• Panasonic Lumix G X 35-100 mm f2.8: análisis
  • Panasonic Lumix DMC-GH3: primeras impresiones
FORMATO COMPLETO "ASEQUIBLE"

Canon EOS 6D y Nikon D600: toma de contacto  

18
SEP 2012
Iker Morán   |  Colonia

Son dos de las estrellas de Photokina, y además de precio (unos 2.000 euros) comparten filosofía: réflex de formato completo, tamaño moderado y más asequibles que lo visto hasta ahora en el mercado. Es por todo ello que las nuevas Canon EOS 6D y Nikon D600 han sido nuestra primera parada en esta edición de la feria germana. Preparadas para competir este invierno en los escaparates, qué mejor que acercarse a estos dos cuerpos para intentar adivinar cómo será este combate de 24 x 36 milímetros.

Photokina 2012 acaba de abrir sus puertas y ya tenemos las tres palabras clave de esta edición: formato completo asequible. Aunque en tiempos de crisis la asequibilidad de una cámara de 2.000 euros posiblemente es muy discutible, bajo el paraguas de esas tres palabras se arropan dos de las principales novedades que se podrán catar durante estos días en Colonia: la Nikon D600 y la Canon EOS 6D.

Sus parecidos son notables, aunque también son notables las diferencias entre ambos cuerpos. Pese a ello, tanto la D600 como la EOS 6D parecen dar respuesta por fin a todos esos usuarios que reclamaban desde hace tiempo una cámara con sensor de formato completo a un precio moderado. Tanto es así que, por una vez, hemos optado por echar un vistazo conjunto a esta pareja.

Más pequeñas, más ligeras

Hablar de cámaras asequibles parece que no gusta demasiado a las compañías. Decir -o insinuar- que un producto es más barato podría llevar a pensar que para conseguir esa rebaja se ha tenido que meter tijera en algunas prestaciones. Y evidentemente, así ha sido.

Nikon D600
Nikon D600
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por eso tanto Nikon como Canon han coincidido en su mensaje de presentación de estas cámaras: lo de menos es que sus precios sean más moderados; lo interesante es que son más ligeras y compactas.

Nikon D600
Nikon D600
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D600
Nikon D600
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Así, la D600 no disimula sus parecidos con la D7000 en lo que respecta a tamaño, ergonomía y distribución de los botones. Tres cuartos de lo mismo ocurre con la EOS 6D, que en este sentido recuerda mucho a la EOS 60D.

Canon EOS 6D
Canon EOS 6D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon EOS 6D
Canon EOS 6D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De hecho, desde Canon aprovechan este argumento ("la réflex de formato completo más pequeña y ligera del mercado") para plantear su nueva EOS como una cámara pensada para fotógrafos viajeros. Un buen planteamiento teniendo en cuenta que dos de las bazas de la EOS 6D, el Wi-Fi y el GPS de serie, también pueden orientarse en esta dirección.

Canon EOS 6D
Canon EOS 6D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Dos prestaciones con las que la EOS 6D pasa por delante de la nueva Nikon, que ofrece ambas características mediante accesorios externos y opcionales.

Equilibrio

Aunque esa idea de cámara equilibrada parecer ser una aspiración común a todos los modelos, estas dos réflex se ajustan muy bien a la idea. Un equilibrio que se produce a tres bandas: en tamaño, precio y prestaciones.

Nikon D600
Nikon D600
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D600
Nikon D600
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pese a la citada reducción en el peso y las dimensiones, lo cierto es que entre las manos los dos cuerpos se muestran consistentes y robustos.

Nikon D600
Nikon D600
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Los mandos tampoco defraudan, con dos diales de control, un buen surtido de accesos directos (sigue sin gustarnos la posición elegida por Nikon para estos botones, situados a la izquierda del LCD) y opciones de configuración personal de los mandos.

Nikon D600
Nikon D600
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D600
Nikon D600
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La D600 apuesta por integrar la rueda de control de la ráfaga junto al dial principal de modos, incluyendo un botón de bloqueo para ambas. Igual que en los últimos modelos nikonistas, también se han agrupado todas las funciones vinculadas al enfoque (tipo y selección de puntos) en un único mando situado en la zona inferior de la bayoneta de la cámara.

Canon EOS 6D
Canon EOS 6D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon EOS 6D
Canon EOS 6D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Canon tampoco se sale de lo habitual y opta por repartir los controles principales alrededor de la pantalla superior de la cámara. Además, el botón "Q" resulta especialmente útil para ver en la pantalla todos los ajustes de disparo y realizar cambios rápidos.

Canon EOS 6D
Canon EOS 6D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Enfoque, ráfaga y visor

Pero sin duda la clave de esta pareja está en su interior. Concretamente en sus captores de formato completo. La D600 emplea un CMOS de 24 megapíxeles (¿el mismo que la Sony A900?) y la EOS 6D estrena un captor de idénticas dimensiones y 20 millones de píxeles de resolución. La ráfaga también es similar: 5 fotogramas por segundo para la Nikon y 4,5 en el caso de la Canon.

Nikon D600
Nikon D600
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D600
Nikon D600
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Y la calidad? Teniendo en cuenta que las EOS 6D mostradas en Photokina tienen la tapa de la tarjeta de memoria sellada para evitar la tentación de llevarse unas muestras de recuerdo, está claro que es demasiado pronto para responder a esa pregunta.

Nikon D600
Nikon D600
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sí podemos, no obstante, poner frente a frente algunas de las prestaciones de esta pareja. Aunque según hemos podido comprobar ambas presumen de un visor muy luminoso, la D600 gana la partida con una cobertura del 100% respecto al 97% de la EOS 6D. También el flash integrado en la Nikon (detalle que algunos identificarán con un cuerpo menos profesional) será bien recibido por muchos fotógrafos.

Canon EOS 6D
Canon EOS 6D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon EOS 6D
Canon EOS 6D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Más contundente es la ventaja nikonista si se ponen frente a frente los datos de los dos sistemas de enfoque. Pese a tratarse en ambos casos de versiones notablemente reducidas de los sistemas de autofoco vistos en modelos de corte superior (EOS 5D Mark III y Nikon D800, respectivamente), los 39 puntos de la D600 se posicionan claramente por delante de los 11 de la EOS 6D.

Canon EOS 6D
Canon EOS 6D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon EOS 6D
Canon EOS 6D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Evidentemente habrá que esperar a ver su comportamiento sobre el terreno antes de sacar conclusiones, aunque estas cifras dan una pista a tener muy en cuenta. Lo que sí hemos podido comprobar es que el enfoque por contraste al trabajar con la previsualización en pantalla sigue siendo una asignatura a mejorar por ambas marcas.

Y es que en el caso de la EOS 6D, a diferencia de lo visto en la reciente EOS 650D o en la EOS M, el sensor no incluye células dedicadas a ofrecer un enfoque híbrido (contraste y diferencia de fase) en el modo Live View.

Nikon D600
Nikon D600
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D600
Nikon D600
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En lo que respecta al vídeo, ambas cumplen con lo esperado para hacer de esta prestación uno de sus mejores argumentos: Full HD a 30, 25 y 24 fotogramas por segundo, controles manuales y toma para micrófonos. Y en el caso de la D600, también un conector para auriculares y una salida de vídeo sin comprimir a través del puerto HDMI.

¿Y las ópticas?

Con los dos primeros cuerpos de esta nueva hornada de formato completo sobre la mesa, una de las preguntas más recurrentes es qué ocurrirá con las ópticas. La propuesta de Nikon pasa por el 24-85 mm f3.5-4.5 AF-S G ED VR, que se plantea como el zoom ideal para hacer pareja con la D600. Canon recurre a su clásico 24-105 mm f4 L IS USM, que lo cierto es que parece pegar mejor con este modelo que con la saga EOS 5D.

Nikon D600
Nikon D600
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nikon D600
Nikon D600
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En cualquier caso, está claro que las comillas que le ponemos siempre a esa idea de "asequible" hay que reforzarlas si pensamos en la óptica. Los sensores de formato completo tienen ventajas de sobra conocidas en lo que respecta a la gestión del ruido, el rango dinámico y el control de la profundidad de campo. Pero también son mucho más exigentes con la óptica que les coloquemos delante.

Así que, vista esta nueva tendencia de mercado, está claro que hay un nuevo nicho que ocupar o redescubrir: ópticas capaces de cubrir el formato de 24 x 36 milímetros con una calidad aceptable y un precio que no dispare demasiado la factura final. ¿Momento de recuperar -si es que alguna vez se fueron- los objetivos fijos? ¿Responderán Nikon y Canon a esta demanda o lo hará otro fabricante?

Canon EOS 6D
Canon EOS 6D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon EOS 6D
Canon EOS 6D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Una más de las muchas preguntas que sólo podremos resolver con sendas unidades operativas de la D600 y la EOS 6D entre las manos. En Photokina será complicado, y habida cuenta de la errática agenda canonista de lanzamientos habrá que esperar varios meses.

En cualquier caso, seguro que merece la pena. No hace falta ser adivino para saber que ambos modelos arrasarán en los escaparates.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Artículos relacionados (16)
Más artículos relacionados
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar