• Sony RX1R y RX100 II: primeras impresiones
  • Sigma 18-35 mm f1.8 DC HSM: primeras muestras
LA GAMA MEDIA SE PONE AL DíA

Canon EOS 70D: toma de contacto 1

2
JUL 2013
Iker Morán   |  Madrid

Acostumbrados a relevos generacionales de cámaras que no sólo parecen iguales a sus predecesoras sino que en buena medida lo son, la Canon EOS 70D puede decepcionar a primera vista. Pero los parecidos con la EOS 60D se limitan al exterior, porque esta réflex de gama media estrena sensor, sistema de enfoque y se sitúa muy cerca de una EOS 7D que a estas alturas parece ya demasiado veterana como para ponerse a competir. Recién anunciada, hace unos días tuvimos la oportunidad de ver en acción a la nueva EOS 70D y comprobar qué aportan esos 20 megapíxeles y el nuevo sistema de enfoque Dual Pixel CMOS AF.

Pese a que las filtraciones -cómo no- ya dejaron al descubierto esta nueva Canon EOS 70D hace días, cuando la conocimos hace exactamente una semana era todavía un secreto bien guardado. Tanto, que no sabíamos si sobre la mesa íbamos a encontrarnos con una nueva EOS M que diera un poco de alegría al sistema, con el esperado relevo de la EOS 7D o quién sabe si con esa EOS 3D de la que se habla desde tiempos inmemoriales.

Canon EOS 70D
Canon EOS 70D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Al final todo se quedó en una EOS 70D. Dicho así sabe a poco, pero en realidad la nueva réflex canonista trae consigo más mejoras que las que estamos acostumbrados a ver en esta gama media del segmento réflex. Empezando por un nuevo sensor, un renovado sistema de enfoque y Wi-Fi.

Canon EOS 70D
Canon EOS 70D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Canon EOS 70D
Canon EOS 70D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

A partir de estos tres pilares se concibe una SLR que poco tiene que ver con su predecesora -al menos sobre el papel-, pero que también incrementa notablemente su precio. De hecho, los 1.100 euros que costará el cuerpo asustan un poco teniendo en cuenta que la EOS 60D puede encontrarse ya por menos de 700 euros y que el precio de la EOS 7D, veterana pero muy capaz, ronda los 1.200.

Para todos

¿Para quién es la EOS 70D? Como suele ocurrir con todos los modelos de esta gama, su baza es la polivalencia. Aceptablemente ágil, bien construida y con suficiente resolución como para adaptarse a diferentes fotógrafos. Pero no se decanta especialmente por un sector. No es una cámara orientada al profesional, aunque teniendo en cuenta cómo andan las cosas, ya sabemos que a la hora de la verdad su uso podría ser perfectamente éste (o al menos ejercer de segundo cuerpo). La teoría del catálogo es una, pero la realidad es otra.

Canon EOS 60D y EOS 70D
Canon EOS 60D y EOS 70D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Canon EOS 60D y EOS 70D
Canon EOS 60D y EOS 70D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Entre las manos no se aprecian apenas cambios respecto a la EOS 60D. Bien equilibrada en tamaño, agarre y ergonomía, la pantalla articulada es ahora táctil. Aunque no hubo demasiado tiempo para trastear con ella, lo visto sirve para reafirmarse en el buen trabajo realizado por Canon en este campo y que ya ha trasladado a algunos de sus modelos: la pantalla táctil no es un estorbo sino que funciona bien y está ahí sólo cuando hace realmente falta. O cuando queremos usarla, claro.

Canon EOS 70D
Canon EOS 70D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Tras las caricias, un pequeño -y merecido- tirón de orejas. ¿Visor con una cobertura del 98%? ¿En una cámara de más de 1.000 euros que va a tener que competir con modelos como la Pentax K-50 -notablemente más barata- o la Nikon D7100, ambas con un 100% de cobertura? No parece de recibo.

20 megapíxeles

Sobre el nuevo CMOS de tamaño APS-C y 20 megapíxeles poco podemos decir hasta que veamos resultados. Pero dado el tiempo transcurrido desde el lanzamiento del captor de 18 millones de puntos usados en anteriores generaciones, esperamos una notable mejora en cuanto a nivel de detalle, control de ruido y rango dinámico. No es que los resultados vistos hasta ahora sean malos, pero es cierto que Canon no estaba ya en cabeza en este segmento.

Canon EOS 70D
Canon EOS 70D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Canon EOS 70D
Canon EOS 70D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Frente a la tendencia actual a eliminar el filtro de paso bajo en la estructura del sensor para potenciar el nivel de detalle, parece que Canon ha optado por el camino tradicional. Y puestos a remodelar el esquema de su sensor, aprovecharlo para el enfoque automático.

Canon EOS 70D
Canon EOS 70D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Y es que el enfoque es una de las claves de este modelo. Basta con acercar el ojo al visor para descubrir que los 9 puntos de enfoque de la EOS 60D ahora han crecido hasta 19. Todos ellos en cruz y sensibles a f5.6, y el central a f2.8 y con un reparto bastante amplio a lo largo del encuadre.

Canon EOS 70D
Canon EOS 70D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Canon EOS 70D
Canon EOS 70D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Además, la cámara cuenta con un nuevo mando en la zona superior destinado a elegir la configuración de los puntos de enfoque. Un par de minutos de uso han sido suficientes para descubrir que nos gusta la propuesta.

Dual Pixel CMOS AF

Pero el cambio más notable no afecta al enfoque tradicional (el sistema de 19 puntos parece ser similar al de la EOS 7D), sino al enfoque automático al trabajar con Live View o grabar secuencias de vídeo.

Canon EOS 70D
Canon EOS 70D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Canon EOS 70D
Canon EOS 70D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Hasta ahora Canon había optado en algunos de sus últimos modelos (cámaras réflex y sin espejo) por un sistema híbrido que incluía en el sensor algunas células dedicadas al enfoque, combinando así el modo por contraste con el de detección de fase.

Canon EOS 70D
Canon EOS 70D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Ahora la idea va un poco más allá, y cada uno de los 20 millones de fotodiodos del sensor CMOS ejercen esta función de enfoque. En realidad, 40 millones, porque cada célula está formada por dos fotodiodos capaces de realizar una doble medición del punto de referencia, calcular la diferencia y enfocar.

Así, según nos explicaron los técnicos de Canon, la EOS 70D funciona con 20 megapíxeles en el momento de la captura, pero dispone de 40 millones de sensores para enfocar con un mecanismo que a día de hoy es lo más parecido al enfoque tradicional réflex pero con el espejo levantado.

Canon EOS 70D
Canon EOS 70D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

¿Y los resultados? Sin tiempo ni un modelo final entre las manos resulta difícil sacar conclusiones, pero por ahora lo que salta a la vista es que el enfoque de la EOS 70D gana puntos respecto a lo visto hasta ahora al trabajar desde la pantalla. No sólo es cuestión de rapidez -la agilidad se nota sobre todo en cambios bruscos de plano- sino de decisión, evitando esas clásicas dudas hasta dar con un punto de referencia.

En el caso del vídeo, el modo continuo junto a ópticas con motor STM resulta muy fluido, suave y silencioso. Si la idea es que no echemos de menos el enfoque réflex al trabajar en Live View, éste parece el camino.

Nueva generación

Pero, como ocurre cada vez que se estrena una nueva tecnología, las dudas van más allá del modelo encargado de la inauguración y se extrapolan a todo el catálogo.

Canon EOS 70D
Canon EOS 70D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

¿Afectará esta configuración de píxeles a la calidad de imagen? ¿Cómo es posible que una SLR cuente con una tecnología pensada para enfocar sin espejo y la EOS M (qué solo cuenta con esta posibilidad) no disponga de ella? ¿Estrenar un nuevo CMOS de tamaño APS-C en un modelo de gama media en lugar de hacerlo en la renovación de la EOS 7D?

Muchas preguntas que esperamos poder responder pronto. Algunas con la cámara entre las manos. Otras atentos al próximo movimiento de Canon.

Productos relacionados (2)
1
Comentarios
Cargando comentarios