• Samsung MV800: toma de contacto
  • Sony NEX-C3: análisis
Prueba de producto
CASI PARA PROFESIONALES, CASI PARA AFICIONADOS

Canon XA10: análisis

2
4
OCT 2011

Situada exactamente a medio camino entre la más avanzada de las videocámaras de consumo y el más sencillo de los modelos de corte profesional, la Canon XA10 inaugura un nuevo segmento en el catálogo de la firma. Y es que esta cámara consigue como ninguna embutir un buen número de prestaciones de altos vuelos, incluida una pareja de conectores de audio XLR, en un cuerpo ciertamente pequeño y manejable. Únicamente el engorroso control manual centralizado por su pantalla táctil lastra el buen hacer y las inmensas posibilidades de esta singular videocámara.

Pese que a primera vista la Canon XA10 es prácticamente igual que la HF G10, la ausencia de la denominación LEGRIA en la carcasa nos deja entrever que estamos ante una cámara diferente, un modelo dispuesto a suavizar aún más si cabe la pendiente que separa el catálogo de consumo de Canon de su escaparate de vídeo profesional.

Canon XA10
Canon XA10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Así, la XA10 es a priori ideal para quien busque una cámara solvente y muy completa, sin renunciar a la portabilidad y sin tener que rascarse demasiado el bolsillo. Aunque, eso sí, el que se haga con ella tendrá que convivir también con su principal limitación: el manejo de sus ajustes.

Con y sin asa

Poner o quitar el asa superior con la que viene armada la XA10 marca claramente una frontera entre dos tipos de videocámara muy diferentes. Sin el asa, la XA10 es prácticamente igual que la HF G10: una videocámara con un tamaño bastante comedido, fácilmente transportable e instalada en la parte superior del catálogo para aficionados.

Canon XA10
Canon XA10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon XA10
Canon XA10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sin embargo, cuando le acoplamos el asa, la XA10 gana un plus de profesionalidad que la sitúa en otra órbita. Y es que junto a las variadas posibilidades ergonómicas que ofrece este accesorio, éste es también el encargado de albergar los conectores de audio XLR y sus controles específicos, detalle primordial en toda videocámara que pretenda jugar en primera división.

Canon XA10
Canon XA10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon XA10
Canon XA10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El asa es el hecho diferencial de una videocámara que, al igual que la saga 3MOS de Panasonic, presume de albergar un montón de prestaciones en un cuerpo pequeño y muy trasportable: visor electrónico, un par de ranuras para tarjetas SD Card, SDHC y SDXC, monitor de 3,5 pulgadas y anillo de control.

Canon XA10
Canon XA10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La cámara puede presumir en general de una buena construcción y de transmitir una sensación de solidez entre las manos. Sin embargo, hay algún punto negativo en su diseño en el que merece la pena detenerse.

Canon XA10
Canon XA10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon XA10
Canon XA10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El primero de ellos es el mando de tipo deslizante que permite controlar el zoom. Situado en la parte superior de la cámara, es bastante incómodo de accionar y poco preciso. Afortunadamente, la cámara cuenta con un segundo control de palanca en el asa superior que, sin ser una maravilla, resulta más adecuado que el anterior.

Canon XA10
Canon XA10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon XA10
Canon XA10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque es de agradecer que la cámara cuente con un visor electrónico, nos encontramos una vez más con que esta prestación no es todo lo útil que debería. Y es que al eterno problema del tamaño minúsculo se suma en esta ocasión el hecho de que, cuando extendemos el visor para su uso, éste no permanece fijo. Como consecuencia de ello, cada vez que coloquemos nuestro ojo contra el visor éste volverá a plegarse.

Canon XA10
Canon XA10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por último, nos ha sorprendido la inexplicable holgura que muestran los controles que, situados en el asa de la cámara, permiten ajustar el audio. Por alguna razón, esta serie de selectores bailan sobre sus ejes, provocando un molesto ruido que, en situaciones de extremo silencio, puede llegar a colarse por el micrófono de la cámara.

Canon XA10
Canon XA10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon XA10
Canon XA10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De la misma manera, echamos de menos una tapa protectora para estos controles, así como para la conexión mini-jack para micrófonos, que aparece totalmente descubierta. Un detalle ciertamente extraño si tenemos en cuenta que tanto el resto de conexiones como las ranuras para tarjetas están perfectamente resguardadas del polvo y la suciedad.

Un control poco profesional

Estupenda en casi todo, el verdadero lastre de esta videocámara es sin duda su engorroso sistema de control. Un sistema heredado del catálogo de Canon para el público aficionado que para nada concuerda con las ambiciosas aspiraciones de esta XA10.

Canon XA10
Canon XA10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y es que prácticamente todas las opciones de la cámara se manejan a través de su pantalla táctil. Incluso la navegación por su menú de opciones debe realizarse mediante gestos y pulsaciones en el monitor. Y aunque el LCD es razonablemente grande (3,5 pulgadas de diagonal), ni la organización de la interfaz y ni su precisión al tacto son las más adecuadas para realizar ajustes con rapidez y soltura.

Canon XA10
Canon XA10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon XA10
Canon XA10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Así, los pocos controles físicos que luce la XA10 se resumen en un par de botones configurables en el marco del LCD, un anillo en la óptica para el enfoque de tamaño adecuado y excelente tacto, y un minúsculo dial en la parte trasera de la cámara con el que podemos controlar los ajustes básicos de la exposición: la velocidad de obturación, el diafragma y la ganancia.

Canon XA10
Canon XA10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon XA10
Canon XA10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Un elenco que, en todo caso, no resulta suficiente para dar respuesta a todas las necesidades que pueden surgir durante una filmación.

Y esto resulta especialmente frustrante en una cámara que cuenta con un amplio surtido de controles manuales y de opciones de configuración. Aunque, eso sí, también se echan de menos algunos ajustes de imagen más avanzados, como la posibilidad de alterar la curva de gamma de forma manual.

Canon XA10
Canon XA10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En contrapartida, la cámara ofrece nueve filtros predefinidos que imitan estilos cinematográficos con resultados más que satisfactorios, como puede verse en el vídeo de muestra adjunto.

Varias secuencias de vídeo grabadas con una Canon XA10 y echando mano de sus filtros cinematográficos y su peculiar modo "decoración", con el que podemos añadir marcos y efectos gráficos a tiempo real. Puedes reproducir el vídeo a pantalla completa y en alta definición haciendo clic en el rótulo "HD".

Todo ello no quita que algunos ajustes sí puedan manejarse con gran precisión y comodidad. Tal es el caso del foco manual, que combina el excelente anillo de enfoque con una gran variedad de ayudas en pantalla, entre las que destaca el "peaking" o resaltado, que remarca con líneas de color las zonas enfocadas de la imagen.

Canon XA10
Canon XA10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon XA10
Canon XA10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

También hay que valorar en su justa medida la estupenda pantalla de 3,5 pulgadas de esta XA10, que presume de una excelente calidad de imagen y ofrece una buena visibilidad en las más diversas condiciones lumínicas.

Calidad de altos vuelos

Afortunadamente, la calidad de imagen la XA10 no da lugar a ningún tipo de decepción. Y es que los resultados que ofrece esta videocámara son muy similares a los que podemos obtener con las XF100 y XF105 de Canon, cuyo precio supera con creces el de la XA10.

Canon XA10
Canon XA10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No en vano, tanto el procesador de imagen como el sensor CMOS de 1/3 de pulgada es exactamente el mismo que en las citadas videocámaras, cuya diferencia en este sentido solamente estriba en su formato de grabación. Así, las XF100 y XF105 emplean el nuevo códec de la compañía basado en MPEG2, con flujos de hasta 50 Mbps y un muestreo de 4:2:2. La XA10, en cambio, echa mano del omnipresente AVCHD, con su muestreo de 4:2:0 y un flujo máximo de 24 Mbps.

Canon XA10
Canon XA10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Una diferencia en todo caso sólo visible para los ojos más entrenados y que, más que en la calidad final de la imagen, tiene su repercusión en la validez de las secuencias de vídeo para realizar tareas de posproducción tales como tratamientos de color avanzados o efectos de "chroma key".

Tras esta cascada de datos tan sólo nos queda afirmar que la XA10 consigue una calidad de imagen excelente, con una reproducción de color soberbia y un detalle y una nitidez realmente satisfactorios. Quizás la cámara no muestre unas imágenes tan afiladas como hemos visto en la saga 3MOS de Panasonic, por ejemplo, pero en contrapartida obtenemos secuencias muy limpias de ruido y otros defectos, como el patrón muaré.

Muestras: vídeo

Varias secuencias de vídeo grabadas con una Canon XA10, posteriormente editadas y sometidas a un proceso optimizado de compresión. Puedes reproducir el vídeo a pantalla completa y en alta definición haciendo clic en el rótulo "HD".

A la calidad de imagen contribuye también la estupenda óptica de 10 aumentos y con un angular de 30 milímetros que arma la XA10. Un objetivo que, además, tiene la peculiaridad de contar con un diafragma de 8 aspas que contribuye a lograr un desenfoque muy elegante y estético.

Canon XA10
Canon XA10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Las buenas noticias respecto a la calidad del vídeo continúan cuando la luz escasea, puesto que la XA10 aguanta tremendamente bien el tipo a la hora de mantener la luminosidad de la escena y los colores incluso en grabaciones con luz artificial.

Canon XA10
Canon XA10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como única pega en este apartado nos ha sorprendido la ausencia de un modo de grabación a 50 fotogramas progresivos, algo que sí ofrecen otras videocámaras más económicas, como la serie 3MOS de Panasonic, y que resulta sumamente útil para realizar cámaras lentas. Sí contamos, sin embargo, con la posibilidad de grabar a 25 fotogramas progresivos por segundo.

Fotografía, infrarrojos y decoración

Bien sea por el interés que despiertan o incluso por todo lo contrario, hay tres prestaciones extra en esta XA10 a las que merece echar un vistazo.

La primera de ellas es la posibilidad de realizar fotografías, una modalidad de captura cuyo uso en esta XA10 -teniendo en cuenta el tipo de usuario al que va dirigida- es potencialmente marginal. De hecho, la XA10 carece de botón fotográfico propio y tan sólo permite realizar tomas de 1920 x 1080 píxeles. Aun así, cabe decir que la calidad de las instantáneas es bastante interesante, especialmente en lo que respecta a la nitidez.

Muestras: foto
Fotografías tomadas con una videocámara Canon XA10 en la máxima resolución disponible.
fotografías tomadas con una videocámara canon xa10 en la máxima resolución disponible.
fotografías tomadas con una videocámara canon xa10 en la máxima resolución disponible.
fotografías tomadas con una videocámara canon xa10 en la máxima resolución disponible.
fotografías tomadas con una videocámara canon xa10 en la máxima resolución disponible.
fotografías tomadas con una videocámara canon xa10 en la máxima resolución disponible.
fotografías tomadas con una videocámara canon xa10 en la máxima resolución disponible.

Otro detalle reseñable de esta XA10 y que francamente nos ha sorprendido encontrar es el modo de grabación por infrarrojos, que permite tomar imágenes en oscuridad absoluta con ese característico color blanquinoso y monocromo que podemos ver en algunos documentales de naturaleza. Prestación esta que fue muy habitual hace años en el catálogo de Sony.

Canon XA10
Canon XA10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por último, la XA10 incluye una serie de opciones de "decoración" a las que se accede desde un acceso directo situado en la pantalla táctil. Esta función nos permite añadir en tiempo real marcos a nuestras grabaciones, dibujos a mano hechos sobre el LCD y pequeños efectos animados que surgen allí donde pongamos el dedo en nuestro monitor.

Canon XA10
Canon XA10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Una vez más, se trata de una prestación que difícilmente seducirá a los potenciales compradores de esta videocámara, pero que en todo caso puede ser ignorada.

Prestaciones de primer nivel a buen precio

La Canon XA10 establece por fin un verdadero puente entre las cámaras para aficionados y los equipos profesionales: no le falta nada de lo que podría considerarse básico en este último segmento, y aun así su precio se mantiene dentro de lo razonable.

Canon XA10
Canon XA10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y es que junto a su contrastada y estupenda calidad de imagen, el gran acierto de la XA10 es sin duda su original asa desmontable, que dota a la cámara de múltiples opciones de sujeción y de las esenciales conexiones XLR para audio, prestación indispensable para quien aspire a realizar trabajos un poco ambiciosos.

Lamentablemente, el control táctil de la cámara y algunas limitaciones a la hora de realizar ajustes rebajan un poco nuestro entusiasmo ante este modelo, un hándicap que incluso puede llegar a ser definitivo para algunos usuarios.

Productos relacionados (1)
Artículos relacionados (1)
2
Comentarios
Cargando comentarios