• Sony A200: bajo la lupa
  • Philips Aurea 42PFL9900D/10: toma de contacto
Prueba de producto
14 MILíMETROS DE BUENAS INTENCIONES

Casio Exilim Card EX-S10: toma de contacto

 
10
ENE 2008

Han pasado seis años desde que la primera Exilim, la EX-S1, sentara escuela en lo que a diseño y delgadez se refiere. Sin embargo, es aquel modelo lo que primero viene a la cabeza al ver la nueva Exilim Card EX-S10. Una decena de megapíxeles, una pantalla renovada y una larga lista de peculiares prestaciones no eclipsan su mejor argumento: un cuerpo de apenas 14 milímetros de grosor con el que QUESABESDE.COM ya ha podido jugar durante unas horas.

Con el permiso de la ultrarrápida Exilim Pro EX-F1, las propuestas de Casio para el aún vigente salón CES 2008 han llegado capitaneadas por la delgada Exilim Card EX-S10. Días antes de su puesta en escena ante el público de Las Vegas, QUESABESDE.COM tuvo la oportunidad de acercarse a algunas de las nuevas Exilim y descubrir sus prestaciones.

Al no tratarse de un modelo totalmente operativo -de hecho, el enfoque y algunas funciones mostraban un comportamiento errático en ocasiones-, no es posible valorar la calidad de imagen que esta S10 y sus 10 megapíxeles son capaces de ofrecer.

Casio Exilim Card EX-S10
Casio Exilim Card EX-S10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Casio Exilim Card EX-S10
Casio Exilim Card EX-S10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Pero no nos engañemos: el éxito de este tipo de modelos no se basa tanto en sus prestaciones fotográficas -o no sólo- como en el diseño o las funciones capaces de llamar la atención de los usuarios.

Y es en este punto, precisamente, en el que la S10 centra muchos de sus esfuerzos por llamar la atención desde el escaparate.

Delgada
Con el colorido, el diseño y, cómo no, la grabación de vídeo optimizado para YouTube como señas comunes de toda la nueva gama, la S10 se impone con un aspecto realmente espectacular.

Casio Exilim Card EX-S10
Casio Exilim Card EX-S10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Casio Exilim Card EX-S10
Casio Exilim Card EX-S10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Es cierto que, ni mucho menos, se trata de un giro radical en la línea de diseño de las Exilim. Sin embargo, basta colocar la S10 junto a la Exilim EX-S880, una de las compactas -hasta ahora- de dimensiones más reducidas de Casio, para comprobar la interesante evolución de la saga.

Casio Exilim Card EX-S10 y S880
Casio Exilim Card EX-S10 y S880
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Menos de 14 milímetros de grosor y poco más de 100 gramos llevan al extremo ese concepto de cámara compacta de bolsillo. Bien construida y con una carcasa metálica y colorista, no parece exagerado decir que Casio, veterana en el diseño de compactas, sitúa sus Exilim a la altura de las IXUS de Canon o las Cyber-shot DSC-T de Sony en cuanto a elegancia.

Atención a la pantalla
El monitor de 2,7 pulgadas y 230.000 píxeles es uno de los datos más relevantes de esta nueva Exilim. No tanto por su tamaño o resolución, sino por la mayor visibilidad que teóricamente ofrece gracias a un contraste (1000:1) y un brillo (1200 candelas) superiores a lo habitual en este tipo de pantallas.

Casio Exilim Card EX-S10
Casio Exilim Card EX-S10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Casio Exilim Card EX-S10
Casio Exilim Card EX-S10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Efectivamente, hemos podido comprobar el excelente comportamiento del monitor al intentar visualizarlo desde todos los ángulos. En condiciones normales, la visibilidad es prácticamente perfecta hasta los 180 grados. Sólo la incidencia directa del sol puede entorpecer un poco y generar cierta dosis del molesto efecto espejo.

Casio Exilim Card EX-S10
Casio Exilim Card EX-S10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Nos preguntamos si ese plus de luminosidad afectará a la autonomía que incorpora la cámara. Nos lo apuntamos en la lista de tareas pendientes.

Como es lógico, debido al limitado tamaño de la cámara y a su gran pantalla, los mandos tienen que ajustarse a estas proporciones. Aun así, es de agradecer que Casio haya optado por dejar el zoom en manos de un mando en la zona superior que, rodeando el disparador, resulta más práctico que el diminuto mando basculante que temíamos encontrarnos en la parte trasera.

Casio Exilim Card EX-S10
Casio Exilim Card EX-S10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El objetivo, por su parte, no es especialmente destacable (3 aumentos ópticos equivalentes a 36-108 milímetros) y resulta demasiado ruidoso, al menos en la unidad de preproducción probada. Lástima que el angular de 28 milímetros estrenado en las Exilim Zoom EX-Z200 o Z100 no se haya pasado también por aquí.

Escenas y automatismos
Como era de esperar, la S10 cede a un largo elenco de escenas preprogramadas el protagonismo a la hora de ajustar la exposición.

Casio Exilim Card EX-S10
Casio Exilim Card EX-S10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Casio Exilim Card EX-S10
Casio Exilim Card EX-S10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El usuario que quiere controlar la toma puede, eso sí, modificar la sensibilidad (hasta 1600 ISO), variar el balance de blancos (demasiado escondido en el menú de pantalla) o jugar con los clásicos controles de este tipo de compactas.

Casio Exilim Card EX-S10
Casio Exilim Card EX-S10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Más divertidos -o por lo menos curiosos- son los nuevos automatismos propuestos por esta Exilim. De entrada, nos encontramos con un nuevo modo escénico que pretende facilitar la captura de aquellos autorretratos para los cuales es necesario girar la cámara hacia uno mismo y disparar a ciegas.

Configurable para una o dos personas -la primera de las opciones funciona bastante mejor, por cierto-, la cámara dispara automáticamente cuando el rostro del retratado está centrado en el encuadre.

Casio Exilim Card EX-S10
Casio Exilim Card EX-S10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Para que ello sea posible es necesario, eso sí, activar previamente el mecanismo presionando el disparador. Un requisito que nos encontramos insistentemente en todos estos automatismos y que complica innecesariamente su uso. ¿No bastaría con seleccionarlo y, en todo caso, activarlo una sola vez en lugar de tener que hacerlo en cada toma?

En cualquier caso, la S10 también estrena en el catálogo de Casio la conocida función de detección de sonrisas, y lo hace con bastante pericia, al menos en su ajuste de mayor sensibilidad.

Casio Exilim Card EX-S10
Casio Exilim Card EX-S10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Casio Exilim Card EX-S10
Casio Exilim Card EX-S10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Lo mismo puede decirse de esa especie de función de detección de temblores que sólo dispara la cámara cuando nuestro pulso se vuelve más firme, que bien podría ser útil -se nos ocurre- para aquellas tomas realizadas con luz escasa y sin flash.

Casio Exilim Card EX-S10
Casio Exilim Card EX-S10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Casio Exilim Card EX-S10
Casio Exilim Card EX-S10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

No se puede decir lo mismo de la llamada detección de movimiento, que acciona el obturador cuando un objeto que se mueve frente a la cámara se detiene. En nuestras pruebas su funcionamiento fue bastante errático, aunque ya veremos cómo se comporta en una unidad de producción final.

Guerra de diseño
Queda claro, una vez más, que el diseño tiene mucho que decir en la batalla que se libra cada temporada en los escaparates. Cada vez es más difícil destacar en según qué prestaciones, y el amor a primera vista es desde hace tiempo un gancho al que ninguna marca quiere renunciar.

La Casio Exilim Card EX-S10 es un buen ejemplo de ello. Los casi 250 euros que costará cuando llegue en breve al mercado no pagan sólo unas prestaciones fotográficas que -a grandes rasgos- la más asequible Exilim Zoom EX-Z80 también ofrece, sino que también el exquisito diseño y la pantalla pasan por caja.

Casio Exilim Card EX-S10
Casio Exilim Card EX-S10
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Con el buen sabor que la S10 deja tras una breve toma de contacto, no podemos dejar de pensar en ir incluso un paso más allá. Un monitor de control táctil y la posibilidad de grabar vídeo en alta definición (Kodak y Samsung ya han hecho los deberes y la propia Casio ha subido la apuesta con el vídeo Full HD de la EX-F1) serían el toque maestro. Siempre y cuando, eso sí, no se sacrifique el diseño por el camino.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar