Actualidad

Canon cumple los pronósticos y muestra una EOS 40D con sistema de limpieza y Live View

 
20
AGO 2007

Al final no ha habido sorpresas y Canon ha seguido el guión previsto con la puesta en escena, esta mañana, de la EOS 40D. La sustituta de la EOS 30D certifica la rumorología desplegada durante los últimos meses, con un CMOS de 10 megapíxeles, previsualización Live View con enfoque automático, un monitor de 3 pulgadas, sistema de limpieza del sensor y captura en RAW de 14 bits.

En la fecha prevista y con un listado de especificaciones que viene a confirmar los numerosos pronósticos desvelados a lo largo de los últimos meses. De esta guisa ha aterrizado, por fin, la EOS 40D, que apuesta por un CMOS de 10 millones de puntos y tamaño APS-C (factor de multiplicación de 1,6x) y sigue los pasos de la EOS-1D Mark III con la incorporación del sistema de previsualización Live View.

Aunque le correspondería a la EOS 5D (o a su futurible sustituta) el papel de hermana pequeña de la EOS-1D Mark III, lo cierto es que la nueva EOS 40D toma prestadas algunas de las funciones que la SLR de gama profesional estrenó en su día.

Canon EOS 40D
Canon EOS 40D

Tal es el caso del citado sistema de previsualización, aún incipiente en la oferta canonista, que se realiza a través de un nuevo monitor LCD de 3 pulgadas de diagonal, 230.000 píxeles de resolución y 7 grados de luminosidad disponibles.

Además, y a diferencia de la EOS-1D Mark III, la EOS 40D sí permite enfocar automáticamente mientras la función de previsualización permanece activa.

Limpieza automática y RAW de 14 bits
Tampoco sorprende la implementación del sistema de limpieza de sensor, incorporado asimismo en la EOS-1D Mark III y en la precedente EOS 400D, así como la incorporación del conocido procesador de imagen DiGIC III.

Pese a los cambios en el motor de imagen, la nueva EOS 40D mantiene intacta su escala de sensibilidades, con ajustes entre 100 y 1600 ISO, además de un valor forzado a 3200 ISO.

Canon EOS 40D
Canon EOS 40D
Canon EOS 30D
Canon EOS 30D

No obstante, la esperada réflex sí registra una ligera mejora en la velocidad de disparo, elevando los 5 fotogramas por segundo de la EOS 30D a una cadencia de 6,5 disparos. La ráfaga, además, puede prolongarse hasta las 75 capturas al trabajar en formato JPEG y a las 17 en RAW.

Canon EOS 40D
Canon EOS 40D
Canon EOS 30D
Canon EOS 30D

Precisamente, el formato RAW se erige como uno de los principales beneficiarios de esta renovación. Así pues, la EOS 40D incorpora a su lista de archivos los sRAW de Canon, que permiten trabajar con una resolución menor y reducen el tamaño del fichero hasta los 7 MB.

Por otro lado, la nueva réflex es capaz de trabajar con archivos RAW de 14 bits, frente a los 12 bits de profundidad de color que ofrecía su antecesora y la inmensa mayoría de cámaras (la Pentax K10D eleva esta cifra en solitario hasta los 22 bits).

Objetivos estabilizados
Como era de esperar, la EOS 40D no llega sola. Secundan el estreno nuevas versiones de los sencillos objetivos 18-55 mm f3.5-5.6 EF-S y EF-S 55-250 mm f4-5.6, que llegan ahora dotados de estabilizador de imagen IS.

Canon EOS 40D
Canon EOS 40D

Tampoco hay que olvidar el nuevo sistema de enfoque con 9 puntos en cruz o el visor con pantallas de enfoque intercambiables, más luminoso -asegura Canon- que el de la EOS 30D. En cualquier caso, sí resulta interesante la incorporación de valores como la sensibilidad en la información disponible a través del visor.

La EOS 40D, con el nuevo transmisor inalámbrico WFT-E3.

Por lo demás, la EOS 40D emplea, como el resto de máquinas réflex de Canon, tarjetas de memoria CompactFlash de Tipo I y II, además de discos Microdrive. La cámara también es compatible con el nuevo transmisor inalámbrico WFT-E3, compatible con los protocolos Wi-Fi 802.11b y 802.11g.

Según la división alemana de Canon, la EOS 40D estará disponible en octubre por 1.300 euros.

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar