• Gizmon iCA5: análisis
  • Leica X Vario: prueba de campo
Prueba de producto
FUTUROLOGíA EN FORMATO COMPACTO

Canon PowerShot N: análisis

 
11
JUN 2013

¿Cómo serán las cámaras dentro de unos años? Canon se ha adelantado a nuestra pregunta y hace meses ya puso sobre la mesa su particular respuesta: la PowerShot N. Una compacta de 12 megapíxeles con un zoom de 8 aumentos que, en formas y manejo, poco tiene que ver con lo visto hasta ahora. Un ejercicio de diseño y reinvención de un segmento acosado por los móviles que tiene su gracia pero también unos cuantos puntos débiles. Así que mejor tenerlo bien claro antes de querer ser los más modernos y originales del barrio.

Cansados de tantas compactas clónicas, la PowerShot N más que un soplo de aire fresco es un auténtico vendaval. Pequeña, cuadrada, diferente... Si la idea es sorprender, eso lo tiene conseguido de antemano.

Pero más allá de ese golpe de efecto, esperamos algo más de una compacta de 300 euros que en esto de reinventar líneas y formas nos recuerda a las originales Casio TRYX, que también hace un tiempo se propusieron esta misma meta. ¿Alguien se acuerda de ellas?

Simetría

Tal y como ya señalamos en nuestro primer encuentro con ella, la PowerShot N es cuadrada y la idea es permitir que su sujeción y manejo sean igual de cómodos independientemente de la posición. A ello contribuye, además de la citada forma, la pantalla táctil y abatible de 2,8 pulgadas. Eso sí, su margen de movimiento de 90 grados se queda un poco corto si nuestra intención es practicar el noble arte del autorretrato.

Canon PowerShot N
Canon PowerShot N
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Bien construida y consistente entre las manos, es sólo cuestión de minutos acostumbrarse a sus formas. Como punto a destacar, esta compacta se presta muy bien para trabajar con un ángulo de visión bajo, a la altura de la cintura (seguro que más de uno ya está pensando en las posibilidades que brinda para la práctica de la fotografía callejera).

Canon PowerShot N
Canon PowerShot N
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon PowerShot N
Canon PowerShot N
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con la sencillez de manejo como una de sus teóricas claves, hay detalles que cabe mejorar. Se nos ocurre, por ejemplo, que algún modo de encendido automático se agradecería (¿al desplegar la pantalla?), puesto que no son pocos los que se quedan mirando esta curiosa cámara sin reparar en el diminuto interruptor lateral.

Disparando

Y es que reinventar los mandos nunca fue fácil. La PowerShot N dispone de muy pocos botones, por lo que la mayoría de los ajustes pasan por la pantalla táctil y los dos anillos frontales. Sí, en plural, porque además del que se encarga del zoom otro ejerce la función de disparador.

Canon PowerShot N
Canon PowerShot N
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon PowerShot N
Canon PowerShot N
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Se trata sin duda de una de las características más especiales de esta cámara, que, eso sí, también permite disparar tocando la pantalla. Este singular obturador integrado en el anillo frontal puede accionarse presionando desde arriba o abajo, por aquello de mantener la citada simetría independientemente de la posición.

Canon PowerShot N
Canon PowerShot N
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon PowerShot N
Canon PowerShot N
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Cuesta acostumbrarse, pero es sólo cuestión de tiempo. Pese a ello, no nos acaba de convencer el sistema. El gesto necesario para tomar la foto implica presionar la cámara justo antes del disparo, con el consiguiente riesgo de trepidación.

Muestras: zoom
Las fotografías se han realizado con una Canon PowerShot N
las fotografías se han realizado con una canon powershot n
28 mm
las fotografías se han realizado con una canon powershot n
224 mm

Además, la proximidad con el zoom (28-224 milímetros) hace que muchas veces, al ir a cambiar la focal, disparemos sin querer. La idea es buena y original, pero la ejecución necesita mejorar.

Boca abajo

Más allá de sus peculiaridades, la cámara responde bien: es rápida, los menús son bastante intuitivos, el enfoque automático se comporta bien y el estabilizador cumple su papel. Echamos de menos, eso sí, algo más de cobertura angular, porque esos 28 milímetros a día de hoy ya saben a poco.

Canon PowerShot N
Canon PowerShot N
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon PowerShot N
Canon PowerShot N
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Volviendo al tema de la sujeción, la PowerShot N se adapta muy bien a casi cualquier posición de disparo, tanto lateral como directamente colocada hacia abajo y con la pantalla desplegada. Un esquema que posiblemente será muy útil para los aficionados a fotografiar comida con un plano cenital.

Canon PowerShot N
Canon PowerShot N
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Y la calidad de imagen? Pocas sorpresas en este apartado. El CMOS de 12 megapíxeles y la tecnología HS cumplen según lo esperado: buenos resultados en escenas con suficiente luz y problemas en forma de ruido y falta de detalle -o exceso de procesamiento, como se prefiera- cuando la situación lumínica se complica.

Muestras: 12 MP
Las fotografías se han realizado con una Canon PowerShot N
las fotografías se han realizado con una canon powershot n
las fotografías se han realizado con una canon powershot n
las fotografías se han realizado con una canon powershot n
las fotografías se han realizado con una canon powershot n
las fotografías se han realizado con una canon powershot n
las fotografías se han realizado con una canon powershot n
Muestras: 12 MP
Las fotografías se han realizado con una Canon PowerShot N
las fotografías se han realizado con una canon powershot n
las fotografías se han realizado con una canon powershot n
las fotografías se han realizado con una canon powershot n
las fotografías se han realizado con una canon powershot n
las fotografías se han realizado con una canon powershot n
las fotografías se han realizado con una canon powershot n

Aunque válida para la mayoría de usuarios y situaciones, más que el clásico problema del ruido nos preocupa la tendencia a sobreexponer y "quemar" las zonas más iluminadas de la imagen. Un efecto que afea bastante el resultado final.

Canon PowerShot N
Canon PowerShot N
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En lo que respecta al vídeo, esta cámara ofrece clips Full HD y una modalidad de alta velocidad de 240 fotogramas por segundo, aunque el tamaño del cuadro es tan pequeño que su utilidad es muy limitada. La cadencia de disparo en la máxima resolución, por su parte, es de 2,5 fotogramas por segundo. Algo pobre para un modelo dotado de un captor CMOS con un potencial mucho mayor.

Filtros y conectividad

Con permiso del diseño, si el plan de la PowerShot N es plantar cara a los teléfonos, para ello necesita dos bazas: un amplio surtido de filtros y conectividad. Precisamente éstos son dos de los pilares de esta cámara.

Canon PowerShot N
Canon PowerShot N
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon PowerShot N
Canon PowerShot N
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además de los clásicos filtros -algo escasos en comparación con modelos de la competencia- llama la atención el denominado modo creativo, que lleva los automatismos un paso más allá. Basta con pulsar el disparador para que la cámara entregue seis versiones diferentes de la misma foto, con diferentes efectos y encuadres.

Muestras: disparo creativo
Las fotografías se han realizado con una Canon PowerShot N utilizando el modo "Disparo creativo", que genera seis imágenes con diferentes filtros a partir de un solo disparo
las fotografías se han realizado con una canon powershot n utilizando el modo disparo creativo, que genera seis imágenes con diferentes filtros a partir de un solo disparo
las fotografías se han realizado con una canon powershot n utilizando el modo disparo creativo, que genera seis imágenes con diferentes filtros a partir de un solo disparo
las fotografías se han realizado con una canon powershot n utilizando el modo disparo creativo, que genera seis imágenes con diferentes filtros a partir de un solo disparo
las fotografías se han realizado con una canon powershot n utilizando el modo disparo creativo, que genera seis imágenes con diferentes filtros a partir de un solo disparo
las fotografías se han realizado con una canon powershot n utilizando el modo disparo creativo, que genera seis imágenes con diferentes filtros a partir de un solo disparo
las fotografías se han realizado con una canon powershot n utilizando el modo disparo creativo, que genera seis imágenes con diferentes filtros a partir de un solo disparo

Si se trata de un retrato, se tiene en cuenta esta información mediante el sistema de detección facial para darle un mayor protagonismo y sobre todo no recortar el retrato.

Canon PowerShot N
Canon PowerShot N
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon PowerShot N
Canon PowerShot N
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En lo que respecta a la conectividad, la idea es la de siempre: compartir las fotos desde la propia cámara si disponemos de un acceso Wi-Fi y paciencia para configurarla (el sistema es similar al visto en la EOS 6D) o bien enlazar la cámara con un tablet o smartphone para poder enviar desde allí las fotos.

Canon PowerShot N
Canon PowerShot N
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque dispone de un botón dedicado que en cierto modo agiliza el proceso, sigue sin ser del todo intuitivo y requiere algo de paciencia por parte del usuario: descargar la aplicación, conectarse a la red virtual creada por la cámara, enlazar los dos dispositivos y visualizar las fotografías y vídeos desde el móvil.

Canon PowerShot N
Canon PowerShot N
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En cualquier caso, la idea se queda un poco coja porque esta conectividad tan sólo permite compartir las fotos pero no controlar de forma remota la cámara desde un dispositivo, tal y como sí ocurre en otros modelos.

Para innovadores

¿Es posible encontrar cámaras mejores por 300 euros? Sin duda, aunque habría que ponerse de acuerdo en qué significa eso de "mejores". La Canon PowerShot N compite en un segmento casi por estrenar, y como tal paga la factura de lo bueno y lo malo.

Canon PowerShot N
Canon PowerShot N
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon PowerShot N
Canon PowerShot N
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y es que sin referentes a los que batir, es evidente que es la "mejor" de su clase. De hecho no nos cabe duda de que estamos ante la compacta más original y adelantada a su tiempo del escaparate actual. Sus originales formas y la reinventada ergonomía que propone han conseguido convencernos (al menos a un servidor y tras unas horas de uso, eso sí).

Canon PowerShot N
Canon PowerShot N
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La calidad de imagen es la esperada para este segmento y su sensor de 12 megapíxeles ofrece lo habitual en estos captores pequeños: buenos resultados en la mayoría de escenas pero problemas cuando la luz se complica. Más que el ruido o el exceso de procesamiento, nos preocupa el limitado rango dinámico y cómo la cámara "quema" las luces altas.

Pero no es la PowerShot N una compacta para sacar la lupa y contar píxeles. Aquí importan más la pretendida facilidad de manejo, el Wi-Fi (un poco cojo, como ya hemos contado) y los filtros.

Canon PowerShot N
Canon PowerShot N
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pensada para un público desenfadado y en busca de algo diferente ("early adopter", si se nos permite el anglicismo, sería la palabra perfecta), la PowerShot N juega a adivinar cómo podrían ser las compactas dentro de un tiempo. O no. Es lo malo de la futurología, que implica cierta dosis de riesgo.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar