COMPARTIR
  • Sony A7: análisis
  • Sony A6000: primeras impresiones
Canon PowerShot G1 X Mark II
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Canon G1 X Mark II: primeras impresiones

35
12
FEB 2014
Texto y fotos: Iker Morán   |  Madrid

¿Alguien se acordaba de la PowerShot G1 X? Confesamos que nosotros no demasiado. Han pasado dos años desde su lanzamiento, y eso es mucho tiempo en un segmento –el de la compactas de sensor grande- que ha evolucionado bastante en todos estos meses. La G1 X Mark II llega con los deberes hechos para que este relevo generacional reviva a un modelo que en su momento dio mucho que hablar. Hace un par de días viajamos hasta Madrid para comprobar cómo es esta compacta canonista de 900 euros.

La idea era buena. Y sin duda lo sigue siendo. Pero la PowerShot G1 X llegó en su día con las clásicas carencias -que no dudamos en criticar- de una primera generación. No sólo porque era mucho más que un experimento, pues Canon lleva ya diez años lanzando modelos de la gama PowerShot G, sino porque su elevado precio obligaba a ser exigentes.

Dos años después, la G1 X Mark II está aquí para desquitarse. Y parece que aquello que suelen decir todas las compañías acerca de escuchar a los usuarios ahora se ha cumplido. Al menos con la lista de novedades, porque no cabe ninguna duda de que ese precio oficial de 900 euros -que ha confirmado Canon España a este medio- no hará mucha gracia a la mayoría. Aunque en realidad son sólo 200 euros más que la PowerShot G16...

1,5 pulgadas

Dejando el tema del presupuesto aparcado, la filosofía de esta G1 X Mark II no ha cambiado respecto al modelo original: una compacta avanzada, concebida como segunda cámara para usuarios de modelos réflex y con la calidad de imagen y los controles manuales como ejes centrales de su argumentario.

canon powershot g1 x mark ii canon powershot g1 x mark ii canon powershot g1 x mark ii canon powershot g1 x mark ii canon powershot g1 x mark ii canon powershot g1 x mark ii
Escuchar a los usuarios

Canon asegura haber respondido a las quejas de los propietarios de la G1 X en su nueva compacta, cuyo precio de lanzamiento será de 900 euros

canon powershot g1 x mark ii
Canon PowerShot G1 X Mark II
Iker Morán (Quesabesde)
canon powershot g1 x mark ii
Canon PowerShot G1 X Mark II
Iker Morán (Quesabesde)
canon powershot g1 x mark ii
Canon PowerShot G1 X Mark II
Iker Morán (Quesabesde)
canon powershot g1 x mark ii
Canon PowerShot G1 X Mark II
Iker Morán (Quesabesde)
canon powershot g1 x mark ii
Canon PowerShot G1 X Mark II
Iker Morán (Quesabesde)
canon powershot g1 x mark ii
Canon PowerShot G1 X Mark II
Iker Morán (Quesabesde)

Para ello, la renovada G1 X se mantiene fiel a un tamaño de sensor que en su momento ya demostró ser muy equilibrado en cuanto a dimensiones y rendimiento. Y es que su CMOS de 1,5 pulgadas o 18,7 x 14 milímetros es bastante más grande –tal y como recuerdan desde la compañía- que el empleado por modelos de la competencia, en clara referencia a la Sony Cyber-shot DSC-RX100 II, y supera al de cámaras de sistema como las Nikon 1 para situarse incluso algo por encima de las Micro Cuatro Tercios.

Las comparaciones también sirven de puertas adentro, y la propia Canon no parece tener miedo de recordar que los fotodiodos de este modelo son 4,5 veces más grandes que los que emplea la mencionada G16. Igual, como decíamos, esos 200 euros de diferencia no son para tanto.

canon powershot g1 x mark ii
Canon PowerShot G1 X Mark II
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La G1 X Mark II conserva el signo distintivo de su antecesora: un sensor a medio camino entre los captores APS-C y los Micro Cuatro Tercios

Pero el modelo que tenemos entre las manos es de preproducción, así que por ahora nos tenemos que conformar con la teoría y con las mejoras que promete el procesador Digic 6.

Con una resolución de unos 13 megapíxeles (12,8 en formato 3:2 y 13,1 en 4:3), resulta curioso comprobar que se ha reducido esta cifra muy ligeramente respecto a los 14,3 millones de puntos del sensor del modelo anterior. En cualquier caso, no podemos dejar de pensar que ahora los 20 megapíxeles de la citada RX100 de Sony nos parecen excesivos.

Diseño puesto al día

Resulta realmente agradable releer lo que en su día dijimos de la G1 X y constatar que en el nuevo modelo la mayoría de puntos criticados se han corregido. ¿Qué no nos gustaba? El visor óptico, que no aportaba nada. La G1 X Mark II prescinde de él y consigue así reducir el tamaño de la cámara.

Algo que se agradece pero que tampoco da para un aplauso. ¿Una cámara de 900 euros sin visor electrónico incorporado? Como carta de presentación, y por mucho que Canon ofrezca uno externo (que obviamente habrá que comprar por separado), no convence demasiado.

canon powershot g1 x mark ii
Canon PowerShot G1 X Mark II
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
La nueva G1 X (en primer término) junto a su predecesora.

Es reconfortante releer lo que en su día dijimos de la G1 X y constatar que en el nuevo modelo la mayoría de puntos criticados se han corregido

Más críticas a su predecesora: falta un anillo de control frontal. Dicho y hecho: en lugar de aquella rosca para adaptadores que parecía ser un anillo de control –sólo lo parecía-, ahora la G1 X Mark II estrena uno -para el enfoque manual con ampliación automática y focus peaking- y otro pegado al cuerpo que permite, por ejemplo, controlar la apertura y la velocidad.

Así que no hay que asustarse al ver que ha desaparecido la rueda frontal de la empuñadura, porque con el nuevo dial no la echaremos de menos. Una empuñadura, por cierto, más ligera y que en algunos casos hace que el equilibrio de la cámara al desplegar el zoom no esté muy bien compensado.

canon powershot g1 x mark ii canon powershot g1 x mark ii canon powershot g1 x mark ii canon powershot g1 x mark ii
Mejor diseño

La nueva G1 X (a la derecha en todas las fotos) cuenta con dos anillos de control en el barril del objetivo y prescinde del -prescindible- visor óptico. Eso sí, se echa en falta en una cámara de este precio un visor electrónico

canon powershot g1 x mark ii
Canon PowerShot G1 X Mark II
Iker Morán (Quesabesde)
canon powershot g1 x mark ii
Canon PowerShot G1 X Mark II
Iker Morán (Quesabesde)
canon powershot g1 x mark ii
Canon PowerShot G1 X Mark II
Iker Morán (Quesabesde)
canon powershot g1 x mark ii
Canon PowerShot G1 X Mark II
Iker Morán (Quesabesde)

Además de poder determinar los usos del anillo frontal, entre las opciones de configuración de los mandos también figura la asignación de funciones al botón de grabación de vídeo y al botón “S”, estratégicamente situado en uno de los laterales de la cámara.

La pantalla articulada nos gustaba, pero el monitor basculante de este nuevo modelo tampoco está nada mal y contribuye a reducir el grosor de la cámara. Además, se trata de una pantalla táctil, y eso siempre puede sernos de ayuda para realizar algún ajuste rápido o seleccionar el punto de enfoque.

Más zoom, más luz

La velocidad general de la G1 X original y su agilidad en el funcionamiento era otra de las quejas planteadas en su momento. Es pronto para saber si esta asignatura también ha sido superada por la Mark II, pero al menos lo que hemos podido comprobar con este modelo no final entre las manos nos gusta: el encendido, el enfoque y el disparo prometen en cuanto a velocidad de reacción.

Buenas noticias también de la mano de la óptica. El zoom crece hasta los 5 aumentos, pero sin duda lo más interesante es el angular de 24 milímetros y la luminosidad mejorada, que pasa a ser de f2-3.9 frente a las aperturas de f2.8-5.8 de la primera generación.

El zoom crece hasta los 5 aumentos y parte de un angular de 24 milímetros con un rango de aperturas de f2-3.9. Gana por tanto en potencia y luminosidad, sin que ello suponga un aumento del conjunto óptico

canon powershot g1 x mark ii
Canon PowerShot G1 X Mark II
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Y todo ello sin pasar factura al tamaño de la óptica, aunque, claro está, no podemos perder de vista que las dimensiones del sensor obligan a que el zoom tenga cierta envergadura. Así que, no, la G1 X Mark II sigue sin una compacta de bolsillo.

La cámara, por cierto, también estrena conexión Wi-Fi. Algo que ya deja claro esa enorme pegatina colocada en el frontal (confiemos que pueda quitarse con facilidad o sea sólo un adorno en el modelo de muestra que hemos podido toquetear).

Deberes hechos

Las buenas impresiones que sugiere la hoja de especificaciones de la PowerShot G1 X Mark II se confirman entre las manos. El cuerpo sigue siendo robusto pero más aligerado, el sensor promete –tampoco teníamos quejas en este sentido- y la óptica se pone al día en cuanto a focales y luminosidad.

Todo bien hasta aquí. O muy bien, si hablamos de las mejoras introducidas en la ergonomía y en los mandos o en lo que hemos podido percibir en cuanto a agilidad general de la cámara.

canon powershot g1 x mark ii
Canon PowerShot G1 X Mark II
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Esos 900 euros pueden pasarle factura, pues ya hay excelentes cámaras con objetivo intercambiable y sensor más grande que son más baratas y pequeñas

Pero no todo son aplausos de bienvenida. Y es que esos 900 euros sitúan a esta PowerShot en una posición complicada, a medio camino entre el fotógrafo profesional y el que quiere darse un capricho.

Ya no es que por ese precio nos parezca justo exigir un buen visor electrónico incorporado, es que en el mercado hay excelentes cámaras con óptica intercambiable y sensor más grande que cuestan menos y que incluso son más pequeñas. Y es que en estos dos años el mercado ha cambiado mucho, aunque, eso hay que reconocerlo, igual que su predecesora esta G1 X Mark II vuelve a ser una cámara bastante única.

Vídeos relacionados (1)
35
Comentarios
Cargando comentarios