Actualidad
FOTOGRAFíA Y WI-FI

Controlando remotamente (y sin cables) la Canon EOS-1Ds Mark III

 
10
OCT 2007
Iker Morán   |  Barcelona

No es la prestación más conocida de las réflex digitales de Canon, pero las posibilidades de control remoto que ofrecen los transmisores Wi-Fi compatibles con la EOS 40D o las EOS-1D y 1Ds Mark III resultan tan interesantes como curiosas. Sobre todo si, en lugar de recurrir al ordenador y al software específico de la compañía, lo hacemos mediante una Sony PSP o cualquier otro dispositivo provisto de navegador web.

Durante la presentación de las nuevas réflex digitales de Canon en Madrid el pasado mes de septiembre, la posibilidad de disparar la cámara de forma remota mediante una Sony PSP fue uno de los temas que más interés despertó entre los asistentes.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Óscar Mateo, de Canon España, fue el encargado de mostrarnos la interacción entre una PSP y la EOS-1Ds Mark III en la feria barcelonesa de Sonimagfoto.

Aprovechando la celebración de Sonimagfoto la semana pasada, Óscar Mateo, responsable de producto fotográfico profesional de Canon España, organizó una pequeña demostración de esta función para QUESABESDE.COM.

En este caso, no fue la pequeña de las nuevas réflex (la EOS 40D) la protagonista, sino la flamante EOS-1Ds Mark III. Provista del adaptador inalámbrico WFT-E2, Mateo explicó las amplias opciones de control que existen si se trabaja a través del programa Canon Photo Professional o la libertad que ofrece el control vía web desde dispositivos portátiles.
Adaptador
A diferencia del adaptador opcional de la EOS 40D, que se integra en la cámara como una empuñadura adicional -de hecho, también ejerce como tal-, las Mark III tienen que recurrir a un accesorio que se coloca en la zona lateral izquierda del cuerpo de la cámara.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
El adaptador inalámbrico WFT-E2, conectado a la EOS-1Ds Mark III.

Evidentemente, esto no supone un problema para la ergonomía del modelo si trabajamos con un trípode, aunque entre las manos puede que ese volumen añadido sí se note algo más.

Canon WFT-E2
Canon WFT-E2
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

De todos modos, a la vista del módulo opcional y mientras nadie se decida a integrarlo directamente en el cuerpo, que sería lo más deseable, resulta evidente la evolución sufrida por este dispositivo, que en sus inicios el fotógrafo tenía que llevar encima como si de un walkie-talkie se tratase.

Tres caminos
Tal y como nos explicaba el responsable técnico de Canon, esta conectividad inalámbrica acepta tres vías distintas: mediante una conexión FTP para ir descargando directamente las imágenes desde la cámara; recurriendo al protocolo PTP con el software de Canon, y a través de una dirección IP accesible desde cualquier dispositivo que tenga acceso a Internet.

Más allá de transmitir directamente a un servidor FTP las imágenes capturadas, la comunicación bidireccional con la máquina vía PTP es la que ofrece mayores posibilidades a la hora de controlarla desde el programa Canon Photo Professional.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Control a través de la aplicación Canon Photo Professional mediante el protocolo PTP.

De esta forma, no sólo es posible accionar el obturador de la cámara, sino también controlar todos los parámetros del disparo, desde el enfoque hasta el ajuste del balance de blancos.

Utilidades éstas que han cobrado una especial importancia con la nueva generación Mark III -y con la EOS 40D-, puesto que ahora también se puede previsualizar la imagen encuadrada tal y como lo haríamos en la pantalla de la cámara mediante la función Live View.

Control web
Aunque las posibilidades de control son notablemente más limitadas, el manejo de la cámara desde una dirección web resulta más espectacular, teniendo en cuenta la variedad de dispositivos que pueden sumarse a este protocolo.

En este caso, hemos recurrido a una PSP, pero se podría hacer exactamente del mismo modo desde un portátil, un ordenador de bolsillo o un teléfono móvil preparado para ello, por ejemplo. Una vez asignada una dirección IP a la cámara, a través de esa dirección y mediante una interfaz muy sencilla, es posible disparar de forma remota.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
La videoconsola portátil de Sony, la PSP, es uno de los dispositivos desde los cuales puede controlarse remotamente la EOS-1Ds Mark III.

Menos espectacular -aunque mucho más interesante- será aprovechar esta prestación para acceder desde cualquier punto a las tarjetas de memoria de la cámara.

Un ejemplo arquetípico: mientras un fotógrafo de prensa está trabajando en cualquier lugar, desde las oficinas de la redacción se pueden revisar las imágenes registradas y copiarlas para su uso inmediato.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar