• Sony NEX-VG10: análisis
  • Pentax K-5: primeras muestras
CANON POWERSHOT S95, PANASONIC LUMIX DMC-LX5 Y SAMSUNG EX1: MéNAGE à TROIS

Canon PowerShot S95, Panasonic Lumix DMC-LX5 y Samsung EX1: comparativa  

10
NOV 2010

¿Cuál es la mejor cámara compacta del momento? Si nos ponemos en plan sibarita y nos centramos únicamente en modelos de tamaño comedido, las opciones quedan reducidas a uno de los tríos de ases más demoledores del escaparate: Canon PowerShot S95, Panasonic Lumix DMC-LX5 y la tardía Samsung EX1, que por fin se ha decidido a visitarnos. No son baratas, y sus zooms son más bien discretos en alcance, pero a cambio ofrecen prestaciones avanzadas y -al menos en teoría- la mejor calidad de imagen del momento. ¿Conseguirá destacar alguna de ellas en este combate a tres bandas que hemos organizado?

Con el permiso de las Canon PowerShot G12 y Nikon Coolpix P7000 -a las que no tardaremos en aplicar un tratamiento similar-, lo más granado del mercado en lo que a cámaras compactas se refiere es el trío que forman las Canon PowerShot S95, Panasonic Lumix DMC-LX5 y Samsung EX1.

Comparten resolución (10 megapíxeles), diseño elegante, prestaciones avanzadas (RAW, controles manuales, etcétera), y gracias a un sensor menos pequeño de lo habitual, se supone que sus resultados las sitúan por encima de la media (también su precio, que ronda los 400 euros).

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Frente a frente la Canon PowerShot S95 (abajo a la izquierda), la Panasonic Lumix DMC-LX5 (arriba), y la Samsung EX1.

Son tantos sus parecidos en la hoja de prestaciones que nos hemos planteado un reto: descubrir si realmente hay alguna razón objetiva para decantarse por una de ellas o lo mejor será dejarse llevar por las manías y los gustos de cada uno.

Una invitada de última hora
Aunque nuestra idea inicial era repetir la comparativa que en su día hicimos entre la Canon PowerShot S90 y la Panasonic Lumix DMC-LX3 aprovechando la llegada de los nuevos modelos, el inesperado y tardío aterrizaje de la Samsung EX1 nos hizo cambiar de planes.

Samsung EX1
Samsung EX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De hecho, hubo que tirar a la papelera parte del trabajo y volver a empezar para hacer un hueco al modelo estrella de la firma surcoreana, que tras muchos meses de retraso por fin se ha decidido a llegar de forma oficial a los escaparates españoles.

El problema de esta singular agenda es que, en realidad, la EX1 se ha quedado un poco anticuada frente a sus competidoras, sobre todo en el terreno del vídeo. También es cierto que, por tamaño, tal vez se sentiría más cómoda frente a las citadas G12 y P7000, pero fijándonos en el precio -el gran beneficiado de este pequeño desajuste temporal-, finalmente hemos decidido hacerle un hueco en esta comparativa.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
En un primer plano, la Canon S95, vigilada por la Samsung EX1 y la Panasonic LX5.

Confiemos en que Samsung no decida presentar pasado mañana la EX2 y desbaratar esta cama redonda de compactas.

Un concepto, tres propuestas
Como decíamos, en los tres casos la idea es muy similar: cámaras compactas de un tamaño comedido -casi de bolsillo-, pero con unas prestaciones muy completas pensadas para el usuario avanzado. Los caminos para llegar a esa meta difieren bastante -más por fuera que por dentro- en los tres casos, lo que da lugar a tres cámaras que a primera vista podrían no tener mucho en común.

Canon PowerShot S95, Panasonic Lumix DMC-LX5 y Samsung EX1
Canon PowerShot S95, Panasonic Lumix DMC-LX5 y Samsung EX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon PowerShot S95, Panasonic Lumix DMC-LX5 y Samsung EX1
Canon PowerShot S95, Panasonic Lumix DMC-LX5 y Samsung EX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La EX1 de Samsung luce el aspecto más contundente del trío. Algo más grande y abultada que la LX5, su construcción y tacto metálico, la pantalla articulada de la que luego hablaremos y el considerable tamaño de su óptica le confieren un diseño que encantará a los que busquen algo con un toque clásico.

Samsung EX1 y Canon PowerShot S95
Samsung EX1 y Canon PowerShot S95
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung EX1 y Canon PowerShot S95
Samsung EX1 y Canon PowerShot S95
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El dial con pulsador integrado de la zona frontal es uno de esos detalles que se agradecen en una cámara de este tipo. No obstante, su posición algo elevada (que hace dudar entre usarlo con el dedo índice o el corazón), el mayor protagonismo que se le da al dial trasero (trabajando en modos de prioridad, por ejemplo, éste es el mando encargado de modificar la velocidad y el diafragma), y la falta de opciones de personalización le restan algún punto.

Samsung EX1
Samsung EX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung EX1
Samsung EX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como en el caso de la LX5, es una pena que el barril de la óptica no se haya usado para integrar un mando al estilo de la Canon S95. Tampoco la inscripción "F1.8" en el frontal está muy acorde con la elegancia que desprende este modelo. Detalles, en todo caso, que no desmerecen una buena nota general a la construcción y la ergonomía de la cámara.

Samsung EX1
Samsung EX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Menos comentarios merecen la LX5 y la S95 al tratarse de renovaciones muy fieles a sus predecesoras. En el caso de la Canon, los cambios son mínimos, aunque si ponemos la S90 junto a esta S95 comprobaremos que la textura exterior es un poco más rugosa para mejorar el agarre y que el grosor de la cámara ha disminuido ligeramente.

Además de ser la más pequeña de todas -un dato básico para muchos-, su rueda de control frontal nos sigue pareciendo una forma genial de tener al alcance de la mano los principales ajustes. En su contra hay que apuntar, por ejemplo, que es la única de las tres que carece de zapata para flashes externos.

Canon PowerShot S95
Canon PowerShot S95
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon PowerShot S95
Canon PowerShot S95
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La LX5 es también una vieja conocida que, como ya apuntamos en su momento, retoca ligeramente el diseño de la LX3, pero sin grandes cambios. La rueda de control trasera es una aportación muy interesante, mientras que la empuñadura algo más ligera estiliza el perfil de la cámara.

Panasonic Lumix DMC-LX5
Panasonic Lumix DMC-LX5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Respecto a los accesos directos en torno a la óptica, lo cierto es que resultan cómodos, pero en más de una ocasión hemos modificado las proporciones de la imagen (4:3, 3:2, 16:9 ó 1:1) sin habernos percatado de ello.

Panasonic Lumix DMC-LX5
Panasonic Lumix DMC-LX5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-LX5
Panasonic Lumix DMC-LX5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Con cuál de los tres diseños nos quedamos? Imposible elegir, puesto que en este terreno serán exclusivamente los gustos de cada uno los que decanten la balanza.

Canon PowerShot S95, Panasonic Lumix DMC-LX5 y Samsung EX1
Canon PowerShot S95, Panasonic Lumix DMC-LX5 y Samsung EX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si en un extremo está la S95 (pequeña, discreta y perfecta para llevar en el bolsillo), a la EX1 de Samsung le corresponde el papel contrario, con uno de esos diseños dignos de lucir colgados al cuello. La LX5, por su parte, busca el equilibrio, aunque con clara tendencia a marcar nivel a base de líneas clásicas.

Mucha pantalla, poco visor
Puesto que en los tres casos el manejo y la ergonomía se saldan con muy buena nota, busquemos otros apartados en los que las diferencias empiecen a materializarse con mayor claridad.

La pantalla, por ejemplo. Todas andan bien servidas con sendos monitores de 3 pulgadas, pero la EX1 se impone gracias a su pantalla articulada y la tecnología AMOLED, que le confiere una visibilidad y un contraste óptimos.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La pantalla AMOLED de la Samsung EX1 se impone a la de sus competidoras.

La LX5 apuesta por un monitor panorámico de 16:9 que resulta muy útil para los vídeos, pero que a la hora de capturar fotos queda bastante pequeño. Además, sigue padeciendo de unas franjas moradas bastante evidentes en escenas con mucho contraste, y en general su visibilidad a pleno sol es la peor de las tres.

Samsung EX1
Samsung EX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

A su favor hay que decir, eso sí, que la Lumix es la única de este trío que admite un visor electrónico opcional. Un detalle que puede parecer un mero capricho estético para muchos, pero que para algún usuario seguro que resulta un factor decisivo.

Arranque y enfoque
Momento de pulsar los interruptores de encendido. ¿Resultado? Casi idéntico en los tres casos: la reacción es bastante rápida, y en poco más de 1 segundo ya podemos tener nuestra primera foto. Aun así, la S95 es un poco más ágil, aunque luego pierde fuelle en el momento del enfoque, con lo que sus dos competidoras consiguen igualar su tiempo global de respuesta.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El tiempo de encendido y respuesta de las tres cámaras es muy similar.

El enfoque automático también se salda con una buena nota general. Como era de imaginar -ocurre lo mismo en las compactas más recientes de Panasonic-, la LX5 consigue imponerse en velocidad y precisión gracias a un mecanismo que titubea menos que el del resto.

Panasonic Lumix DMC-LX5
Panasonic Lumix DMC-LX5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La EX1 también nos ha sorprendido muy gratamente, con unos tiempos de enfoque realmente buenos. Pese a ello, está un paso por detrás de la Lumix en precisión cuando se enfrenta a escenas de bajo contraste.

El "ranking" se mantiene cuando la luz escasea, aunque en los tres casos la luz de ayuda al enfoque cumple con creces y resuelve bien la papeleta. Sin ella, la LX5 vuelve a ser la clara vencedora.

Samsung EX1
Samsung EX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En el caso de la S95, tal y como ya ocurría en el modelo anterior, se sigue echando de menos la posibilidad de elegir un punto de enfoque en cualquier zona de la imagen, puesto que sólo se dispone de un modo central, de otro basado en el sistema de detección facial y de enfoque por seguimiento.

Más igualado está el tema de la estabilización de imagen. Hasta velocidades de 1/8 de segundo las tres contendientes ofrecen un porcentaje de fotos utilizables muy correcto con el zoom estirado hasta su posición máxima. Puesto que este dato varía (72 milímetros en la EX1, 90 en la LX5 y 105 en la Canon), parece que es la S95 la que se acerca más a los 4 pasos de mejora.

Canon PowerShot S95
Canon PowerShot S95
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon PowerShot S95
Canon PowerShot S95
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De hecho, si probamos suerte disparando a 1/4 de segundo, la PowerShot de Canon es la única capaz de ofrecer algún que otro resultado potable. No hay que olvidar que la mejora en el estabilizador óptico de la cámara es una de sus contadas novedades con respecto a su antecesora.

Ráfagas pobres
El disparo en ráfaga no es el punto fuerte de ninguna de estas cámaras. Con una velocidad de 2,5 fotogramas por segundo (fps), la LX5 apenas soporta media decena de disparos consecutivos en JPEG o RAW. La Canon es incluso más lenta (1,9 fps), pero la ráfaga es ilimitada.

Samsung EX1
Samsung EX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La EX1 dispone de un modo propio en el dial principal para el disparo con el que es posible capturar hasta 30 imágenes consecutivas en formato JPEG. La grabación en tarjeta y la recuperación de la cámara se producen con bastante agilidad, aunque desgraciadamente este modo no es compatible con el formato RAW.

De todas formas, el mayor problema de la EX1 en este sentido es que al trabajar simultáneamente en JPEG y RAW y realizar más de una toma seguida, la cámara queda bloqueada durante unos segundos mientras en la pantalla nos indica que está procesando las imágenes.

Samsung EX1
Samsung EX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung EX1
Samsung EX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Respecto a los ajustes manuales, el modelo de Samsung también nos ha dejado un poco descolocados en algunos detalles. De entrada, su velocidad de obturación máxima es la más limitada (1/1500 de segundo), y lo mismo ocurre con el diafragma, que sólo cierra hasta f6.7.

En ambos casos, las escalas van por libre, con pasos de 1/2 EV que no siempre se respetan y diafragmas que varían según la focal elegida. Así, basta tocar el mando del zoom para que, por ejemplo, el ajuste de diafragma pase de f3.8 a f4.

Canon PowerShot S95
Canon PowerShot S95
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Bastante más racionales parecen los controles de las otras dos compactas. La Canon dispone de velocidades de 15 a 1/1600 de segundo, y la LX5 se estira un poco más con valores de 60 a 1/2000 de segundo. En ambos casos, el diafragma puede cerrarse a f8.

Angulares luminosos
Con el permiso del sensor, el otro gran pilar de estos tres modelos es la óptica. Aunque con sutiles diferencias, la receta es muy parecida en todos los casos: un angular pronunciado acompañado de una gran luminosidad.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
De izquierda a derecha, la Canon S95, la Panasonic LX5 y la Samsung EX1.

El planteamiento más radical es el de Samsung, con un Schneider-Kreuznach Varioplan 24-72 mm f1.8-2.4. Por su parte, Panasonic se mantiene fiel al angular de 24 milímetros del modelo anterior, aunque ahora estira un poco más el zoom de la mano del nuevo Leica DC Vario-Summicron 24-90 mm f2-3.3. Canon se decanta por una alternativa más moderada con el ya conocido 28-105 mm f2-4.9.

zoom
Las fotografías se han realizado con una Canon PowerShot S95
las fotografías se han realizado con una canon powershot s95
28 mm
las fotografías se han realizado con una canon powershot s95
105 mm
Sobre el papel, optar por uno u otro dependerá de los gustos del usuario y de su querencia por los angulares más pronunciados o los zooms más versátiles. En nuestro caso, ese 24 mm f1.8 de la Samsung nos parece un argumento genial, pero también es cierto que los 72 milímetros del teleobjetivo pueden saber a poco.
zoom
Las fotografías se han realizado con una Panasonic Lumix DMC-LX5
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-lx5
24 mm
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-lx5
90 mm
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-lx5
"zoom inteligente"
¿Merece la pena renunciar a cobertura angular y luminosidad a cambio de ese tele de 105 milímetros y f4.9 de la Canon? Por si la respuesta es no, en Panasonic se han sacado de la manga un truco bastante efectivo.
zoom
Las fotografías se han realizado con una Samsung EX1
las fotografías se han realizado con una samsung ex1
24 mm
las fotografías se han realizado con una samsung ex1
72 mm
Gracias al sistema denominado "zoom inteligente", es posible alargar el alcance desde los 90 milímetros reales hasta unos 120. Se trata, lógicamente, de un proceso de interpolación, pero a diferencia de lo que ocurre con el zoom digital, en este caso el rendimiento es suficientemente bueno como para que merezca la pena recurrir a él.

Pero, más allá de las cifras, ¿cuál de estos tres objetivos consigue ofrecer un mejor rendimiento general? La respuesta requiere muchos matices.

Utilizando la posición más angular, la LX5 es la que mejor controla la pérdida de nitidez en los bordes, así como las aberraciones cromáticas y la deformación geométrica (que aun así es evidente).

No obstante, si complicamos un poco la situación y probamos la abertura máxima en cada uno de los tres modelos, tal y como puede apreciarse en el siguiente ejemplo, descubriremos que la Canon hace valer su moderación (28 mm f2) para imponerse en esta prueba.

Foto: Quesabesde
Foto: Quesabesde
Recortes de la esquina inferior izquierda extraídos de fotografías tomadas con las tres cámaras con su focal más corta y la máxima abertura. Haz clic en la imagen para verla a tamaño real.

Precisamente la S95 es la que más problemas parece tener a la hora de evitar las aberraciones cromáticas, bastante fuertes en algunas tomas. A su favor, también hay que decir que usando la focal más extendida es el modelo que mejor responde en cuanto a contraste y saturación de la imagen.

El zoom de Samsung, aparentemente relegado a un papel secundario, en realidad juega muy bien sus bazas: es el más luminoso, responde bien a 24 milímetros (incluso con la máxima abertura) y aguanta correctamente al estirar la focal. Lástima de ese zoom tan limitado.

Lo mejor de cada casa
La otra pieza clave de estas compactas es el captor CCD de 10 megapíxeles y de un tamaño considerable (1/1,7 de pulgada en las EX1 y S95, y 1/1,63 en la LX5) para lo que suele ser habitual entre las compactas.

De hecho, se puede afirmar sin riesgo a equivocarnos que nos encontramos ante los mejores captores del momento en el terreno de las compactas. Especialmente curioso resulta el caso de la Canon y la Samsung, puesto que ambas emplean un CCD salido de las fábricas de Sony, aunque la S95 ya monta la segunda generación, capaz de grabar vídeo HD.

Foto: Quesabesde
Foto: Quesabesde
Recortes de las imágenes de muestras disparadas en idénticas condiciones con las tres cámaras. Haz clic en la imagen para ver el cuadro a tamaño real. También puedes ver las fotografías completas a máxima resolución en la galería de muestras de cada una de las cámaras.

Los resultados son, por tanto, de los mejores que a día de hoy pueden obtenerse con una cámara compacta. Y como era de esperar, bastante similares. De hecho, quienes tengan paciencia para revisar las imágenes con lupa no tardarán en descubrir que las diferencias entre una y otra cámara tienen más su origen en la óptica y el procesador que en el sensor por sí solo.

Canon PowerShot S95
Las fotografías se han realizado con una Canon PowerShot S95
las fotografías se han realizado con una canon powershot s95
las fotografías se han realizado con una canon powershot s95
las fotografías se han realizado con una canon powershot s95
las fotografías se han realizado con una canon powershot s95
las fotografías se han realizado con una canon powershot s95
las fotografías se han realizado con una canon powershot s95
Hasta 200 ISO las diferencias son mínimas, pero a 400 ISO el procesamiento más fuerte que aplica la Lumix parece conseguir mantener un paso por encima el nivel de detalle de la foto respecto a las S95 y EX1. La diferencia se acentúa a 800 ISO, aunque en este punto el tratamiento ya pasa factura, y puede que algunos prefieran la menor agresividad en este apartado de la Canon.
Panasonic Lumix DMC-LX5
Las fotografías se han realizado con una Panasonic Lumix DMC-LX5
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-lx5
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-lx5
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-lx5
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-lx5
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-lx5
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-lx5
Pasar de este ajuste no es muy recomendable, aunque si salimos del estudio y nos enfrentamos a escenas reales podemos ver cómo la toma a 1.600 ISO de los ajedrecistas que ilustra esta prueba es, pese a la escasísima luz, medianamente utilizable.
Samsung EX1
Las fotografías se han realizado con una Samsung EX1
las fotografías se han realizado con una samsung ex1
las fotografías se han realizado con una samsung ex1
las fotografías se han realizado con una samsung ex1
las fotografías se han realizado con una samsung ex1
las fotografías se han realizado con una samsung ex1
las fotografías se han realizado con una samsung ex1
En este caso, además, vuelve a quedar claro que el sistema de Panasonic es efectivo, pero se lleva por delante gran parte del detalle y la textura, mientras que la S95 opta por dejar más ruido pero mantener algo más de detalle. Como veíamos en el estudio, el procesador de la EX1 es el que peor parece llevarse con el ruido cromático en estas condiciones extremas.

De todos modos, trabajando con las sensibilidades más moderadas nos encontramos con que el perfil bajo escogido por Samsung también da sus réditos. Las imágenes de la EX1 lucen un aspecto muy agradable y natural que, en ocasiones, no dudaríamos en situar por delante del de sus competidoras.

RAW
Las fotografías se han realizado con una Panasonic Lumix DMC-LX5 en formato RAW y han sido procesadas con Adobe Lightroom 3.3 (versión preliminar). Haz clic bajo la imagen para decargar el archivo original en formato RAW
RAW
Las fotografías se han realizado con una Canon PowerShot S95 en formato RAW y han sido procesadas con Adobe Lightroom 3.3 (versión preliminar). Haz clic bajo la imagen para decargar el archivo original en formato RAW
RAW
Las fotografías se han realizado con una Samsung EX1 en formato RAW y han sido procesadas con Adobe Lightroom 3.3 (versión preliminar). Haz clic bajo la imagen para decargar el archivo original en formato RAW
En RAW, como era de esperar, los resultados se igualan aún más. En nuestro caso, hemos optado por procesar todas las imágenes con la versión de prueba de Adobe Lightroom 3.3 (que ya acepta los archivos de estas tres compactas) y ajustes muy parecidos.

En el terreno del vídeo las respuestas son bastante más sencillas. Tanto la LX5 como la S95 son capaces de registrar clips de 1280 x 720 puntos, la primera de ellas en formato AVCHD Lite (extensión MTS) y la Canon en archivos con extensión MOV.

Las secuencias se han grabado con una Canon PowerShot S95, una Panasonic Lumix DMC-LX5 y una Samsung EX1 utilizando en los tres casos los ajustes de mayor calidad en el modo de vídeo. Haz clic en las imágenes para descargar los archivos
La LX5 no sólo se impone con bastante claridad en los resultados -que tampoco mejoran lo ya visto en muchas otras compactas de la firma-, sino que mete un gol por la escuadra a la Canon al permitir el zoom durante la grabación. Algo que, inexplicablemente, no puede hacerse con la S95.

La EX1 juega en otra liga ajena al vídeo HD. Sus archivos de 640 x 480 no son muy competitivos, cierto, pero si obviamos por un momento el tamaño, la verdad es que los resultados no desmerecen en absoluto. El pronunciado angular de 24 milímetros tiene, sin duda, mucho que ver en estos atractivos vídeos.

De compras
Llegados a este punto, y repasadas al detalle las prestaciones de cada cámara, está claro que, como nos temíamos, no es fácil tomar una decisión indiscutible sobre cuál de estas tres estupendas compactas nos compraríamos.

Incluso después de revisar con lupa las decenas de muestras publicadas en las galerías de imágenes de cada modelo y descargar y procesar los archivos RAW originales que también hemos publicado, la conclusión es tan previsible como decepcionante: la compacta perfecta no existe, así que tendremos que conformarnos con la "casi perfecta" que más nos guste.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Dejando a un lado el diseño, y visto que a la hora de la verdad los resultados son muy similares, no hay más remedio que fijarse en otros detalles, como el tamaño de la cámara o la cobertura de la óptica, por ejemplo.

No podemos pasar por alto el precio, puesto que las diferencias entre las tres cámaras son notables: la LX5 es la más cara de todas ellas, con un coste que ronda los 450 euros. La S95 puede encontrarse ya por unos 370 euros, mientras que la EX1 cuesta en torno a los 350 euros, lo que la convierte en una pieza muy apetecible. (Claro que es de justicia decir que, si podemos prescindir del vídeo HD, las anteriores LX3 y S90 también son opciones a tener en cuenta.)

Samsung EX1
Samsung EX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Ciñéndonos a los modelos que nos ocupan, si queremos ahorrar unos euros, el diseño, el rendimiento demostrado y el 24 mm f1.8 de la Samsung EX1 son argumentos suficientes para recomendar esta cámara sin ninguna duda.

Canon PowerShot S95
Canon PowerShot S95
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Quienes busquen algo más pequeño, discreto, polivalente y sencillo de manejar tendrán en la Canon PowerShot S95 la compacta ideal.

Panasonic Lumix DMC-LX5
Panasonic Lumix DMC-LX5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por último, la LX5, pese a equilibrar muy bien todas sus opciones (diseño, rendimiento, cobertura óptica...), peca de un precio algo elevado. Hasta ahora siempre se lo hemos consentido, pero está claro que el reinado absoluto en esta categoría ya ha tocado a su fin.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar