Actualidad

Canon presenta oficialmente la EOS 400D, su nueva SLR digital de gama baja

 
24
AGO 2006

La EOS 400D ha salido finalmente a la luz. Tras una jornada en que las filtraciones dieron al traste con el secretismo de Canon, el anuncio oficial de hoy no ha hecho sino confirmar los datos ya conocidos sobre la sustituta de la EOS 350D: 10 megapíxeles, CMOS de tamaño APS-C y un sistema ultrasónico para la limpieza del sensor.

Tal y como muchos medios especializados ya adelantaron ayer, Canon ha cumplido el calendario previsto y ha desvelado oficialmente su nueva EOS 400D. Pese a que durante las últimas semanas no han sido pocos los rumores que apuntaban hacia una nueva máquina SLR digital de gama profesional, la novedad se inscribe finalmente en la oferta réflex más asequible de la firma nipona.

Curiosamente, no ha ocurrido lo mismo en lo referente a las novedades ópticas. Así, la EOS 400D ha llegado acompañada en su estreno de dos nuevos objetivos de la familia profesional identificada con la letra L: el 50 mm f1.2 USM y una remozada versión del zoom 70-200 f4 IS USM.

Canon EOS 400D
Canon EOS 400D

Entre el listado de novedades que incorpora la EOS 400D, el nuevo sensor CMOS aglutina dos de los aspectos más destacados de la nueva SLR digital: su resolución y el sistema de limpieza, incorporado por vez primera en una cámara de Canon.

Fiel a las dimensiones empleadas por los modelos precedentes (22,2 x 14,8 milímetros) y, por tanto, con un factor de multiplicación de 1,6x en su bayoneta EF-S, el sensor sí ha visto ampliada su resolución en 2 millones de puntos. Así, la EOS 400D se asoma al mercado con 10,1 megapíxeles.

Limpieza por triplicado
Pero más importante que este dato es, posiblemente, la tecnología de limpieza del sensor que Canon estrena con esta EOS 400D.

Denominado Self Cleaning Sensor Unit (que podríamos traducir por Unidad de Autolimpieza del Sensor), el mecanismo parece estar claramente inspirado en el SSWF de Olympus, puesto que recurre a vibraciones ultrasónicas para desprender la suciedad que haya podido quedar adherida al sensor.

No obstante, en este caso es el propio filtro "low pass" -situado habitualmente en la parte frontal de los sensores- el encargado de hacer de barrera y asumir las vibraciones encargadas de la limpieza.

Canon EOS 400D
Canon EOS 400D

El proceso que, según Canon, requiere de 1 segundo de tiempo, se activa al encender la cámara, pero el usuario puede detener el proceso pulsando el botón del disparador.

Además de esta novedad, Canon cita también dos alternativas más. Si la limpieza mecánica del sensor no ha sido suficiente y aún quedan partículas visibles en la imagen, la compañía recomienda emplear una nueva herramienta incluida en su software Digital Photo Professional 2.2 para maquillar estas imperfecciones.

Por último, los sistemas tradicionales para la limpieza manual del sensor también son -recuerda Canon- una opción a tener en cuenta.

DiGIC II, de nuevo
Dotado del mismo sistema de enfoque automático de 9 puntos que ya luce su hermana mayor, la EOS 30D, el procesador DiGIC II se mantiene en el listado de especificaciones. Tampoco hay cambios al hablar de la sensibilidad de la cámara, puesto que la EOS 400D se mueve entre los 100 y los 1600 ISO, tal y como ya hiciera la EOS 350D.

Sin embargo, sí se registran cambios en la captura en ráfaga: la recién llegada es capaz de mantener la velocidad de 3 fotogramas por segundo, la misma que el modelo anterior, pero su capacidad aumenta a 27 imágenes en JPEG y 10 en RAW. Se duplican, por tanto, las cifras de la EOS 350D en este campo.

Canon EOS 400D
Canon EOS 400D

Más evidente es el salto dado con la pantalla LCD, puesto que la EOS 400D incorpora un monitor de 2,5 pulgadas de diagonal y 230.000 píxeles de resolución, frente a las discretas 1,8 pulgadas con las que se conformaba su antecesora.

La más joven de las EOS hace suya una de las novedades comunes a todas las últimas SLR digitales de la compañía: el menú Picture Style, que permite utilizar los ajustes de procesamiento de imágenes ya configurados, o modificarlos de acuerdo a las preferencias del usuario.

Las tarjetas CompactFlah, por otro lado, siguen siendo el soporte escogido para la grabación de las imágenes. De la alimentación se encarga una batería NB-2LH, o dos de ellas, si se recurre a la empuñadura vertical BG-E3.

Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar