• Canon EOS-1D Mark IV: bajo la lupa
  • Canon PowerShot S90 y Panasonic Lumix DMC-LX3: frente a frente
Prueba de producto
PRIMER ASALTO

Canon EOS-1D Mark IV: toma de contacto

 
23
OCT 2009
Iker Morán / Eduardo Parra   |  Madrid / Barcelona

Apenas 24 horas después de que Canon desvelara de forma oficial la nueva EOS-1D Mark IV, QUESABESDE.COM ha tenido acceso a uno de los dos cuerpos de preproducción que a estas horas circulan por España. Guiados por los propios portavoces de la firma, este primer encuentro ha servido para ir un poco más allá de la prometedora teoría y comprobar en primera persona cómo se comporta el nuevo referente canonista (e incluso ver, que no publicar, las primeras muestras que algunos profesionales ya han podido obtener con la cámara).

"No se trata de una simple actualización de la EOS-1D Mark III ni de una Mark III N, sino de un modelo totalmente nuevo." Con estas palabras nos presentaba anteayer Óscar Mateo, responsable de Canon Professional Services (CPS) en España, la recién anunciada EOS-1D Mark IV. El cuerpo que nos espera es una de las dos únicas cámaras de preproducción que a estas horas hay en España.

Canon EOS-1D Mark IV
Canon EOS-1D Mark IV
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Prohibido, por tanto, tomar muestras con nuestras propias tarjetas de memoria o publicar las que ya han podido realizar algunas agencias y profesionales que durante estos últimos días han estado probando estas mismas unidades en el Congreso y en campos de fútbol.

Canon EOS-1D Mark IV
Canon EOS-1D Mark IV
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Canon EOS-1D Mark IV
Canon EOS-1D Mark IV
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Así las cosas, nada mejor para amenizar la cuenta atrás hasta que lleguen las unidades finales que repasar -ahora con la cámara en la mano- esa prometedora hoja de prestaciones de la que venimos hablando desde hace días.

Más cambios internos que externos
Como ya habíamos podido constatar al ver las imágenes oficiales de la cámara, resulta difícil distinguirla de una EOS-1D Mark III. Tal es la coherencia con esta veterana saga que algunos de los detalles de modelos más recientes -como el mando para el vídeo de la EOS 7D, que sí nos gustaría ver en esta Mark IV- no están presentes.

Canon EOS-1D Mark IV
Canon EOS-1D Mark IV
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Canon EOS-1D Mark IV
Canon EOS-1D Mark IV
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

En su lugar, nos explican, la grabación de vídeo puede activarse no sólo mediante el pulsador central del dial trasero, sino también con el botón "fel", situado junto al disparador.

Canon EOS-1D Mark IV
Canon EOS-1D Mark IV
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Entre las pocas novedades que pueden percibirse a simple vista (las mejoras en estanqueidad y resistencia, evidentemente, no se aprecian), los 920.000 puntos del monitor trasero de 3 pulgadas son de lo más destacable.

Canon EOS-1D Mark IV
Canon EOS-1D Mark IV
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Si en el modelo anterior la escasa resolución de la pantalla y la poca fiabilidad de los colores mostrados en ella era una de las quejas más recurrentes de los fotógrafos, la revisión de las imágenes y el encuadre a través de la previsualización Live View han ganado -según hemos podido comprobar- muchos puntos.

Además, nos recuerdan, también la visibilidad lateral de la pantalla y el recubrimiento para impedir que se raye con facilidad se incluyen entre las mejoras.

Detalles que importan
Como suele ocurrir con los modelos de gama profesional, lo importante no siempre reside en las grandes cifras, sino en los pequeños detalles.

Descubrimos, por ejemplo, que algo que parece tan secundario como sustituir una tapa de rosca por una cobertura plástica unida al cuerpo en el conector para los módulos de transmisión Wi-Fi opcionales es, para muchos fotógrafos, una gran idea.

Canon EOS-1D Mark IV
Canon EOS-1D Mark IV
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Canon EOS-1D Mark IV
Canon EOS-1D Mark IV
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Otros cambios son aún más sutiles. Pese a que el obturador es el mismo que el empleado en la Mark III (con velocidades de hasta 1/8000 de segundo y una vida de 300.000 ciclos), la nueva Mark IV suena diferente.

Según nos cuentan, la clave reside en el nuevo mecanismo de movimiento del espejo, dotado ahora de dos brazos con motor independiente.

Canon EOS-1D Mark IV
Canon EOS-1D Mark IV
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Canon EOS-1D Mark IV
Canon EOS-1D Mark IV
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Quienes prefieran un sonido un poco más discreto, entre las opciones de disparo en ráfaga la Mark IV dispone -como sus predecesoras- de un modo silencioso. Activando este ajuste "S", el sonido del espejo y la obturación se reducen considerablemente, aunque para minimizarlo aún más lo mejor es disparar desde el Live View.

Canon EOS-1D Mark IV
Canon EOS-1D Mark IV
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Canon EOS-1D Mark IV
Canon EOS-1D Mark IV
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Respecto a la contundente ráfaga de 10 fotogramas por segundo, poco hay que decir, más allá de ver la cámara en acción durante más de 120 disparos consecutivos en JPEG. Siempre, claro, con una tarjeta de memoria suficientemente rápida como para soportar el flujo de datos que generan los dos procesadores DiGIC IV.

Canon EOS-1D Mark IV
Canon EOS-1D Mark IV
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Aunque en absoluto nos preocupa que la cadencia de disparo se haya mantenido respecto a la Mark III -con un incremento del 60% en la resolución, claro- menos gracia nos hace comprobar que los disparos consecutivos en RAW han sufrido un leve recorte: si antes eran 30, ahora la cifra se ha quedado en 28 imágenes.

Canon EOS-1D Mark IV
Canon EOS-1D Mark IV
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Cierto, tenemos 16 millones de píxeles y se trata sólo de un detalle menor. Pero ya hemos dicho que el segmento profesional es muy sensible a los mínimos detalles a la hora de tener que invertir en un nuevo equipo.

El enfoque
El tema del enfoque automático centra -por supuesto- buena parte de la charla con los técnicos de Canon. La teoría ya la hemos repasado: 45 puntos, 39 de ellos en cruz; el nuevo sistema de seguimiento Ai Servo II... Pero, desgraciadamente, ni éste es el cuerpo idóneo para comenzar a probar los avances (recordemos que se trata de una unidad de preproducción) ni el 50 mm f1.4 montado para la ocasión, el objetivo más adecuado.

Canon EOS-1D Mark IV
Canon EOS-1D Mark IV
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Canon EOS-1D Mark IV
Canon EOS-1D Mark IV
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

De momento, podemos comprobar que el sistema de selección de puntos ofrece ahora más posibilidades tanto a la hora de elegir un punto individual como las zonas de enfoque, y que -al menos en este modelo de preproducción- el enfoque por contraste no parece haber incrementado mucho su velocidad.

Entre las mejoras incorporadas, destaca la medición puntual de foco -ya vista en la EOS 7D- y un sistema que permite mantener el punto de foco seleccionado aunque cambiemos la orientación de la cámara de horizontal a vertical.

Canon EOS-1D Mark IV
Canon EOS-1D Mark IV
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

A la espera de poder probar las bondades de este sistema, que llega reforzado con un aluvión de nuevas tecnologías, es un secreto a voces que hace ya meses que la cámara circula entre los fotoperiodistas de algunas famosas agencias de prensa internacionales. Parece una buena vacuna contra cualquier posible error.

Revisando las muestras
Más allá del tema del enfoque, si hay algo que genera expectación es ver cómo se comportará la nueva Mark IV con las sensibilidades altas.

Más aún si -como ya es sabido- tenemos en cuenta que el aumento de la resolución de 10 a 16 megapíxeles llega acompañado del mismo tamaño de sensor (APS-H) y de un ajuste de sensibilidades que, en el modo extendido, va de 50 a 102.400 ISO.

Canon EOS-1D Mark IV
Canon EOS-1D Mark IV
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Para despejar nuestras dudas iniciales, hemos tenido la oportunidad de ver en la pantalla de un ordenador las primeras fotografías que algunos profesionales ya han podido realizar a 6400 y 12.800 ISO con este cuerpo de preproducción.

Evidentemente, este rápido examen no es ni mucho menos suficiente para empezar a dictaminar veredictos, pero ya queda claro que las imágenes capturadas a 12.800 ISO -con sus lógicas limitaciones- serán perfectamente aprovechables.

Canon EOS-1D Mark IV
Canon EOS-1D Mark IV
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Canon EOS-1D Mark IV
Canon EOS-1D Mark IV
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

"Ya nos han preguntado si es que han iluminado mejor el Congreso de los Diputados", comentan satisfechos desde Canon al hablar de la opinión de algunos fotógrafos al ver algunos retratos de políticos tomados esta misma semana.

Pero, ¿es la Mark IV mejor o peor que la Nikon D3s en este sentido?, se estarán preguntando los más morbosos. No sería justo dilucidar tan delicada cuestión a base de memoria fotográfica -nunca mejor dicho- y basándonos en las muestras vistas y tomadas con los prototipos de ambos modelos.

Canon EOS-1D Mark IV
Canon EOS-1D Mark IV
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Aun así, y si sirve de algo nuestra primera impresión, creemos no equivocarnos mucho al inclinar la balanza del control de ruido hacia el bando nikonista. Aunque en ambos casos las imágenes a 12.800 ISO son espectaculares y mejoran todo lo visto hasta ahora, los capítulos referentes al ruido cromático y al nivel de nitidez nos parecen mejor resueltos en la D3s.

Lo que quieren los profesionales
La grabación de vídeo a 1920 x 1080 puntos con una cadencia seleccionable de 30, 25 ó 24 fotogramas por segundo es una de las bazas ganadoras de esta EOS-1D Mark IV frente a la competencia.

Canon EOS-1D Mark IV
Canon EOS-1D Mark IV
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Pese a ser una cuestión que despierta suspicacias entre los profesionales del sector, desde Canon están convencidos de que la grabación de vídeo con todo el surtido de ajustes de la reciente EOS 7D era lo que se les estaba pidiendo. Al menos desde las agencias.

Puestos a polemizar, el tamaño del sensor, la resolución y el precio de la Mark IV son posiblemente las cuestiones que generen más debate.

¿Por qué no formato completo?, se preguntan algunos. Porque la Mark IV está dirigida a un tipo de fotografía (prensa, deportes, etcétera) en la que esa multiplicación de 1,3x, lejos de ser un problema, es una gran ventaja, responden desde Canon.

Canon EOS-1D Mark IV
Canon EOS-1D Mark IV
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Canon EOS-1D Mark IV
Canon EOS-1D Mark IV
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

¿Por qué tanta resolución? Porque con 16 megapíxeles los fotógrafos no tendrán problemas a la hora de realizar recortes y selecciones a partir de la imagen capturada, algo muy común en el día a día, apuntan desde la firma.

También para el precio (unos 4.900 euros, según Canon España) hay un argumento irrebatible: cuesta lo mismo que lo que en su momento se pedía por la Mark III. El problema es que esa cifra, por muy lógica que resulte, parece apartar la Mark IV (y la D3s, por extensión) del alcance de la mayoría de fotógrafos free lance, reservándola para las grandes agencias.

Canon EOS-1D Mark IV
Canon EOS-1D Mark IV
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

La cámara es lo que los profesionales nos habían pedido, apostillan a modo de resumen los portavoces de Canon. Curiosamente, hace apenas unos días desde Nikon comentaban exactamente lo mismo para justificar el ideario sutilmente diferente de la D3s.

¿Estarán los dos en lo cierto? Esperemos poder salir pronto de dudas.

Etiquetas
Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar