• Panasonic Lumix DMC-L10: toma de contacto
  • Nikon Coolpix P50: toma de contacto
Prueba de producto
EL ACELERóN APLAZADO

Casio y la alta velocidad: el acelerón aplazado

 
2
SEP 2007
Iker Morán   |  Berlín

Una compacta capaz de disparar a 60 fotogramas por segundo (fps) es una novedad suficientemente contundente como para convertirse en uno de los titulares más llamativos de IFA 2007. Sin embargo, la vertiginosa entrada de Casio en el sector de las compactas de zoom largo ha quedado algo desvirtuada. Y es que el plazo de desarrollo de este raudo modelo, a un año vista, da al proyecto un carácter demasiado experimental.

Poco dada a los anuncios de gran envergadura, Casio ha sorprendido en esta edición de la feria berlinesa IFA haciéndose eco del desarrollo de una nueva compacta digital que será capaz de disparar ráfagas de 60 imágenes por segundo.

Aparentemente basado en el sensor que Sony presentó a principios de este año, el CMOS implementado en la futurible Exilim, que aún se encuentra en una fase muy temprana de desarrollo, es de 6 millones de píxeles.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Responsables de Casio muestran a la prensa internacional el prototipo de la compañía durante su presentación, el pasado viernes en Berlín.

Así lo comunicaron los responsables de Casio durante una rueda de prensa que no sólo congregó a la plana mayor de la firma nipona, sino que también había despertado gran expectación en el sector.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

De hecho, desde Casio no han dudado en comparar la novedad con el lanzamiento de la saga QV en 1995 (las primeras compactas digitales con pantalla incorporada) o de la estilizada familia Exilim en 2002.

A largo plazo
Tras repasar una a una las -por ahora- escasas especificaciones oficiales que lucirá esta veloz cámara, llega el momento de presentar las noticias menos halagüeñas.

Y es que la futurible Exilim no sólo llega sin nombre, precio ni fecha confirmada de lanzamiento, sino que Casio se ha concedido un plazo de un año para acabar de rematar este proyecto. No es de extrañar, por tanto, que palabras como "prototipo" o "experimental" sonaran insistentemente a lo largo de la presentación.

Un plazo realmente largo para un sector en el que la tecnología que albergan las cámaras -sobre todo las compactas- caduca apenas medio año después de su llegada.

Y unas pistas demasiado generosas para la competencia. Teniendo en cuenta el tradicional secretismo nipón, la puesta en escena de este tempranísimo prototipo sólo se entendería si Casio tiene muy bien cerrado el uso en exclusiva del nuevo CMOS.

Más veloz que una SLR
Asumiendo, pues, que quedan unos cuantos meses de espera por delante, la propuesta de Casio es de las que rompen moldes. Hasta tal punto que los portavoces de la firma no han dudado en afirmar que el futuro modelo será capaz de aunar las ventajas de las réflex digitales con las de las compactas de zoom largo.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán

Y es que, aunque quede relegado a un segundo plano, no hay que olvidar el salto que para Casio supone ese zoom óptico de 12 aumentos. A la vista del prototipo actual, además, no es descabellado especular sobre la posibilidad de que el objetivo incluso cuente con un anillo propio para las focales.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Volviendo al tema de la velocidad, desde Casio no han dudado en comparar las capacidades que lucirá esta Exilim con las de las réflex digitales. Sobre el papel y obviando cualquier otro dato (resolución, tamaño del sensor, rendimiento a altas sensibilidades...), lo cierto es que esos 60 fps multiplican por 6 la velocidad de captura de la SLR más veloz del momento.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán

No obstante, surgen en este terreno no pocas preguntas por despejar. ¿Durante cuántos segundos el buffer de la cámara será capaz de soportar esta ráfaga? ¿Y la tarjeta de memoria SD Card? ¿Se confirmarán los datos de Sony que apuntaban que los 60 fps eran a 10 bits por canal y que la cadencia quedaba reducida a 15 fps al trabajar a 12 bits?

300 fotogramas por segundo
Aunque el prototipo de la cámara no se dejó ver demasiado durante su presentación, al final de la rueda de prensa los responsables de la compañía hicieron una pequeña demostración de la velocidad de disparo acompañada de varios destellos del flash. Un flash que, por cierto, mostró una capacidad de recuperación bastante sorprendente.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán

No obstante, sí hubo oportunidad de ver algunos ejemplos de los espectaculares resultados que esta cámara podrá llegar a conseguir, tanto en la modalidad fotográfica de 60 fps, como en la captura de vídeo VGA a 300 fps (10 veces más veloz que los 30 fps habituales).

La futura Exilim también incluirá una función denominada Pre-shoot, mediante la cual la captura se inicia al presionar hasta la mitad el botón del obturador. Casio se propone, de este modo, que el fotógrafo no pierda una buena instantánea si no se es suficientemente rápido a la hora de disparar.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Se trata de una función similar a la que algunas videocámaras de Sony o Panasonic ya ofrecen, pero aplicada al entorno fotográfico. Todo ello suponiendo que, con estas velocidades, siga siendo posible establecer una frontera clara e indiscutible entre la imagen fija y la imagen en movimiento, claro.

Reivindicando su papel en la historia de esta industria, Casio ha aprovechado el anuncio para defender el papel de la "tecnología digital", entendida -claro está- como meramente digital y no como una simple herencia de las cámaras de película.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Lo que queda claro es que esta Exilim experimental pone sobre el tapete cuestiones técnicas y reflexiones más filosóficas sobre el futuro de las cámaras o de la propia captura fotográfica. Cuestiones y reflexiones más que suficientes para ir amenizando la espera.

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar