• Pentax K-x: toma de contacto
  • Epson EH-TW5000: toma de contacto
Prueba de producto
UNA ESPERADA PUESTA AL DíA

Canon TS-E 24 mm f3.5 L II: prueba de campo

 
21
SEP 2009

No son ni los más populares ni los más vendidos, pero los nuevos objetivos descentrables TS-E 17 mm f4 L y 24 mm f3.5 L II son, por su precio y rendimiento, dos de las joyas del catálogo óptico de Canon. QUESABESDE.COM ha podido probar durante varias semanas el segundo de ellos para constatar qué ha cambiado y mejorado con esta renovación, que se ha hecho esperar nada menos que 18 años.

Fue allá por el año 1991 cuando Canon lanzó sus primeros tres objetivos descentrables para la montura EF: el TS-E 24 mm f3.5 L, el 90 mm f2.8 y el 45 mm f2.8. Pese a las intensas sacudidas que han cambiado totalmente el panorama fotográfico durante estos últimos años, la firma ha esperado hasta ahora para renovar ese angular, que sigue siendo una auténtica referencia para muchos fotógrafos profesionales.

Cambios profundos

Según explica Canon, gracias a sus generosas dimensiones el remozado diseño del TS-E 24 mm f3.5 L II ha permitido ampliar de manera notable el círculo de imagen.

Canon TS-E 24 mm f3.5 L II
Canon TS-E 24 mm f3.5 L II
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si el anterior TS-E disponía de un círculo de imagen con un diámetro de 58,6 milímetros, en éste se ha aumentado hasta llegar a los 67,2 milímetros. Una cifra que nos ayuda a entender por qué esta nueva versión permite realizar un mayor desplazamiento y reducir de manera significativa el oscurecimiento en las esquinas.

Canon TS-E 24 mm f3.5 L II
Canon TS-E 24 mm f3.5 L II
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon TS-E 24 mm f3.5 L II
Canon TS-E 24 mm f3.5 L II
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Recordemos que el diámetro del círculo de imagen de un objetivo EF es de escasamente 43,2 milímetros, mientras que en uno pensado para trabajar con cámaras APS-C es de 27,3.

Si el modelo anterior estaba formado por 11 elementos dispuestos en 9 grupos, el diseño óptico del nuevo angular ha sido totalmente reformulado, con 16 elementos distribuidos en 11 grupos. Entre las mejoras más importantes se cuentan un gran cristal asférico de alta precisión, tres cristales UD de baja dispersión para reducir al mínimo las aberraciones cromáticas y un tratamiento especial bautizado por Canon como SWC (Subwavelength Structure Coating).

Hasta 180 grados

Otra de las novedades aportadas por este nuevo TS-E de 24 milímetros es la capacidad de rotación independiente, tanto por basculamiento como por desplazamiento. Así, es posible realizar giros en "shift" de hasta 180 grados (con incrementos de 30 grados) y en "tilt" de 90 grados (con incrementos de 45 grados), todo con total independencia de cada eje.

Canon TS-E 24 mm f3.5 L II
Canon TS-E 24 mm f3.5 L II
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon TS-E 24 mm f3.5 L II
Canon TS-E 24 mm f3.5 L II
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El basculamiento hacia ambos lados es de +8,5 a -8,5 grados, y el desplazamiento, de +12 a -12 milímetros, superando así las prestaciones ofrecidas por el modelo anterior.

Foto: Sergi Monsegur (Quesabesde)
De izquierda a derecha, la imagen con el objetivo en su posición natural; el resultado tras aplicar correcciones en la óptica, y la corrección digital que puede conseguirse mediante Adobe Photoshop.

La construcción y finura de los acabados es ejemplar, como cabe esperar de una pieza perteneciente a esta serie (y con este precio).

El anillo de enfoque tiene la anchura adecuada y es de recorrido generoso, algo que se agradece para enfocar con gran precisión. El recorrido total es de algo más de un cuarto de vuelta (aproximadamente de unos 100 grados) y su fricción es suave y no adolece de ningún tipo de holgura. No hay que olvidar, por cierto, que esta óptica no dispone de enfoque automático.

Canon TS-E 24 mm f3.5 L II
Canon TS-E 24 mm f3.5 L II
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon TS-E 24 mm f3.5 L II
Canon TS-E 24 mm f3.5 L II
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En la parte superior del objetivo una rosca permite modificar los grados de basculamiento respecto al plano del sensor ("tilt"). Los grados vienen señalados con unas líneas que van hasta +8,5 y -8,5 en saltos de un 1 grado, y muestra un pequeño freno justo cuando pasamos por el valor central.

Controles por doquier

Al lado izquierdo, otra rosca algo más pequeña sirve para desplazar la lente en paralelo al plano del sensor ("shift"). El efecto de este desplazamiento es la modificación de la distorsión por perspectiva, permitiendo corregir las líneas convergentes en líneas paralelas y verticales. A través de este mecanismo se puede realizar un movimiento de +12 a -12 milímetros con una escala marcada en incrementos de 1 milímetro.

Canon TS-E 24 mm f3.5 L II
Canon TS-E 24 mm f3.5 L II
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En el lado contrario de estas dos roscas el objetivo dispone de unos pequeños mecanismos de fijación que permiten bloquear tanto el basculamiento como el desplazamiento a nuestro antojo. Incorpora también de un pequeño interruptor con la inscripción de "Lock", que fija el basculamiento justo en su posición central.

Canon TS-E 24 mm f3.5 L II
Canon TS-E 24 mm f3.5 L II
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon TS-E 24 mm f3.5 L II
Canon TS-E 24 mm f3.5 L II
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La distancia mínima de enfoque es de solamente 21 centímetros, lo cual procura una magnificación aproximada de 1:3,4. Aunque es un valor bastante alejado respecto al usado en macrofotografía, nos permitirá realizar composiciones de aproximación muy interesantes.

Canon TS-E 24 mm f3.5 L II
Canon TS-E 24 mm f3.5 L II
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El peso respecto al modelo anterior se ha incrementado en casi 200 gramos más, llegando casi a los 800 gramos. Las dimensiones son también más generosas: de los 78 x 86 milímetros del modelo anterior nos topamos ahora con unas más abultadas dimensiones de 89 x 106 milímetros.

Un gran paso adelante

Para probar las cualidades ópticas de este objetivo hemos empleado Canon EOS 5D, la veterana réflex de formato completo y 12 megapíxeles.

La definición obtenida después de numerosas pruebas en exteriores se ha mostrado notable en el centro en su máxima abertura (f3.5) y ligeramente suave en las esquinas. Cerrando un par de puntos es cuando el objetivo ofrece su mejor rendimiento hasta llegar a f11, cuando la definición cae suavemente a causa de la difracción.

nitidez
Fotografías tomadas con una Canon EOS 5D y un objetivo Canon TS-E 24 mm f3.5 L II aplicando el desplazamiento máximo (shift) que permite la óptica:


f3.5

f5.6

f8

f11

f16
Pero considerando que este objetivo se va a usar mayoritariamente para obtener imágenes de perspectiva corregida, hemos repetido las pruebas explotando al máximo su desplazamiento.En estas condiciones y con la máxima abertura, los resultados en el centro de la imagen siguen siendo óptimos, pero la definición disminuye según nos vamos alejando de él.Si lo que deseamos es obtener un resultado más homogéneo entre esquinas y centro, hay que diafragmar hasta valores de entre f8 y f11. Por supuesto que cuando menor sea el desplazamiento, mejores serán los resultados, sobre todo en lo tocante a la calidad en las esquinas y a su oscurecimiento.


Muestras: Canon TS-E 24 mm f3.5 L II ©Sergi Monsegur, QUESABESDE.COM

Fotografías tomadas con una Canon EOS 5D y un objetivo Canon TS-E 24 mm f3.5 L II. Imágenes tomadas en formato RAW y procesadas con Adobe Lightroom

fotografías tomadas con una canon eos 5d y un objetivo canon ts-e 24 mm f3.5 l ii aplicando el desplazamiento máximo (shift) que permite la óptica:f3.5 f5.6 f8 f11 f16 pero considerando que este objetivo se va a usar mayoritariamente para obtener imágenes de perspectiva corregida, hemos repetido las pruebas explotando al máximo su desplazamiento.en estas condiciones y con la máxima abertura, los resultados en el centro de la imagen siguen siendo óptimos, pero la definición disminuye según nos vamos alejando de él.si lo que deseamos es obtener un resultado más homogéneo entre esquinas y centro, hay que diafragmar hasta valores de entre f8 y f11. por supuesto que cuando menor sea el desplazamiento, mejores serán los resultados, sobre todo en lo tocante a la calidad en las esquinas y a su oscurecimiento. muestras: canon ts-e 24 mm f3.5 l ii ©sergi monsegur, quesabesde.comfotografías tomadas con una canon eos 5d y un objetivo canon ts-e 24 mm f3.5 l ii. imágenes tomadas en formato raw y procesadas con adobe lightroom
fotografías tomadas con una canon eos 5d y un objetivo canon ts-e 24 mm f3.5 l ii aplicando el desplazamiento máximo (shift) que permite la óptica:f3.5 f5.6 f8 f11 f16 pero considerando que este objetivo se va a usar mayoritariamente para obtener imágenes de perspectiva corregida, hemos repetido las pruebas explotando al máximo su desplazamiento.en estas condiciones y con la máxima abertura, los resultados en el centro de la imagen siguen siendo óptimos, pero la definición disminuye según nos vamos alejando de él.si lo que deseamos es obtener un resultado más homogéneo entre esquinas y centro, hay que diafragmar hasta valores de entre f8 y f11. por supuesto que cuando menor sea el desplazamiento, mejores serán los resultados, sobre todo en lo tocante a la calidad en las esquinas y a su oscurecimiento. muestras: canon ts-e 24 mm f3.5 l ii ©sergi monsegur, quesabesde.comfotografías tomadas con una canon eos 5d y un objetivo canon ts-e 24 mm f3.5 l ii. imágenes tomadas en formato raw y procesadas con adobe lightroom
fotografías tomadas con una canon eos 5d y un objetivo canon ts-e 24 mm f3.5 l ii aplicando el desplazamiento máximo (shift) que permite la óptica:f3.5 f5.6 f8 f11 f16 pero considerando que este objetivo se va a usar mayoritariamente para obtener imágenes de perspectiva corregida, hemos repetido las pruebas explotando al máximo su desplazamiento.en estas condiciones y con la máxima abertura, los resultados en el centro de la imagen siguen siendo óptimos, pero la definición disminuye según nos vamos alejando de él.si lo que deseamos es obtener un resultado más homogéneo entre esquinas y centro, hay que diafragmar hasta valores de entre f8 y f11. por supuesto que cuando menor sea el desplazamiento, mejores serán los resultados, sobre todo en lo tocante a la calidad en las esquinas y a su oscurecimiento. muestras: canon ts-e 24 mm f3.5 l ii ©sergi monsegur, quesabesde.comfotografías tomadas con una canon eos 5d y un objetivo canon ts-e 24 mm f3.5 l ii. imágenes tomadas en formato raw y procesadas con adobe lightroom
fotografías tomadas con una canon eos 5d y un objetivo canon ts-e 24 mm f3.5 l ii aplicando el desplazamiento máximo (shift) que permite la óptica:f3.5 f5.6 f8 f11 f16 pero considerando que este objetivo se va a usar mayoritariamente para obtener imágenes de perspectiva corregida, hemos repetido las pruebas explotando al máximo su desplazamiento.en estas condiciones y con la máxima abertura, los resultados en el centro de la imagen siguen siendo óptimos, pero la definición disminuye según nos vamos alejando de él.si lo que deseamos es obtener un resultado más homogéneo entre esquinas y centro, hay que diafragmar hasta valores de entre f8 y f11. por supuesto que cuando menor sea el desplazamiento, mejores serán los resultados, sobre todo en lo tocante a la calidad en las esquinas y a su oscurecimiento. muestras: canon ts-e 24 mm f3.5 l ii ©sergi monsegur, quesabesde.comfotografías tomadas con una canon eos 5d y un objetivo canon ts-e 24 mm f3.5 l ii. imágenes tomadas en formato raw y procesadas con adobe lightroom
fotografías tomadas con una canon eos 5d y un objetivo canon ts-e 24 mm f3.5 l ii aplicando el desplazamiento máximo (shift) que permite la óptica:f3.5 f5.6 f8 f11 f16 pero considerando que este objetivo se va a usar mayoritariamente para obtener imágenes de perspectiva corregida, hemos repetido las pruebas explotando al máximo su desplazamiento.en estas condiciones y con la máxima abertura, los resultados en el centro de la imagen siguen siendo óptimos, pero la definición disminuye según nos vamos alejando de él.si lo que deseamos es obtener un resultado más homogéneo entre esquinas y centro, hay que diafragmar hasta valores de entre f8 y f11. por supuesto que cuando menor sea el desplazamiento, mejores serán los resultados, sobre todo en lo tocante a la calidad en las esquinas y a su oscurecimiento. muestras: canon ts-e 24 mm f3.5 l ii ©sergi monsegur, quesabesde.comfotografías tomadas con una canon eos 5d y un objetivo canon ts-e 24 mm f3.5 l ii. imágenes tomadas en formato raw y procesadas con adobe lightroom

Las aberraciones cromáticas son inapreciables, incluso colocando el listón alto con escenas de fuerte contraste. Lo mismo ocurre con los reflejos y las llamadas imágenes fantasma. Parece que el tratamiento SWC cumple realmente con su cometido, ofreciendo unos resultados que rozan el notable, incluso si encuadramos directamente a la fuente de luz.

Foto: Sergi Monsegur (Quesabesde)
Ni rastro de aberraciones cromáticas o reflejos en las pruebas realizadas. Pulsa en la imagen para ver una ampliación con recortes de esta instantánea.

Como se puede apreciar en las muestras, la distorsión es casi inexistente. No ocurre lo mismo con el viñeteo, un problema casi inherente a las SLR de formato completo. Sin ser muy exagerado, es cierto que se puede apreciar este efecto al disparar con la máxima abertura, aunque cerrando un paso prácticamente desaparece, y se mantiene estable hasta f22, el diafragma menos luminoso de este objetivo.

Foto: Sergi Monsegur (Quesabesde)
La distorsión geométrica del objetivo está muy bien controlada.

Si repetimos la prueba volviendo a desplazar la lente en paralelo al plano del sensor, el viñeteo se vuelve más patente en su parte superior, obligándonos a cerrar para minimizar su efecto al menos hasta f8 o f11, diafragmas con los que obtendremos los mejores resultados.

¿Live view?

Si no estamos acostumbrados a trabajar con este tipo de ópticas, no está de más recordar que un buen trípode es casi imprescindible. Disponer de una pantalla de enfoque con cuadrícula también será de gran ayuda.

Aunque, sin duda, lo idóneo es aprovechar la previsualización Live View que ofrecen -entre otros- los últimos modelos canonistas. Esta función resulta ideal para ajustar con precisión el enfoque mediante la ampliación de la imagen y para mantener las líneas perpendiculares con respecto a las cuadrículas que muchas cámaras ofrecen sobreimpresionadas en pantalla.


  Muestras: Canon TS-E 24 mm f3.5 L II   ©Sergi Monsegur,QUESABESDE.COM

Fotografías tomadas con una Canon EOS 5D y un objetivo Canon TS-E 24 mm f3.5 L II. Imágenes tomadas en formato RAW y procesadas con Adobe Lightroom:




Por otra parte, deberemos acostumbrarnos a trabajar en el modo manual para dar con la exposición adecuada, pues el fotómetro de la cámara se vuelve inexacto al desplazar cualquiera de los dos ejes y acostumbra a ofrecer lecturas erróneas.

Un lujo

No podemos sino quitarnos el sombrero tras varios días de intensa convivencia con este descentrable. Aunque su precio, de aproximadamente 2.300 euros, se ha doblado respecto al de su predecesor -se trata de una pieza muy especial para aplicaciones profesionales muy concretas-, las mejoras realizadas tanto en el apartado de construcción como en los de precisión y rendimiento harán que muchos olviden este "pequeño" detalle.

Canon TS-E 24 mm f3.5 L II
Canon TS-E 24 mm f3.5 L II
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y es que este Canon EF TS-E 24 mm f3.5 L II hará las delicias de todos esos fotógrafos profesionales especialistas en arquitectura y paisajes, y también -por qué no- de todos aquellos aficionados avanzados que puedan permitirse este lujo.

Canon TS-E 24 mm f3.5 L II
Canon TS-E 24 mm f3.5 L II
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon TS-E 24 mm f3.5 L II
Canon TS-E 24 mm f3.5 L II
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Es cierto que no escapa a las críticas -pensemos, por ejemplo, en el viñeteo y en la resolución al utilizar diafragmas abiertos y forzar al máximo el desplazamiento-, pero sin duda los resultados que ofrece siempre serán mejores que los obtenidos mediante la corrección por software.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar