• Sony A7R II: la función de vídeo a examen
  • Fujifilm X-T10: análisis
Prueba de producto
Canon EOS 5DS R
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Canon EOS 5DS R: prueba de campo

8
16
SEP 2015

¿Quién necesita 50 millones de píxeles? La pregunta que nos hacíamos hace ya unos meses coincidiendo con el anuncio de las nuevas EOS 5DS parece que ha ido perdiendo sentido. No solo porque la competencia también se ha subido al carro de estas cifras de resolución astronómicas (véase Sony con su A7R II), sino porque tras unos meses en el mercado parece que el mundo sigue girando sin problemas con esos 50 millones de puntos. Quienes ya la usan no parecen tener mucha queja, y quienes la ven desde el otro lado de la trinchera siguen trabajando con sus equipos sin problemas.

Así que, no, ese medio centenar de megapíxeles no ha cambiado el mundo ni el mercado. Exactamente igual que los primeros sensores de 20 millones, que también nos escandalizaron y que acabaron por convertirse en algo normal. Pese a esa aparente normalidad, hay que reconocer que tener entre las manos una cámara como la Canon EOS 5DS R es toda una experiencia.

Canon EOS 5DS R
Canon EOS 5DS R
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

No solo por tratarse de la réflex más potente del momento y con la mayor resolución en su formato. Ni siquiera por su precio cercano a los 4.000 euros (aunque hay que reconocer que eso también impresiona). Más bien por la certeza de estar ante una cámara muy especial y con unas exigencias ópticas y profesionales por parte del fotógrafo que hacen de ella un modelo tan particular como limitado en lo que respecta a su público objetivo.

Así que tras probar sobre el terreno la EOS 5DS, hemos pasado también unos días con su hermana mayor. Idéntico diseño y prestaciones pero con un sensor sin filtro de paso bajo para aquellos que no se conformen solo con 50 megapíxeles y quieran exprimir el nivel de detalle al máximo.

Diseño 5D

Como decíamos, las EOS 5DS y 5DS R son idénticas excepto por tres detalles: la desaparición en esta última del filtro en su CMOS de formato completo, la aparición de una R en su denominación y un precio de unos 200 euros más respecto al modelo convencional. Así que, lógicamente, hablar del diseño de esta réflex es hacerlo del de la EOS 5DS, y por extensión del de la EOS 5D Mark III.

Viejas conocidas ya, poco más habría que añadir a lo dicho tantas veces somos ese modelo y sus últimas evoluciones. El cuerpo equilibrado y resistente nos gusta, aunque es verdad que haber estado trabajando con la citada A7R II hace que la percepción sobre peso y tamaño varíe un poco.

canon eos 5ds rcanon eos 5ds rcanon eos 5dscanon eos 5dscanon eos 5dscanon eos 5ds
Continuista

La nueva EOS 5DS R es idéntica por fuera a la 5DS y sigue la línea de diseño de la EOS 5D Mark III. Esta vez las novedades van por dentro

canon eos 5ds r
Canon EOS 5DS R
Iker Morán (Quesabesde)
canon eos 5ds r
Canon EOS 5DS R
Iker Morán (Quesabesde)
canon eos 5ds
Canon EOS 5DS
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon eos 5ds
Canon EOS 5DS
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon eos 5ds
Canon EOS 5DS
Álvaro Méndez (Quesabesde)
canon eos 5ds
Canon EOS 5DS
Álvaro Méndez (Quesabesde)

El sistema de enfoque es excepcional, pero esto tampoco supone ninguna novedad. Más bien una curiosidad, puesto que estamos hablando de una cámara en la que, pese a esas ráfagas de 5 fotogramas por segundo que no están nada mal para su resolución, la velocidad y la acción no figuran entre sus destinos naturales.

Puestos a hablar del cuerpo y su diseño, más bien habría que comentar lo que se echa de menos en un modelo de este precio. Por ejemplo, no somos los únicos a los que les gustaría ver la conexión Wi-Fi entre sus especificaciones. No tanto por compartir las fotos al momento (¿50 megapíxeles para una foto en Instagram?) sino para utilizar el smartphone o el tablet como control remoto. Algo que ahora solo es posible mediante accesorios externos que elevan más el precio del equipo.

El Wi-Fi es uno de los pocos detalles que se echan de menos en una cámara de este nivel. No para compartir las fotos, sino para poder controlarla de forma remota sin caros accesorios opcionales

canon eos 5ds
Canon EOS 5DS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El argumento de Canon suele ser que la incorporación de esta conexión es complicada sin comprometer la resistencia y estanqueidad del cuerpo, pero de nuevo basta con mirar a la competencia para comprender que sí es posible. Algo parecido nos pasa con la pantalla táctil: pese a no ser un requisito, cada vez echamos más de menos su presencia.

Las ópticas

Si para probar la EOS 5DS por tierras de Almería optamos por el Canon 16-35 mm f4 L y el más sencillo y asequible 50 mm f1.4, en esta ocasión hemos colocado delante de la 5DS R el zoom 24-70 mm f4 L IS de Canon y un Sigma 35 mm f1.4 de la serie Art.

La firma ha insistido bastante en el tema, pero nunca está de más recordar que oficialmente se recomienda usar solo ópticas L y desarrolladas durante los últimos años para cumplir con las exigencias de calidad de estos sensores de alta resolución. Una sugerencia a la que nosotros nos atrevemos a sumar los Sigma de la gama Art, que a estas alturas ya han dado muchas pistas sobre su excelente rendimiento.

canon eos 5ds r
Canon EOS 5DS R
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Y como se puede apreciar en las galerías de muestras, está claro que ambos cumplen su palabra. Éramos algo escépticos sobre la capacidad del zoom (por mucha L que luzca), pero lo cierto es que aguanta bien el órdago de un sensor como este. El angular de 35 milímetros de Sigma, por su parte, rinde según lo esperado y se confirma como una de las ópticas fijas y luminosas más interesantes del momento, sobre todo si se trata de hablar de relación calidad-precio.

Pero exactamente igual que nos ocurrió al probar la EOS 5DS, en este caso no solo hay que tener cuidado a la hora de elegir las ópticas si queremos aprovechar la inversión o revisar las imágenes con lupa: las condiciones de disparo y el tipo de fotografía también tendrán una incidencia directa en los resultados finales.

No hay que trabajar necesariamente con trípode, pero el nivel de detalle de la cámara obliga a ser muy exquisitos con las ópticas elegidas y tener especial cuidado con la trepidación en el disparo

canon eos 5ds r
Canon EOS 5DS R
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La EOS 5DS R no es una cámara hecha solo para trabajar en estudio y sobre trípode, pero pensar en ella como una cámara todoterreno de reportaje tal vez sea demasiado optimista. Por muchas cosas que iremos desgranando (y que ya comentamos en su momento sobre su hermana), pero también porque el nivel de detalle de esos 50 millones de puntos pondrá a prueba nuestro pulso.

¿Muaré?

La propuesta de Canon con su EOS 5DS R no es nueva. De hecho, comparada con las estrategias de la competencia puede sonar un poco superada. Nikon también tuvo dos réflex idénticas excepto por el filtro de paso bajo de sensor con las D800 y D800E, pero después optó por una única D810 sin ese filtro. Algo parecido ocurre con Pentax y sus K5.

Frente a estas propuestas, Canon ha optado por la vía tradicional ofreciendo estos dos modelos y una EOS 5DS R con un CMOS sin filtro low pass. La teoría ya la sabemos: más detalle pero mayor riesgo de aparición de muaré. Pero, ¿y la práctica?

Muestras: Sigma 35 mm f1.4 Art
Fotografías realizadas con una Canon EOS 5DS R y un objetivo Sigma 35 mm f1.4 Art
fotografías realizadas con una canon eos 5ds r y un objetivo sigma 35 mm f1.4 art
fotografías realizadas con una canon eos 5ds r y un objetivo sigma 35 mm f1.4 art
fotografías realizadas con una canon eos 5ds r y un objetivo sigma 35 mm f1.4 art
fotografías realizadas con una canon eos 5ds r y un objetivo sigma 35 mm f1.4 art
fotografías realizadas con una canon eos 5ds r y un objetivo sigma 35 mm f1.4 art
fotografías realizadas con una canon eos 5ds r y un objetivo sigma 35 mm f1.4 art

La calidad y el detalle que ofrece esta cámara con buenas ópticas es espectacular, aunque las diferencias con la EOS 5DS hay que buscarlas con lupa

Efectivamente el nivel de detalle de la EOS 5DS R es espectacular, y pese a que los JPEG que ofrece de serie resultan algo cortos de enfoque, al trabajar con los RAW aparece el increíble nivel de nitidez que ofrece este captor, por encima incluso de su hermana mayor. El guion se cumple según lo esperado, aunque cabría preguntarse quiénes -al revisar con lupa las fotos de la EOS 5DS- llegan a la conclusión de que necesitan más.

Y es que estamos hablando de una cámara en la que las lupas y las imágenes revisadas al detalle y al 100% son las que permiten dar con las diferencias respecto al modelo convencional. Eso mismo pasa con el muaré, que aunque está presente en algunas texturas cuando nos fijamos con detalle, en realidad es imperceptible o directamente no aparece en la inmensa mayoría de tomas.

Muestras: Sigma 35 mm f1.4 Art
Fotografías realizadas con una Canon EOS 5DS R y un objetivo Sigma 35 mm f1.4 Art

Dicho de otro modo, si la mayor parte de nuestro trabajo es moda –los tejidos suelen generar muaré-, podemos tener algún problema, pero salvo en casos muy concretos como este no parece un problema real.

Además no hay que perder de vista que corregir este problema a la hora de editar las imágenes es relativamente fácil, y que su incidencia es menor si no se trabaja con diafragmas muy abiertos, por lo que a la hora de la verdad su efecto será muy limitado. Si nos lo proponemos, podemos provocarlo y verlo, pero suponemos que los profesionales que inviertan este dinero en una cámara tendrán otras cosas más interesantes en las que invertir su tiempo.

Muestras: Canon 24-70 mm f4 IS L
Fotografías realizadas con una Canon EOS 5DS R y un objetivo Canon 24-70 mm f4 L IS
fotografías realizadas con una canon eos 5ds r y un objetivo canon 24-70 mm f4 l is
fotografías realizadas con una canon eos 5ds r y un objetivo canon 24-70 mm f4 l is
fotografías realizadas con una canon eos 5ds r y un objetivo canon 24-70 mm f4 l is
fotografías realizadas con una canon eos 5ds r y un objetivo canon 24-70 mm f4 l is
fotografías realizadas con una canon eos 5ds r y un objetivo canon 24-70 mm f4 l is
fotografías realizadas con una canon eos 5ds r y un objetivo canon 24-70 mm f4 l is

La elevada resolución y densidad de píxeles pasa factura al control del ruido, de modo que es mejor mantenerse por debajo de los 3.200 ISO

Eso sí, igual que en la EOS 5DS, el control del ruido no es el punto fuerte de este modelo. La resolución de 50 megapíxeles pasa factura al sensor CMOS de formato completo y al tamaño de cada uno de sus fotodiodos, lo que se traduce en que la presencia del ruido es visible a partir de 800 ISO, y en la práctica no es buena idea pasar de 3.200 ISO.

Es verdad que en el ámbito en el que se va a mover esta cámara eso no será un gran problema, pero no es menos cierto que tanto la D810 de Nikon (con 36 megapíxeles) y la más nueva Sony A7R II (con 42 millones de puntos) le dan un buen repaso en este terreno.

Muestras: Canon 24-70 mm f4 IS L
Fotografías realizadas con una Canon EOS 5DS R y un objetivo Canon 24-70 mm f4 L IS
Para qué es y para qué no

Que las EOS 5DS son las réflex más potentes del momento ya lo sabíamos antes siquiera de probarlas. Tras pasar unos días con ellas por separado y recopilar decenas de muestras, no queda sino confirmarlo.

Pero que sean excelentes cámaras de gama profesional no significa que sean una buena opción para todos. De hecho, si la calidad de imagen sería su punto fuerte, su limitada polivalencia respecto a la competencia es su punto más débil. Más ahora que la citada Sony A7R II está consiguiendo una excelente acogida abanderando una hoja de prestaciones que abarca mucho más que la de estas Canon: más ligera, alta resolución, vídeo 4K, mejor sensibilidad…

canon eos 5ds r
Canon EOS 5DS R
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Aunque menos polivalente que otros modelos de alta resolución de la competencia, la EOS 5DS R es una gran opción para moda, estudio o naturaleza

Para estudio, moda y naturaleza las EOS 5DS son a día de hoy la opción profesional más sencilla y natural. Con buena luz y mejor con un trípode cerca, ha quedado demostrado que podemos obtener unos niveles de detalle increíbles con los que se puede competir sin problemas con cámaras de formato medio. Es a ese segmento al que se dirige esta pareja, y no a la fotografía de reportaje más pluridisciplinar. Para ese apartado y para el vídeo, la EOS 5D Mark III sigue siendo mucho mejor idea.

Pero, ¿cuál de las dos? Es fácil gastarse –imaginariamente- el dinero de los demás y recomendar sin dudar la EOS 5DS R, pero por solo 200 euros más –no mucho más teniendo en cuenta estos niveles de inversión- obtendremos un plus de detalle a cambio de un riesgo mínimo de muaré que aparecerá en muy pocas situaciones y que en todo caso podremos corregir a posteriori.

Quienes tengan claro que estamos ante una herramienta especializada para profesionales y asuman sus limitaciones fuera del terreno para el que está pensada, seguro que están dispuestos a invertir los casi 4.000 euros que cuesta y aprovechar todo su potencial.

8
Comentarios
Cargando comentarios