• Leica M8: toma de contacto
  • Fujifilm FinePix S5 Pro: primeras impresiones
Prueba de producto
COMPACTA CON AMBICIONES

Canon PowerShot G7: primeras impresiones

 
6
OCT 2006
Iker Morán   |  Colonia

En un mercado en el que las réflex digitales cada vez tienen más protagonismo, colar una cámara compacta entre los titulares de una Photokina rendida a las ópticas intercambiables tiene su mérito. Canon lo ha conseguido, resucitando su serie PowerShot G con una renovada G7 que entrelaza un diseño clasicista con unas prestaciones muy apetecibles. A orillas del Rin, QUESABESDE.COM pudo conocer de primera mano el nuevo modelo.

Negra, rectangular en su sentido más clásico y generosa en peso y dimensiones. Así se presenta en nuestras manos la recién llegada Canon PowerShot G7, que hizo su debut público durante la semana pasada en Photokina 2006. Su anuncio hace apenas quince días supuso la recuperación de una de las sagas más longevas de Canon, sobre la que la compañía había guardado silencio durante los dos últimos años.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
La Canon PowerShot G7 fue una de las pocas compactas que consiguió colarse en los titulares de Photokina 2006.

Un dato que, unido al imparable empuje que las réflex digitales de gama baja están teniendo en el mercado, trazaba ciertas dudas sobre la continuidad de cámaras compactas con aspiraciones tan elevadas como la de esta joven G7.

Pero, desvelado el misterio, llega el momento de descubrir el comportamiento que este remozado modelo tiene entre las manos del usuario. A la espera de que puedan publicarse muestras obtenidas con este modelo, de momento tendremos que conformarnos -tal y como ha ocurrido con la inmensa mayoría de novedades desveladas en Photokina- con un primer acercamiento.

Todo en uno
El concepto propuesto por la nueva G7 no es, en absoluto, nuevo. Más bien se trata de actualizar esa idea de la cámara compacta pensada para usuarios avanzados que no quieren adentrarse en el mundo de las ópticas intercambiables, pero que tampoco quieren renunciar a ciertas posibilidades.

Canon PowerShot G7
Canon PowerShot G7
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Un segmento al que todas las compañías se han acercado, y en el que las PowerShot G -e incluso la Pro1 de Canon- han sido un buen exponente. A la G7 le corresponde ahora poner al día esta idea, con un compendio de características bastante potentes.

Canon PowerShot G7
Canon PowerShot G7
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La apuesta comienza ya con el diseño de la cámara, que llama la atención por sus guiños clásicos y por la elegancia del acabado en negro mate del cuerpo. Consistente y de apariencia robusta entre las manos, la anchura del cuerpo da buena cuenta de que la reducción de dimensiones no es, ni mucho menos, un tema preferente en este caso.

Canon PowerShot G7
Canon PowerShot G7
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

De líneas bastante cuadriculadas, sólo las esquinas del cuerpo hacen alguna concesión a las curvas. Coronado por dos ruletas en la parte superior y un frontal con la óptica enmarcada por una circunferencia plateada -que se puede retirar para aplicar una lente de conversión-, el resultado es bastante cautivador.

Más resolución, más sensibilidad
La PowerShot G7 llega con un profuso listado de novedades en el que la decena de megapíxeles del renovado CCD tienen que compartir protagonismo con la tercera generación del conocido procesador DiGIC de la compañía, que este modelo se encarga de estrenar.

Canon PowerShot G7
Canon PowerShot G7
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Un estreno que, sin duda, tendrá en la combinación de resolución y sensibilidad su prueba de fuego. A la espera de una prueba en profundidad, la pregunta obligada apunta tanto a esos 10 millones de puntos embutidos en un sensor de 1/1,8 pulgadas como al hecho de que la G7 se atreva con 1600 ISO.

Canon PowerShot G7
Canon PowerShot G7
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Precisamente este dato recibe un notable protagonismo en la nueva ergonomía del modelo. Si a la derecha del visor óptico una gran rueda se encarga de gestionar los modos de trabajo -automáticos, manuales, escenas y prioridades- al otro lado una rueda algo más pequeña desarrolla la escala de sensibilidades. Con ella pueden seleccionarse ajustes de 80 a 1600 ISO, una posición automática y otra de alta sensibilidad, que eleva el valor a 3200 ISO pero reduce la resolución de captura.

Canon PowerShot G7
Canon PowerShot G7
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Si siempre es agradable encontrarse con accesos directos que faciliten la manipulación de los parámetros más habituales, en el caso de la sensibilidad la idea ha sido elevada a la categoría de mando propio. Sin duda, una buena noticia desde el punto de vista de la ergonomía y la manejabilidad.

6 aumentos estabilizados
Aunque aún es pronto para realizar consideraciones sobre el rendimiento del nuevo DiGIC III, lo que sí está claro es que la G7 parece hacer de su agilidad un reforzado argumento. Tanto la puesta en marcha como la reacción del obturador al presionar el disparador son instantáneas.

Canon PowerShot G7
Canon PowerShot G7
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El objetivo, por su parte, también se mueve con rapidez a lo largo de su gama de focales. Para controlarlo, la G7 cuenta con un clásico y práctico mando en la parte superior frontal -junto al disparador-, que siempre resulta más practico que los diminutos mandos basculantes que encontramos en otros modelos.

Canon PowerShot G7
Canon PowerShot G7
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Con unas focales estabilizadas entre 35 y 210 milímetros, la óptica se mueve en unos interesantes parámetros que rozan ese casi universal 28-200 milímetros que a tantos fotógrafos seduce. Sin duda, algo más de focal angular y una luminosidad menos ajustada en el teleobjetivo (f4.8) habrían ayudado a mejorar las expectativas creadas.

Sin RAW
Repleta de novedades, la G7 sí se mantiene fiel -al menos en lo básico- al manejo habitual en las compactas de la compañía nipona. Así, mediante el botón "func" el usuario accede directamente al clásico menú lateral de Canon proyectado sobre la imagen en pantalla. Desde allí es posible modificar ajustes tan variados como el balance de blancos, la medición, el tamaño o el formato de la imagen.

Canon PowerShot G7
Canon PowerShot G7
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

En este último punto, la G7 realiza un movimiento de retroceso respecto a sus predecesoras, y tal y como ya hizo en su día la PowerShot S80, sacrifica el formato RAW.

Sorprende negativamente un cambio como éste en una compacta de altos vuelos -los modelos predecesores y similares cámaras de otras marcas sí permiten grabar en RAW-, y queda patente la clara intención de Canon de marcar distancias entre sus réflex digitales más sencillas y este tipo de compactas.

Canon PowerShot G7
Canon PowerShot G7
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

En torno al citado botón de funciones, la G7 incorpora un rueda que recuerda mucho a las empleadas en la parte posterior de algunas réflex de la gama EOS. Sencilla de manejar y con un giro ilimitado, el nuevo dial aporta una novedad muy interesante y práctica para el manejo de la cámara.

Canon PowerShot G7
Canon PowerShot G7
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Además de navegar por los menús y ajustes, es también este mando el que se encarga de modificar los valores de diafragma o velocidad de obturación cuando se selecciona alguno de los modos de control manual. Para ello, basta con girarlo en una u otra dirección y en la pantalla aparece una escala -de estética muy cuidada, por cierto- con los valores seleccionados.

Sonidos de ayer
Si desde siempre las cámaras digitales compactas -y ahora también los teléfonos móviles- han imitado el sonido tradicional del obturador, la G7 lleva esta idea un paso más allá.

Canon PowerShot G7
Canon PowerShot G7
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

De este modo, en el menú principal de la cámara nos encontramos con una curiosa opción que permite asignar a la toma de la fotografía un ruido que imita el de modelos tan históricos como la Canon T90 o la F1.

Un ataque de nostalgia que, pese a no aportar nada en un sentido estrictamente práctico a la extensa lista de prestaciones de esta PowerShot G7, sí sirve para confirmar aquellos guiños clásicos de los que hablábamos al verla por vez primera.

Productos relacionados (1)
Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar