• El nuevo iPad: entre lo bueno y lo malo
  • Nikon D3200: toma de contacto
Prueba de producto
UN JUGUETE FOTOGRáFICO

Casio Exilim TR150: toma de contacto y muestras

1
17
ABR 2012

Saturado el escaparate fotográfico de cámaras clónicas, hace más de un año la presentación de la Casio TRYX (también denominada Exilim EX-TR100) fue uno de esos soplos de aire fresco que tanto nos gustan. Sus especificaciones entre lo corriente (sensor de 12 megapíxeles) y lo extravagante (angular fijo de 21 milímetros) quedaban eclipsadas por un diseño articulado y futurista que a nadie deja indiferente. Con un precio en torno a los 200 euros, la segunda generación llega bautizada como Exilim EX-TR150, y a diferencia de su antecesora tiene intención de dejarse ver por España. Anunciada hace unos días, en QUESABESDE.COM ya hemos podido jugar unas horas con ella. Nunca mejor dicho.

¿Hartos de cámaras que se parecen demasiado unas a otras? Nosotros también. Por eso, de entrada, la Casio Exilim EX-TR150 es uno de esos modelos que suscitan cierto entusiasmo a primera vista. No se parece a nada que hayamos visto (dejando a un lado a su predecesora, la TR100), y aunque sus prestaciones obligan a ser un poco escépticos, cualquier arrebato de originalidad merece un voto de confianza.

Casio Exilim EX-TR150
Casio Exilim EX-TR150
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Hay algo más que diseño tras esa carcasa articulada que invita a una especie de "Kama sutra" fotográfico con mil posturas? ¿Se puede sobrevivir con un angular de 21 milímetros y sin zoom óptico? ¿Es una cámara de fotos, de vídeo, las dos cosas o ninguna de ellas? Tras pasar un fin de semana con esta nueva TRYX hemos dado con algunas respuestas.

Por posturas que no sea

Salta a la vista que el punto fuerte de la TR150 es su diseño. A medio camino entre un móvil, una cámara ultracompacta y una pequeña videocámara, lo cierto es que su diseño articulado consigue en cierto modo aunar lo mejor de esos tres mundos.

Casio Exilim EX-TR150
Casio Exilim EX-TR150
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Casio Exilim EX-TR150
Casio Exilim EX-TR150
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pequeña, ligera y bien construida, el acabado metálico le da cierta consistencia entre las manos. Buena nota para el sistema articulado del cuerpo y la pantalla, suficientemente firme como para que no dé la sensación de que se va a hacer pedazos en cada giro o mientras buscamos una postura original.

Casio Exilim EX-TR150
Casio Exilim EX-TR150
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Casio Exilim EX-TR150
Casio Exilim EX-TR150
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y es que esta Casio da mucho juego a la hora de buscarle posibilidades a su diseño gracias a un marco que lo mismo sirve de trípode (horizontal o vertical) que de pinza para llevar la cámara colgada del bolsillo (una buena forma de dar la nota, damos fe) o que permite usarla como agarre para configurar una pequeña videocámara.

Casio Exilim EX-TR150
Casio Exilim EX-TR150
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Su angular extremo de 21 milímetros, combinado con la movilidad de la pantalla, es perfecto para buscar puntos de vista diferentes, con contrapicados muy pronunciados, tomas angulares desde arriba o secuencias de vídeo a ras de suelo.

Casio Exilim EX-TR150
Casio Exilim EX-TR150
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Casio Exilim EX-TR150
Casio Exilim EX-TR150
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque la opción de la pinza nos pareció inicialmente muy socorrida para grabar vídeos de acción, en realidad no tiene mucho sentido porque está pensada únicamente para tomas verticales. Pese a ello, la configuración como videocámara horizontal aporta un plus de estabilidad difícil de conseguir con una cámara compacta convencional.

Control táctil

Armada con sólo dos botones -encendido y disparo-, la pantalla táctil desempeña el papel protagonista tanto a la hora de controlar las opciones de la cámara como también al realizar las fotografías o grabar clips de vídeo.

Casio Exilim EX-TR150
Casio Exilim EX-TR150
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Más allá de funciones ya conocidas como el enfoque y el disparo con sólo tocar la pantalla, hay herramientas interesantes para los amantes de los autorretratos: un temporizador que se activa con sólo tocar el icono en pantalla y que activa una cuenta atrás y un modo de disparo llamado obturador de movimiento que inicia otra cuenta atrás sólo al detectar acción en la zona de la escena que hayamos elegido previamente.

Casio Exilim EX-TR150
Casio Exilim EX-TR150
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Casio Exilim EX-TR150
Casio Exilim EX-TR150
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Dada la importancia que juega el monitor táctil (de 3 pulgadas y con 460.000 puntos de resolución), se agradecería algo más de agilidad y precisión en su manejo y en los gestos multitáctiles que permiten ampliar una imagen (con el clásico movimiento de pinza sobre la pantalla), pasar de una a otra arrastrándola o desplazarse por los menús.

Casio Exilim EX-TR150
Casio Exilim EX-TR150
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Casio Exilim EX-TR150
Casio Exilim EX-TR150
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

- Aunque lo ideal sería algo similar a lo visto en los teléfonos móviles y a lo que todos nos hemos acostumbrado ya, para ser justos hay que decir que la pantalla de esta Casio muestra un comportamiento muy similar a las de otras cámaras fotográficas.

Calidad justa

Pese a que todo queda eclipsado por sus singulares formas, tampoco está de más echar un rápido repaso a las prestaciones técnicas de esta cámara.

Casio Exilim EX-TR150
Casio Exilim EX-TR150
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Para empezar, cuenta con un sencillo sensor CMOS retroiluminado de 1/2,33 de pulgada y 12 megapíxeles que también permite grabar vídeos Full HD. La óptica es uno de sus datos más curiosos, ya que apuesta por un angular de 21 milímetros desprovisto de zoom óptico. Aunque la tecnología SR de Casio promete simular ese zoom sin que ello afecte a la calidad de imagen, en las pruebas realizadas hemos concluido que mejor conformarnos con la focal real que jugar con esta suerte de "zoom inteligente".

Muestras: 12 MP
Las fotografías se han realizado con una Casio Exilim EX-TR150 de preproducción.
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-tr150 de preproducción.
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-tr150 de preproducción.
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-tr150 de preproducción.
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-tr150 de preproducción.
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-tr150 de preproducción.
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-tr150 de preproducción.

Como puede verse en las galerías de muestras tomadas con una unidad de preproducción de esta nueva TRYX, los resultados no son para tirar cohetes. Con buena luz las fotos merecen un aprobado, y ese angular tan marcado aporta mucha personalidad y originalidad a las tomas, pero también reflejos laterales, distorsión y esquinas con poco detalle.

Muestras: 12 MP
Las fotografías se han realizado con una Casio Exilim EX-TR150 de preproducción.
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-tr150 de preproducción.
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-tr150 de preproducción.
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-tr150 de preproducción.
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-tr150 de preproducción.
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-tr150 de preproducción.
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-tr150 de preproducción.

El tema se complica si la luz escasea, porque el diminuto sensor utilizado no parece llevarse muy bien con el ruido. O mejor dicho, opta por sacrificar el detalle de la imagen para intentar reducir la presencia del citado ruido. En resumidas cuentas, a la TR150 le gusta la luz.

Muestras: vídeo

Varias secuencias de vídeo grabadas con una Casio TRYX. Las imágenes han sido editadas y sometidas a un proceso optimizado de compresión. Puedes reproducir el vídeo a pantalla completa y en alta definición haciendo clic en el rótulo "HD".

Evidentemente su manejo es totalmente automático, aunque en el modo P podemos ajustar la sensibilidad (entre 100 y 3.200 ISO) y el balance de blancos. De todos modos, es una cámara pensada para jugar sin preocuparse de los ajustes. El modo "Premium Automático" funciona bastante bien a la hora de detectar el tipo de escena y aplicar los mejores ajustes.

Casio Exilim EX-TR150
Casio Exilim EX-TR150
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La cámara también ofrece un modo denominado "HDR Art" que hará las delicias de los amantes de la fotografía HDR más extrema, pero que puede provocar algún ataque a quienes sean poco amigos de este tipo de excesos.

Muestras: HDR Art
Las fotografías se han realizado con una Casio Exilim EX-TR150 de preproducción utilizando el modo HDR Art.
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-tr150 de preproducción utilizando el modo hdr art.
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-tr150 de preproducción utilizando el modo hdr art.
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-tr150 de preproducción utilizando el modo hdr art.
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-tr150 de preproducción utilizando el modo hdr art.
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-tr150 de preproducción utilizando el modo hdr art.
las fotografías se han realizado con una casio exilim ex-tr150 de preproducción utilizando el modo hdr art.

Entre sus funciones también aparece una herramienta de retoque automático que aplica una máscara a los retratos para suavizar la piel. De todos modos, una cámara con un angular de 21 milímetros no nos parece la mejor opción para realizar retratos convencionales dada la lógica distorsión que se produce.

Casio Exilim EX-TR150
Casio Exilim EX-TR150
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Casio Exilim EX-TR150
Casio Exilim EX-TR150
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Entre las contadas novedades respecto a la TR100 también figura la opción de cortar una parte de una escena y pegarla en otra imagen. Para ello se incluye un sencillo estilete, aunque habrá que echarle paciencia al asunto para conseguir un recorte digno. No es ninguna función revolucionaria, pero puede tener su gracia para crear una especie de "collage" sin necesidad de acercarnos al ordenador.

Inclasificable

A caballo entre la fotografía y el vídeo, la Exilim EX-TR150 también parece querer arañar el terreno de los teléfonos móviles por diseño, tamaño y facilidad de uso. Pero se queda a medio camino, porque obviando el detalle de que no es un teléfono, necesita un sistema de transmisión inalámbrica integrado (más allá de su compatibilidad con las tarjetas Eye-Fi).

Casio Exilim EX-TR150
Casio Exilim EX-TR150
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Casio Exilim EX-TR150
Casio Exilim EX-TR150
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En este mismo sentido, pide a gritos un surtido de filtros mucho más variado que el estridente "HDR Art". Algo que cada vez resulta más habitual en todo tipo de cámaras y que echamos de menos en un modelo con esta filosofía.

Con unos resultados bastante justos en foto y mucho más decentes en vídeo (bien de color y nitidez, aunque el rango dinámico es limitado) la TR150 es una de esas compactas que se pueden recomendar, pero con reservas. O dicho de otro modo, sólo a quienes tengan muy claro lo que van a encontrar: una cámara de fotos y vídeo divertida y diferente, en la que la calidad de los resultados es sólo una pequeña parte de la ecuación.

Casio Exilim EX-TR150
Casio Exilim EX-TR150
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Quienes asuman estas limitaciones seguro que, como nosotros, se lo pasan muy bien jugando con esta Casio y descubriendo todas sus posibilidades.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Productos relacionados (1)
1
Comentarios
Cargando comentarios