• Samsung Galaxy Note 3: análisis
  • Nexus 5: análisis
Prueba de producto
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Canon EOS 70D: análisis

14
12
NOV 2013
Texto: Iker Morán  |  Fotos: Álvaro Méndez

Abonados desde hace años a un CMOS de 18 megapíxeles superado por la competencia y a novedades menores entre generación y generación, la EOS 70D supone un soplo de aire fresco en el catálogo canonista. Los buenos resultados de su captor, la equilibrada ergonomía y las evidentes mejoras en el enfoque al trabajar con la pantalla trasera la sitúan como una réflex muy capaz, tanto para las instantáneas como para las grabaciones de vídeo. Lástima que los recortes autoimpuestos para no pisarle el terreno a la EOS 7D (visor, puntos de enfoque…) limitan el potencial de una cámara que, con un precio de 1.000 euros, tendrá que vivir con la sombra de la Nikon D7100 o la más asequible Pentax K-50 al acecho.

Tal y como ya quedó claro tras probar la EOS 700D, la misma fórmula que a Canon lleva años proporcionándole alegrías en su oferta réflex corría el riesgo de quedar a la zaga de los movimientos más ágiles de la competencia. Es en este contexto donde la EOS 70D supone al fin un paso adelante respecto a lo visto hasta ahora y sirve para dar un empujón a esta gama media.

Canon EOS 70D
Canon EOS 70D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La EOS 70D con el Canon 18-135 mm f3.5-5.6 EF-S STM IS, el objetivo utilizado para esta prueba.

No se trata sólo de la resolución de ese renovado sensor de 20 megapíxeles, sino también de poner al día el sistema de enfoque, desvelar nuevas propuestas para quienes trabajan en Live View o piensan en la grabación de vídeo y sencillamente poner al día una hoja de especificaciones que pedía a gritos una renovación. No es que la EOS 60D fuera –ni mucho menos- una mala réflex, pero hay que reconocer que en ella se echaban en falta novedades de esas que animan el escaparate.

Las novedades

Esta vez sí, la lista de novedades de la EOS 70D es suficientemente amplia como para merecer un repaso antes de sacar la lupa para comprobar su rendimiento.

Empezando por el citado sensor de 20 megapíxeles. Pero más importante que la resolución es el sistema de enfoque Dual Pixel CMOS AF, que da un paso más a la hora de ofrecer un mecanismo de enfoque ágil cuando el espejo de la cámara está levantado al encuadrar con la pantalla o a la hora de grabar vídeo.

canon eos 70dcanon eos 70dcanon eos 70dcanon eos 70dcanon eos 70dcanon eos 70d
Las novedades van por dentro

La EOS 70D tiene un aspecto muy similar a su antecesora, la EOS 60D

canon eos 70d
Canon EOS 70D
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon eos 70d
Canon EOS 70D
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon eos 70d
Canon EOS 70D
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon eos 70d
Canon EOS 70D
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon eos 70d
Canon EOS 70D
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon eos 70d
Canon EOS 70D
Álvaro Méndez (Quesabesde)

La EOS 70D estrena sensor, un enfoque más ágil y con 19 puntos en cruz, pantalla táctil, Wi-Fi, un visor mejorado y una ráfaga de 7 fotos por segundo

También es nuevo el sistema de enfoque, con 19 puntos en cruz que mejoran notablemente las cifras de su predecesora. Y es que los 9 puntos de enfoque de la EOS 60D sabían ya a poco. Entre las prestaciones que poco a poco van resultando clásicas en todas las cámaras, la EOS 70D se abona a la pantalla táctil y al Wi-Fi integrado.

Una lista a la que habría que sumar ligeros cambios estéticos, un visor mejorado (ya tocaba también) y una ráfaga que crece hasta los 7 fotogramas por segundo (5 disparos por segundo alcanzaba la EOS 60D) para conformar una carta de presentación realmente interesante.

Enfocando con el sensor

Pero si hay un punto en el que Canon ha puesto el acento al hablar de la EOS 70D, éste es el enfoque. O mejor dicho: la tecnología Dual Pixel CMOS AF que llega integrada en el captor y que a buen seguro veremos en próximas réflex y modelos sin espejo.

canon eos 70d
Canon EOS 70D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Precisamente de eso va el tema, de conseguir un enfoque igual de rápido independientemente de si trabajamos con el visor tradicional o a través de la pantalla. Para ello, la EOS 70D usa un sistema bastante ingenioso, dividiendo cada uno de los fotodiodos del captor en dos partes y haciéndolos trabajar como un sensor de enfoque por diferencia de fase, similar al empleado en el modo réflex.

Más allá de la teoría, lo que interesa son los resultados. Y en ese sentido la EOS 70D merece una muy buena nota al mostrar un enfoque suave y ágil al trabajar en Live View o grabar secuencias de vídeo. Hay que tener en cuenta, eso sí, que para aprovechar todo el potencial habrá que recurrir a ópticas con motor por pasos STM y que la oferta es bastante limitada.

El enfoque suave y ágil al trabajar en Live View o grabar secuencias de vídeo merece una muy buena nota

canon eos 70d
Canon EOS 70D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tal vez por eso no es mala idea recurrir a la nueva versión del 18-135 mm f3.5-5.6 IS que hemos usado para esta prueba y que resulta polivalente, práctico y con un rendimiento que, sin ser ninguna maravilla, se ajusta a lo previsible en este tipo de zooms.

19 puntos de foco

Pese a que éste es uno de los cambios más significativos de la cámara, tampoco hay que olvidarse del renovado sistema de enfoque tradicional. Frente a los 9 puntos de la generación anterior, la EOS 70D apuesta ahora por un mecanismo de 19 puntos en cruz que responde francamente bien en cuanto a velocidad y precisión.

canon eos 70d
Canon EOS 70D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El mecanismo de 19 puntos en cruz (frente a los 9 puntos de la EOS 60D) responde francamente bien en cuanto a velocidad y precisión

También es nuevo el botón situado en la empuñadura, cerca del disparador, y dedicado exclusivamente al enfoque. Un pequeño detalle que, no obstante, se agradece y hace ganar a la cámara varios puntos en cuanto a ergonomía y manejo. Desde allí es posible elegir tanto el punto de foco individual como la gestión del enfoque por zonas.

¿Son todo buenas noticias? Casi, porque lo cierto es que la cobertura de esos 19 puntos es bastante limitada dentro del fotograma, cubriendo poco más que la parte central del mismo y su alrededor.

canon eos 70dcanon eos 70dcanon eos 70dcanon eos 70dcanon eos 70dcanon eos 70d
Buena ergonomía, visor aún mejorable

Si bien la ergonomía está a la altura de lo que cabe esperar de una réflex de este nivel, el visor, que ahora tiene una cobertura del 98%, sigue estando a la zaga de la competencia

canon eos 70d
Canon EOS 70D
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon eos 70d
Canon EOS 70D
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon eos 70d
Canon EOS 70D
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon eos 70d
Canon EOS 70D
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon eos 70d
Canon EOS 70D
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon eos 70d
Canon EOS 70D
Álvaro Méndez (Quesabesde)

La buena noticia es que en Live View esa cobertura se amplía hasta el 80% del fotograma gracias al citado sistema Dual Pixel CMOS AF. La mala es que este mecanismo no resulta nada útil para tomas de acción con enfoque de seguimiento. Al menos a la hora de capturar instantáneas, porque el enfoque continuo funciona muy bien –como veremos- para las tomas de vídeo.

Otra carencia que resulta bastante inexplicable en una cámara de este precio: no tiene luz de ayuda al enfoque. Peor aún: es el flash quien ejerce a base de destellos escandalosos esta función.

También es nuevo el botón situado en la empuñadura, cerca del disparador, y dedicado exclusivamente al enfoque. Un pequeño detalle que hace ganar a la cámara varios puntos en cuanto a manejo

canon eos 70d
Canon EOS 70D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por cierto, al acercar el ojo al visor notaremos una mejoría respecto a la EOS 60D en cuanto a cobertura, pues pasa del 96% al 98%. Lástima que ese 2% la sitúe por detrás de cámaras como la ya citada Nikon D7100 o la Pentax K-3, ambas con una cobertura del 100%.

20 megapíxeles

Teniendo en cuenta que llevábamos años pidiendo una renovación de ese CMOS de tamaño APS-C y 18 megapíxeles –correcto pero ya superado-, no es de extrañar que esta nueva versión sea recibida con cierto interés. No obstante, esa división de los píxeles y su uso para el sistema de enfoque también pueden despertar alguna que otra duda sobre los posibles efectos en la calidad de imagen.

Muestras: 20 MP
Fotografías realizadas con una Canon EOS 70D y un objetivo Canon 18-135 mm f3.5-5.6 IS STM
fotografías realizadas con una canon eos 70d y un objetivo canon 18-135 mm f3.5-5.6 is stm
fotografías realizadas con una canon eos 70d y un objetivo canon 18-135 mm f3.5-5.6 is stm
fotografías realizadas con una canon eos 70d y un objetivo canon 18-135 mm f3.5-5.6 is stm
fotografías realizadas con una canon eos 70d y un objetivo canon 18-135 mm f3.5-5.6 is stm
fotografías realizadas con una canon eos 70d y un objetivo canon 18-135 mm f3.5-5.6 is stm
fotografías realizadas con una canon eos 70d y un objetivo canon 18-135 mm f3.5-5.6 is stm

Temores que se disipan nada más ver la galería de muestras y acercar a ella la lupa. La calidad de imagen que ofrece la EOS 70D está fuera de toda duda, aunque es cierto que admite dos lecturas según se quiera ver la botella medio llena o medio vacía.

Muestras: 20 MP
Fotografías realizadas con una Canon EOS 70D y un objetivo Canon 18-135 mm f3.5-5.6 IS STM
fotografías realizadas con una canon eos 70d y un objetivo canon 18-135 mm f3.5-5.6 is stm
fotografías realizadas con una canon eos 70d y un objetivo canon 18-135 mm f3.5-5.6 is stm
fotografías realizadas con una canon eos 70d y un objetivo canon 18-135 mm f3.5-5.6 is stm
fotografías realizadas con una canon eos 70d y un objetivo canon 18-135 mm f3.5-5.6 is stm
fotografías realizadas con una canon eos 70d y un objetivo canon 18-135 mm f3.5-5.6 is stm
fotografías realizadas con una canon eos 70d y un objetivo canon 18-135 mm f3.5-5.6 is stm

Los JPEG que cocina son muy decentes y extraen buena parte del potencial del sensor

¿Afecta la nueva tecnología de enfoque integrada en el sensor a su rendimiento? En absoluto. Esta réflex consigue unos niveles iguales o ligeramente superiores a los vistos en la EOS 60D en cuanto a detalle, color, control de ruido y rango dinámico.

¿Supone un gran avance respecto a lo visto hasta ahora en los CMOS de este tamaño usados por Canon? Lo cierto es que tampoco, porque como ya hemos dicho la mejora es pequeña y en realidad sólo resulta apreciable para los amantes de ampliar hasta el píxel o en situaciones extremas.

Muestras: sensibilidad
Fotografías realizadas con una Canon EOS 70D y un objetivo Canon 18-135 mm f3.5-5.6 IS STM
fotografías realizadas con una canon eos 70d y un objetivo canon 18-135 mm f3.5-5.6 is stm
100 ISO
fotografías realizadas con una canon eos 70d y un objetivo canon 18-135 mm f3.5-5.6 is stm
200 ISO
fotografías realizadas con una canon eos 70d y un objetivo canon 18-135 mm f3.5-5.6 is stm
400 ISO
fotografías realizadas con una canon eos 70d y un objetivo canon 18-135 mm f3.5-5.6 is stm
800 ISO
fotografías realizadas con una canon eos 70d y un objetivo canon 18-135 mm f3.5-5.6 is stm
1.600 ISO
fotografías realizadas con una canon eos 70d y un objetivo canon 18-135 mm f3.5-5.6 is stm
3.200 ISO
fotografías realizadas con una canon eos 70d y un objetivo canon 18-135 mm f3.5-5.6 is stm
6.400 ISO
fotografías realizadas con una canon eos 70d y un objetivo canon 18-135 mm f3.5-5.6 is stm
12.800 ISO

Aunque los JPEG que cocina la cámara son muy decentes y extraen buena parte del potencial del captor, nos ha gustado comprobar que, procesando con un poco de mimo los archivos brutos, tenemos un margen de mejora considerable, sobre todo a la hora de sacar más detalle y optimizar el rango dinámico de las tomas.

Muestras: RAW
Fotografías realizadas con una Canon EOS 70D y un objetivo Canon 18-135 mm f3.5-5.6 IS STM

Buena nota también para la velocidad de la cámara y su ráfaga de hasta 7 fotogramas por segundo. El buffer, eso sí, es algo limitado, e incluso trabajando con tarjetas de máxima velocidad cuesta llegar a los 20 disparos consecutivos en JPEG. Una cifra que cae hasta 12 fotos en RAW y hasta unos muy mejorables 6 disparos al combinar ambos formatos.

Canon EOS 70D
Canon EOS 70D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como novedad, la EOS 70D también cuenta con un modo de disparo silencioso. Pese al nombre del mecanismo, y como suele ser habitual, no cabe esperar milagros: simplemente se amortigua un poco el golpe del espejo para que el sonido de la obturación sea un poco más discreto. La diferencia se nota respecto al disparo normal, pero la idea de silencioso requiere unas cuantas comillas.

El vídeo, coprotagonista

La gran incógnita que había con la función de grabación de vídeo de la EOS 70D se refería al comportamiento de su nuevo sistema de enfoque Dual Pixel. Pues bien, el veredicto en este sentido es claro: con el permiso de las Alpha de Sony y su tecnología de espejo translúcido, la EOS 70D es la cámara réflex con mejor autofoco del mercado y la única que puede competir en este terreno con las cámaras sin espejo.

canon eos 70d
Canon EOS 70D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Echamos de menos una salida para auriculares y una función de ayuda al enfoque manual de tipo focus peaking

Ya sea manteniendo la cámara en el modo de enfoque continuo o usando la función que permite escoger el punto de foco pulsando en la pantalla, la EOS 70D se muestra realmente rápida y precisa. Quizás incluso en ocasiones es demasiado rápida y se agradecería un poco más de suavidad en la transiciones.

Eso sí, tal y como ya hemos comentado en el apartado fotográfico, para sacar el máximo partido de esta nueva tecnología de enfoque lo mejor es recurrir a ópticas dotadas de motor de enfoque STM.

Con el permiso de las SLT de Sony, la EOS 70D es la cámara réflex con mejor autofoco del mercado y la única que puede competir en este terreno con las cámaras sin espejo

canon eos 70d
Canon EOS 70D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Al margen de esta novedad no hay nada revolucionario en el vídeo de la EOS 70D. La cámara cuenta con todo lo que vienen ofreciendo otros modelos de la firma en este campo: grabación de secuencias Full HD a 24, 25 y 30 fotogramas por segundo, compresión IPB y ALL-I, controles manuales, monitor táctil articulado y conexión mini-jack para micrófonos externos. Únicamente echamos de menos una salida para auriculares –que la Nikon D7100 sí ofrece, por cierto- y una función de ayuda al enfoque manual de tipo focus peaking.

Muestras: vídeo

Varias secuencias de vídeo grabadas con una Canon EOS 70D. Puedes reproducir el vídeo a pantalla completa y en alta definición haciendo clic en el rótulo "HD".

Lo mismo ocurre en cuanto a la calidad de imagen: la EOS 70D ofrece ni más ni menos que el rendimiento que cabe esperar de un CMOS de tipo APS-C de Canon, con su bondades y los consabidos defectos que ya hemos descrito tantas veces al hablar de generaciones anteriores o de la reciente EOS 700D.

Y es que, exactamente igual que con las instantáneas, la calidad de imagen se mantiene prácticamente igual, siendo los cambios en el enfoque la novedad más destacada en el terreno del vídeo.

Cuestión de enfoque, cuestión de precio

Acostumbrados al ritmo un tanto pausado que Canon suele mantener en sus gamas básica y media, hay que reconocer que esta EOS 70D llega con los deberes hechos. Nuevo sensor, nuevo sistema de enfoque –por duplicado-, más rápida, mejor visor…

En definitiva, una réflex con todo lo que tiene que tener. Incluida, por supuesto, la conexión Wi-Fi, que aunque requiere un poco de paciencia y tiempo en la primera configuración, resultará una función de lo más útil para muchos usuarios. Ojalá fuera más sencilla de utilizar, cierto, pero por ahora éste es un mal común a todas las cámaras.

canon eos 70d
Canon EOS 70D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La EOS 70D convencerá a los amantes de sentir entre las manos una cámara de las de toda la vida. Tanto, que puede que los usuarios de la EOS 7D que esperan impacientes su renovación se la miren con cierta envidia

Sin un gran cambio en cuanto a calidad de imagen respecto a lo ya visto en generaciones anteriores, el sistema de enfoque Dual Pixel CMOS AF es sin duda el dato más destacable de esta cámara. Quienes estén acostumbrados a trabajar con la pantalla trasera y sobre todo quienes piensen en la EOS 70D como una cámara de vídeo notarán la diferencia. ¿Justifica por sí sola esta función la llegada de la EOS 70D? Para estos últimos posiblemente sí.

Pero la larga lista de novedades y los buenos resultados no pueden hacernos perder de vista la realidad del mercado. Todavía joven en el escaparate, el precio de la EOS 70D es poco competitivo, y por esos 1.000 euros que cuesta ahora mismo el cuerpo hay alternativas que superan algunas de sus prestaciones. Sin ir más lejos, la Nikon D7100 tiene una calidad de imagen a la altura o incluso superior y vence por goleada en cuanto a enfoque, por no mencionar sus dos ranuras para tarjetas SD Card o su mejor visor.

Claro que, si hablamos de precio y construcción, la Pentax K-3 sitúa a esta EOS 70D en una posición un tanto incómoda, si bien es cierto que no juega tan bien la baza del vídeo.

Un contexto cada vez más complejo en el que las cámaras sin espejo han dejado de ser ya una rareza o una opción exótica para erigirse en unas contrincantes más. Aunque en este rango de precios hay muchas y muy buenas opciones (Panasonic Lumix DMC-GX7, Olympus OM-D E-M5, Sony NEX-6…), es cierto que la EOS 70D convencerá a los amantes de sentir entre las manos una cámara de las de toda la vida. Tanto, que puede que los usuarios de la EOS 7D que esperan impacientes su renovación se la miren con cierta envidia.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y Quesabesde.

Vídeos relacionados (1)
14
Comentarios
Cargando comentarios