• Nikon Coolpix P5000: toma de contacto
  • Sigma DP1: toma de contacto
Prueba de producto
ALTA DEFINICIóN

Canon PowerShot TX1: toma de contacto

 
13
MAR 2007
Iker Morán   |  Las Vegas

La convergencia entre vídeo y fotografía tiene en la nueva PowerShot TX1 de Canon a uno de sus mejores y más recientes puntales. Con un diseño vertical, el nuevo dispositivo combina grabación en alta definición con un potente zoom estabilizado de 10 aumentos. Aunque no se venderá en España, QUESABESDE.COM quiso conocerla de primera mano aprovechando su puesta en escena en la PMA 2007.

Una cámara de vídeo que hace fotos, o viceversa. Mezclando estos dos conceptos, Canon ha diseñado la que, a día de hoy, es la PowerShot más original. A medio camino entre ambos dispositivos, de la TX1 sorprende a primera vista el diseño, que parece retrotraerse unos años en la historia de la fotografía digital.

Canon PowerShot TX1
Canon PowerShot TX1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Gracias a esta configuración vertical, el agarre se acerca más al de una pequeña cámara de vídeo que a una fotográfica.

Canon PowerShot TX1
Canon PowerShot TX1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Una idea que se refuerza al desplegar la pantalla abatible y rotatoria, que sorprende por sus discretas dimensiones (1,8 pulgadas), teniendo en cuenta que los monitores de 2, 5 pulgadas son desde hace tiempo el mínimo exigible.

Ergonomía adaptada
Parca en tamaño pero generosa en grosor, la TX1 adapta la posición de los principales controles a esta ergonomía vertical. Así, el disparador pasa a ocupar una curiosa posición en lo más alto de la cámara, adaptando la forma de un gran botón. Ni que decir tiene que su pulsación con el dedo meñique resulta realmente cómoda.

Canon PowerShot TX1
Canon PowerShot TX1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Si en lugar de fotografía se opta por la imagen en movimiento, será el dedo pulgar el adecuado para pulsar el botón que inicia la grabación de secuencias de vídeo.

De hecho, es esta misma zona lateral -que al coger la cámara se convierte en la parte trasera que ve el usuario- la que alberga la inmensa mayoría de mandos, encabezados por una sencilla rueda de modos.

Canon PowerShot TX1
Canon PowerShot TX1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Manipulándola, accedemos a los distintos modos de trabajo fotográfico: disparo automático, escenas y el denominado modo "manual", que permite acceder a más parámetros de la imagen. La visualización de las imágenes y los vídeos también se activa desde este mismo mando.

Canon PowerShot TX1
Canon PowerShot TX1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Los menús, por su parte, se mantienen fieles a la estética de las PowerShot y las Digital IXUS, desplegándose en horizontal y vertical, superpuestos a la escena que se está encuadrando en ese momento. Es de agradecer que, pese a la rareza del modelo, se haya tenido en cuenta detalles como el acceso directo a la sensibilidad.

Zoom estabilizado
Uno de los argumentos más fuertes de este modelo es su potente zoom de 10 aumentos. Con focales entre 39 y 390 milímetros -un poco más de angular sería, como siempre, deseable- la escasa luminosidad de f3.5-5.6 cuenta con la inestimable ayuda de la tecnología de estabilización óptica IS de Canon.

Canon PowerShot TX1
Canon PowerShot TX1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Cubierto el frontal con una tapa metálica, el zoom se despliega hasta sobresalir ligeramente del cuerpo al poner en marcha la cámara. Pese al generoso rango focal, ésta será la posición que mantenga el objetivo desde su extremo angular hasta el teleobjetivo, puesto que los movimientos del juego óptico quedan reservados al interior del cuerpo.

De su manejo se encarga un pequeño mando basculante. Pese a sus reducidas dimensiones, hay que reconocerle una capacidad de respuesta notable a la hora de dar rienda suelta a las focales de zoom.

Canon PowerShot TX1
Canon PowerShot TX1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Tras el breve acercamiento realizado a este modelo, el enfoque también muestra un comportamiento notable, incluso abusando del zoom en un escenario escasamente iluminado.

Canon PowerShot TX1
Canon PowerShot TX1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La TX1 cuenta, además, con el conocido sistema de detección facial, que permite ajustar el foco al rostro de una persona y seguir sus movimientos, y con una sensibilidad máxima de 1600 ISO. Todo ello gestionado, cómo no, a través del conocido procesador de imagen DiGIC III.

Alta definición
Pero no es la TX1, pese a su denominación, una PowerShot al uso. La grabación de vídeo juega un papel fundamental en la hoja de especificaciones de la cámara y condiciona en gran medida su diseño.

Canon PowerShot TX1
Canon PowerShot TX1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

En este sentido, la nueva Canon presume de grabar vídeo en alta definición (1280 x 720, a 30 fotogramas por segundo) con sonido estéreo. La TX1 traslada también al terreno de la imagen móvil la mencionada prioridad de enfoque al rostro.

Canon PowerShot TX1
Canon PowerShot TX1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Resulta sorprendente, eso sí, que una cámara que pretende apuntar tan alto en la grabación de vídeo se decante por un formato de compresión tan obsoleto como el MotionJPEG, en lugar de códigos más avanzados, como el MPEG4 o el H.264.

Canon PowerShot TX1
Canon PowerShot TX1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La PowerShot TX1 es una cámara dispuesta a convertirse en una herramienta multiusos que cabe en la palma de la mano. En el fondo, Canon sigue la estela de otros fabricantes -léase Sanyo- que mezclan en un producto híbrido la captura de vídeo en alta definición con unas prestaciones fotográficas a la altura de lo que cabría esperar de una cámara convencional.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar