• Ricoh WG-M2: análisis
  • Canon EOS-1D X Mark II: en las carreras con la réflex más rápida
Prueba de producto
Canon EOS 80D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Canon EOS 80D: análisis

12
6
MAY 2016
Texto: Iker Morán / Álvaro Méndez  |  Fotos: Álvaro Méndez

Ahí fuera se libra una batalla, pero Canon siempre ha sido más de observar desde la trinchera y seguir a su ritmo. Una estrategia que siempre la ha funcionado y que parece que sigue haciéndolo. Más allá de debates sobre espejos o sobre el cambio generacional de las cámaras hacia nuevas tecnologías y parámetros, lo cierto es que el mercado sigue repleto de usuarios que buscan una réflex de gama media que funcione y que sea como siempre han sido las cámaras.

Es justo en esa gama y para ese público donde encaja la EOS 80D, relevo de la EOS 70D. Una cámara que llega con algo más de resolución y un prometedor sistema de enfoque que ya hacía tiempo que necesitaba ponerse al día. Sobre el papel estamos ante una réflex más que capaz para quienes quieran ir un poco más en serio o incluso como un segundo cuerpo para fotógrafos profesionales.

La experiencia de Canon en este segmento unida a su más que probada aceptación para las producciones de vídeo hacen que estemos ante una de esas cámaras que tampoco necesitan demasiadas presentaciones.

Es verdad que tampoco conseguirá titulares en mayúsculas sobre su tamaño, resolución o velocidad, pero si de lo que se trata es de tener una buena herramienta entre las manos –y de vender cuantas más cámaras, mejor, pensarán en Canon-, la EOS 80D parece tener el guion controlado. Para comprobarlo, durante unos días hemos estado fotografiando y grabando con ella junto al también nuevo 18-135 mm f3.5-5.6 EF-S IS USM.

¿Visor o pantalla?

No hay grandes cambios en el diseño respecto a la generación anterior. Dicho de forma más clara, todo sigue estando en su sitio. Aunque pueda decepcionar a los amantes de las novedades, en realidad eso es lo que espera un usuario de una cámara de este tipo. Reducir tamaño y peso está bien, pero no para todo el mundo.

La ergonomía es excelente, los acabados transmiten una buena sensación entre las manos, y como ya nos pasaba con la EOS 70D y con modelos anteriores, la mejor palabra para definir esta EOS 80D vuelve a ser equilibrada. Por supuesto que, por ejemplo, la Sony A6300 es mucho más ligera y compacta pese a usar un sensor de idéntico tamaño y resolución, pero hablamos de dos filosofías diferentes y difíciles de comparar.

canon eos 80dcanon eos 80dcanon eos 80dcanon eos 80dcanon eos 80dcanon eos 80d
Equilibrada

Como en la EOS 70D y en otros modelos de esta saga, la ergonomía es excelente y los acabados transmiten una buena sensación entre las manos

canon eos 80d
Canon EOS 80D
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon eos 80d
Canon EOS 80D
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon eos 80d
Canon EOS 80D
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon eos 80d
Canon EOS 80D
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon eos 80d
Canon EOS 80D
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon eos 80d
Canon EOS 80D
Álvaro Méndez (Quesabesde)

En todo caso, el manejo, los menús y la distribución de mandos de esta EOS están perfectamente configurados, y cuenta con opciones de ajuste personal para el usuario avanzado. Echamos de menos, eso sí, que esta disponibilidad de espacio no se aproveche para incluir una segunda ranura para tarjetas como sí ocurre en modelos de la competencia.

Aunque ha pasado bastante desapercibido en la lista de novedades, el visor con una cobertura del 100% es una de las mejores bazas de esta cámara y una asignatura que Canon tenía pendiente desde hace tiempo con esta saga. Es verdad que la EOS 70D ya ofrecía un 98% de cobertura, pero con las D7000 presumiendo desde hace años de un 100% y los visores electrónicos de la competencia cada vez dando mejor calidad, hacía falta que Canon pusiera al día este dato.

canon eos 80d
Canon EOS 80D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El visor del 100% es una de las mejores bazas de la cámara y una asignatura que Canon tenía pendiente con esta saga

La pantalla articulada y táctil de 3 pulgadas y más de un millón de píxeles de resolución supone una tentadora competencia para el visor tradicional. No solo por su calidad y por la comodidad que en muchas situaciones supone ese control táctil para señalar el punto de foco en la escena, sino porque la EOS 80D cuenta con el sistema Dual Pixel CMOS AF, que como ya vimos en su momento hace que el enfoque automático al trabajar desde la pantalla sea el mejor de su clase en una cámara réflex.

24 megapíxeles

Fiel al formato APS-C de esta gama, la EOS 80D llega con un nuevo sensor CMOS de 24 megapíxeles acompañado del procesador de imagen Digic 6.

Más allá del salto de resolución, se mantiene la velocidad máxima de disparo de 7 fotogramas por segundo y crece la sensibilidad máxima, pero lo hace de forma discreta hasta los 16.000 ISO calibrados. Suena casi a poco a día de hoy, pero ya se sabe que es mejor ofrecer un ajuste real que valores forzados infinitos y raramente utilizables.

Muestras: RAW
Fotografías realizadas con una Canon EOS 80D y un objetivo 18-135 mm f3.5-5.6 EF-S IS USM

Vistos los resultados de la cámara, pocas pegas podemos poner a la calidad de imagen en cuanto a color, resolución, nitidez o rango dinámico. En este último punto apreciamos una mejora respecto a la generación anterior, sobre todo si disparamos en RAW y jugamos con los ajustes de recuperación de luces y sombras. La calidad de imagen es muy similar a la ofrecida por la EOS 70D, aunque sí apreciamos una mejora en el control del ruido y sobre todo en el rango dinámico.

La autonomía, por cierto, es otro de los aspectos que debe figurar en la lista de puntos positivos de la cámara. Tras más de 600 disparos, todavía tenemos margen para llegar a los casi mil prometidos con una sola carga de la batería si trabajamos desde el visor óptico.

Muestras: RAW
Fotografías realizadas con una Canon EOS 80D y un objetivo 18-135 mm f3.5-5.6 EF-S IS USM
45 puntos de enfoque

Pero más allá de ese pequeño aumento de la resolución, la gran novedad de la EOS 80D está en su sistema de enfoque. Algo que es sin duda una buena noticia teniendo en cuenta que la EOS 70D, con sus 19 puntos de enfoque, se había quedado un poco por detrás respecto a la competencia. No hay que olvidar que estamos en el mismo segmento que –por ceñirnos a las réflex- la Nikon D7200 y su excelente mecanismo de 51 puntos.

Así que ahora Canon llega con los deberes hechos y un autofoco de 45 puntos, todos ellos en cruz, frente a los 15 de este tipo que solo ofrece la citada Nikon. Más allá de la cifra, otro detalle que nos gusta nada más acercar el ojo al visor es descubrir que la cobertura de la zona de enfoque es mayor tanto horizontal como verticalmente, lo que siempre es de gran ayuda.

El sistema de enfoque de 45 puntos funciona realmente bien con el zoom de 18-135 milímetros. Es rápido, preciso y silencioso

canon eos 80d
Canon EOS 80D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El sistema funciona realmente bien con el zoom de 18-135 milímetros probado: rápido, preciso y silencioso. Incluso disparando con muy poca luz apreciamos un comportamiento excelente que sin duda tiene que ver con la sensibilidad mejorada del mecanismo, capaz de trabajar ahora hasta -3 EV en su punto central.

En escenas de acción el modo de seguimiento (servo, en la terminología de Canon) también presenta una notable mejoría respecto a la generación anterior de la mano del nuevo sensor RGB y del sistema de detección de escena y rostros.

Pese a ello, sigue habiendo una diferencia considerable entre el enfoque continuo de esta réflex y el de su hermana mayor, la EOS 7D Mark II. Y echando mano de la memoria y nuestras pruebas con la D7200, nos atreveríamos a asegurar que también el modelo nikonista está un poco por delante en este terreno.

canon eos 80dcanon eos 80dcanon eos 80dcanon eos 80d

La EOS 80D se impone al resto de réflex del mercado a la hora de enfocar con la pantalla trasera gracias a la tecnología Dual Pixel CMOS AF

canon eos 80d
Canon EOS 80D
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon eos 80d
Canon EOS 80D
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon eos 80d
Canon EOS 80D
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon eos 80d
Canon EOS 80D
Álvaro Méndez (Quesabesde)

Cuando la victoria de la EOS 80D es clara y contundente respecto a cualquier otra réflex es a la hora de enfocar con la pantalla trasera. Y es que el sistema Dual Pixel CMOS AF –las células del sensor de imagen calculan la distancia entre planos para agilizar el enfoque, por explicarlo de forma muy resumida- ha demostrado ser a día de hoy el mejor sistema híbrido del mercado.

Un sistema estrenado por la EOS 70D y que ahora llega con mejoras también a la hora de seguir objetivos en movimiento. En cualquier caso, si de lo que se trata es de quitar miedos y perezas para trabajar desde la pantalla –ya sea para vídeo, disparar desde trípode o en posición elevada-, la EOS 80D es la cámara perfecta para ello.

Vídeo sin grandes cambios

Si ya durante la prueba de la EOS 70D la única incógnita que había con la función de vídeo residía en el rendimiento de sistema de enfoque Dual Pixel, en la EOS 80D pasa algo parecido: prácticamente las prestaciones están calcadas, salvo las citadas mejoras que tienen que ver con el funcionamiento del enfoque híbrido en modo continuo. De la grabación 4K, claro, ni rastro.

Así, la cámara mantiene los mismos modos de vídeo (Full HD a 24, 25, 30, 50 y 60 fotogramas por segundo con compresión ALL-I y IPB) y el autofoco sigue funcionando estupendamente, tanto en su modo continuo como pulsando sobre la pantalla táctil para escoger el punto de enfoque. Se agradece la incorporación de una salida para auriculares, pero seguimos echando de menos cosas tan básicas como el focus peaking.

En todo caso, lo más alarmante es no encontrar ninguna sorpresa destacable en la calidad de imagen. Y es que la EOS 80D sigue mostrando los mismos puntos fuertes y débiles que venimos señalando desde hace ya generaciones en estas EOS.

Canon parece seguir empeñada en que sus cámaras de fotos no puedan competir ni un poco con su flamante catálogo Cinema EOS, lo que provoca que la función de video –tanto en prestaciones como en calidad de imagen- se haya quedado estancada con respecto a los modelos de la competencia, especialmente los de Sony y Panasonic.

Eficacia sin grandes titulares

Hace ya tiempo que las EOS de gama media y más sencillas producen una curiosa sensación: cuando se anuncian no suscitan grandes emociones ni suelen traer consigo novedades de esas que llaman la atención, pero entre las manos y en los escaparates siguen demostrando tener una receta que funciona.

Con esta Canon EOS 80D ocurre exactamente eso. Pese al aumento de resolución y al excelente sistema de enfoque que estrena (y que, en cierto modo, sitúa a esta cámara un peldaño por encima de su predecesora), no tiene nada que emocione. No es la más pequeña, ni la más rápida, ni la de mayor resolución. Y pese a tener todas las prestaciones que cabe esperar (pantalla articulada y táctil, Wi-Fi, cuerpo sellado…), no pasará a la historia como la cámara más innovadora del año.

canon eos 80d
Canon EOS 80D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La EOS 80D con una bolsa Crumpler Quick Escape Sling L.

Pese a la falta de vídeo 4K y que sus JPEG no son los mejores ahora mismo, estamos ante una réflex que brinda unos resultados excelentes

Lo que no tenemos que olvidar es que ese no es su objetivo ni posiblemente su batalla. Por los aproximadamente 1.300 euros que cuesta el cuerpo a día de hoy es posible encontrar muchas otras excelentes opciones en el mercado que son capaces de batir a esta Canon en alguna asignatura.

Ya hemos visto que, pese a sus excelentes resultados generales, la falta de vídeo 4K y otras funciones en este terreno pueden pasarle factura, y sus JPEG tampoco son los mejores del mercado ahora mismo.

Pero si nos dejamos de batallitas y de eternos debates y nos centramos en la herramienta, la EOS 80D no defraudará a sus compradores, que sin duda obtendrán lo que buscan: una réflex clásica, con todas las prestaciones y casi todas con unos resultados excelentes en foto y vídeo. Teniendo eso, ¿quién necesita emociones?

La bolsa que aparece fotografiada en este artículo es una Crumpler Quick Escape Sling L y ha sido cedida como parte de un acuerdo publicitario entre Reflecta y Quesabesde.

Productos relacionados (2)
Artículos relacionados (2)
Prueba de producto
18 / FEB 2016
12
Comentarios
Cargando comentarios