• Olympus OM-D E-M5 Mark II: análisis
  • Canon EOS M3: toma de contacto
Prueba de producto
Canon EOS 5DS
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Canon EOS 5DS y 5DS R: toma de contacto

47
6
FEB 2015
Texto y fotos: Iker Morán   |  Londres

La revolución de la resolución. La rima facilona estaba cantada, y Canon no ha dudado en echar mano de ella para presentar sus nuevas EOS 5DS y 5DS R. Dos cámaras que con nada menos que 50 megapíxeles suponen un claro puñetazo canonista sobre la mesa para reivindicar el espacio de la marca en la fotografía de estudio, moda, arquitectura, naturaleza…

Espacios que en su día reclamaban las EOS-1Ds, pero que últimamente parecían más pensados para la Nikon D810 y sobre todo para las cámaras de formato medio. Ellas se perfilan como el enemigo a batir por esa nueva pareja réflex, que iguala en resolución al famoso CMOS de 50 megapíxeles desarrollado por Sony que ya hemos visto en varios cuerpos de formato medio de Pentax, Hasselblad y Phase One.

¿Una revolución, un paso lógico o una huída hacia delante? Para intentar conocer un poco mejor estas cámaras, hace un par de días volamos hasta Londres, donde Canon mostró a la prensa europea las primeras unidades funcionales de las EOS 5DS y 5DS R.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
50 megapíxeles para recortar

Pero que nadie saque la lupa, porque habrá que esperar hasta verano para verlas en los escaparates y algo menos para poder comprobar en condiciones de lo que es capaz esta pareja. Por ahora nada de publicar archivos RAW, nada de sacar recortes al 100%, nada de mostrar imágenes a resolución completa, nos recordaron insistentemente mientras nos asomábamos con las manos heladas a la terraza del National Theatre londinense.

Una pena, porque con el nuevo 11-24 mm f4 L USM montado y la EOS 5DS R entre las manos, las vistas sobre el Támesis lucían realmente bien en la pantalla de la cámara mientras hacíamos zoom para comprobar en qué se traducen esos 50 millones de píxeles en la realidad.

canon eos 5ds canon eos 5ds r
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Gracias a los modos de recorte, la focal se puede multiplicar por hasta 1,6x para trabajar con una resolución de 20 MP

Más suerte han tenido algunos fotógrafos embajadores de la marca, que durante las últimas semanas han podido probar las cámaras sobre el terreno. Ya se sabe que no entra en las labores de estos explorers –según la terminología de Canon- criticar el equipo de la firma en cuestión, pero Fernando Guerra –un reconocido fotógrafo portugués especializado en arquitectura- se confiesa lector asiduo de Quesabesde. Así que de él nos podemos fiar.

Más allá de los niveles de detalle que ofrecen esos 50 megapíxeles, Guerra nos comenta otro dato interesante: gracias a los modos de recorte que ofrecen las dos EOS 5DS, la focal del objetivo se puede multiplicar por hasta 1,6x para seguir trabajando con una resolución de 20 millones de puntos. “Es como llevar un zoom”, nos explica.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
canon eos 5ds canon eos 5ds r
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Arriba, la EOS 5DS R con el nuevo 11-24 mm f4 L USM. En la imagen inferior, una captura realizada con ese conjunto y redimensionada a 930 píxeles de ancho. Desde Canon se ha solicitado a los medios que no publiquen muestras (o recortes de las mismas) a tamaño real y adviertan asimismo de que se trata de unidades de prueba no definitivas.
10 minutos

Teniendo en cuenta que el diseño y la ergonomía son prácticamente iguales que los de la EOS 5D Mark III, no hace falta dedicar mucha literatura al asunto. Excelente construcción, cuerpo sellado, profusión de mandos configurables… No es una cámara para irse a la guerra, pero sí para trabajar en exteriores.

El enfoque de 61 puntos es otro de sus argumentos, por mucho que la cifra de resolución deje todo lo demás relegado a un segundo plano. ¿Qué tal funciona? Por lo poco que pudimos ver, sin problemas y a la altura de las mejores réflex de gama profesional.

Con 61 puntos de enfoque (41 de ellos en cruz) las nuevas EOS 5DS usan un sistema muy similar al de la EOS-1D X, aunque ésta cuenta con un procesador dedicado en exclusiva a dicha función

canon eos 5ds r
Canon EOS 5DS R
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Algo que, eso sí, no deja de ser un poco sorprendente teniendo en cuenta que tampoco es ésta una cámara para acción o deporte, más allá de algún que otro desfile de moda. Claro que tampoco las EOS-1Ds lo eran, y compartían mecanismo de enfoque con sus hermanas dedicadas al deporte.

Pero en diez minutos (ése es el tiempo que pudimos pasar con las dos cámaras) no hay mucho margen para grandes análisis. Toquetear, navegar por los menús de pantalla, escuchar el sonido del disparo, llevarse la tarjeta a casa con los JPEG y los RAW que no podemos compartir… Poco más.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Por eso, mejor plantear nuestras dudas en voz alta a los portavoces de Canon. Y es que esos 50 megapíxeles serán una prueba de fuego para cualquier posible defecto en la imagen. De entrada, las EOS 5DS y 5DS R estrenan un mecanismo para minimizar el golpe del espejo, porque cualquier vibración se notará con estos niveles de detalle. El chiste para los defensores de las cámaras sin espejo está servido en bandeja.

Ópticas y pulso

Y las ópticas, ¿serán capaces de superar este examen? Michael Burnhill, de Canon Europa, nos asegura que sí, que la última generación de ópticas L ya se ha concebido pensando en este nuevo y exigente sensor de 50 megapíxeles. Algo que nos lleva a sacar la calculadora y darnos cuenta de que la EOS 5DS R y el nuevo zoom angular de 11-24 milímetros que tenemos entre las manos superan los 7.000 euros. Lo de competir con el formato medio no era solo una forma de hablar.

Además de asegurar que han sido los fotógrafos profesionales los que han pedido una cámara de semejante resolución (veremos cuando toque mover los RAW de más de 50 MB), Burnhill defiende la apuesta por dos modelos en lugar de una única opción sin filtro de paso bajo como hace Nikon con su D810 tras las D800 y D800E. Son dos cámaras para dos usuarios diferentes, nos explica el portavoz de Canon.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Desde Canon aseguran que la última generación de ópticas L se ha concebido pensando en este exigente sensor de 50 MP

¿Y qué pinta el vídeo aquí? No mucho, reconoce, pero quitarlo sería bastante absurdo, puesto que el sensor y los procesadores son capaces de ofrecerlo. Quien quiera usarlo, ahí lo tiene, podría ser el lema. ¿Alguien está pensando en la Nikon Df?

El tiempo se acaba. Montamos el 24-70 mm f2.8 L II y el 70-200 mm f2.8 IS L II en las EOS 5DS y 5DS R, y apuntamos a la catedral de Saint Paul, al otro lado del río. De vuelta al hotel revisamos las imágenes en el ordenador, y el nivel de detalle no defrauda, aunque sí nuestro pulso. Será cosa del frío.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

47
Comentarios
Cargando comentarios