COMPARTIR
  • Panasonic Lumix FZ150: análisis
  • LG Smarty: análisis
¿DOS EN UNO O LA EOS-1D MARK V CON OTRO NOMBRE?

Canon EOS-1D X: bajo la lupa

 
20
OCT 2011

Con cinco meses por delante hasta que la nueva EOS-1D X llegue a los escaparates, está claro que habrá tiempo de sobra para conocer al detalle todas sus interioridades. Por ahora, con sus especificaciones aún calientes sobre la mesa, QUESABESDE.COM ha charlado con Óscar Mateo, responsable del servicio CPS de Canon, para intentar descubrir algo más acerca de esta SLR. Aunque muy pronto la tendremos entre las manos (será en el salón Canon Pro Photo Solutions Show que se celebra en Londres), he aquí un avance sobre los planes de la compañía para su nuevo buque insignia.

"Creímos importante que nuestros clientes profesionales estuvieran informados del lanzamiento de la EOS-1D X lo antes posible." Así justifica Óscar Mateo, responsable del servicio CPS (Canon Professional Services) en España, la inusual antelación con que se ha producido el anuncio de la nueva SLR de gama profesional de la firma. Y es que nos es muy habitual que Canon desvele un producto cinco meses antes de su llegada a los escaparates.

Precisamente ese extenso margen de tiempo hace que la ceremonia habitual de preguntas e incluso críticas preventivas que se generan ante el anuncio de cualquier cámara -mucho más si hablamos de un modelo dirigido al fotógrafo profesional- cobre especial importancia. Y es que ya se sabe que, cuando no hay una cámara a mano para poder aclarar dudas, con algo hay que matar los días -y meses- de espera.

Canon EOS-1D X
Canon EOS-1D X

Para empezar, y tras echar un vistazo a las detalladas explicaciones publicadas por Canon sobre la nueva tecnología que trae consigo la EOS-1D X, hemos charlado (correo electrónico mediante) con el citado portavoz del CPS, punto de enlace de Canon con los profesionales, para empezar a hacernos una idea más precisa de por dónde van los planes de la firma.

Aunque cinco meses nos siguen pareciendo una eternidad en un mercado que va tan rápido como éste, Mateo insiste en que las importantes citas deportivas que tendrán lugar en 2012 -Juegos Olímpicos y Eurocopa- y el cese de la producción de la EOS-1Ds Mark III han llevado a Canon a realizar este anuncio.

¿Una forma de adelantarse a la llegada de la Nikon D4 para lanzar una señal de tranquilidad a los usuarios canonistas y evitar posibles transfuguismos? Ni que decir tiene que esta reflexión es de cosecha propia.

Nuevo mecanismo de obturación y espejo

Con los prometedores datos de la EOS-1D X sobre la mesa, resulta difícil saber dónde colocar al acento. Más allá del nuevo sensor de 18 megapíxeles y los dos procesadores Digic 5+, el portavoz de Canon destaca la velocidad de disparo de la cámara, que con 14 fotogramas por segundo -con el espejo levantado y el foco fijo, eso sí- se convierte por ahora en la más rápida del mercado.

Dejando a un lado la cifra récord, la cadencia es de 12 fotogramas por segundo manteniendo operativas todas las funciones. Un dato al que, releyendo la citada información técnica, hay que añadirle otra matización: sólo hasta 32.000 ISO, porque por encima la nueva EOS es capaz de disparar a "sólo" 10 fotogramas por segundo.

La EOS-1D X incorpora un par de procesadores DIGIC 5+ de nueva generación.

La buena noticia es que, según la información oficial y a diferencia de lo que ocurría en anteriores modelos, la activación del sistema de reducción de ruido no mermará la duración de la ráfaga. Unas cifras sobre las que, por cierto, todavía no se sabe nada.

Pero volviendo a esos 12 fotogramas por segundo, desde Canon nos aseguran que alcanzar esta velocidad sólo ha sido posible tras un rediseño completo del mecanismo de obturación y del movimiento del espejo de la cámara. No sólo se ha conseguido suavizar el golpe del espejo, sino también reducir el retardo del obturador y el retorno del espejo.

Formato completo y 18 MP

Pero, sin duda, si un tema dará que hablar es la apuesta de Canon por un CMOS de formato completo frente al de tamaño APS-H usado hasta ahora por sus réflex más rápidas. ¿No echarán de menos los fotoperiodistas ese recorte de 1,3x para sus teleobjetivos?, le preguntamos a Mateo.

"Ahora tienen la posibilidad de hacer el recorte en la edición con un mejor rendimiento del sensor, así que el resultado final es excelente", apunta.

La apuesta por el formato completo se materializa en este veloz captor CMOS de 18,1 megapíxeles capaz de realizar ráfagas de hasta 14 fotogramas por segundo.

Claro que, en comparación con los 21 megapíxeles de la última 1Ds o de la EOS 5D Mark II, pueden saber a poco para quienes piensen en la fotografía de estudio. Aunque cada vez parece más evidente que será la futurible EOS 5D Mark III la encargada de asumir este papel, Mateo defiende la comedida resolución de esta 1D X y la teoría de la fusión de las dos gamas existentes hasta ahora.

"Esta integración supone el primer paso de Canon hacia un modelo único", asegura. La idea es aunar calidad de imagen, resolución y velocidad de disparo. Algo que requería dos series diferenciadas en el mercado, pero que ahora se ha conseguido en torno a este nuevo sensor de 18 millones de puntos, apuntan desde la compañía.

El tope calibrado de sensibilidad de la EOS-1D X alcanza los 51.200 ISO.

Gracias a este nuevo equilibrio entre resolución y tamaño de sensor -y a una renovada estructura de las microlentes-, la 1D X extiende su rango de sensibilidades hasta 204.800 ISO. ¿Útil o simplemente un nuevo récord a batir? "Para los paparazzi y determinados trabajos de investigación, es fundamental poder trabajar con sensibilidades tan altas", nos explica.

No obstante, el precio más alto de este modelo -se habla de 6.900 dólares, a la espera de una confirmación para el mercado europeo- en comparación con el de la EOS-1D Mark IV no parece una buena noticia en estos tiempos de crisis económica que atenazan muy seriamente también al sector periodístico. "Se trata de una cámara que va a estar a la altura de las expectativas de los fotógrafos profesionales en todo momento", zanja con diplomacia Mateo.

El tercer procesador

La creciente importancia del procesador de imagen en la arquitectura de una cámara no es ningún secreto. Buena prueba de ello son los dos motores Digic 5+ que incorpora esta EOS, no sólo para mover el flujo de datos que generan sus ráfagas, sino también para aportar otras funciones.

Entre ellas, el portavoz de Canon cita la reducción de ruido sin afectar a la velocidad de disparo, la corrección de aberraciones cromáticas de las ópticas, la compatibilidad con tarjetas UDMA 7 de alta velocidad y la grabación de vídeo Full HD 1080p con compresión ALL-I/IPB.

A estos dos procesadores se les suma un tercero (Digic IV) dedicado exclusivamente a las tareas de medición y enfoque. Y es que, como era de esperar, el autofoco es una de las asignaturas que esta Canon trae -al menos sobre el papel- mejor preparadas.

El obturador de la EOS-1D X garantiza una respuesta de hasta 36 milisegundos, asegura Canon.

Con 61 puntos, "una gama más amplia de puntos en cruz y una mayor precisión", Mateo también hace hincapié en las numerosas opciones que la 1D X ofrece en su modalidad de enfoque de seguimiento.

En algunos casos se trata de mecanismos internos (detección del color del sujeto principal para mejorar el seguimiento, descarte de cambios bruscos en la trayectoria si otro sujeto se cruza...), y en otros de opciones configurables por el usuario, como el ajuste de diferentes velocidades de aproximación. Entre las novedades, desde Canon también se destaca un nuevo menú gráfico con todas las posibilidades de seguimiento.

Dejamos anotado en la libreta de preguntas pendientes un punto que ya ha despertado preocupación entre quienes utilizan teleobjetivos con multiplicadores. Y es que, según los primeros datos técnicos que han trascendido sobre la cámara, el enfoque automático no será operativo con ópticas cuya apertura máxima sea mayor que f5.6. Algo que elimina de la lista, por ejemplo, el 300 mm f4 con un multiplicador de 2x o el 800 mm f5.6 con uno de 1,4x.

Pese a que en la larga lista de especificaciones de la cámara la inclusión de un puerto Ethernet puede pasar desapercibida, resulta un dato bastante curioso. ¿Conexión de red por cable en los tiempos del Wi-Fi?

Entre las conexiones de la nueva SLR se encuentran el terminal para los módulos Wi-Fi y GPS opcionales (abierto) y un puerto Ethernet (a su derecha).

Pero, vista desde dentro del flujo de trabajo de los profesionales, puede tener su lógica. Así nos lo explica Mateo: "La velocidad de transferencia de este puerto es tres veces más rápida que por vía inalámbrica, y además es compatible con Media Server. En campos de fútbol, por ejemplo, hasta ahora para sincronizar dos cámaras había que recurrir a cables de 'sincro', pero con el puerto Ethernet podemos disparar hasta cinco cámaras simultáneamente."

Una prueba más de que la teoría está muy bien, pero nada como poder tocar y probar la cámara de verdad para entender sus prestaciones y su ubicación en el mercado. El próximo lunes podremos hacerlo.

Productos relacionados (1)
Artículos relacionados (15)
Más artículos relacionados
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar