• Samsung Galaxy Ace 2: análisis
  • Nikon D600 y Sony A99: distinto cuerpo... ¿el mismo sensor?
Prueba de producto
LA X MARCA EL CAMINO

Canon EOS-1D X: prueba de campo

 
17
OCT 2012

Probablemente no logrará encaramarse hasta lo más alto de las listas de ventas canonistas, pero sin duda ocupará los sueños de más de un fotógrafo. Heredera de la serie 1D y especialmente codiciada por su sensor full-frame de 18 megapíxeles, aún no está claro si la nueva Canon EOS-1D X es hija o sólo parienta cercana de la EOS-1Ds Mark III o la 1D Mark IV. Dejando a un lado los asuntos familiares -desde Canon aseguran que quiere a ambas por igual- durante unos días hemos paseado y trabajado con este modelo, que promete marcar un antes y un después en la historia de las réflex de gama profesional de la firma.

¿Es una cámara de estudio, de reportaje o para fotoperiodismo? Si atendemos al árbol genealógico de Canon, la EOS-1D X sustituye a la veterana EOS-1Ds Mark III y se erige en buque insignia de esta saga, con permiso de la EOS-1D C -centrada en el tema del vídeo- y por delante de la EOS-1D Mark IV, que por ahora resiste en los escaparates.

Estábamos ansiosos por llevarnos de paseo este nuevo modelo tras varios fugaces encuentros. Así que cuando cayó en nuestras manos no tardamos mucho en hacerle un hueco en nuestra maleta y embarcamos en un apasionante viaje fotográfico por el infierno: Madrid en pleno mes de agosto.

Canon EOS-1D X
Canon EOS-1D X
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Canon EOS-1D X
Canon EOS-1D X
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Con la duda de si la nueva EOS-1D X es un punto y seguido (tal como calificamos en su día a la Nikon D4 respecto a la D3s) o un punto y aparte, la primera pequeña decepción llegó de la mano de la óptica suministrada por Canon para nuestra prueba: el 24-105 mm f4 IS. El 24-70 mm f2.8 II, que ya está llegando a las tiendas, todavía no estaba disponible hace un par de meses, así que había que conformarse con este zoom polivalente. Correcto, pero un poco justo para tanto cuerpo.

Aunque, tal y como ya hemos comentado, no nos queda claro si la EOS-1D X es una cámara de estudio o para deportes y periodismo -tal vez de todo un poco-, lo cierto es que las primeras unidades no sólo se dejaron ver por los recientemente clausurados Juegos Olímpicos de Londres, sino que ya estaban en manos de algunos fotógrafos españoles. Sus comentarios al respecto no han podido ser más positivos y su diagnóstico, muy claro: la EOS-1D X es una cámara prácticamente perfecta para fotoperiodismo.

Nacimiento polémico

Aunque ya es de sobra sabido, hagamos un poco de memoria. La EOS-1D X nació rodeada de polémica. Más allá de los meses transcurridos desde su anuncio hasta su comercialización (¡medio año!), hubo tres detalles que la convirtieron en "trending topic" de los cafés matutinos de la prensa gráfica: el cambio del sensor APS-H por uno de formato completo, la desaparición de la ranura para tarjetas SD Card (sustituida por una segunda para CompactFlash) y su precio.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
De arriba a abajo: la EOS-1Ds Mark III (2007), la EOS-1D Mark IV (2009) y la EOS 5D Mark III (2012).

Cerca de 6.000 euros en plena recesión es un gasto que la inmensa mayoría de "free lance" y muchos medios de comunicación no pueden afrontar. La EOS-1D X parece una cámara destinada a las grandes agencias hasta que el paso del tiempo erosione su precio de lanzamiento.

Así que la primera pregunta que nos hicimos fue si la EOS-1D X era realmente necesaria. La reciente EOS 5D Mark III parecía contentar a los amantes del formato completo. Su excelente calidad y un precio relativamente moderado la han convertido en un relevo de lujo para la exitosa EOS 5D Mark II, que prácticamente no se bajó del cajón en las listas de ventas desde su lanzamiento.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La EOS-1D X (arriba) y la Nikon D4, competidoras directas en el segmento profesional.

Por otro lado, los fotoperiodistas y fotógrafos de deportes respiraban tranquilos con la EOS-1D Mark IV, una réflex que espantó todos -o la inmensa mayoría- de los fantasmas que la Mark III sembró en su día.

El relevo, esta vez sí, está mucho más justificado. Mientras que los usuarios nikonistas ven en la D4 una D3s mejorada, el cambio de formato protagonizado por la EOS-1D X es probablemente el pilar que sustenta esta renovación.

Lo nuevo es algo viejo

Y tal y como hacemos siempre que aterriza un modelo que pone al día a su predecesor, lo primero que nos preguntamos es: ¿qué hay de nuevo? En la EOS-1D X la esencia de la saga sigue siendo la misma, aunque desde Canon se asegura que los consejos de los usuarios han sido escuchados.

Canon EOS-1D X
Canon EOS-1D X
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Canon EOS-1D X
Canon EOS-1D X
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Para empezar, en la EOS-1D X los menús de pantalla han sufrido un buen lavado de cara. Su estructura y fondo siguen siendo los mismos que en anteriores EOS, pero hay una mayor profusión de gráficos explicativos y los submenús están agrupados en un árbol más claro -aunque más extenso- que en la Mark IV. Ahora es más fácil navegar entre las opciones, pero es más complicado encontrar lo que uno busca si no sabe realmente lo que es.

Mirando el nuevo cuerpo -de magnesio y sellado, por supuesto- con detenimiento constatamos que sí hay cambios. Sin ir más lejos, la pantalla gana en tamaño respecto a modelos anteriores (3,2 pulgadas) y adopta un formato de 3:2, muy apropiado para aprovechar al máximo la superficie. Su resolución sobrepasa el millón de pixeles, y además de un tratamiento antirreflejos bastante efectivo, incorpora un vidrio de alta resistencia que busca minimizar los daños en caso de golpes o rozaduras.

Canon EOS-1D X
Canon EOS-1D X
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Canon EOS-1D X
Canon EOS-1D X
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Los botones se han redistribuido para dar mayor protagonismo a aquellas funciones más demandadas, al tiempo que se hace hueco para nuevos mandos.

Especialmente interesante es el botón que permite activar la pantalla o el doble "joystick" que podemos utilizar -por ejemplo- para mover los puntos de enfoque tanto en fotos apaisadas como al disparar con la cámara en posición vertical. Nos han gustado también los dobles botones configurables situados junto a la bayoneta. En esta EOS, de hecho, prácticamente la mitad de los mandos son configurables al gusto del fotógrafo, permitiendo que la cámara se adapte a éste y no al contrario.

Persistentes en el vídeo

Pese a disponer de modelos tan célebres en el apartado del vídeo como la mencionada EOS 5D Mark II y de una gama como la EOS C, la EOS-1D X no se olvida de este aspecto y cuenta ahora con un botón específico de activación de la pantalla (en la Mark IV esto mismo se hace con el botón "SET" por defecto) y un práctico nivel electrónico muy útil para los clips grabados sin trípode.

También es muy práctico el denominado "dial silencioso", que en realidad es el propio dial trasero. Al más puro estilo del iPod de primera generación, este mando es sensible al tacto cuando grabamos vídeo, con lo que podemos controlarlo sin tener que girar físicamente la rueda.

Es parada obligatoria al analizar esta EOS su doble zócalo para tarjetas de memoria CompactFlash. Y es que no deja de sorprendernos la desaparición de la ranura para unidades SD Card, más aún si tenemos en cuenta el uso cada vez más extendido entre algunos fotógrafos de las populares Eye-Fi para dotar a sus cámaras de un sistema de transmisión inalámbrica sencillo y económico.

Canon EOS-1D X
Canon EOS-1D X
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Tal vez seamos malpensados, pero... ¿tendrá algo que ver este cambio con el hecho de que Canon comercialice un transmisor Wi-Fi específico para esta cámara y que ésta incluya además un puerto LAN para la transmisión vía cable?

En efecto, la nueva Canon cuenta con un puerto para conectar un cable de red Ethernet. Mediante este sistema (muy bien acogido por los fotógrafos que trabajan durante un buen rato en un mismo emplazamiento, como por ejemplo en un partido de fútbol) o bien utilizando el accesorio WFT-E6 para la conexión Wi-Fi es posible transmitir las fotografías o los vídeos directamente desde la cámara e incluso conectarse a ella de forma remota.

Concebida como una cámara que ha de estar mucho tiempo en las manos, la ergonomía, herencia directa de la amplia experiencia acumulada por la veterana serie EOS-1D, es excelente. Ligeramente más pesada que su hermana, la EOS-1D X se alza con un peso de 1.340 gramos, lo que unido al peso de las ópticas se traduce en una cifra considerable.

Mas rápido, más preciso, mejor

El enfoque, como no podía ser de otra forma, es uno de los puntos fuertes de este modelo. Si bien es cierto que -como comentábamos- no pudimos disponer de una óptica adecuada para probar a fondo este parámetro, experiencias previas con esta misma cámara nos permiten certificar lo que Canon se empeña en repetir: la EOS-1D X enfoca bien. Enfoca muy bien.

Y es que aunque no se espera menos de una cámara de este precio, modelos precursores tanto de Canon como de otras marcas han dado más de una desagradable sorpresa. Así que lo primero era borrar cualquier sombra de duda al respecto.

Canon EOS-1D X
Canon EOS-1D X
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Canon EOS-1D X
Canon EOS-1D X
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Con un procesador Digic IV específico para el enfoque y la medición, la EOS-1D X monta nada menos que 61 puntos de enfoque, 41 de ellos en cruz, una cifra algo por encima de los 51 puntos totales de la Nikon D4. Más allá de las cifras, lo realmente impresionante es la cantidad de opciones configurables en el capítulo de enfoque que la EOS-1D X alberga en sus menús.

En efecto, la nueva cámara incluye diversos modos de enfoque por seguimiento utilizables según el tipo de escena o movimiento a seguir. Además, en cada modo se puede configurar la sensibilidad del seguimiento, la forma en que se utilizan los puntos de enfoque adyacentes al principal o la respuesta a los cambios de ritmo del sujeto enfocado, entre otras opciones.

Vídeo

El pasado mes de julio publicábamos esta rápida prueba del enfoque de seguimiento de la EOS-1D X durante una ráfaga.

0:46

Así, por ejemplo, los gráficos menús de la EOS-1D X diferencian entre movimientos imprevisibles como los de un futbolista que cambia de ritmo y trayectoria, y los de un ciclista en ruta que se desplaza lateralmente mientras postes telefónicos y señales de tráfico se interponen entre nuestro objetivo y él.

Y funcionan. Ráfagas eternas de más de cien disparos consecutivos ofrecen porcentajes que holgadamente superan el 90% de fotografías enfocadas, tanto a pleno sol como en entornos de iluminación pobre.

El problema se llama (o llamaba) f8

Sin embargo, no todo son parabienes al hablar del enfoque. Cualquier óptica que por separado o en combinación con un multiplicador y cuyo diafragma más luminoso exceda de f5.6 no nos va a dar en esta EOS-1D X la opción de enfocar mediante puntos en cruz. Aunque al común de los mortales este tema seguramente no le importará, no son pocos los fotógrafos de naturaleza que usan duplicadores en sus potentes teleobjetivos con diafragmas de f4.

Una limitación que los propios responsables de la firma nos han explicado, y que parecía ser insalvable. No obstante, una actualización de firmware publicada pocas horas después de que viera la luz este artículo promete superar esta limitación y usar el punto central y los cuatro adyacentes como puntos en cruz.

Tampoco vemos un especial salto hacia delante a la hora de enfocar mediante la pantalla trasera. Aunque haya mejorado respecto a la Mark IV, el enfoque por contraste sigue siendo demasiado lento como para que resulte útil en la mayoría de condiciones.

El doble procesador Digic V también permite a la EOS-1D X alcanzar altas velocidades de disparo. Oficialmente la ráfaga de este modelo alcanza los 14 fotogramas por segundo, dejando atrás la docena de disparos de su competidora nikonista.

La cifra, no obstante, tiene truco. Para alcanzarla hay que prescindir del formato RAW, del enfoque automático -que queda fijo a partir del primer disparo- y de la imagen en el visor, que se pierde al quedar bloqueado el espejo.

En condiciones más normales y trabajando con una tarjeta UDMA de alta velocidad, la EOS-1D X es capaz de ofrecer 12 fotos por segundo. No está nada mal.

La imagen

El corazón de la EOS-1D X es, por supuesto, otro de los grandes cambios. Heredado de la serie 1Ds, la nueva réflex deja atrás el formato APS-H de la gama 1D y da el salto al fotograma completo con un captor CMOS de 18 millones de puntos. Una cifra interesante pero que se sitúa por debajo de los 22 que ofrece un modelo teóricamente inferior, como es la EOS 5D Mark III, o los 21 de la ya veterana EOS-1Ds Mark III.

Muestras: 18 MP
Las fotografías se han realizado con una Canon EOS-1D X y un objetivo Canon 24-105 mm f4 L.
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x  y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x  y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x  y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x  y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x  y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x  y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.

Pero en una época en la que la resolución ya no es una baza ganadora, nos debemos fijar en otros parámetros: la sensibilidad y el ruido. Si la Mark IV sorprendió al mundo con una sensibilidad máxima de 102.400 ISO (de utilidad escasa, todo hay que decirlo), la EOS-1D X se atreve a duplicar esa cifra con un valor forzado de 204.800 ISO. Su abanico de sensibilidades calibradas abarca desde 100 hasta 51.200 ISO.

Muestras: 18 MP
Las fotografías se han realizado con una Canon EOS-1D X y un objetivo Canon 24-105 mm f4 L.
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.

La pregunta del millón: ¿hasta dónde podemos forzar sin que la imagen se convierta en una molesta pintura? Sin duda, más allá de 10.000 ISO; seguramente a 12.000 ISO, e incluso hasta 16.000 ISO si el ojo no es especialmente exigente.

Muestras: sensibilidad
Las fotografías se han realizado con una Canon EOS-1D X y un objetivo Canon 24-105 mm f4 L.
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
50 ISO
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
100 ISO
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
200 ISO
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
400 ISO
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
800 ISO
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
1.600 ISO
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
3.200 ISO
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
6.400 ISO
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
12.800 ISO
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
25.600 ISO
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
51.200 ISO
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
102.400 ISO
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
204.800 ISO

Pero si nos centramos en esta SLR como herramienta para el fotoperiodismo el abanico se amplía. Es mejor tener una foto con ruido que no tenerla, así que los 40.000 ISO de esta EOS serán muy bien bienvenidos.

Muestras: sensibilidad alta
Las fotografías se han realizado con una Canon EOS-1D X y un objetivo Canon 24-105 mm f4 L.
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.

En lo que respecta a la nitidez, las muestras hablan por sí solas. Es importante tener en cuenta que todos aquellos objetivos que no sean serie L (y recientes, a ser posible) no le sentarán bien a la cámara. Y ya puestos, tampoco estaría mal subir ligeramente los parámetros de nitidez de los archivos JPEG, un poco conservadores a nuestro juicio.

Muestras: nitidez
Las fotografías se han realizado con una Canon EOS-1D X y un objetivo Canon 24-105 mm f4 L.
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
estándar
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
+1
las fotografías se han realizado con una canon eos-1d x y un objetivo canon 24-105 mm f4 l.
+7

Si optamos por trabajar en RAW, la EOS-1D X permite por fin editar -ligeramente, pero editar- una fotografía y exportarla a JPEG. Una pequeña gran prestación muy demandada por los fotoperiodistas, especialmente por aquellos que disparan en este formato y tienen que enviar rápidamente imágenes de tamaño reducido.

Muestras: RAW
Las fotografías se han realizado con una Canon EOS-1D X y un objetivo Canon 24-105 mm f4 L. Haz clic bajo la imagen para descargar el archivo RAW original.

Alimentada por una batería LP-E4N idéntica a la utilizada en la Mark IV, el consumo energético no es un gran problema para esta cámara. De hecho, las muchas fotografías realizadas durante esta prueba (unas 3.000, ni más ni menos) no consiguieron acabar con una carga completa, agotando aproximadamente un 40% de la batería.

Canon EOS-1D X
Canon EOS-1D X
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Canon EOS-1D X
Canon EOS-1D X
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

No fue hasta abrir el grifo del vídeo cuando comprobamos que, tal y como ocurría en la Mark IV, apenas un cuarto de hora de grabación y unos cuantos minutos de visionado son suficientes para llevarse por delante la mitad de la carga.

La dirección correcta

¿Es la EOS-1D X la Canon definitiva? El no es evidente, aunque a diferencia de lo que podíamos decir de otros modelos, es un paso firme en la dirección correcta.

Canon EOS-1D X
Canon EOS-1D X
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Más allá del salto al formato completo -del que hay y habrá defensores y detractores-, esta EOS presenta carencias y aspectos cuestionables, como su elevadísimo precio, la ausencia de Wi-Fi integrado o la desaparición de la ranura para tarjetas SD Card. Completa la lista de objeciones el famoso asunto del f8, si bien Canon asegura haber superado esta limitación mediante un nuevo firmware.

Pero sin duda es un equipo de corte profesional que ha refinado los ya punteros valores de la respetadísima EOS-1D Mark IV. ¿Es mejor que la Nikon D4? Seguramente son más parecidas de lo que a ambas firmas les gustaría. O tal vez esa sea la idea.

Actualización: Canon ha publicado (17 de octubre) una actualización de firmware para la EOS-1D X que promete resolver la limitación del enfoque a f8 que se citaba en el texto original. Se han introducido los cambios pertinentes.

Productos relacionados (2)
Artículos relacionados (20)
Prueba de producto
10 / JUN 2014
Prueba de producto
12 / JUL 2012
Prueba de producto
26 / OCT 2011
Prueba de producto
20 / OCT 2011
Más artículos relacionados
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar