• Sony HDR-CX700: análisis
  • Fujifilm X-Pro1: toma de contacto
Prueba de producto
LA MAYORíA DE EDAD DE LAS G

Canon PowerShot G1 X: primeras impresiones

 
11
ENE 2012
Iker Morán   |  Las Vegas

No es la primera compacta armada con un sensor grande, pero dado el perfil conservador de una Canon reacia a salirse del guión, la nueva PowerShot G1 X es una de esas novedades cuyo titular merece figurar en mayúsculas. Su CMOS de 14 megapíxeles y 1,5 pulgadas, algo mayor que el empleado por las Micro Cuatro Tercios, sitúa a esta compacta en competencia directa con algunas réflex, y el zoom de 28-112 milímetros presume de un tamaño bastante comedido. La receta parece buena y la expectación creada es enorme, así que nada mejor que ir abriendo boca echándole un vistazo a una de las primeras unidades que durante estos días se está dejando ver por Las Vegas.

Con el permiso de la Fujifilm X-Pro1 y la Nikon D4, la recién anunciada PowerShot G1 X ha sido uno de los platos fuertes de esta edición de la feria PMA@CES. Pese a que las filtraciones de última hora acabaron con el factor sorpresa, la apuesta de Canon por esta compacta de sensor grande supone un giro notable en la hoja de ruta trazada hasta el momento.

Canon PowerShot G12 y G1 X
Canon PowerShot G12 y G1 X
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Buena prueba del interés despertado es que el nuevo buque insignia de las compactas canonistas está siendo la estrella del estand que la firma ha instalado durante estos días en Las Vegas. Ni la EOS-1D X ni la impresionante EOS C parecen atraer tantas miradas como esta nueva PowerShot.

Canon PowerShot G12 y G1 X
Canon PowerShot G12 y G1 X
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Así que, a la espera de poder disponer de un modelo operativo para probarlo en condiciones, hasta allí nos hemos acercado para comprobar de primera mano cómo es esta cámara a la que muchos ya han bautizado como PowerShot G13 y en la que algunos ven una especie de respuesta de Canon al auge de los sistemas sin espejo.

Diseño muy G

La confusión en el estand de Canon entre quienes iban buscando la G1 X y acababan con una PowerShot G12 entre las manos es la mejor prueba de que los parecidos entre estos dos modelos son más que razonables. De hecho, la nueva PowerShot no disimula en absoluto su apuesta por un diseño continuista respecto a lo visto desde hace décadas en esta conocida gama de compactas.

Canon PowerShot G12 y G1 X
Canon PowerShot G12 y G1 X
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La buena noticia es que los usuarios de alguno de estos modelos tendrán una adaptación muy sencilla. Los menús, los mandos, los diales, las ruedas... todo respeta la estructura tradicional de las PowerShot G. Los cambios, en este caso, van por dentro.

Canon PowerShot G1 X
Canon PowerShot G1 X
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Canon PowerShot G1 X
Canon PowerShot G1 X
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La mala noticia -al menos para algunos- es que Canon ha perdido la oportunidad de apostar por un diseño algo más atractivo a primera vista. Y es que, por mucho que las líneas cuadriculadas de las PowerShot G cuenten con sus admiradores, algún que otro guiño retro le sentaría muy bien a una cámara por la que habrá que pagar 750 euros.

Si bien este punto podría ser muy discutible, hemos de reconocer que nos ha decepcionado descubrir que el anillo rugoso que rodea la óptica sigue sin tener ninguna función. Se trata simplemente de una tapa que cubre el anclaje para los adaptadores ópticos, y no de un mando al estilo del que sí ofrece la PowerShot S100, sin ir más lejos.

Canon PowerShot G1 X
Canon PowerShot G1 X
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Canon PowerShot G1 X
Canon PowerShot G1 X
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Con un volumen algo mayor que el de la citada G12, la G1 X conserva un dial frontal sobre la empuñadura, así como las clásicas ruedas superpuestas para la compensación de la exposición y el modo de toma. La rueda para controlar la sensibilidad desaparece, y es sustituida ahora por un acceso directo en el dial trasero.

Canon PowerShot G1 X
Canon PowerShot G1 X
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Sí hay cambios en el flash -oculto en la zona superior, como en la citada S100- y en la pantalla posterior, que mantiene su movilidad pero crece hasta las 3 pulgadas y duplica su resolución para alcanzar los 920.000 puntos.

Canon PowerShot G1 X
Canon PowerShot G1 X
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Los menús de pantalla, por su parte, siguen también la estructura tradicional de las PowerShot G, con una barra lateral que permite navegar con relativa comodidad por los principales ajustes. Y el visor óptico, por cierto, tampoco se aleja mucho de lo visto hasta ahora. Su tamaño reducido y un brillo un tanto ajustado le dan casi un valor testimonial en el conjunto de la cámara.

Canon PowerShot G1 X
Canon PowerShot G1 X
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Canon PowerShot G1 X
Canon PowerShot G1 X
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Otro descubrimiento que hemos hecho sobre la marcha: la grabación de vídeo Full HD no cuenta con controles manuales. Sin duda es éste otro de los detalles que Canon debería haber cuidado un poco más a la hora de configurar una cámara de este calibre.

Un zoom equilibrado

Pero, como decíamos, lo que hace de la G1 X una compacta singular es lo que alberga en su interior. Empezando por ese sensor de 1,5 pulgadas (18,7 x 14 milímetros), más pequeño que los APS-C que emplean muchas réflex o la también compacta Fujifilm X100, pero ligeramente más grande que los captores Micro Cuatro Tercios. También, por supuesto, más grande que el empleado por las nuevas Nikon 1, tal y como Canon se ocupa de recordar implícitamente en un cuadro comparativo de su estand en el que se muestran diferentes tamaños de sensor.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Canon no duda en comparar el tamaño del sensor de la G1 X con el de otros sistemas, el Micro Cuatro Tercios (17,3 x 13 milímetros) y las Nikon 1 (1 pulgada).

Con una resolución de 14 megapíxeles, este CMOS y el procesador DiGIC V prometen mejoras notables en el control de ruido (la sensibilidad máxima es de 12.800 ISO), el rango dinámico y el control sobre la profundidad de campo.

Aunque aún es pronto para lanzar las campanas al vuelo, a priori no parece haber muchos motivos para dudar de la calidad que pueda ofrecer. En todo caso, lo interesante será comprobar cómo se comporta frente a otras compactas de sensor grande, como la citada X100 de Fujifilm.

Resulta interesante también el trabajo que han llevado a cabo los ingenieros de Canon para colocarle a la G1 X un zoom estabilizado de 4x que cubra toda la superficie del sensor y no condicione las dimensiones del conjunto.

Canon PowerShot G1 X
Canon PowerShot G1 X
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Canon PowerShot G1 X
Canon PowerShot G1 X
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

A la espera de ver el rendimiento de dicha óptica, de momento parece que está claro cuál ha sido la estrategia a seguir: una estructura desplegable en tres segmentos -que afea un poco el conjunto al extenderlo, por cierto- y una luminosidad que empieza con un prometedor f2.8 pero cae hasta f5.8 en la focal más larga.

También es pronto para hablar del rendimiento del enfoque automático. Aunque desde Canon se habla de una mejora en el sistema de contraste utilizado, a primera vista no hemos podido apreciar un gran salto cualitativo. En cualquier caso, no parece precipitado afirmar que la G1 X no podrá presumir del autofoco más rápido del segmento de las compactas.

Una PowerShot que promete

Pese a las reticencias iniciales respecto a ciertos detalles de la óptica y el diseño del cuerpo, hay que reconocer que esa cobertura equivalente a 28-112 milímetros en paso universal y un sensor de nada menos que 1,5 pulgadas convierten a la PowerShot G1 X en una potencial triunfadora en esta gama.

Canon PowerShot G1 X
Canon PowerShot G1 X
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Claro que antes habrá que definir a qué segmento nos referimos. Porque, ¿contra quién compite esta compacta que costará unos 750 euros? ¿Contra la Fujifilm X10, la Olympus XZ-1 y compañía? ¿O contra la Fujifilm X100 y la Leica X1?

Podemos ir pensándolo mientras esperamos a que una PowerShot G1 X caiga en nuestras manos. Momento en el que le tocará demostrar que tan prometedoras expectativas no van desencaminadas.

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar