Crónica

La Canon EOS-1D X existe (y funciona)

 
9
JUL 2012
Eduardo Parra   |  Madrid
Anunciada hace ya demasiados meses y con unos cuantos retrasos en su expediente, la EOS-1D X amenazaba con convertirse en uno de los culebrones del verano. Canon no pudo o no quiso meterla en los escaparates antes de que se disputase la Eurocopa de fútbol, y los más pesimistas tampoco la veían en los Juegos Olímpicos de Londres, tradicional reunión cuatrienal de los mejores fotoperiodistas deportivos del mundo y escaparate comercial de lo último en fotografía profesional.

Al final, y más allá del daño que puedan haber hecho estos meses de espera, todo se ha quedado en un mal susto. A la venta desde hace unos días en España, ya un poco antes los profesionales de la prensa grafica recibían la orden de recogida de la nueva SLR.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Y tras un mes de junio repleto de habladurías que ponían en entredicho la nitidez de la nueva estrella canonista ("son modelos de preproducción con un firmware no definitivo, así que nadie puede juzgar todavía", respondían desde Canon), nada mejor que atajar los rumores con hechos.

Así que el pasado jueves por la noche varios fotoperiodistas de Madrid fueron convocados por la compañía en el Karting Carlos Sainz para que pudieran probar -por fin- la EOS-1D X. Sin etiquetas de preproducción, sin ranuras bloqueadas, sin cortapisas.

Muestras: sensibilidad alta
Fotografías realizadas con una Canon EOS-1D X y los objetivos Canon EF 300 mm f2.8 II y EF 24 mm f2.8 IS
fotografías realizadas con una canon eos-1d x y los objetivos canon ef 300 mm f2.8 ii y ef 24 mm f2.8 is
fotografías realizadas con una canon eos-1d x y los objetivos canon ef 300 mm f2.8 ii y ef 24 mm f2.8 is
fotografías realizadas con una canon eos-1d x y los objetivos canon ef 300 mm f2.8 ii y ef 24 mm f2.8 is
fotografías realizadas con una canon eos-1d x y los objetivos canon ef 300 mm f2.8 ii y ef 24 mm f2.8 is
fotografías realizadas con una canon eos-1d x y los objetivos canon ef 300 mm f2.8 ii y ef 24 mm f2.8 is

Hasta allí se fue QUESABESDE.COM para ser testigo del definitivo estreno de esta réflex de formato completo y del desenlace del reto que Canon lanzó a los profesionales: "Probadla y sacadle defectos... si podéis."

El guión fue el esperado. Lo primero, forzar el ISO y los consiguientes diálogos entre fotógrafos con cierto toque de mala leche. "Vaya, parece que hay ruido en las imágenes", soltaba uno revisando el resultado. "Es que estás disparando a 200.000 ISO [añádase aquí un fraternal insulto]", respondían los chicos del CPS de Canon. Tras los chistes fáciles, las bromas mentando a Nikon y las quejas sobre el precio del cuerpo (6.450 euros), empezaron las pruebas de verdad.

Mientras unos cuantos subían a los "karts" dispuestos a ser Fernando Alonso por un día, los profesionales se dedicaban a exprimir la ráfaga. Pruebas de enfoque, menús... demasiadas manos y opciones. Y muy poco tiempo para poder descubrir en condiciones el potencial de una cámara que se parece a la EOS-1D Mark IV sin llegar a ser igual.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

"Leeros el manual", sugerían desde Canon. Lo repetían una y otra vez, conscientes de que uno de los grandes defectos de los fotógrafos de prensa es creer que lo tienen todo aprendido, dejándose en la cuneta el sinfín de posibilidades que las más modernas cámaras ofrecen. "Leedlo, que luego decís que no enfoca", apuntaba otro con ganas de meter el dedo en la llaga.

Pero vaya si enfoca. Ráfagas sin respiro de casi 100 disparos a un "kart" a toda velocidad con obstáculos de por medio, con un porcentaje de fotos enfocadas que rondaba el 99%. ¿Tomas a 12.000 ISO? Sin problema. No era el mejor sitio para obtener fotos bonitas (la luz era horrible y escasa, el lugar estaba repleto de sombras y metal, y había poco espacio para moverse), pero sí para poner en aprietos a una cámara.

A la hora de sacar conclusiones los más impresionados fueron -como es lógico- los que trabajan con la ya anciana EOS-1D Mark III. Pero los usuarios de la Mark IV tampoco hicieron ascos a la nueva herramienta. "Enfoca muy bien", "el nivel de ruido es impresionante" o "simplemente brutal" fueron algunas de las lapidarias sentencias que dejaron los fotoperiodistas sobre la mesa tras tan entretenida noche de píxeles y gasolina.

¿Y las criticas? También las hubo, cómo no. Aunque los hombres del CPS aseguraron que Canon ha tomado nota de las pequeñas quejas habidas tras la prueba de fuego a la que se han sometido unas cuantas EOS-1D X durante la Eurocopa (modelos aún no definitivos), el precio fue la principal queja de los "free lance".

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

También hubo quien apuntó sus recelos hacia el formato completo. "Ahora el 300 milímetros tendrá que formar parte del equipo del día a día", recordaron al mencionar la desaparición del factor de recorte que permitía alargar las focales y sobrevivir con el zoom de 70-200 milímetros. Tampoco convence la ausencia de ranura para tarjetas SD Card: "Ya estamos acostumbrados a transmitir con tarjetas Eye-Fi o por móvil, y van y meten una doble CompactFlash", protestó alguno.

Las primeras sensaciones son buenas. Pero sólo son eso: primeras sensaciones. Ahora falta esperar que la EOS-1D X llegue a las oficinas de QUESABESDE.COM (llevamos ocho meses esperando) para poder probarla a fondo. Un adelanto: esta vez la columna de contras no parece que vaya a ser muy larga.

Productos relacionados (1)
Artículos relacionados (18)
Prueba de producto
17 / OCT 2012
Prueba de producto
12 / JUL 2012
Prueba de producto
26 / OCT 2011
Prueba de producto
20 / OCT 2011
Más artículos relacionados
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar