• Motorola Moto G (2015): análisis
  • Sony A7R II: prueba de campo
Prueba de producto

Canon XC10: análisis

5
1
SEP 2015
Texto y fotos: Álvaro Méndez

Desde que nos enteramos no sin cierta estupefacción de su existencia (la vimos por primera vez en las manos del mítico actor hongkonés Jackie Chan), ya sabíamos que la Canon XC10 se iba a convertir en una de las cámaras más peculiares de los últimos tiempos. Y es que la propia naturaleza de este modelo, su filosofía y planteamiento y sobre todo su peculiar diseño lo colocan en un nicho aparte en el mercado de videocámaras.

Canon XC10
Canon XC10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con un aspecto a medio camino entre una cámara fotográfica de zoom largo y una de las videocámaras de la saga Cinema EOS de la compañía, la XC10 busca seducir a usuarios avanzados y profesionales del vídeo con una gran calidad de imagen en 4K, un sensor de una pulgada (muy en boga últimamente) y un objetivo integrado de 12 aumentos, todo ello en un cuerpo ligero y compacto. Una receta novedosa que, al menos por el momento, se pagará muy cara: 2.200 euros.

Un diseño diferente

Lo primero que llama la atención de la XC10 es sin duda su particular aspecto: demasiado contundente para ser una cámara compacta de zoom largo, demasiado portátil y compacta para ser una de esas videocámaras de sensor grande que tan de moda están últimamente. Y por supuesto, demasiado parecida a una cámara de fotos como para pasar por una videocámara convencional.

Superada la sorpresa inicial y ya con la cámara en las manos, la Canon XC10 se muestra confortable y ergonómica, y transmite la sensación de ser un producto sólido y robusto. Sorprende, eso sí, la cantidad de plástico empleado en su construcción, más aún si tenemos en cuenta el elevado precio de la cámara, un dato que nos obliga a mirar todos los detalles con lupa.

canon xc10canon xc10canon xc10canon xc10canon xc10canon xc10
Empuñadura y visor

Ligera y compacta, la XC10 cuenta con una empuñadura basculante y un visor de lupa que mejoran notablemente su ergonomía a la hora de grabar vídeo

canon xc10
Canon XC10
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon xc10
Canon XC10
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon xc10
Canon XC10
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon xc10
Canon XC10
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon xc10
Canon XC10
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon xc10
Canon XC10
Álvaro Méndez (Quesabesde)

La cámara cuenta con dos rasgos característicos especialmente concebidos para la grabación de vídeo. Por un lado, viene armada con una empuñadura de generosas dimensiones y muy ergonómica capaz de rotar 180 grados para facilitar las tomas desde posiciones bajas o elevadas.

En segundo lugar, y teniendo en cuenta su precio y el tipo del público al que va dirigida, la XC10 no podía permitirse el lujo de prescindir de un buen visor, y en este caso Canon ha optado por la alternativa de incluir con la cámara una lupa que se acopla al LCD basculante.

canon xc10
Canon XC10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La escasez de controles físicos y configurables nos obliga a recurrir continuamente a la pantalla táctil para realizar ajustes

El visor cumple su función con solvencia, y su uso resulta bastante cómodo porque sobresale notablemente de la cámara, permitiendo una postura cómoda y natural. Aun así uno no puede dejar de pensar que este modelo bien merecía un visor electrónico de calidad, sobre todo considerando que algunas cámaras más baratas cuentan con esta prestación.

Así mismo también se echan mucho de menos más controles físicos y configurables (solo cuenta con tres), así como diales para manejar algunas funciones básicas. Y es que muchos de los ajustes y las opciones de la XC10 solamente son accesibles a través de la pantalla táctil, un método de control que no es el más habitual en entornos profesionales y que además queda inutilizado cuando estamos usando el visor de lupa.

Zoom estabilizado

Puesto que Canon ya cuenta con un buen elenco de videocámaras –y cámaras réflex- de objetivo intercambiable, ha optado en esta ocasión por equipar a su XC10 con una óptica integrada. Se trata, concretamente, de un zoom de 27–273 milímetros con una luminosidad de f2.8–5.6.

Es indudable que el rango focal que ofrece la cámara es tremendamente versátil y muy adecuado para cubrir todo tipo de rodajes sin necesidad de cargar con equipo extra. Eso sí, lo realmente deseable hubiera sido contar con una apertura constante, algo esencial en el terreno del vídeo para evitar los cambios de luz durante los desplazamientos de foal.

El estupendo sistema de estabilización es, sin duda, uno de los puntos fuertes de la XC10

canon xc10
Canon XC10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Hubiera sido deseable contar con un zoom de luminosidad constante para evitar los cambios de luz durante los desplazamientos de focal

Una exigencia a la que sí ha dado respuesta la Sony Cyber-shot DSC-RX10 y su sucesora, que cuentan con el mismo tamaño de sensor y unas focales similares a las de la XC10, pero ofrecen además un diafragma constante de f2.8. Y por un precio muy inferior.

Sí ha acertado Canon sin embargo en el sistema de estabilización de la XC10, tremendamente efectivo y que convierte a la cámara en una auténtica delicia para grabar a mano alzada.

La XC10, por cierto, cuenta con un filtro ND integrado de tres pasos. Sin duda esto es una buena noticia, aunque hubiera sido deseable contar con filtros más potentes para los días realmente soleados.

Muestras: estabilizador

Probamos el sistema de estabilización de la Canon XC10, efectivo incluso con el zoom al máximo, tal y como se puede comprobar en el vídeo.

4K a 305 Mbps

Pero donde realmente la Canon XC10 despliega todo su potencial y demuestra que es una videocámara de altos vuelos es precisamente en su excelente rendimiento a la hora de grabar vídeo.

Para ello viene armada con un sensor CMOS de una pulgada, un tamaño que en los últimos tiempos se ha convertido en una especie de estándar entre los productos para usuarios avanzados, ya sea en el catálogo fotográfico (véanse las Sony RX100 y RX10, la Panasonic FZ1000 o la más reciente Canon G3 X), o también entre algunas cámaras de vídeo como la Sony HDR-CX900.

canon xc10
Canon XC10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Capaz de grabar en 4K a 305 Mbps, la calidad de imagen es francamente buena y permite hacer todo tipo de correcciones en posproducción

Y es que este tipo de captores proporcionan una calidad más que suficiente para la mayoría de situaciones y permiten equipar las cámaras con un zoom potente sin comprometer demasiado el tamaño del conjunto. Evidentemente con la XC10 no es posible desenfocar los fondos hasta el extremo como lo haríamos con una cámara con sensor de formato completo, una tendencia estética muy de moda en los últimos tiempos.

De la misma manera la cámara no es una plusmarquista en cuanto a rendimiento a sensibilidades altas, aunque se defiende con solvencia hasta 3.200 ISO e incluso más allá.

Muestras: sensibilidades altas
El CMOS de una pulgada de la XC10 se comporta con solvencia hasta 3.200 ISO e incluso mantiene el tipo a sensibilidades más altas, tal y como se puede observar en estas capturas
el cmos de una pulgada de la xc10 se comporta con solvencia hasta 3.200 iso e incluso mantiene el tipo a sensibilidades más altas, tal y como se puede observar en estas capturas
3.200 ISO
el cmos de una pulgada de la xc10 se comporta con solvencia hasta 3.200 iso e incluso mantiene el tipo a sensibilidades más altas, tal y como se puede observar en estas capturas
6.400 ISO
el cmos de una pulgada de la xc10 se comporta con solvencia hasta 3.200 iso e incluso mantiene el tipo a sensibilidades más altas, tal y como se puede observar en estas capturas
12.800 ISO
el cmos de una pulgada de la xc10 se comporta con solvencia hasta 3.200 iso e incluso mantiene el tipo a sensibilidades más altas, tal y como se puede observar en estas capturas
20.000 ISO

Dejando de lado estas dos aclaraciones, las secuencias de vídeo con resolución 4K de la XC10 pueden presumir de una soberbia calidad de imagen, con una nitidez y un nivel de detalle que no decepcionarán a nadie.

No en vano, la cámara emplea un nuevo códec de grabación (XF-AVC) capaz de proporcionar capturas de 3840 x 2160 píxeles a 25 y 30 fotogramas por segundo con un flujo de datos de hasta 305 Mbps, con 8 bits de profundidad y un muestreo de 4:2:2. En definitiva, toda una garantía de que contamos con información de sobra para manipular los planos en posproducción con buenos resultados.

Muestras: vídeo 4K

Secuencias de vídeo grabadas con una Canon XC10 en resolución 4K y con el perfil de color Canon Log. Las capturas se han editado y corregido ligeramente de color en Adobe Premiere Pro CC.

La XC10 incluye además los perfiles de color Canon Log y Wide DR Gamma, presentes en toda la saga Cinema EOS de Canon y esenciales para realizar correcciones de color profesionales.

Además de 4K, la Canon XC10 permite grabar secuencias Full HD a 60, 50, 30, 25 y 24 cuadros por segundo así como alcanzar velocidades de hasta 120 fotogramas con una resolución de 1280 x 720 píxeles.

Algunos inconvenientes

La Canon XC10 es una cámara diferente y que pretende abrir un nuevo nicho de mercado, por lo que valorarla resulta algo difícil puesto que no está del todo claro a qué tipo de usuario va dirigida. Aunque, eso sí, su elevado coste nos obliga a destacar algunos puntos negativos que quizás pasarían desapercibidos en otro rango de precios.

A la ausencia de más botones asignables para el control de la cámara y el hecho de no contar con un objetivo de luminosidad constante –como señalábamos al principio-, hay que sumar también la falta de conexiones de audio XLR, algo esencial en un dispositivo que la propia firma publicita con el apelativo de profesional. En su lugar contamos únicamente con una conexión minijack.

canon xc10
Canon XC10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La ausencia de conexiones XLR, el zoom sin motorizar y la luminosidad variable, lastran las posibilidades creativas de la XC10

Ya que la cámara cuenta con un objetivo integrado, no hubiera estado de más ofrecer la posibilidad de desplazar el zoom de forma motorizada, como sucede con la gran mayoría de las videocámaras destinadas a la grabación de reportajes.

Al elevado precio de la cámara hay que sumar además el de su soporte de almacenamiento, puesto que la XC10 requiere tarjetas de memoria CFast 2.0 para grabar vídeo en formato 4K. Y aunque este tipo de tarjetas tenderán a bajar de precio, lo cierto es que el gigabyte sigue saliendo muy caro si lo comparamos con otros soportes.

Hay que tener en cuenta que las tarjteas CFast 2.0 que emplea la cámara como soporte de almacenamiento suponen un desembolso económico importante

canon xc10
Canon XC10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Para más inri, la cámara no permite acceder a la memoria CFast a través de la conexión USB, por lo que será necesario invertir también en un lector.

La XC10 también dispone de una ranura para tarjetas SD, pero solo permite almacenar en ellas flujos de vídeo en alta definición. Hubiera sido un detalle ofrecer la posibilidad de grabar también vídeo 4K en estas tarjetas, aunque fuera a costa de reducir el flujo de datos.

Un producto nuevo

La Canon XC10 ofrece a priori muchas de las cosas que un usuario avanzado puede esperar de una videocámara: excelente calidad de imagen, buena ergonomía, controles avanzados, un objetivo versátil y estabilizado, grabación 4K con un códec robusto, un visor…

canon xc10
Canon XC10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La Canon XC10 montada sobre un trípode Cullmann Concept One 628 con un cabezal híbrido para foto y vídeo.

Bien construida, con un rendimiento excelente y con muchas prestaciones, el elevado precio de la XC10 obliga a mirar con lupa sus limitaciones

De hecho podemos afirmar sin temor que gracias a su acertada combinación de prestaciones y tamaño resulta una cámara ideal para realizar reportaje social, documentales o cualquier otro tipo de rodaje que requiera rapidez, agilidad y un equipo ligero y pequeño. Así mismo, la XC10 puede ser una acompañante perfecta para las más potentes Canon C300 y C500.

El principal hándicap de la cámara es sin duda su precio. Un importante contratiempo que, lamentablemente, nos obliga a observar algunos de sus inconvenientes (la ausencia de conexiones de audio XLR, el zoom sin motorizar o la luminosidad variable) quizás con más severidad de la que sería habitual en este tipo de productos.

Por cierto, la XC10 también es capaz de hacer fotos de 12 megapíxeles muy decentes. Si es que eso le importa al alguien.

El trípode que aparece fotografiado en este artículo es un Cullmann Concept One 628 y ha sido cedido como parte de un acuerdo publicitario entre Reflecta, firma importadora de Cullmann en España, y Quesabesde.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
5
Comentarios
Cargando comentarios