la balanza se incline por este modelo y no por otros que, por una cantidad similar, ofrecen por ejemplo más zoom en un formato parecido.

Aun a sabiendas de que no cabe esperar unos resultados de nota en cuanto a calidad de imagen (ni en esta Exilim ni en ninguna de su categoría) y tras aplaudir ese intento por marcar distancias, ha llegado el momento de que Casio busque nuevos argumentos más allá de la interesante velocidad. A la vista de cómo está el mercado, una compacta de 250 euros los necesita.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar