• Philips Tapster: de un vistazo
  • Sony A850, A550 y A500: bajo la lupa
Prueba de producto
UN RELEVO NECESARIO

Canon Speedlite 270EX: de un vistazo

 
24
AGO 2009

Relevo del 220EX, el joven Canon Speedlite 270EX asume el papel de flash de iniciación. Pese a sus reducidas formas y discreta apariencia, llega con jugosas novedades, como un número guía de 27, un práctico cabezal basculante que permite inclinarlo hasta 90 grados y un zoom de dos posiciones: 28 y 50 milímetros. Un modelo que aspira a ser el compañero perfecto para la recién salida del horno EOS 500D o para todos aquellos que buscan un flash que les quepa en el bolsillo.

Han pasado ya unos meses desde que el nuevo Speedlite 270EX de Canon viera la luz secundando el estreno de la EOS 500D, y por fin le hemos podido echar el guante.

Planteado como un modelo sencillo y de funcionamiento muy básico para los aficionados que no quieren limitarse al flash incorporado en la cámara, hemos pasado unos días disparándolo con la joven réflex canonista y la compacta PowerShot G10. Veamos qué tal rinde el más pequeño de la familia Speedlite:

  • Gracias a sus modestas dimensiones, podemos llevar el Speedlite 270EX sin problemas en el bolsillo del pantalón o la chaqueta. Acompañando al flash, Canon suministra de serie una elegante y práctica funda que nos ayudará a protegerlo cada vez que lo transportemos.
  • Canon Speedlite 270EX
    Canon Speedlite 270EX
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    Canon Speedlite 270EX
    Canon Speedlite 270EX
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • Se agradece que Canon haya cuidado los detalles en esta nueva versión. El sistema de fijación del flash sobre la cámara ya no es de rosca, sino de anclaje rápido mediante un pequeño interruptor en la parte posterior, el mismo mecanismo empleado por el Speedlite 580EX II, por ejemplo.
  • Canon Speedlite 270EX
    Canon Speedlite 270EX
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    Canon Speedlite 270EX
    Canon Speedlite 270EX
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • El peso del flash sin las baterías se sitúa aproximadamente sobre los 150 gramos, muy pocos gramos -ciertamente- para una unidad de estas características.
  • La prestación más reseñable y novedosa de este flash respecto a su predecesor es la posibilidad de bascularlo hasta 60, 75 ó 90 grados, con lo que podremos rebotarlo fácilmente para conseguir retratos con una iluminación mucho más homogénea, natural y libre del efecto de los ojos rojos.
  • Canon Speedlite 270EX
    Canon Speedlite 270EX
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    Canon Speedlite 270EX
    Canon Speedlite 270EX
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • Gracias a la altura del flash respecto a la cámara, podremos evitar esas molestas sombras que salen tan a menudo cuando usamos grandes angulares.
  • Canon Speedlite 270EX
    Canon Speedlite 270EX
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    Canon Speedlite 270EX
    Canon Speedlite 270EX
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • El Speedlite 270EX dispone de dos posiciones manuales de zoom: 28 y 50 milímetros. Puesto que el cabezal no es giratorio, no podremos hacer rebotar el flash cuando disparemos con la cámara en posición vertical.
  • Canon Speedlite 270EX
    Canon Speedlite 270EX
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • Gracias a su número de guía máximo de 27 (recordemos que en el anterior Speedlite este valor era de 22), el 270EX es capaz de llegar a una distancia de 27 metros a 100 ISO.
  • Muestras: Canon Speedlite 270 EX
    Fotografías tomadas con una Canon EOS 500D y un objetivo Canon EF-S 18-55 mm f3.5-5.6
    fotografías tomadas con una canon eos 500d y un objetivo canon ef-s 18-55 mm f3.5-5.6
    flash de la cámara
    fotografías tomadas con una canon eos 500d y un objetivo canon ef-s 18-55 mm f3.5-5.6
    flash 270EX directo
    fotografías tomadas con una canon eos 500d y un objetivo canon ef-s 18-55 mm f3.5-5.6
    flash 270EX rebotado
  • En las pruebas que hemos realizado tanto con la EOS 500D como con la PowerShot G10, el comportamiento del 270EX ha sido correcto y preciso, midiendo con exactitud la mayoría de situaciones.
  • Muestras: Canon Speedlite 270 EX
    Fotografías tomadas con una Canon EOS 500D y un objetivo Canon EF-S 18-55 mm f3.5-5.6 y una Canon PowerShot G10
    fotografías tomadas con una canon eos 500d y un objetivo canon ef-s 18-55 mm f3.5-5.6 y una canon powershot g10
    EOS 500D
    fotografías tomadas con una canon eos 500d y un objetivo canon ef-s 18-55 mm f3.5-5.6 y una canon powershot g10
    EOS 500D
    fotografías tomadas con una canon eos 500d y un objetivo canon ef-s 18-55 mm f3.5-5.6 y una canon powershot g10
    PowerShot G10
  • La recarga del flash entre disparo y disparo es rápida y casi silenciosa. Disparando con la máxima potencia, el tiempo de reciclaje en nuestras pruebas se ha mantenido entre los 3 y los 4 segundos.
  • Canon Speedlite 270EX
    Canon Speedlite 270EX
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • El número de pilas en este Speedlite con respecto al 220EX pasa de cuatro a dos. Para una mayor duración y un menor tiempo de recarga, el uso de pilas Ni-MH de tamaño AA es obligatorio.
  • Canon Speedlite 270EX
    Canon Speedlite 270EX
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • A diferencia de sus hermanos mayores, como el Speedlite 580EX II o el más modesto 430EX II, este modelo no es capaz de funcionar de manera inalámbrica. Por tanto, la comunicación con la cámara se realiza a través de la zapata y el protocolo E-TTL II, un estándar presente en todas las cámaras EOS desde el año 2004.
  • Canon Speedlite 270EX
    Canon Speedlite 270EX
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    Canon Speedlite 270EX
    Canon Speedlite 270EX
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • Los controles en la parte posterior del flash son mínimos. Aparte del obligado interruptor de encendido y apagado y del indicador de carga, Canon ha optado por no incluir el botón "TEST", algo que hemos echado en falta.
  • Canon Speedlite 270EX
    Canon Speedlite 270EX
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    Canon Speedlite 270EX
    Canon Speedlite 270EX
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • A través del menú de la cámara podemos controlar manualmente el flash. Es así como ajustamos su potencia (con valores comprendidos entre 1/1 y 1/64) y activamos opciones como su apagado automático por inactividad.

Recomendable para: aquéllos que se sientan limitados por el flash incorporado en la cámara y aspiren a ampliar su equipamiento con uno de mayor potencia y versatilidad, con un tamaño reducido y de precio razonable.

Absténganse de su compra: los que requieran de un mayor número de guía, de tiempos de recarga más rápidos o de mayores prestaciones, o quienes precisen para sus tomas una unidad con cabezal giratorio.

Precio: unos 135 euros.

Disponible desde: esta primavera.

Etiquetas
Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar