• "¿Se puede fotografiar la fe?"
  • "Hay que trabajar de nueve a cinco para pagar el alquiler y de cinco a diez ...
JOSé LUIS Y ÓSCAR CARRASCOSA, FOTóGRAFOS

"Las nuevas generaciones de fotógrafos van a trabajar mucho más por mucho menos"  

16
OCT 2012

Rara vez un fotógrafo, oficio individualista casi por antonomasia, tiene dos voces. Es el caso de los hermanos Carrascosa, José Luis y Óscar, dos fotógrafos con base en Madrid que destacan por dos particularidades: la primera, ser gemelos; la segunda, trabajar bajo el paraguas del patrocinio. Fotógrafos por influencia familiar, verles desenvolverse en su especialidad, la fotografía deportiva, es todo un espectáculo.

Como los de tantos otros, vuestros primeros pinitos fotográficos fueron tempranos y por imitación.

Óscar: Nuestros comienzos fueron con tan sólo diez años. Nuestro hermano mayor salía con nosotros al parque y realizaba pruebas con su Pentax. Seguíamos todo su proceso y queríamos una cámara como la suya.

José Luis: Veíamos su cámara y era como un tesoro para nosotros. Convencimos a nuestro padre y nos compró una. No era la misma, pero fue una Praktica MTL que aún conservamos, con su gran objetivo Pentacon 50 mm f1.8.

Óscar: Aún conservamos nuestro primer rollo disparado. Fue en el pueblo donde veraneábamos.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Los gemelos Carrascosa: José Luis (a la izquierda) y Óscar.

Así que caer ambos en las redes de la fotografía profesional era inevitable.

Óscar: Al salir los dos con nuestro hermano, algo se nos tenía que pegar. Ya sabes: los niños a esa edad son esponjas y se quedan con cualquier información.

José Luis: ¡Es algo que siempre le tendremos agradecido!

Sois, que sepamos, la única pareja de fotógrafos profesionales gemelos en Madrid, y quizás en España. Eso tendrá sus cosas buenas y malas.

Óscar: Estamos cansados de decir: "Soy el hermano, creo que te estás confundiendo." Es siempre la misma película.

Foto: Carrascosa
Foto: Carrascosa

¿Trabajáis siempre en pareja? ¿Cómo os repartís el trabajo?

Óscar: Hombre, siempre es preferible estar juntos, claro. Simplemente trabajas más relajado. Cuando trabajamos juntos uno se encarga de las zonas más centrales y otro de los exteriores o de parámetros más aislados. Trabajar solos no es un problema, la verdad. Estamos acostumbrados y es lo que más hacemos.

Vuestra faceta más conocida es la fotografía deportiva.

Óscar: Sí, es con lo que nos hemos curtido desde hace años, aunque la imagen que muchos tienen de los fotógrafos deportivos es del tipo que se sienta en la banda del campo de fútbol con un súper tele y tira mil fotos para publicar una.

Foto: Carrascosa

¿Y cuál sería la imagen real del fotógrafo deportivo? ¿No es verdad el tópico que se hacen muchas fotos y siempre sale alguna buena, aunque sea por casualidad?

José Luis: ¿La imagen real? [ríe] No sabría decirte. Te puede sorprender el que menos te esperas. El tema de hacer muchas fotos creo que es cuando no estás seguro de lo que quieres hacer. Nosotros intentamos hacer las menos posibles. Luego hay que editarlas, y es lo peor de esta profesión.

Óscar: Esto es más que ponerse en la banda del campo de fútbol. Lo mejor es cuando te encargan un trabajo difícil y sientes que te sube la adrenalina. Es una pasada. Los medios y el cliente están esperando la mejor imagen y tú tienes que dársela sí o sí.

Pero fallar es humano...

Óscar: Fallamos como todo el mundo, está claro, pero en eventos de gran importancia no recuerdo fallos, o al menos no nos los solemos permitir. Los habrá habido, seguro, pero se hacen tantos eventos que ya no los recuerdas.

Foto: Carrascosa
Foto: Carrascosa

Tocáis otros muchos palos, bodas incluidas. ¿Necesidad o simple trabajo?

José Luis: Cubrimos bodas también. Pero las bodas que cubrimos son de personas muy allegadas y de compromisos. Es simple trabajo.

Óscar: Hacer bodas es algo que recomendamos a todos los fotógrafos. Es una experiencia increíble en la cual trabajas con diferentes ambientes de luz, interiores y exteriores. ¡Se aprende muchísimo!

Sois de los pocos fotógrafos patrocinados de Madrid, concretamente por dos marcas de ropa.

Óscar: Es algo que agradecemos a Trangoworld y Too Zhink.

José Luis: Al estar metidos en tantos eventos de todo tipo se nos ocurrió la idea, y las marcas aceptaron encantadas.

Óscar: Un día estamos a bajo cero en un circuito y lloviendo y otro día estamos en la playa pasando calor. Tenemos ropa para todas las ocasiones.

Foto: Carrascosa
Foto: Carrascosa

Eso suena muy fácil, pero seguro que en la práctica no fue simplemente llamar y decir "patrocíname". Algo más tuvo que haber.

Óscar: Fue más fácil de lo que crees. Mandamos un "mail" con nuestro porfolio y fue cuestión de tres días. ¡Créeme!

¿Es esto del patrocinio exportable a la profesión en general o sois un caso aislado y puntual?

Óscar: Hay muchos fotógrafos patrocinados pero con material fotográfico. Se nos ocurrió la idea de la ropa y creo que fue bastante acertada. El material es bastante caro y puedes hasta alquilarlo, pero la ropa no, que sepamos.

Foto: Carrascosa
Foto: Carrascosa

¿Cómo veis el panorama actual? ¿El trabajo está también complicado para vosotros?

Óscar: Lo vemos mal. No es culpa de las marcas, sino de los fotógrafos. No tienen paciencia... quieren destacar nada más comprar un equipo de aficionado. ¡Es un problema!

José Luis: El profesional de verdad no tiene problema. Al menos eso creemos. El problema lo van a tener las nuevas generaciones [de fotógrafos], que van a trabajar mucho más por mucho menos. Tiempo al tiempo.

Óscar: Los cuatro que destaquen van a ser los privilegiados. Pero para destacar hay que tener paciencia e ir creando tu propio estilo.

Foto: Carrascosa

Es un poco arriesgado decir eso de que los profesionales no tienen problemas habiendo despidos prácticamente cada semana...

Óscar: Un fotógrafo puede tener un poco más o un poco menos de trabajo, pero siempre tiene curro. Matizo la palabra: un "fotógrafo", no un "tira fotos".

Muchos aficionados se las ingenian para acreditarse en eventos deportivos de primer nivel, y ni que decir tiene que su presencia aumenta exponencialmente en eventos de entrada libre. ¿Es bueno o malo que haya ahora tanta gente con una cámara en todos los eventos?

José Luis: Hay que adaptarse a este fenómeno, no queda otra. El problema creo que no está en acreditarse, sino en lo que hacen luego con las fotos... ¡Las regalan! Recuerdo que hace años un profesor de fotografía me dijo: "Una foto nunca se regala."

Óscar: También hay que entender que, si quieren hacerse un hueco en la fotografía deportiva, pues tienen que practicar. ¿Qué le presentarían a un cliente nuevo para ofrecerse? Es un tema bastante complicado y largo de debatir. En el fondo creo que deben de existir y tienen que aprender. A menudo recibimos algún correo de alguno e intentamos aconsejarle lo mejor posible. Hay veces que te hacen preguntas absurdas, pero te lo agradecen cuando ven que les atiendes con cierto respeto y les explicas la cuestión.

Foto: Carrascosa
Foto: Carrascosa

¿Habéis pensado alguna vez en dar formación?

Óscar: Sí, de hecho estamos preparando un curso intensivo para este próximo mes de diciembre. Es algo que demanda la gente y nos lo han propuesto varias veces. Este primer curso lo queremos hacer a lo grande: habrá premio a la mejor fotografía y varios sorteos por parte de primeras marcas.

José Luis: Se empezará en breve con un curso muy especial de fotografía deportiva. Posteriormente seguiremos con varios cursos de iniciación en bodas, iluminación, etcétera. Lo hacemos nosotros solos, pero con el respaldo de marcas importantes.

Foto: Carrascosa
Foto: Carrascosa

Practicáis un tipo de fotografía que da para muchas anécdotas...

José Luis: ¡Son tantas! Las peores son cuando en medio de un evento revientas una óptica o la pierdes. Nos ha pasado muchas veces y no veas cómo duele el bolsillo...

Óscar: Una anécdota reciente fue el año pasado cuando, cubriendo la San Silvestre Vallecana, el conductor que llevaba a mi hermano en moto se cayó en medio de la carrera con él encima [ríen]. Vaya circo montaron justo antes de entrar en meta. Los atletas les saltaban.

Foto: Carrascosa
Foto: Carrascosa

Dejadnos tirar de tópicos: ¿habéis hecho ya vuestra mejor foto?

Óscar: Creo que todo el mundo dice lo mismo, que está por venir. La mejor foto está en la mente, nunca en el papel.

¿Y cuál es la que más recordáis? No necesariamente por ser la mejor.

Óscar: Fue en una boda. Recuerdo que dijimos a la novia que queríamos hacerle alguna foto un poco ligera de ropa vistiéndose. Nuestra sorpresa fue que cuando entramos en la habitación -qué agobio, por Dios- estaba desnuda y no sabíamos dónde mirar.

Foto: Carrascosa
Foto: Carrascosa

Una lista de fotógrafos que os hayan marcado.

Óscar: Ray Demski, Lukas Nazdraczew, Christian Pondella, Ludovic Franco, Predrag Vuckovic, Flo Hagena...

José Luis: Hay muchos más, pero éstos son grandes referentes y hemos tenido la suerte de compartir grandes momentos con ellos.

Unas palabras para esas nuevas generaciones de fotógrafos de las que hablabais antes.

Óscar: Humildad. No puedo decir otra cosa.

José Luis: Que pregunten sus inquietudes a esos fotógrafos a los que siguen habitualmente, que no se corten. Con una simple respuesta se sabe con qué tipo de persona estamos hablando. Ahí lo dejo.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar