• Panasonic Lumix LX100: primeras impresiones y muestras
  • Motorola Moto G (2014): análisis
Prueba de producto
Canon PowerShot G7 X
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Canon PowerShot G7 X: primeras impresiones

22
19
SEP 2014
Texto: Iker Morán  |  Fotos: Álvaro Méndez   |  Colonia

Si alguien sabe de compactas de gama alta, ésa es Canon. Su saga PowerShot G no solo es de las más veteranas en este segmento, sino también una de las más populares. Pero los tiempos están cambiando, y los sensores que antes eran grandes ahora se empiezan a quedar pequeños.

La respuesta de la firma japonesa a esta tendencia no puede ser más clara: una PowerShot G7 X que se sitúa un paso por encima de la PowerShot S120 gracias a su sensor CMOS de una pulgada. Y lo que es más interesante: sin que ello afecte demasiado al tamaño.

Un vistazo a la gama de compactas avanzadas de Canon ayuda a hacerse una idea del tamaño de esta G7 X en comparación con la citada S120 y la más potente PowerShot G1 X Mark II. Nos falta la PowerShot G16, cierto, pero ahora que no nos oye nadie: ¿quién quiere una G16 teniendo una G7 X más pequeña y que ofrece mayor calidad?

Aunque a primera vista y entre las manos esta nueva cámara resulta un interesante ejercicio de miniaturización, puesta en marcha y desplegado el zoom salta a la vista que el tamaño del sensor repercute –evidentemente- en las dimensiones de la óptica. Pese a ello, estamos ante una compacta que cabe sin problemas en el bolsillo.

canon powershot g7 x
Canon PowerShot G7 X
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon powershot g7 x
Canon PowerShot G7 X
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La nueva G7 X junto a las PowerShot G1 X Mark II y S120.
24-100 milímetros

El equilibrio –esa palabra que tanto usamos para hablar de este tipo de modelos- vuelve a ser el mejor argumento de esta PowerShot G. Y parte de ese equilibrio está en ofrecer un luminoso zoom 24-100 mm f1.8-2.8 con el que podemos enfrentarnos a prácticamente cualquier escena.

Un objetivo estabilizado alrededor del cual encontramos uno de esos anillos de control que tan útiles resultan a la hora de manejar la cámara, sobre todo si queremos jugar con los ajustes manuales.

canon powershot g7 x
Canon PowerShot G7 X
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon powershot g7 x
Canon PowerShot G7 X
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El equilibrio que ofrecen el sensor de una pulgada y el zoom 24-100 mm f1.8-2.8 es el mejor argumento de esta PowerShot de bolsillo

Pese a las reducidas dimensiones del conjunto, Canon se las ha ingeniado para incluir un pequeño dial de modos e incluso una rueda para la compensación de la exposición.

También hay espacio para una pantalla de 3 pulgadas totalmente abatible que, más allá de facilitar los dichosos selfies (pese a que las imágenes promocionales de Canon parecen sugerir lo contrario, nadie se compra una cámara así pensando en los autorretratos, ¿verdad?), también es idónea para disparar desde ángulos bajos y elevados.

canon powershot g7 x
Canon PowerShot G7 X
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon powershot g7 x
Canon PowerShot G7 X
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La pulgada de moda

Si a todos estos argumentos le sumamos la conexión Wi-Fi y la grabación de vídeo Full HD, está claro que estamos ante un modelo con muchos puntos para convertirse en la cámara bolsillera de referencia. También es cierto que no está sola, y que si algo hemos aprendido en esta edición de Photokina es que las compactas avanzadas gozan de mejor salud que nunca.

Hasta hace nada las Sony Cyber-shot DSC-RX100 reinaban casi en solitario en este nuevo nicho de las cámaras de una pulgada con un argumento realmente convincente: calidad muy decente y tamaño reducido. Ahora las opciones se multiplican: por arriba de éstas se sitúa la Panasonic Lumix DMC-LX100, con un captor Micro Cuatro Tercios de mayores dimensiones, y por debajo –en tamaño y precio- nos encontramos con esta G7 X.

canon powershot g7 x
Canon PowerShot G7 X
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon powershot g7 x
Canon PowerShot G7 X
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque habrá que pagar 700 euros por ella, la G7 X tiene razones suficientes para convencer

Dentro de poco necesitaremos un mapa para intentar situarnos en este segmento, pero lo que está claro es que en la ruta hacia compactas con sensores más grandes no hay vuelta atrás. Con los móviles ganando terreno y acabando con los modelos más sencillos (Panasonic incluso se ha atrevido con un terminal con Android dotado de un sensor de una pulgada), tentar a los usuarios con más calidad y prestaciones es el único camino.

Y eso es lo que hace la PowerShot G7 X. Rápida, bien diseñada, con unas prestaciones que prometen calidad y perfecta para colarse en nuestro bolsillo. Si la S120 ya era una de nuestras compactas de referencia, es evidente que –a falta de probarla- esta G7 X es una firme candidata a arrebatarle el título. Aunque para ello, claro, habrá que pagar un poco más. Concretamente 700 euros.

22
Comentarios
Cargando comentarios