Actualidad

Canon da luz verde a la EOS 7D, con un sensor APS-C de 18 megapíxeles y 8 fotogramas por segundo

 
1
SEP 2009

No iban desencaminados los intensos rumores de los últimos días sobre la EOS 7D. Canon ha oficializado finalmente hoy la llegada de su nueva SLR, que pese a su CMOS de tamaño APS-C, se atreve con 18 megapíxeles. Se confirman así todos los datos ya conocidos, como las ráfagas de hasta 8 fotogramas por segundo, el nuevo autofoco de 19 puntos, el vídeo HD con controles manuales, el visor con una cobertura del 100% y el cuerpo sellado. Además de tres nuevas ópticas, la ausencia de novedades sobre la EOS-1D Mark IV ha sido otra de las noticias del día.

A medio camino entre la EOS 50D y la EOS 5D Mark II. Ahí es donde Canon parece situar su nueva EOS 7D, que tras numerosas filtraciones acaba de recibir el toque de oficialidad por parte de la firma. Dotada de un nuevo CMOS de 18 megapíxeles, pese a las especulaciones de última hora el captor se mantiene fiel a las dimensiones usadas hasta ahora por Canon en su gama APS-C y se presenta con un factor de multiplicación de 1,6x.

Un dato que, unido a la altísima resolución de la cámara, ya ha despertado cierto escepticismo, habida cuenta de que los 15 megapíxeles de la citada EOS 50D ya supusieron algún que otro problema para el rendimiento con sensibilidades altas de la cámara.

Canon EOS 7D
Canon EOS 7D
Canon EOS 7D
Canon EOS 7D

En cualquier caso, según la información oficial publicada por Canon, el CMOS de la nueva EOS 7D consta de una nueva estructura interna que permite a la cámara atreverse con un ajuste máximo de sensibilidad de 6400 ISO, forzado hasta 12.800 ISO.

Velocidad
Tocada con un nuevo diseño en el que las líneas curvas ganan protagonismo, la velocidad de disparo es uno de los puntos fuertes de esta SLR. Armada con un doble procesador DiGIC 4, la más joven de las EOS ofrece una ráfaga de hasta 8 fotogramas por segundo, superando así los 7 disparos por segundo de la reciente Sony A550.

Canon EOS 7D
Canon EOS 7D

El enfoque automático, con un nuevo mecanismo de 19 puntos, también ha sufrido una profunda renovación respecto a lo visto en modelos anteriores.

Guiños profesionales
Claramente dirigida a un segmento semiprofesional y con la Nikon D300s como competidora más evidente, la EOS 7D no escatima guiños a los usuarios más avanzados.

Tal es el caso del visor réflex con una cobertura del 100%, el obturador de 150.000 ciclos, un nuevo sistema de medición de 63 áreas o el cuerpo sellado y construido en aleación de magnesio que Canon no duda en comparar con los de la serie EOS-1.

Lo mismo ocurre con el flash integrado en el cuerpo, que ofrece una cobertura angular de 24 milímetros; con el nuevo nivel electrónico, que puede visualizarse a través del visor "inteligente" de la cámara (junto a otros datos sobre el enfoque, la medición o diversas guías de encuadre), o con el transmisor inalámbrico opcional WFT-E5A. Menos sorpresas parece haber en la pantalla, de 3 pulgadas y 920.000 puntos de resolución.

Canon EOS 7D
Canon EOS 7D
Canon EOS 7D
Canon EOS 7D

En cuanto a la grabación de vídeo, Canon ofrece en la EOS 7D numerosas cadencias de fotogramas por segundo, algo que los usuarios de la EOS 5D Mark llevan tiempo reclamando. Así, la nueva SLR permite grabar secuencias en alta definición con un tamaño de cuadro de 1920 x 1080 píxeles y 23,976, 25 y 29,97 fotogramas por segundo. De la misma manera, la cámara ofrece un modo de captura de 1280 x 720 píxeles a 50 y 60 cuadros por segundo.

La EOS 7D cuenta también un una conexión mini-jack para micrófonos externos y controles manuales durante la captura de vídeo, ambas prestaciones presentes en la citada Mark II (aunque para habilitar la última de ellas Canon publicó una actualización de firmware). Otra novedad en este aspecto la encontramos en el control específico en la parte trasera del cuerpo para activar la grabación de vídeo.

Nuevos zooms
El estreno de este buque insignia dentro del escaparate canonista de cámaras con sensores APS-C llega también acompañado de dos nuevos zooms compatibles con esta montura EF-S (además del nuevo objetivo macro de 100 milímetros y f2.8, que inaugura el mecanismo de estabilización Hybrid IS).

No obstante, a la vista de los datos de luminosidad no parece tratarse de una pareja de ópticas que se sitúen en lo más alto de este escaparate.

Canon 15-85 mm f3.5-5.6 IS EF-S
Canon 15-85 mm f3.5-5.6 IS EF-S

Así, el nuevo 15-85 mm f3.5-5.6 IS destaca por su mejorada cobertura angular, que permite ofrecer unas focales equivalentes a 24-136 milímetros tras aplicar el factor de conversión de 1,6x. Consta de una construcción de 17 elementos organizados en 12 grupos y presume de un estabilizador óptico capaz de ofrecer una mejora de hasta 4 pasos de diafragma.

Más polivalente resulta el también estabilizado 18-135 mm f3.5-5.6 IS. Equivalente a 28,8-216 milímetros en paso universal, se presenta como una versión reducida del popular 18-200 mm f2.5-5.6 IS.

Canon 18-135 mm f3.5-5.6 IS EF-S
Canon 18-135 mm f3.5-5.6 IS EF-S

Canon España todavía no se ha pronunciado sobre el precio ni la disponibilidad de esta nueva réflex ni de las dos ópticas que la acompañan. Por ahora, en los datos para el mercado estadounidense se habla de un precio de unos 1.700 dólares y de su comercialización a finales de septiembre.

Actualización: se ha ampliado -y matizado- la información referente a las funciones de grabación de vídeo de la EOS 7D.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar